);
NBA Draft 2019

NBA Draft: Los 10 mejores jugadores elegidos en segunda ronda de los últimos 20 años

2nd rounders
NBAE

El talento se esconde en cualquier lugar y no siempre se manifiesta de manera temprana. Lo que diferencia a una buena organización en la NBA de otra menos eficiente es la capacidad para leer el talento que puede llegar a tener un jugador en lo que al Draft se refiere. Tan solo 60 jugadores pueden ser elegidos, los mejores 60 jugadores posibles cada año, una pequeña ventana que se abre y en la que no son muchos los que tienen la oportunidad de hacerse con un puesto.

Han pasado veinte años desde que Manu Ginóbili fuese elegido en el pick 57 del Draft de 1999. Una elección que representa uno de los mayores robos de toda la historia del evento por lo rentable y decisivo que ha demostrado ser el astro argentino. Pero el de Manu no es, ni será, el último caso. Como se decía previamente, el talento se encuentra en cualquier parte, ya sea en la Pampa o en la universidad más recóndita de Estados Unidos.

Con motivo del aniversario del Draft de 1999 echamos la vista atrás para elegir a los 10 mejores segundas rondas de los últimos 20 años.

10. DeAndre Jordan

  • Logros: All-Star (2017), All-NBA (2016 y 2017), All-Defensive (2015 y 2016)
  • Estadísticas acumuladas: 9.6 puntos, 10.9 rebotes y 1.6 tapones por partido

Un físico privilegiado y una carrera en la que se ha ido forjando una reputación de ejecutor como pocos anteriormente. DeAndre Jordan fue elegido en el pick 35 del Draft de 2008 por Los Angeles Clippers y desde entonces comenzó una trayectoria que despegaría finalmente con la irrupción de Blake Griffin.

Vinny del Negro explotó a la perfección las condiciones físicas de Jordan, dándole más minutos y un rol de bloqueador e intimidador en defensa que durante un largo periodo le hizo posicionarse como uno de los interiores más temidos de toda la NBA.

Su pico individual se produjo con Doc Rivers al mando de los Clippers, algo que vino a la par de su evolución técnica, acaparando muchos más recursos que los que su propio físico le permitía hacer sin problemas.

9. Michael Redd

  • Logros: All-NBA (2004), All-NBA (2004)
  • Estadísticas acumuladas: 19 puntos, 3.8 rebotes, 2.1 asistencias

Único. Esa es la palabra que mejor definen a Michael Redd. Un talento sinigual, con una zurda mágica y que ponía a prueba a los mejores defensores de la liga a mediados de la década pasada. Solamente las lesiones nos arrebataron a un jugador que apuntaba al Hall of Fame, Redd perdura en la memoria colectiva como un anotador refinado, de técnica pulida y que por momentos fue el único aliciente de los Milwaukee Bucks.

Unos Bucks que le eligieron en el pick 43 del año 2000 y que rápidamente se comprobó que su físico sería su mayor enemigo. Una vez sano se hizo un hueco desde el banquillo y fue ganando fuerza para tomar el testigo una vez que Ray Allen dejó la franquicia.

8. Paul Millsap

  • Logros: All-Star (2014-2017), All-Rookie 2nd (2007), All-Defensive (2016)
  • Estadísticas acumuladas: 14.1 puntos, 7.4 rebotes y 2.3 asistencias

Nacido, crecido y educado en Lousiana, Paul Millsap llegó a la NBA como un jugador sin mucho cartel, pero con la seguridad de ser un jugador competitivo. Utah Jazz siempre se ha caracterizado por sacar oro de picks muy bajos, algo que con Millsap se cumplió a la perfección. En el Draft de 2006 eligieron en el número 47 a Paul Millsap y rápidamente se hizo un hueco en la rotación de Jerry Sloan por el tipo de jugador abierto y con lanzamiento que representaba.

Bajo el ala de Sloan y los Jazz, Millsap se convirtió en un seguro, un jugador constante y con un alto volumen de puntos en comparación a su uso. Siempre certero y fiel, Millsap marchó a los Hawks en 2014 donde vivió los mejores años de su carrera, consiguiendo 4 elecciones para el All-Star de manera consecutiva y aprovechando su pico físico en busca de un anillo.

