);
NBA Draft 2020

Sergi Martínez, la ilusión de España rumbo al Draft

Han pasado cinco años desde que Dani Díez fuese elegido en el puesto 54 por los Utah Jazz, marcando de este modo la última ocasión en la que un jugador español engrosaba las listas del NBA Draft, un largo periodo de tiempo donde otros como Xabier López-Arostegui (2017) o Ilimane Diop (2016) pasaron de inadvertidos entre el resto de prospects internacionales. Ahora, en una atípica edición del Draft que por primera vez no se celebrará de manera presencial en su tradicional ceremonia ni acontecerá como suele ser habitual a finales del mes de junio, aparece un nombre proveniente de España que poco a poco ha ido ganando peso entre otros proyectos formados al otro lado del charco.

Sergi Martínez puede ser un nombre no muy conocido para gran parte de los aficionados pues apenas está dando sus primeros pasos en el profesionalismo, pero la realidad es que el catalán lleva ya varios años formándose y creciendo en la sombra. Bajo el amparo que ofrece la cantera del FC Barcelona, este jugador de 21 años ha ido cumpliendo con las respectivas etapas que tenía por delante hasta iniciar esta temporada 2020-2021 en disposición de ocupar un puesto fijo en la rotación del primer equipo, disputando un considerable minutaje tanto en Liga Endesa como en Euroliga.

MÁS | Cinco jugadores europeos a seguir en el Draft

Un fijo con las categorías inferiores de la Selección española, siempre que ha acudido a una cita internacional ha acabado siendo una de las figuras más relevantes del combinado consiguiendo entrar en el Mejor quinteto del Mundial U17 de 2016 además de repetir el honor en 2019 en el Eurobasket U20 donde se colocó la medalla de plata cayendo en la final ante la Israel de Deni Avdija.

"Nuestra idea era que fuese un jugador polivalente que pudiese jugar poste bajo, que tuviese algún movimiento por si jugaba de 3 que sacara la ventaja física que pudiese tener", destaca Diego Ocampo para NBA.com, actual entrenador del Casademont Zaragoza de Liga Endesa y técnico del FC Barcelona B entre 2018 y 2020. "Después también intentamos trabajar en que pudiese subir el balón porque él es capaz de rebotear en defensa y llevar el balón en contraataque muy bien, luego jugar 1 contra 1, ser más hábil con la pelota y sobre todo mejorar el pase y el tiro. Él quiere mejorar y es consciente de que su mejora en el tiro le dará un paso fundamental, pero una de las cosas que intentamos trabajar es que no era definitivo, que hay más cosas que hay que mejorar. Porque está obsesionado con lo del tiro, dejas de mejorar otras cosas y no es así", añade.

Se trata de un jugador que puede combinar las posiciones de alero y ala-pívot gracias a su fantástico físico en una fusión de fuerza de impacto y rapidez, lo que le permite emparejarse en defensa con perfiles quizás mucho más imponentes que él y, de igual modo, percutir de fuera adentro con habilidad suficiente para conseguir anotar. En el costado ofensivo, Martínez parece sentirse cómodo con el balón en las manos pese a no ser un creador de juego nato, pero sí capaz de generar desde el 2x2 en situaciones de mano a mano o bien de bloqueo directo. Hasta el momento, el aspecto donde más ha conseguido destacar a primer nivel ha sido en defensa donde ha sabido ejecutar los respectivos planes de partido de manera correcta, sumando al conjunto y sin precipitarse en su toma de decisiones.

"Creo que ha ido mejorando sobre todo las posiciones defensivas, saber defender diferentes tipos de jugadores exteriores e interiores porque ahora mismo es un jugador polivalente defensivo y eso se nota en la ACB porque hay 4s y 3s muy diferentes", prosigue el técnico. "Es un poco el trabajo que hicimos nosotros estos dos últimos años que vino a finalizar en lo que se hizo anteriormente. Sobre la posición, yo creo que cada vez hay menos diferencias en la posición del 3 y el 4 con lo cual no se debe pensar tanto en la posición y más en que sea un jugador polivalente, que no solo tire de 3 puntos en las situaciones en la que reciba solo y sea fiable sino que también pueda hacer una buena penetración y a la vez tomar decisiones buenas y pasar el balón. Un jugador completo, sin pensar tanto en la posición".

La evolución del jugador catalán en las últimas campañas le ha llevado a ser uno de los prospects más interesantes del panorama nacional hasta llegar a poder ocupar un puesto en el primer equipo del Barça en esta temporada, combinándolo además con la dinámica con el filial en LEB Plata. "Ha evolucionado continuadamente durante todas las temporadas", dice Ocampo. "Es un jugador que llegó en infantil y que ha ido progresando, eso hay que tenerlo en cuenta, no solo en las dos últimas. Creo que el club ha hecho un buen trabajo, de hecho hay fotos de cuando era infantil y cadete donde se puede apreciar su gran evolución física y a la vez ha ido evolucionando técnica y tácticamente. Eso es por un trabajo en equipo de mucha gente, pero también por la buena mentalidad que tiene él. Está muy concienciado del trabajo físico, de que tiene que cuidar su dieta, come muy bien y tiene interés por hacerlo. Y a la vez, el tiempo que estuve con él, tiene un gran interés por progresar técnica y tácticamente el dribbling, el pase, la defensa... Creo que su buena actitud y su interés por mejorar han sido clave en su evolución".

