);
NBA Draft 2020

NBA Draft 2020: ¿Cómo juega Desmond Bane? Perfil y scouting de un guard versátil

Con la temporada de la NCAA finalizada abruptamente, debido a la expansión del Coronavirus, los mejores prospectos del baloncesto universitario se han declarado elegibles para el Draft 2020 de la NBA. Ahora le llegó el turno de nuestro análisis a Desmond Bane, guardia de TCU.

¿Quién es y cómo juega Bane? Lo analizamos a continuación.

Más | La Guía del NBA Draft 2020: cómo funciona, jugadores disponibles, mejores proyectos y más

Información personal

Desmond Bane es un escolta de 1,98 de estatura y 98 kilogramos, nacido el 25 de junio de 1998. Formado en el básquet de secundaria de Indiana, Bane es uno de los proyectos de mayor edad para el Draft (22 años), habiendo disputado las pasadas cuatro campañas en TCU, donde fue elegido en dos ocasiones (2019 y 2020) al Quinteto Ideal de la Conferencia Big 12.

Más | Mock Draft, versión III: proyectamos las primeras 30 selecciones

En 141 partidos en dicha universidad promedió 12,7 puntos, 4,7 rebotes, 2,4 asistencias, con excelentes porcentajes de tiro: 50% de campo, 43% en triples y 80% en tiros libres. Desde 1992 a la fecha, solamente otros nueve jugadores registraron semejantes porcentajes en su carrera, promediando 12 puntos o más. Entre ellos aparecen tiradores del calibre de Doug McDermott, Wally Szczerbiak y Jaycee Carroll.

La 2019-2020 fue la mejor temporada de Bane, finalizando con una media de 16,6 puntos, 6,4 rebotes, 3,9 asistencias, 1,5 robos y un 44% en triples, a lo largo de 32 encuentros (36 minutos por juego).

Fortalezas

Está claro que el principal atractivo de Bane como proyecto NBA es su capacidad triplera. En la 2019-2020 tomó 6,5 triples por partido y anotó un excelente 44% de ellos. Esto está lejos de ser casualidad: como ya marcamos, dejó la NCAA con un 43% de acierto perimetral, estando en sus cuatro campañas por encima del 38%. No hay dudas: es un especialista.

Bane puede dañar desde el perímetro en todas las variantes, incluyendo al lanzar desde el drible, a pesar de su mecánica de tiro poco ortodoxa. Según las estadísticas de Synergy Sports, fue casi tan efectivo en esa clase de disparos (1,07 puntos por tiro, percentil 92) que haciéndolo en catch and shoot (1,13, percentil 77).

Otra de las granes virtudes de Bane como tirador es su capacidad para salir entre cortinas y tomar lanzamientos en movimiento. De hecho, el 19% de sus posesiones ofensivas llegaron por esa vía y a pesar de la carga, se mantuvo efectivo (percentil 62). Para poner en contexto, jugadores como Kyle Korver y Duncan Robinson también ven alrededor del 19% de sus tiros llegando en ese tipo de acciones.

Lo interesante es que Bane puede ser efectivo en diferentes roles: ofreciendo spacing como tirador a pie firme, saliendo entre cortinas o generando juego como creador secundario de la ofensiva. No es un playmaker natural, pero sí alguien muy inteligente con el balón en las manos y capaz de crear situaciones para sus compañeros desde el pick and roll. Interesante relación de asistencias (3,9 en la 2019-2020) vs pérdidas (2,3) para un escolta.

El 22,3% de sus posesiones fueron tiros a pie firme, mientras que el 22,1% de sus jugadas llegaron operando desde el pick and roll. Esto demuestra su versatilidad para jugar con o sin el balón en sus manos.

Tuvo algunos problemas como definidor en la temporada anterior, pero a lo largo de su carrera ha aprovechado su importante fortaleza física y toque para ser efectivo. Lanzó un 54% en dobles en TCU.

Destacado jugador defensivo, que compensa su falta de gran explosión o agilidad con mucha dedicación y lectura. Su IQ basquetbolístico lo ayuda en ambos costados. Promedió 6 rebotes en las últimas dos temporadas y 1,5 robos en la 2019-2020. Probablemente no vaya a ser un defensor de impacto en la NBA, pero tampoco debería sufrir en ese campo.

Debilidades

Uno de los principales factores que limitan a Bane pasa por no ser una amenaza a la hora de conseguir sus propios puntos. Ya marcamos que puede generar juego desde el pick and roll, pero más como pasador que como anotador. Realmente carece de la velocidad o manejo avanzado como para representarle un peligro a defensas de calibre NBA.

Saca muy pocas faltas: solo tomó 1,8 tiros libres en la 2019-2020, aunque en su favor anota por encima del 80% de ellos. Su techo es el de un jugador de rol efectivo.

Incluso sus virtudes tienen interrogantes de cara a la transición NBA: ¿lo afectará su mecánica de tiro a la hora de mantener sus porcentajes tripleros?, ¿podrá ser un defensor destacado, aún sin ser un atleta de élite?

Posición de Draft proyectada: 2° Ronda.

Comparación NBA: Lamar Patterson, Garrett Temple.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Wall Harden
A diferencia de Russ, Wall encaja junto a Harden
Juan Estevez
Damian Lillard
Lillard y la ambición de un título con los Blazers
Leandro Fernández
Brogdon
Brogdon se llevó el Premio Walter Kennedy
NBA.com Staff
anthony-davis-thunder-11172020-nbae-gettyimages-ftr
Davis renueva con Lakers hasta 2025
Sergio Rabinal
Facundo Campazzo
Campazzo: "No quería retirarme y pensar que no lo intenté"
Leandro Fernández
76ers
Previa de los Sixers rumbo a la 2020-2021
Sergio Rabinal
Más noticias