Ahora en los Nuggets vive una segunda juventud con su futuro bastante en el aire a pesar de su contrastada efectividad.

7. Carlos Boozer

  • Logros: All-Star (2006, 2007), All-NBA (2008), All-Rookie (2002)
  • Estadísticas acumuladas: 16.2 puntos, 9.5 rebotes y 2.2 asistencias

Sin movernos de Utah encontramos a Carlos Boozer, uno de los ala-pívots más importantes de la década pasada y que alargó su pico de rendimiento durante casi un lustro, tanto en los Jazz como más tarde en Chicago.

Con el número 35 los Cleveland Cavaliers elegían en 2002 a un chico con poco pelo pero que había conseguido la gloria en la Universidad de Duke y su valor de mercado era bajo a pesar de haber conseguido el campeonato. Boozer comenzó una carrera en la que nunca estaría lo suficientemente valorado si se compara con el rendimiento en pista que ofreció, siempre humilde y bajo el radar.

En los Jazz encontró su hogar y se convirtió en All-Star formando un equipo de ensueño junto a Deron Williams, Kyle Korver, Mehmet Okur y Andrei Kirilenko. Más adelante serían los Chicago Bulls de Derrick Rose quienes le rescatarían y darían un nuevo rol en el que luchó por conseguir el trono del Este.

6. Nikola Jokic

  • Logros: All-Star (2019), All-NBA (2019), All-Rookie (2016)
  • Estadísticas acumuladas: 16.3 puntos, 9.6 rebotes y 5.1 asistencias

Un jugador atípico por su forma y estilo. Un perfil que difícilmente se podía intuir que iba a tener semejante impacto. Los Nuggets por azar o de forma consciente eligieron en el pick 41 de 2014 a Nikola Jokic, que un año más tarde sorprendería a propios y extraños con su capacidad para leer los cortes y anticipar movimientos en ataque.

El 2019 ha supuesto el año de su confirmación como jugador, nominado al MVP y All-Star por primera vez, el serbio ha llevado a los Nuggets a su mejor temporada en más de 5 años. Todo ello con una forma de entender el juego que supera todo lo visto con anterioridad, un 7 pies que dirige el ataque de Denver y todos los balones pasan por sus manos.

5. Draymond Green

  • Logros: All-Star (2016-2018), All-NBA (2016, 2017), All-Defensive (2014-2019), Defensor del Año (2017)
  • Estadísticas acumuladas: 9.1 puntos, 6.9 rebotes y 4.9 asistencias

A la postre, uno de los jugadores más inteligentes que el baloncesto haya conocido, un perfil con una capacidad de lectura en movimiento y protección del aro que han coexistido con una personalidad fogosa a partes iguales. Draymond Green fue elegido por los Golden State Warriors en el puesto 35 del 2012, una apuesta interesante tras su etapa universitaria en Michigan State y que parecía encajar a la perfección con lo que Mark Jackson buscaba en ese momento.

Green no tenía tiro de tres, no poseía un gran dominio del balón o era muy alto, pero sí tenía el carácter y el IQ para condicionar al rival y decantar la balanza. Steve Kerr más tarde le daría forma y le entregaría el timón de la transición, pasando a formar parte de uno de los equipos más poderosos de la historia de la NBA.

Sin duda, Draymond tiene muchas posibilidades de acabar formando parte del Hall of Fame, de hecho Basketball Reference le da un 27% de posibilidades y es que Green merece al menos estar en el debate.

4. Isaiah Thomas

  • Logros: All-NBA (2017), All-Star (2016, 2017), All-Rookie (2012)
  • Estadísticas acumuladas: 18.6 puntos, 2.5 rebotes y 5.1 asistencias

El último en ser elegido también tiene derecho a jugar y Isaiah Thomas se tomó el hecho de cerrar el Draft como una motivación para ser mucho mejor. Superó todas las expectivas en aquel 2012 y se hizo con un puesto en el 2nd All-Rookie. A partir de ese momento su carrera no paró de crecer al mismo tiempo que no dejaba de dar tumbos de lado a lado, sin encontrar un sitio fijo donde establecerse.

