);
New Orleans Pelicans

A un año del NBA Draft 2019: ¿Cómo sería un redraft de los rookies tras la temporada 2019-2020?

Este 20 de junio se cumple un año del NBA Draft 2019, la noche en la que, entre otros, Zion Williamson y Ja Morant ingresaron a la liga como grandes promesas, tras ser seleccionados en el Barclays Center por New Orleans Pelicans y Memphis Grizzlies, respectivamente. En condiciones normales, a esta altura deberíamos estar preparándonos para el 25 de junio, la fecha original del Draft 2020. Sin embargo, la suspensión de la temporada por el avance del coronavirus COVID-19 trastocó los planes por completo.

Más | La Guía del Draft 2020

La aprobación del plan de reinicio del curso (a partir del 30 de julio) llevó a la selección de novatos hacia el 15 de octubre de acuerdo el diagrama tentativo de la liga (Adrian Wojnarowski de ESPN reportó este sábado que se pasaría para el 16 de octubre), unos días después de que se ponga fin a la campaña 2019-2020. Y si bien falta el tramo final del curso, ya se pueden hacer bastantes conclusiones de lo que vimos de la Clase 2019 del Draft.

Con el aniversario de aquella selección ante nosotros, nos prendemos al habitual juego de rehacer aquel Draft a partir de lo que vimos en este curso. En este caso, tomaremos solo los 10 primeros picks. ¿Cuántos cambios hay en el reordenamiento?

#10: Eric Paschall

  • Promedios 2019-2020: 14,0 puntos (49,7% campo), 4,6 rebotes y 2,1 asistencias (27,6 minutos, 60 partidos)
  • Posición real: #41
  • Elegido originalmente en la posición: Cam Reddish

Una de las revelaciones del curso, el único de nuestro ranking que llega desde la segunda ronda. Sin dudas, una de las mejores noticias dentro de una temporada gris de los Golden State Warriors, mostrando destellos de alguien que puede transformarse en una pieza de recambio útil para cuando el equipo esté con todos sus jugadores principales disponibles.

Su potencia e intuición le permitieron sacar réditos en ataque, e incluso tuvo un par de partidos por encima de los 30 tantos. Aunque hay algunas dudas a resolver en su proyección: cuál es su posición ideal (pasó gran parte del curso como ala pivot, aunque también se movió como alero y pivot pese a su 1,98 metros de altura), cuál es su verdadera cara defensiva (dejó dudas, aunque el contexto de estos Warriors no fue el mejor) y cuánto puede mejorar con su triple (mala mecánica y un pobre 28,7% en 2,2 intentos). Tiene energía, ganas y compromiso, y la recuperación de las estrellas ayudará en su crecimiento.

#9: Rui Hachimura

  • Promedios 2019-2020: 13,4 puntos (47,8% campo), 6,0 rebotes y 1,7 asistencias (29,7 minutos, 41 partidos)
  • Posición real: #9

Una lesión lo llevó a perderse 23 partidos, casi dos meses que hubiesen sido ideales para alguien joven, con muchísimo por aprender y crecer, pero con detalles que permiten ponerlo como una valiosa pieza a futuro para la organización.

El japonés supo ser consistente en su debut en la liga, mostrando sus buenas condiciones físicas y algunos recursos muy interesantes en ataque, sobre todo para jugar sin balón y aprovechar espacios o como finalizador con su buen toque cerca del aro. Si bien parece tener un interesante dominio de la media distancia, luce como indispensable el desarrollo de su lanzamiento exterior para potenciar su futuro en la competencia: tomó pocos triples (1,8 por partido) y anotó un pobre 27,4% de ellos.

#8: PJ Washington

  • Promedios 2019-2020: 12,2 puntos (45,5% campo), 5,4 rebotes y 2,1 asistencias (30,3 minutos, 58 partidos)
  • Posición real: #12
  • Elegido originalmente en la posición: Jaxson Hayes

Si los Hornets tuvieron una 2019-2020 con balance positivo, mucho más por sensaciones que por victorias (récord de 23-42), sin dudas fue porque sus principales jóvenes tuvieron un desarrollo interesante que permite ilusionarse con el futuro de la organización. Lo de Washington fue muy bueno, ganándose la titularidad en la pretemporada, debutando de forma espectacular (27 puntos y 7-11 triples) y manteniendo, pese a algunos baches, un nivel sólido.

El ex Kentucky demostró que puede ser un interno útil en la NBA actual, con un tiro consistente (37,4% triples en 4,0 intentos), buena movilidad y capacidad atlética y sacrificio para jugar y soportar a otros más fuertes en su posición. De hecho, jugó algunos minutos como 5 bajo en el cierre del curso que abrieron alguna puerta a esa opción para el futuro. Lo suyo fue pura solvencia, lo cual es mucho decir para la expectativa que se tenía con los Hornets.