Martínez representa un perfil sumamente interesante por la actitud que adopta en cancha, sin necesidad de tener el balón en sus manos para ser determinante en el partido y haciendo que el grupo rinda a un mejor nivel gracias al impacto que tienen otras virtudes que le caracterizan como puede ser un correcto spacing, fintas defensivas o en cargar el rebote.

"Una de las virtudes de Sergi es que es un jugador que no necesita tanto el balón para jugar bien, eso es fundamental especialmente en un equipo grande como el Barça porque hay muchos jugadores que ya tienen ese protagonismo", comenta el entrenador del Basket Zaragoza. "Entonces él asume eso muy bien porque no es para nada egoísta. Trabaja en lo que son las fintas defensivas, en las ayudas, en poner bloqueos, en rebotear, en correr y eso es muy importante. Desde ahí es desde donde entras a un equipo de este nivel".

"Cuando pasas al Barça, y es normal y eres joven, es que para tirar triples o jugar bloqueo directo o salir de indirectos ya hay otros, entonces donde tú puedes aportar para entrar en el equipo es en hacer estas cosas que no se ven en las estadísticas y que ayudan al equipo a ganar. Él en eso es donde debe perseverar para hacerlo excelentemente. Después poco a poco ya encontrará su sitio dentro del equipo o dentro de la liga y se verán todos esos recursos técnico-tácticos que él está trabajando y que lo evolucionará. Eso lo hará en el futuro, pero ahora para entrar en un equipo y en una liga de tanta exigencia debe hacer estas cosas que no salen en la estadística normal pero que ayudan muchísimo a ganar al equipo", añade.

Información personal

Sergi Martínez nació el 10 de mayo de 1999 en la localidad barcelonesa de Rubí, entrando pronto a formar parte de la estructura de cantera del FC Barcelona donde todavía permanece. Con 2,02 de estatura debutó con el primer equipo del Barça en 2019 ante Herbalife Gran Canaria después de pasar varios años en el filial jugando tanto en LEB Oro como en Plata donde junto a Leandro Bolmaro fue uno de los principales referentes del conjunto catalán.

En su última temporada completa en LEB Plata, Martínez promedió 12,3 puntos, 6 rebotes y 2,5 asistencias en 20 partidos jugados, añadiendo un 51% en tiros de 2 y un 26% en triples. En lo que llevamos de presente campaña, el alero solo ha disputado un encuentro con el Barça B donde firmó 10 tantos, 7 rebotes y 1 asistencia pues su principal empeño está siendo en el primer equipo donde promedia 3,6 puntos, 4,1 rebotes y un 55% de acierto en tiros de campo en 6 partidos disputados hasta el momento.

Su momento más destacado en este curso sucedió frente al Real Madrid en Euroliga donde fue una de las claves del triunfo del equipo entrenado por Saras Jasikevicius, consiguiendo 7 puntos y 9 rebotes en 31 minutos disputados.

Fortalezas

Sergi Martínez es un jugador imprescindible en todo equipo por el conocimiento del juego y del fluir del mismo que demuestra tener cada vez que sale a cancha. Conocedor del sistema que se ordena o bien de los extrajuegos a los que se llega, es habitual verle dirigir a sus compañeros con señas o con mensajes para que corrijan su posición en el campo o bien que realicen un movimiento concreto que haga posible anotar. Esto hace que sus estadísticas tradicionales no sean muy destacables pero que su impacto en pista sea evidente, con un correcto spacing y aportando en todos los aspectos del ataque que hacen posible un buen rendimiento del grupo.

Son esos intangibles lo que le hacen destacar como un reboteador innato que encuentra siempre la manera de hacerse con el rechace, ya sea en ataque o en defensa, pues posee una muy buena visión periférica que le hace poder encontrar rápido un par sobre el que realizar el boxout.

El hecho de ser un jugador que pueda combinar las posiciones de alero y ala-pívot le dan una ventaja con respecto a otros jugadores en esas mismas posiciones pues puede cargarlo desde la línea exterior y entrar con superioridad en la pintura. Merece la pena remarcar que pese a esa vocación por el rebote que siempre ha evidenciado, no pierde de vista en ningún momento a su emparejamiento, por lo que esos rebotes sí suman a su equipo, haciendo más sencilla la salida en transición o bien el hecho de disponer de una posesión extra.

