);
NBA Draft 2019

NBA Draft 2019: Ricky Rubio y un pick 5 lleno de hype

Ricky Rubio
NBA Getty

La historia de Ricky Rubio está llena de matices, anécdotas y un hilo conductor que siempre acaba derivando en su imberbe irrupción en el baloncesto profesional a la tierna edad de 14 años. Una historia tan manida y machacada por los grandes medios que ha perdido la potencia y relevancia que siempre debió preservar. El camino que Ricky Rubio siguió desde el Joventut hasta el Draft de la NBA en 2009 es singular y, hasta entonces, único en el baloncesto europeo y español.

"Aito García Reneses y me comenta si puedo viajar", decía Ricky en una entrevista en esta misma web en octubre de 2018. "Es un momento en el que digo: 'Voy a preguntar a mis padres si me dejan'. Viajé a Granada, yo pensé que era un premio también el viajar, pero no iba a jugar". Efectivamente Rubio debutó profesionalmente un 15 de octubre de 2005, inscribiendo su nombre en la historia como el jugador más joven en la ACB con apenas 5473 días.

MÁS | Entrevista con Ricky Rubio

Progresivamente fue tomando más y más confianza y teniendo un mayor apoyo por parte de García Reneses y Sito Alonso, brillando especialmente en la temporada 2006-07, cuando fue nombrado Jugador revelación del año. La figura de García Reneses es clave en su explosión como jugador y desarrollo de su propio talento, tanto es así que en pleno auge de los Juniors de Oro (Pau Gasol, Juan Carlos Navarro, Felipe Reyes...) fue llamado para formar parte del combinado nacional en los Juegos Olímpicos de China. "Uno de los momentos más importantes creo que son los Juegos Olímpicos de 2008", decía Rubio, "voy con la Selección y dos años atrás los veo ganar un Mundial y estoy jugando con ellos", aseguraba orgulloso.

La perla del Masnou daba un paso adelante que para muchos parecía natural por aquel entonces. Rápido, enérgico y con una forma de entender el baloncesto que le permitía ver el juego dos pases por delante de lo que estaba sucediendo en la cancha. El torneo olímpico que completó estuvo lejos de lo esperado por un novato de apenas 17 años. Rubio demostró estar a la altura del reto y responder con creces a los mandatos desde el banquillo. Especialmente en la Final ante Estados Unidos, donde tuvo que suplir a José Calderón que caía lesionado.

Fue en ese momento donde todos los focos de la NBA se centraron en observar a ese melenudo base que maravilló a todos los presentes. Una demostración que le sirvió para que su nombre subiese como la espuma en las quinielas del Draft del siguiente año, el 2009. Precisamente Steve Wojciechowski, uno de los scouts del USA Team y asistente en Duke, hablaba con el New York Times en aquel verano de 2008 alabando las cualidades de Rubio. "Está en un gran momento", aseguraba. "Va a ser drafteado muy, muy alto, tan alto como se declare elegible. Si estuviese en los Estados Unidos sería alguien por el que la gente babearía", decía explícitamente.

La campaña de hype que comenzó a partir de ese momento fue gigantesca dado el momento que se vivía dentro de internet, en los albores de las redes sociales y YouTube. Un fenómeno "viral" cuyos highlights llegaron hasta el mejor base estadounidense de la class en la que Rubio optaba, nada más y nada menos que Brandon Jennings. "Le he visto en YouTube", decía Jennings en 2008. "Quiero encontrar la manera de jugar contra él. Sé que voy a ser uno uno de los mejores bases fuera del país [en ese momento Jennings iba a debutar profesionalmente en la Roma], y que él va a ser uno de los mejores bases en Estados Unidos", sentenciaba.

La rivalidad que los medios intentaron establecer en nuestro país entre Jennings y el propio Rubio no fue más que una castiza forma de desprestigiar lo ajeno para ensalzar lo propio. Una lucha que nunca existió más allá de la pura competición deportiva y que en la práctica no tuvo relevancia directa en el futuro de ambos.

