);
NBA Draft 2020

NBA Draft 2020: los New York Knicks y la 8º elección, ¿qué joven encaja mejor?

Imprevisible, sorprendente, inaudito, extraño... Muchos adjetivos se utilizan desde hace meses para el Draft 2020, todos en esa línea. Muchas franquicias parecen lanzar señales contradictorias sobre sus intenciones, aunque lo cierto es que todo son rumores hasta que llegue la noche de la ceremonia. Humo alrededor del evento más esperado y extraordinario de la offseason NBA.

Más | La Guía del Draft 2020: sistema, mock, mejores proyectos...

En este contexto, los New York Knicks tienen el 8º pick de la primera ronda. Después de quedarse fuera del primer pick de 2019, ese cuyo portador tendría a Zion Williamson, y volver a estar fuera del top 3 en 2020 evitan que, salvo traspaso, los de la Gran Manzana puedan disfrutar el próximo curso de una referencia joven y mediática. Porque el Draft no trata solo de escoger a la perla más brillante, también a la que puede devolver la ilusión al aficionado.

Son tiempos convulsos alrededor de los Knicks tras el enésimo intento de reconstruir la reconstrucción. Desde el final de Carmelo Anthony y la salida de Kristaps Porzingis la llama de la fe neoyorquina da menos luz y todavía menos calor. Leon Rose en las oficinas y Tom Thibodeau en los despachos tienen la complicada y excitante tarea de devolver a los Knicks a Playoffs. Y, sobre todo, de permitir a la afición el volver a soñar. El primer paso es la próxima semana.

Subir en el Draft

¿Es LaMelo Ball el jugador que necesitan los Knicks? Desde luego, pocas figuras del Draft encajan en las necesidades del equipo como el pequeño del clan Ball. Traería todo su flow, esa atracción mediática que ya de por sí siempre existe en Nueva York. Juntar a LaMelo y a los Knicks sería una fórmula irresistible para cualquier aficionado, desde los perfiles más curiosos hasta los más devotos.

Los Knicks necesitan un base. Ni Frank Ntilikina ni Dennis Smith Jr parecen contar en los planes, no al menos como figuras clave, y RJ Barrett y Mitchell Robinson son las figuras actuales. Si bien el canadiense puede desplazarse más al alero, su función debe seguir siendo de amasador y cerca de la pelota. Por otro lado, si Ball está a tiro mediante trade up (subir en el Draft a cambio de activos) los Knicks no deben pensárselo dos veces.

Más | Mock Draft, ¿cómo se perfilan las 30 elecciones de primera ronda?

Negociar con Minnesota o Charlotte parece más sencillo que hacerlo con Warriors, equipo destinado a competir en la 2020-2021. Quizás ofrecer el pick 8 y a Julius Randle sirva para cambiar puestos con los Hornets. En caso de negativa, los Knicks pueden incluir otros jóvenes (a Kevin Knox le vendría bien un cambio de aires) o futuras rondas con protecciones.

SI LaMelo está a tiro los Knicks son la respuesta. Lo más probable es que los neoyorquinos sean solo uno de los interesados en Ball, que si bien juega en la posición más competitiva de la NBA tiene opciones de terminar siendo el mejor jugador del Draft.

Obi Toppin

Otro nombre bastante relacionado con los Knicks es el del forward ofensivo de Dayton, nombrado Jugador del Año en la NCAA. Su encaje ofensivo con Robinson sería excelente y daría a los Knicks un extra en ataque muy necesario. Barrett estuvo muy solo la pasada temporada y Toppin serviría para generar espacios y aprovecharlos. El trío Barrett-Toppin-Robinson da tamaño y equilibrio.

La principal duda pasa por la parte defensiva y el potencial de Obi. Thibodeau exigirá a sus jugadores el máximo compromiso atrás independientemente de la edad o la experiencia. No es excusa ser novato para dejarse en tu propio aro. Las reglas del entrenador serán claras y la pasividad de Toppin sería un problema para un entrenador cuyo principal enfoque siempre ha estado en defensa.

Por otro lado, ¿llegaría Toppin a la elección 8? Muy complicado. En equipos como Minnesota o Cleveland tiene sentido su elección, por lo que cuesta imaginar que los Knicks puedan seleccionarle sin subir en el Draft.

