);
NBA Draft 2020

NBA Draft 2020: ¿Cómo juega Paul Reed? Perfil y scouting de un interior defensivo

Con la temporada de la NCAA finalizada abruptamente, debido a la expansión del Coronavirus, los mejores prospectos del baloncesto universitario se han declarado elegibles para el Draft 2020 de la NBA. Ahora le llegó el turno de nuestro análisis a Paul Reed, interior surgido de DePaul.

¿Quién es y cómo juega Reed, uno de los defensores más productivos de esta clase? Lo analizamos a continuación.

Más | La Guía del NBA Draft 2020: cómo funciona, jugadores disponibles, mejores proyectos y más

Información personal

Paul Reed es un 4-5 de 2,06 metros y 100 kilogramos, nacido el 14 de junio de 1999. Formado en la Wekiva High School de Orlando, Reed tuvo su primera campaña NCAA de la mano de DePaul en la 2017-2018. Sin embargo, vio poco la cancha en ese año y apenas promedió 3,6 puntos y 3,1 rebotes en 9,9 minutos por presentación.

Más | Mock Draft, versión III: proyectamos las primeras 30 selecciones

Su protagonismo subió para la 2018-2019, pasando a ser titular y jugando 26,9 minutos. A su vez, sus números se elevaron a 12,3 puntos, 8,5 rebotes y 1,5 tapas. Finalmente, en la pasada temporada se transformó definitivamente en la primera opción del equipo, promediando 15,1 puntos, 10,7 rebotes, 2,6 tapas, 1,9 robos y un 52% de campo en 31,7 minutos. Su producción lo llevó a ser elegido para el Segundo Quinteto Ideal del Big East.

Fortalezas

Reed tiene buena altura para jugar de cuatro y eventualmente como cinco en algunas formaciones pequeñas, al ser ayudado por su gran longitud de brazos. Además es un jugador ágil y bastante atlético, que corre bien la cancha para su posición y tiene muchísima fluidez de movimientos.

En ataque, Reed se proyecta como un definidor, algo que hizo a un gran ritmo en DePaul: lanzó un 67% en disparos cercanos al aro, mostrando buena explosión y toque para terminar en la pintura.

Su juego perimetral está en desarrollo, pero muestra algunos destellos interesantes. Para empezar, está lejos de ser un jugador sin tiro: anotó 34 triples en su carrera en DePaul y tiene un correcto lanzamiento a media distancia. Esto, sumado a su sólido 74% en libres marca que tiene potencial para dar un poco más en el juego externo.

Alejado del aro también se muestra capaz de atacar desde el drible a jugadores más pesados. Tiene buenos movimientos y control del balón para su estatura. Es una interesante opción para el juego de pick and roll o pick and pop, ofreciendo diferentes variantes.

Igualmente, es en defensa donde aparece el mayor potencial de Reed, combinando altura, brazos largos y muy buena agilidad. Se proyecta como un interior capaz de salir a marcar al perímetro y cambiar marcas, algo fundamental en la NBA de hoy. Tiene buena agilidad lateral y juega con energía.

A su vez, su producción estadística fue de las mejores de toda la NCAA, promediando 2,6 tapas y 1,9 robos.

Excelente rebotero en ambos costados del campo, con manos muy seguras. Desde 1992 a la fecha, solamente otros dos jugadores registraron al menos 2,4 tapas, 1,9 robos y 10,7 rebotes en una campaña NCAA (Damian Saunders de Duquesne en la 2009-2010 y Marqus Blakely de Vermont en la 2007-2008).

Debilidades

Uno de los problemas que limita a Reed es el factor físico: es extremadamente liviano, algo que ya incluso lo metía en problemas a nivel NCAA. Si a esto le sumamos que no es demasiado alto ni es un atleta fuera de serie (bueno, pero no espectacular), nos encontramos con una señal de alarma importante.

Esas complicaciones le quitan algo de impacto defensivo, donde va a ser dominado por rivales más fuertes. Una de las áreas donde más lo sufre tiene que ver con sus constantes problemas de faltas: cometió 4,2 por cada 40 minutos en su carrera en DePaul. Hay mucho para ilusionarse a la hora de imaginarlo como un cinco de small-ball en la NBA, pero si no se fortalece, le será muy complicado cumplir con ese rol.

A su vez, en ataque su proyección no va mucho más allá de un jugador totalmente complementario. Sería muy importante que mejore su tiro, pero solo anotó 0,4 triples por partido en la NCAA, con un 33% de eficacia. Además, su mecánica de disparo es floja y debería trabajar en mejorarla.

Aunque tiene flashes como playmaker desde el drible, su visión de cancha es pobre y registra pocas asistencias (1,6 por partido en la 2019-2020). Casi todas sus opciones en la NBA pasan por ganarse un lugar como defensor y alguien que aporta energía desde el banco.

Posición de Draft proyectada: Picks 30 a 40.

Comparación NBA: Taj Gibson, Brice Johnson, Christian Wood más bajo.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Camisetas 2020-2021
Las nuevas camisetas para la 2020-21
NBA.com Staff
Westbrook Holiday Paul
El mercado NBA 2020-2021, al día
NBA.com Staff
Anthony Davis, Montrezl Harrell y DeMar DeRozan
El seguimiento de todos los agentes libres 2020
NBA.com Staff
Brandon Ingram
Ingram se queda en New Orleans
Agustín Aboy
Bam Adebayo
Adebayo renueva con Miami hasta 2026
Agustín Aboy
zion-williamson-102720-ftr-getty.jpg
¿Cuál es la mejor formación para explotar a Zion?
Juan Estevez
Más noticias