El 22 de abril de 2009, Ricky se declaraba elegible para el Draft con todo lo que ello suponía, ya que tenía contrato vigente con el Joventut y tendría que rescindirlo. Más allá de tejemanejes extra-baloncestísticos, Rubio continuó con su inevitable camino hacia el NBA Draft con paso firme en una camada que finalmente se ha confirmado como una de las más prolíficas de la última década.

"Ir a la NBA es un sueño", comentaba Ricky. "De verdad, es un sueño para cualquiera jugar en la mejor liga del mundo".

El draft

Los diferentes mocks del momento le colocaban dentro del TOP 5 como un lottery pick, lo cual ya era una noticia positiva, algunos incluso, como NBADraft.net lo llevaban al número 3 con destino Oklahoma City Thunder, algo que habría cambiado enormemente su carrera para siempre.

Blake Griffin, Hasheem Thabeet, James Harden, Tyreke Evans. Cuatro nombres. A la larga, dos de ellos All-Star, uno MVP, dos Rookies del Año.

"With the fifth pick in the 2009 NBA Draft", empezaba el comisionado David Stern, "the Minnesota Timberwolves select... Ricky Rubio from El Masnou, Spain". Las gradas del Madison Square Garden empezaban a gritar como se comprueba en el vídeo orignal. Ricky se abrazaba a sus familiares y agente y su futuro se atornillaba para siempre a la franquicia de Minnesota. Con 18 años Rubio inscribía su nombre en la historia de la liga como uno de los picks más jóvenes junto a nombres como Kobe Bryant, Jermaine O'Neal o Andrew Bynum.

Un altísimo pick no exento de polémica si, desde el presente, lo comparamos con otros que fueron elegidos más tarde: Stephen Curry, DeMar DeRozan, Jrue Holiday o Jeff Teague. "Ricky era el unicornio de aquel draft de 2009 en el que también estaba Stephen Curry", decía Jerry Zgoda para el Star Tribune de Minnesota en 2017. En aquel momento nadie esperaba que Curry pudiera llegar a ser lo que ha sido y que fuese a cambiar la NBA como ha hecho y tampoco se esperaba que la carrera de Rubio se fuese a ver afectada por una rotura de ligamentos contra los Lakers en marzo de 2012.

La realidad de ese hecho es que en ese junio de 2009, Ricky era el mayor talento europeo del momento y todo lo que se había visto de él hasta entonces era increíble. La rápidez y su inteligencia adquirida gracias a sus maestros le convertían en el base perfecto y nada ni nadie hacía creer que algo malo pudiera pasar. "Rubio era el proyecto exótico y misterioso que había plantado cara al Team USA con 18 años en una final olímpica y cuyos pases llenaban recopilaciones en Youtube", decía Jon Krawczynski, ahora en The Athletic.

El número 5 de Ricky Rubio supone la segunda elección más alta de un jugador español en la historia del Draft, solo por detrás de Pau Gasol (pick 3, 2001). Un hecho que a día de hoy parece ya imposible de igualar o superar y que de una forma u otra marcó la carrera de Rubio cuando se cumplen 10 años de ese 25 de junio de 2009.

Más en NBA.com

Markelle Fultz
Fultz, salir de la sombra para sonreír en Orlando
Leandro Fernández
rajon rondo
Rondo recupera sensaciones: el relevo de LeBron
Nacho Losilla
devonte graham
Devonte' Graham, ¡10 triples contra Warriors!
Nacho Losilla
ricky rubio
Ricky y una marca que no se veía en Phoenix desde Nash
Nacho Losilla
CJ McCollum
McCollum brilla para que festeje Portland
Agustín Aboy
Jaylen Brown y Jimmy Butler
Los Celtics frenan en seco a Miami
Carlos Herrera Luyando
Más noticias