Así llegamos al punto donde quizás más pudiese destacar en el caso de llegar a la NBA como es la defensa, pues Martínez representa un perfil sumamente interesante en ese sentido ya que dispone de las características y las aptitudes para marcar la diferencia en este costado. Desde categorías inferiores se le ha calificado de ser un jugador intenso, argumentando que ahí residía la clave de su buen papel atrás, sin embargo esa percepción no resuelve todos los interrogantes con respecto al catalán. Sergi no solo tiene la predisposición a defender, sino que realmente controla y conoce la manera de impactar en ese aspecto pues reacciona rápido a los movimientos del rival cuando tiene que posicionarse sobre el balón, ya sea orientando hacia un lugar concreto o bien cambiando la dirección de sus pies si el par es mucho más rápido que él.

Teniendo en cuenta lo visto de Martínez hasta el momento en esta temporada queda claro que puede hacer un papel digno si es preciso cambiar, generándose un mismatch y que no penaliza al resto del equipo en un contexto de élite sino todo lo contrario. Por otro lado, es de nuevo en el poste donde más brilla pues resiste bien los impactos rivales y reduce el espacio perceptible de su par para forzarle o bien a un tiro complicado o a jugar en un lugar incómodo para este.

A nivel individual, su principal fortaleza ofensiva proviene de un control excelente de su cuerpo, esto es posible gracias a que dispone de un equilibrio perfecto entre tren inferior y superior, pudiendo impactar al poste al mismo tiempo que reacciona rápido para conseguir la ventaja suficiente para anotar o bien asistir. Es desde el poste bajo desde donde mejor y a un mayor nivel puede anotar y en concreto de espaldas al aro, leyendo el cuerpo del defensor para rotar sobre él en el momento adecuado.

Debilidades

Sergi Martínez tiene mucho camino por recorrer y mucho por evolucionar en su juego. Tiene la destreza para ser un jugador determinante a cinco años vista pues la imagen que ofrece ahora mismo es de alguien mucho más veterano y maduro de lo que su edad arroja. No obstante, los puntos más flacos ahora mismo en su juego provienen de una cuestión de transferencia y adaptación, es decir, que pese a que haya podido ser un jugador dominante en categorías inferiores y en ligas menores en la creación ofensiva con balón, el salto a la élite más absoluta de Europa como es la ACB y la Euroliga le va a costar probablemente más de lo esperado.

A día de hoy en el baloncesto FIBA es muy complicado producir ofensivamente sin dominar dos áreas como son la lectura de los closeouts y el lanzamiento exterior. Si bien Sergi Martínez siempre ha tenido un primer paso muy característico que le ha permitido tanto anotar en transición con relativa facilidad como atacar tras inversión o pase para finalizar cerca del aro, en el escenario más exigente los defensores son, como es lógico, mucho más rápidos e inteligentes, por lo que pueden llegar a recuperar la posición defensiva tras una ayuda que limita considerablemente el rango de acción. El jugador catalán flaquea a la hora de leer por dónde, cuándo y de qué modo atacar esos closeouts, aspecto que deberá enriquecer para alcanzar el siguiente nivel de su juego.

De este modo, el lanzamiento exterior es su debilidad más evidente ya que, pese a que pueda anotar desde la larga distancia a pies quietos como cualquier jugador profesional que se precie, no ha demostrado ser en absoluto fiable o consistente en ese sentido a lo largo de los últimos años. Sin embargo, su insistencia en lanzar desde el triple, aumentando el volumen de intentos año a año, hace creer en que hay vocación y margen de mejora, pasando de lanzar 1,4 (0,2 anotados, 20,8%) en 2018 a 2,0 (0,6, 32%) en 2019 a un considerable volumen de 3,2 (0,85, 26%) en 2020.

Dentro de la problemática del tiro exterior su mécanica inferior es probable que sea la razón por la que sus porcentajes no consiguen remontar ya que sus palancas inferiores no acompañan el buen funcionamiento de su mecánica superior, proyectando ángulos contrarios al movimiento correcto de la cadera en la suspensión como se aprecia a continuación.

Martínez podría tener espacio y recorrido dentro del próximo Draft de la NBA gracias a que posee un potencial de mejora enorme y además representa un tipo de jugador muy codiciado en el baloncesto actual ya que puede combinar varias posiciones y defender tanto dentro como fuera. En una edición donde el talento es más bien escaso no sería extraño ver el nombre del catalán entre los 60 seleccionados.

Posición de Draft proyectada: 2° Ronda.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Luka Doncic, Facundo Campazzo
Luka, feliz con Facu: "Se adaptará muy rápido"
Agustín Aboy
Campazzo
Cuando Campazzo enloqueció a Jokic ¡en defensa!
Juan Estevez
Nuggets
Previa de los Nuggets rumbo a la 2020-2021
Leandro Fernández
Bucks
Previa de Bucks rumbo a la 2020-2021
Agustín Aboy
gasol lebron
Marc Gasol, ¿el mejor pívot de la carrera de LeBron?
Sergio Rabinal
Dennis Schroder
Schroder, titular en los Lakers: ¿acierto o error?
Juan Estevez
Más noticias