);
Charlotte Hornets

Entrevista a Willy Hernangómez: "Michael Jordan me dice que quiere que sea una bestia"

Willy Hernangómez
Getty Images

Willy Hernangómez (Madrid, 1994) he recuperado la sonrisa en estos últimos días de marzo. "Un jugador siempre quiere estar en la pista y contribuir a que las cosas le vayan bien al equipo", explica desde Charlotte en conversación telefónica con NBA.com. Dicho y hecho. Enlaza tres partidos en los que, como mínimo, ha disputado 17 minutos. Tres buenas actuaciones y tres victorias ante Minnesota, Boston y Toronto que han relanzado las opciones de entrar en playoffs de los Hornets. "Va a estar difícil porque dependemos de otros equipos. Lo que hay que hacer es plantear cada partido como si fuera una final, competir, mejorar y segur creciendo como cada equipo", analiza el pívot.

Después de varios partidos en blanco, ¿se despierta uno igual al día siguiente de volver a jugar?

La verdad es que no. Jugar, y si encima ganas, te da un plus de felicidad. Te levantas un poco más contento de lo normal. Eso sí, con la misma mentalidad: seguir trabajando para estar preparado para lo que sea.

El 11 de marzo fue titular. Después, diez días y tres partidos sin entrar en la rotación. ¿Cómo se afronta esta situación?

Es un poco el resumen del año. He pasado varias fases en las que he sido titular o jugado bastantes minutos a no hacerlo. No tenerlo nada claro es difícil, sobre todo mentalmente. Como jugador, tienes que estar preparado para todo. Ya pasé por situaciones similares en las que tenía que estar listo para cuando me llamen. También hay que saber que tenemos un entrenador joven, rookie por así decirlo, que cambia la rotación a menudo tanto conmigo como con otros muchos compañeros.

Menciona el plano mental. ¿Cómo lo trabaja? ¿En quién se apoya?

Hay que entender que en la NBA hay cosas, como el tema de los minutos, que no puedes controlar y pueden cambiar de un día para otro. Uno ha de estar siempre el primero, seguir entrenando y mantener una actitud positiva. Tarde o temprano, la oportunidad va a llegar. Claro que hay días en los que estás más enfadado o has jugado un mal partido. Ahí, mi hermano y yo siempre nos llamamos para ayudarnos y decirnos lo que pensamos. Nos aconsejamos y tratamos de olvidar. Ambos empezamos nuestra andadura NBA a la vez y estamos afrontando situaciones parecidas.

También está Pau, a quien le puedes comentar cualquier cosa. Cuando le llamamos a él, a Marc o a Ricky; siempre nos ayudan. Ellos tienen mucha experiencia en la NBA. Un whatsapp o llamada con ellos y como nuevos.

¿En cuántas ocasiones ha podido hablar con Pau?

No sabría decirle, pero muchísimas veces. Cuando nos enfrentamos solemos ir a cenar la noche de antes, pero estamos en contacto siempre que podemos. Cada dos semanas hablamos para saber cómo va todo. Tenemos una relación muy personal.

Lástima de su lesión, aunque le habrá notado feliz con su llegada a Milwaukee.

Está completamente ilusionado. Le toca ser el líder del vestuario y hacer valer su experiencia ganando campeonatos para ayudar a Milwaukee en los playoffs. Tiene muchas más opciones de llevarse el tercer anillo.

Volvamos a usted. Acostumbra a producir mucho en poco, pero ¿no tener seguro su rol en el equipo no le genera más presión cuando juega?

Es muy complicado, pero me quedo con que he estado preparado y mentalmente animado ante cada oportunidad. Cada día libre he entrenado como el que más para aprovecharla. Ya sea ahora o el año que viene, los resultados van a salir. Esta temporada se ha visto claramente que puedo jugar. Se ha notado mi progresión y trabajo durante el verano con el tiro exterior, la mejora física a la hora de coger rebotes. No he contado con los minutos que me gustaría o esperaba, pero he estado preparado en cada momento. Aunque también es cierto que cuando estás 12 o 13 partidos sin jugar, como me ha ocurrido, por mucho que entrenes; necesitas un par de encuentros para recuperar sensaciones y ritmo.

Ya ha disputado tres partidos y 200 minutos más que hace un año. ¿Qué le dice esto?

En relación al año pasado, en el que jugué menos y fui traspasado, aunque no tanto como me gustaría, en este he formado parte de la rotación. Veremos qué pasa este verano. Charlotte sería un buen lugar para mí, pero hay muchos jugadores que acaban contrato. Hay que esperar a ver.

¿Cómo es exactamente su situación contractual de cara al próximo curso?

A partir del 1 de julio, si ellos ejecutan su opción tendré un año más con los Hornets. Si no, podré firmar con otro equipo o de nuevo con ellos.