#7: De'Andre Hunter

  • Promedios 2019-2020: 12,3 puntos (35,5% triples), 4,5 rebotes y 1,8 asistencias (32,0 minutos, 63 partidos)
  • Posición real: #4
  • Elegido originalmente en la posición: Coby White

Hunter baja tres posiciones en este ranking de acuerdo a su posición original, aunque quizás tenga que ver más con lo hecho por otros que por lo propio. Sin deslumbrar, parece ir en el camino correcto en relación a lo que busca y se espera de él en Atlanta, un versátil 3&D que pueda complementarse con Trae Young y John Collins.

Hunter jugó mucho (32 minutos por partido) e hizo un interesante aporte, que seguramente tiene el lastre de ser dentro de un equipo que se quedó corto a la hora de dar un paso hacia adelante en su evolución. Su casi 36% en triples (al borde de los 5 intentos por encuentro) dejan un factor muy positivo en su prototipo de jugador. Quizás se esperaba un poco más en defensa, aunque el contexto general pobre de los Hawks en este sentido sin duda que puede pesar a la hora de la pintura final. Su techo parece estar un poco más arriba.

Más | Reporte de rookies: ¿cómo fue la temporada de De'Andre Hunter y Cam Reddish en Atlanta Hawks?

#6: Coby White

  • Promedios 2019-2020: 13,2 puntos (39,4% campo), 3,5 rebotes y 2,7 asistencias (25,8 minutos, 65 partidos)
  • Posición real: #7
  • Elegido originalmente en la posición: Jarrett Culver

Pese al lastre que significan un inicio de temporada con poca eficacia y el ser parte de un equipo que decepcionó como fueron los Bulls, la explosión de talento anotador que mostró en el tramo previo a la suspensión nos dejan muestras de alguien que se puede convertir en una pieza muy valiosa de Chicago, pese a lograr casi todo desde el banco (apenas un partido como titular).

En sus últimos 9 partidos, sus promedios fueron descomunales: 26,1 puntos (43,2% triples en 9,0 intentos), 4,2 rebotes y 4,4 asistencias en 34,1 minutos. White ya parece ser uno de los mejores tiradores jóvenes de la competencia, totalmente capacitado para anotar tras recibir o desde el drible. ¿A definir a futuro? Si está hecho para ser un titular que se complemente con Zach LaVine (la principal referencia entre los guardias del equipo) o un revulsivo desde el banco. Un punto a seguir bien de cerca en este apartado será su (escaso) aporte defensivo.

Más | Reporte de rookies: ¿cómo fue la temporada de Coby White en Chicago Bulls?

#5: Brandon Clarke

  • Promedios 2019-2020: 12,0 puntos (62,3% campo), 5,8 rebotes y 1,4 asistencias (21,7 minutos, 50 partidos)
  • Posición real: #21
  • Elegido originalmente en la posición: Darius Garland

Otro de los silenciosos responsables de la fantástica temporada de los Grizzlies. Un interno que juega arriba del aro, que se transformó en un finalizador de elite y que, con tiempo y espacio, puede anotar a distancia estando a pie firme (40,4% en triples, un intento por partido de media).

Más allá de algunas inconsistencias, Clarke ha demostrado ser una bestia de producción por minuto a partir de su energía e intensidad ingresando desde el banco. De hecho, si proyectamos sus números cada 36 minutos, hablaríamos de alguien con medias de 20,0 tantos, 9,4 recobres, 2,4 asistencias y 1,4 tapones. Es todo lo que necesita Memphis a la hora de construir un futuro en donde Ja Morant y Jaren Jackson Jr. son los pilares. Muchísimo olor a robo del Draft tras haber salido en la 21° posición.

#4: Tyler Herro

  • Promedios 2019-2020: 12,9 puntos (39,1% triples), 4,0 rebotes y 1,9 asistencias (27,2 minutos, 47 partidos)
  • Posición real: #13
  • Elegido originalmente en la posición: De'Andre Hunter

Su papel en un equipo protagonista potencia por completo su balance. Herro fue una de las cuotas de frescura y personalidad que transformaron a Miami Heat en un equipo candidato en la Conferencia Este. En un rol principalmente como Sexto Hombre, se ganó el respeto de rivales y compañeros, recibiendo elogios por su determinación, carácter y contracción al trabajo que, sin dudas, elevan su gran talento ofensivo.

Herro parece haber llegado para ser uno de los muy buenos tiradores de la competencia. Su 39,1% a distancia en 5,4 intentos por encuentro hablan por sí solos, con el agregado de que varios de ellos fueron apariciones en el clutch que ayudaron por completo al Heat. Además, demostró que no sólo puede ser letal desde el catch and shoot (45,5% en triples de ese estilo), sino que puede ser una amenaza (aunque mejorable) desde el drible (32,5% en triples de esa manera).

Hay algunas cositas de Devin Booker en Tyler Herro, lo cual es un objetivo cumplido para alguien que creció admirando a la ahora estrella de Phoenix Suns. Miami tiene un pequeño diamante por pulir en el ex Kentucky.

