NBA Draft 2021

NBA Draft 2021: ¿Cómo juega Josh Giddey? Scouting y perfil de un talento australiano de Lotería

Seguimos conociendo a los mejores proyectos de cara al NBA Draft 2021 y en este caso vamos a poner el foco en uno de los jugadores que aparece como candidato a los picks de Lotería (Top 14). Hablamos del base australiano Josh Giddey, quien con apenas 18 años viene de tener una muy buena campaña en la NBL de su país, promediando 10,8 puntos, 7,4 asistencias y 7,4 rebotes en 32,1 minutos por presentación con Adelaide.

Entre sus características y su producción a una temprana edad en la NBL, sorprendiendo incluso con varios triple-dobles, la comparación con LaMelo Ball no tarda en aparecer... ¿pero es justificada? Veamos.

Más | La Guía del NBA Draft 2021

Lo primero que destaca de Giddey es su altura: 2,03 metros. Sobre todo si tenemos en cuenta que se trata de un base puro y clásico. Sin embargo, a diferencia de Ball, el australiano es bastante menos eléctrico y explosivo desde un punto de vista atlético. Lo suyo va más ligado a la lectura y al talento para operar desde el pick and roll en la media cancha. En ese sentido, una comparación con Tomas Satoransky parece algo más adecuada.

Como marcamos, la gran virtud de Giddey pasa por su capacidad para hacer jugar a una ofensiva desde el pick and roll. La cual incluso a sus 18 años ya es de élite. El 41% de sus posesiones en la 2020-2021 vinieron por esa vía y aunque puede usarlo para abrirse espacio y atacar la pintura, lo mejor lo da como pasador. Hablamos de quizá el mejor pasador de este Draft, sobre todo cuando consideramos los ángulos que es capaz de encontrar gracias a su estatura.

Extremadamente creativo como asistidor, con una visión de cancha muy amplia. No hay sector del campo que no pueda poner en juego.

Le va a dar puntos fáciles a cualquier interior que destaque en ese juego de pick and roll.

Esta acción resume varias de sus virtudes: toma el rebote ofensivo e inmediatamente busca al compañero abierto. No solo hablamos de un gran distribuidor, sino de alguien que promedió más de 7 rebotes por partido, jugando como base.

A la hora de analizar su potencial como pasador y jugador de pick and roll, aparecen dos defectos claros. El primero es la falta de tiro. Tomó 3,5 triples por partido en la 2020-2021, pero con un 29% de acierto. Incluyendo un 26% en triples en catch and shoot, lo cual limita su posibilidad de jugar sin el balón (lo necesita en su poder para ser efectivo). Su 69% en libres tampoco es el ideal, mientras que su mecánica de disparo exterior está lejos de ser la mejor. Al menos hoy no se proyecta como un buen tirador NBA, lo cual le saca potencial, ya que las defensas podrán darle espacio tras la cortina y concentrarse en negarle la penetración. Sería clave que evolucione en este aspecto.

El otro defecto pasa por las pérdidas. Son lógicas para un jugador tan joven y con su función de pasador, pero aún así tuvo un número algo exagerado (3,3 por partido) y por momentos luce bastante descuidado con la bola. Se trata de un base que toma muchos riesgos como asistidor y aunuque a veces terminan en highlights, también lo lleva a perder un alto número de balones.

Como anotador, lo mejor de Giddey llega atacando el aro, sobre todo desde el pick and roll. Aún sin ser un atleta explosivo, su combinación de manejo y altura le dan opciones claras cerca del aro y tuvo buenos porcentajes a la hora de definirlas. Probablemente no vaya a ser un anotador al nivel NBA, pero puede crear sus tiros y aprovechar los espacios que la defensa le entregue. ¿A mejorar? La flotadora (9-25 en la 2020-2021), un tiro que debería dominar para compensar su falta de explosión.

Todo base alto con gran visión es un peligroso a cancha abierta, pero no luce como la amenaza en transición que resultan otros jugadres de esas características como el propio LaMelo o Ben Simmons.

Defensivamente, Giddey presenta algunos interrogantes fuertes. Su gran capacidad rebotera ayuda mucho y claramente tiene versatilidad, pudiendo marcar múltiples posiciones... ¿pero puede defender alguna de ellas con verdadera eficacia al nivel NBA? Y es que por un lado, no tiene la mejor velocidad para mantenerse frente a bases elusivos, pero por el otro, hoy no tiene la potencia para plantarle cara a escoltas o aleros fuertes. Puede resultar uno de esos defensores cuyo equipo tenga que esconder, emparejándolo con algún mal atacante, aunque de nuevo, gracias a su ayuda en el rebote su impacto no será puramente negativo (ver Luka Doncic, por ejemplo).

Aún así, debe mejorar en este costado, sobre todo porque sus fundamentos e intensidad no parecen ser los mejores. Por momentos se lo ve sin la mejor postura (demasiado recto) y no es un jugador que proponga demasiado choque físico (algo que también se ve en ataque, donde va muy poco a la línea). En esta siguiente posesión lo vemos aportar en ataque con una asistencia, pero del otro lado no comprometerse con su responsabilidad en la rotación, abriendo una línea de penetración hacia el aro sin oponer ninguna resistencia.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Jaylen Brown
Jaylen Brown, listo para volver con Celtics
Sergio Rabinal
Monte Morris
Morris y su trabajo para ser titular en Denver
Leandro Fernández
JJ Redick
Redick y su lugar histórico para el triple
Leandro Fernández
Korver
¿Qué jugadores anunciaron su retirada?
Juan Estevez
rj Hampton
RJ Hampton, la llave de la rotación de Orlando
Nacho Losilla
Julius raedle
Randle y el objetivo del título con Knicks
Nacho Losilla
Más noticias