Es obligado preguntarle por Michael Jordan. ¿Cómo es como propietario?

Bastante más cercano de lo que pensaba cuando llegué. Tengo una buena relación con él. Cada vez que le veo es algo increíble. Además de ayudarme y aconsejarme, me reta y motiva muchísimo. Hay días que está con nosotros dentro del el vestuario, en la zona del fisio. Otros, se mete con nosotros a ver el vídeo y nos da indicaciones. Siempre muestra muchísimo interés para que los jóvenes mejoremos. En Navidad, además de organizar una cena, nos dio un regalo a cada uno. También hemos ido a jugar con él al golf.

¿Cómo le motiva Jordan?

Que Michael Jordan sepa tu nombre, quién eres y te diga: 'Willy, quiero que seas una bestia y cojas más de 10 rebotes', es una motivación más que de sobra.

¿Qué siente uno como jugador NBA?

Una de las cosas que más he aprendido a valorar es lo rápido que pasa el tiempo. Han transcurrido tres años de los que casi no me he dado ni cuenta. Así que intento disfrutar de cada día, partido, momento y viaje. Todo es una gran experiencia. El tiempo que paso con mis amigos cuando vienen a verme o con mi familia cuando estoy en España hace que todo sea incluso más especial.

Ha jugado en los Knicks y vivido en Nueva York. Ahora lo hace para los Hornets en Charlotte. ¿Qué diferencias observa entre los mercados grandes y pequeños?

La repercusión mediática en Nueva York, una de las mayores ciudades del mundo, es muy grande. Aquí, en Charlotte, todo resulta más tranquilo y fácil. La vida es más cómoda. Si haces un mal partido, la prensa o la gente no te critican después. También puedes ir andando por la calle o ir a un restaurante a cenar. En Nueva York era todo más caótico.

¿Nota desde dentro la evolución que ha experimentado el juego desde su desembarco?

Sí que se percibe. Aunque yo ya estaba acostumbrado en Europa, aquí ha sido un cambio importante el pasar de 24 a 14 segundos de posesión tras coger un rebote ofensivo. Los tiempos muertos son más cortos y hay menos… Todo hace que se acelere el juego. Además, el jugador cada año progresa, tira mejor y se meten más puntos. Lo que, a su vez, te obliga a mejorar cada año.

Una curiosidad. Como pívot formado en Europa, ¿notó significativamente la norma de los tres segundos defensivos?

Te obliga a estar atrás mucho más atento y en movimiento. Allí te puedes quedar plantado en la zona. Aquí es todo más dinámico. Debes tocar al atacante para resetear esa cuenta de tres segundos. Aunque es cierto que se pitan muy pocos, apenas uno cada 0,2 cada seis o siete partidos.

Hace unos días Joel Embiid manifestó que era el jugador "más imparable". ¿Está de acuerdo?

Seguro que está entre los más dominantes. Físicamente es uno de los jugadores más altos, fuertes y potentes de la NBA. El día que quiere y se pone, es realmente difícil pararle. Tienes que estar muy duro para frenarle, aunque mentalmente puedes buscarles las cosquillas. Le gusta mucho hablar, lo que puede ir también en su contra.

MÁS | El agente de Lull: "Nunca ha descartado completamente la NBA"

Entiendo que se verá en el Mundial de China este verano.

Tengo muchísimas ganas de ir con la selección. Quiero acabar bien la temporada y seguir mejorando en verano. Antes, puedo tener dos o tres meses de duro trabajo para llegar mejor que nunca al Mundial. Decir que no a la selección el año pasado (durante la Ventana de junio/julio) fue bastante duro. Si tengo la posibilidad y Sergio (Scariolo) me llama, no pienso perderme.

Imagine que repetimos conversación en marzo de 2020. Con un enfoque realista, ¿cómo se proyecta Willy?

Espero que nos veamos en una situación más estable en la que, con una continuidad de minutos, pueda estar peleando por entrar o estar ya clasificado para los playoffs.

Más en NBA.com

P.J. Tucker
Tucker quiere renovar con los Rockets
Nacho Losilla
Klay Thompson, Mychal Thompson
Mychal Thompson detalla la recuperación de Klay
Leandro Fernández
Dwight Howard, Joakim Noah, Marreese Speights
Los Lakers evaluarán a Howard, Noah y Speights
Leandro Fernández
Guía Mundial China 2019
Guía completa del Mundial de baloncesto
Leandro Fernández
Gregg Popovich, Steve Kerr
Popovich, sobre el Team USA: "Cenamos sin móviles"
Nacho Losilla
españa eurobasket 2015
España, frente a frente: 2015 vs 2019
Nacho Losilla
Más noticias