#3: RJ Barrett

  • Promedios 2019-2020: 14,3 puntos (40,2% campo), 5,0 rebotes y 2,6 asistencias (30,4 minutos, 56 partidos)
  • Posición real: #3

Barrett tuvo minutos, protagonismo y confianza de parte de los Knicks, exactamente lo que necesitaban darle a alguien que elegieron para encontrar ilusión hacia el futuro después de años y años de frustraciones. Pero bueno, es difícil escapar a la realidad pobre que suelen tener los de la Gran Manzana en los últimos años.

El canadiense es un enorme talento al cual, lógicamente, le faltan kilómetros de rodaje para ver cuál es su verdadera forma. Ha mostrado pasajes inconsistentes y otros destellos por demás interesantes, sobre todo en el tramo previo a la suspensión, donde mostró su mejor versión: 18,3 puntos, 48,2% campo, 4,6 rebotes y 3,5 asistencias en sus últimos 8 partidos.

Deberá mejorar considerablemente su eficiencia: entre los rookies que promediaron al menos 20 minutos en el curso, tiene el tercer peor true shooting, con un bajo 47,9% (sólo mejor que Jarrett Culver y Jordan Poole). Su falta de triple (32% en 3,5 intentos) y un preocupante 61,4% en libres (en 4,5 intentos) fueron un lastre muy grande.

Más | ¿Cómo ha sido el año rookie de RJ Barrett? El futuro de New York Knicks empieza a despuntar

#2: Zion Williamson

  • Promedios 2019-2020: 23,6 puntos (58,9% campo), 6,8 rebotes y 2,2 asistencias (29,7 minutos, 19 partidos)
  • Posición real: #1
  • Elegido originalmente en la posición: Ja Morant

Quizás no alcance para tomar lo que es suyo, ese #1 que realmente logró hace un año. Pero que Zion sólo haya disputado 19 partidos tras perderse la primera parte de la temporada por una cirugía en una rodilla no debería borrar todo lo bueno que hizo en este corto lapso de tiempo, ya que ha sido demasiado bueno.

Incluso con limitaciones físicas después de una larga inactividad, Williamson fue parte de esa bestia física que llegó para tomar por asalto la NBA. Logró una producción ofensiva sin casi sin precedentes para un novato en su inicio en la liga, dejó en claro que partes de sus virtudes (sobre todo cerca del aro) ya son excelentes pese al corto tiempo en la competencia, y genera un susto para sus rivales por lo que puede ser. Ojo, también mostró preocupantes pasajes defensivos que deberá corregir con el tiempo.

Con su estreno, los Pelicans dieron un salto y se acercaron a la zona de Playoffs después de estar una buena parte del curso entre los del fondo del Oeste. ¿Williamson podrá llevar a New Orleans a los Playoffs en la reanudación en Disney?

#1: Ja Morant

  • Promedios 2019-2020: 17,6 puntos (49,1% campo), 3,5 rebotes y 6,9 asistencias (30,0 minutos, 59 partidos)
  • Posición real: #2
  • Elegido originalmente en la posición: Zion Williamson

Es cierto que Zion tuvo un impacto notable, pero los apenas 19 partidos que disputó en la temporada son un lastre muy difícil de recuperar cuando nos encontramos con alguien como Morant, quien ha conseguido un impacto deslumbrante. No sólo desde lo numérico, siendo el mejor novato en puntos y asistencias totales, sino porque todo lo bueno que hizo a nivel individual le sirvió para potenciar una estructura colectiva de manera notable.

Memphis no estaba en el radar de nadie a la hora de pelear puestos de Playoffs, y sin embargo llegó a la suspensión de la temporada en el 8° lugar de la siempre durísima Conferencia Oeste, con una ventaja de 3,5 partiidos ante sus más inmediatos seguidores. Y ese factor sorprendente del conjunto de Taylor Jenkins se empieza a explicar a partir de la calidad y determinación de un base que ha demostrado tener destellos de alguien especial y con potencial de estrella.

Que un jugador en su posición logre estar cerca del 50% de campo en su primera temporada en la liga es una rareza, pero habla a las claras de su excelente selección de tiro y toma de decisiones puestas en el contexto de su edad. Una bestia explosiva y atlética (sus volcadas son la mejor manera de graficarlo) que si logra mejor y encontrar consistencia con su lanzamiento exterior (toma 2,4 triples por encuentro, anotando un 36,7% de ellos), dará un salto notable hacia ese estrellato.

Recordemos: este juego sólo toma lo hecho en la temporada. Y en ese sentido, no existe un novato como Morant en la Clase 2019.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

LeBron James Anthony Davis Alex Caruso Los Angeles Lakers
Previa de Lakers rumbo a la 2020-2021
Agustín Aboy
deandre ayton
Ayton, el gran ganador del arribo de Paul a Phoenix
Juan Estevez
Enes Kanter
Portland y cuatro caras nuevas con ilusión
Agustín Aboy
NBA Ball
El protocolo de salud y seguridad para la 2020-2021
Steve Aschburner, NBA.com
John Stockton Magic Johnson
Stockton, Magic y las 12 asistencias por partido
Agustín Aboy
Boston Celtics Draft 2020
Los rookies de Boston, listos para contribuir
Agustín Aboy
Más noticias