Isaac Okoro

Este sí da el perfil Thibs. Quizás significaría el final de Knox, cuyo protagonismo en su año sophomore descendió de forma inexplicable, y también asumir que los Knicks seguirán con importantes problemas ofensivos en la 2020-2021. Traer a un base daría mucha ayuda a Barrett, pero quizás lo mejor pensando en el medio plazo sea Okoro.

Se le intuye un techo alto al alero, jugador de menos calidad técnica que no desplazaría a RJ como manejador principal. Debe mejorar los porcentajes exteriores, pero tendría espacio y tiempo en los Knicks. Entregado defensivamente y una bestia atlética pese a no ser el perimetral más grande. Seguro que Thibodeau disfrutaría de entrenar un perfil como el suyo.

¿Estará en el 8? Los Cavs pueden tener a Okoro entre sus grandes favoritos. En Ohio buscan alero o sustituto de Kevin Love, por lo que la mayoría de mocks barajan los nombres de Okoro, Devin Vassell y el propio Toppin. Si Okoro cae hasta el pick de los Knicks puede que sea el mejor fit para la franquicia. Faltaría traer veteranos y un base de más nivel.

Más | Las mejores y peores elecciones de Knicks en el Draft

Killian Hayes

Puedes encontrar a Hayes proyectado como el mejor jugador de la clase o rozando el límite del top 10. Uno de los jugadores más intrigantes de todo el Draft es este base francés de tres años de experiencia en profesionales en Europa. Muchos expertos le otorgan potencial de jugador franquicia.

Hayes trae el molde físico, la lectura de juego y el potencial para ser enorme en ambos lados de la cancha. Cuestión: tiene la pelota todo el rato en sus manos. Puede ser el mejor base de la camada, pero quizás su encaje con Barrett es el más complicado de predecir. Ambos necesitan balón y deben mejorar en el tiro de tres, aunque el francés se atreve mucho más. Por tamaño e inteligencia podrían formar una dupla destructiva, pero es posible que el desarrollo de uno tape el del otro.

Además, los Knicks tienen a Ntilikina como base suplente. La llegada de Thibs puede abrir caminos al francés, un especialista defensivo. ¿Tener dos jugadores franceses jóvenes en el mismo puesto? No se trata de acumular jóvenes, sino de desarrollarlos.

Cole Anthony

Sus proyecciones han bailado de lo más alto a lo más bajo de la primera ronda. Las dudas las presenta su tamaño. ¿Será una debilidad defensiva?, ¿compensará con el ataque lo que restará atrás? Sería un apoyo ofensivo interesante para Barrett, pero de nuevo hablamos de un amasador de balón cuyo techo no es el de LaMelo Ball.

Anthony tiene muchísimo talento para anotar y es inteligente, pero en la NBA actual manda el físico. Precisamente esas armas atléticas son muy valiosas en Hayes y en el otro gran base del Draft, Tyrese Haliburton, un candidato cuyo encaje tiene mucho más sentido con Barrett.

Más | Anthony: "Sería genial ser elegido por los Knicks"; ¿encaja en la Gran Manzana?

A favor del producto de North Carolina juegan varios factores: su padre, exjugador de la NBA, pasó por los Knicks y la afición guarda buen recuerdo suyo; Cole es nacido y criado en la ciudad, y representa como ninguno el perfil de base jugón de las canchas neoyorquinas. Es cierto que ha caído mucho en varios mocks, por lo que podrían buscar la elección de otro jugador con este pick (Okoro si llega o Haliburton por su versatilidad) y moverse para seleccionar a Anthony a mediados de la primera ronda.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

boston celtics
Previa de Celtics rumbo a la 2020-2021
Sergio Rabinal
Anthony Davis, Montrezl Harrell y DeMar DeRozan
El seguimiento de todos los agentes libres 2020
NBA.com Staff
Heat
Previa de Miami rumbo a la 2020-2021
Juan Estevez
Holiday
¿Cuánto resolvió Milwaukee de su gran punto débil?
Juan Estevez
Lakers
Previa de Lakers rumbo a la 2020-2021
Agustín Aboy
deandre ayton
Ayton, el gran ganador del arribo de Paul a Phoenix
Juan Estevez
Más noticias