En su estancia en Boston vivió sus mejores años, siendo dos veces All-Star y entrando en las conversaciones para el MVP. "El Enano" lideró la reconstrucción de los Celtics hasta su lesión en 2017 y su posterior traspaso. Un pick 60 atípico y con una habilidad para anotar difícil de encontrar en alguien de 1.75.

3. Gilbert Arenas

  • Logros: Jugador más mejorado (2003), All-Star (2005-2007), All-NBA (2005-2007)
  • Estadísticas acumuladas: 20.7 puntos, 3.9 rebotes y 5.3 asistencias

Un aniquilador de momentos, el microondas personificado y un jugador especial. A Arenas o le amabas o le odiabas, no existía el término medio con el Agente 0 que revitalizó a una franquicia como los Washington Wizards después de ir a la deriva durante años.

Sus piques y duelos anotadores eran una constante durante los partidos, célebre fue aquel contra Kobe Bryant en 2006 donde le anotó 60 puntos o la serie contra los Cavaliers de LeBron James en la que saltaron chispas en 2006.

Ese pick 31 del draft de 2001 a cargo de los Warriors tuvo un desenlace de carrera nada sencillo por culpa de las lesiones, sin llegar a sumar 70 partidos en su periplo en Orlando Magic y Memphis Grizzlies, donde se retiró en 2012.

2. Marc Gasol

  • Logros: Mejor defensor del año (2013), All-Star (2012, 2015, 2017), All-NBA (2013, 2015), All-Rookie (2009), All-Defensive (2013)
  • Estadísticas acumuladas: 15 puntos, 7 rebotes y 3 asistencias

Siempre infravalorado y a la sombra, Marc Gasol demostró que estaba preparado para la NBA desde el minuto uno. Formó parte de la mejor época de los Memphis Grizzlies y ayudó a los Toronto Raptors a conseguir su primer y único anillo en 2019. Un jugador dedicado a la defensa que siempre estuvo ahí cuando lo necesitó el equipo en ataque.

Elegido en el pick 48 de 2007 por Los Angeles Lakers, sus derechos fueron traspasados a Memphis un año más tarde a cambio de su hermano Pau, uniendo su carrera y apellido a la ciudad de Memphis para siempre. Marc es uno de los jugadores más rentables de la historia del Draft, nunca un tiro de más, nunca un pase de menos y siempre al servicio del equipo, sin egoísmos.

1. Manu Ginóbili

  • Logros: 6º hombre del año (2008), All-Star (2005, 2011), All-NBA (2008, 2011), All-Rookie (2003)
  • Estadísticas acumuladas: 13.3 puntos, 3.5 rebotes y 3.8 asistencias

El Sexto Hombre por autonomasia, aquel que más representó la pasión por el baloncesto y la fidelidad a un equipo. Ginóbili estuvo cerca de no ser elegido en el Draft a pesar de su incipiente cartel internacional, con éxitos en Italia y en su argentina natal. Con el 57 los San Antonio Spurs elegían a un talento desbocado que en tantas ocasiones volvió loco a Gregg Popovich pero que al final acabó amando.

Sin Ginóbili el anillo de 2005 de los Spurs no habría sucedido, el eterno compañero que formó parte de uno de los equipos más memorables y duraderos de la historia. 56 jugadores fueron elegidos antes que él en aquel draft de 1999, tan solo cuatro de ellos fueron All-Star, pero ninguno como Ginóbili. Él abrió una nueva época en la que los jugadores internacionales acabarían conquistando la NBA e instaurando una tendencia en los Spurs. Sin duda, un jugador único.

Más en NBA.com

Navidad NBA
La historia de los españoles en el día de Navidad
Sergio Rabinal
Power Rankings
NBA Power Rankings 2019-2020
Juan Estevez
Navidad 2019
Una razón para cada partido de Navidad 2019
Leandro Fernández
LP
La semana del NBA League Pass
Juan Estevez
aaron holiday
Aaron Holiday, la sorpresa en Indiana
Nacho Losilla
brunson, doncic
El momento de Jalen Brunson
Sergio Rabinal
Más noticias