);
NBA

Entrevista a Luigi Datome: "Obradovic y Stevens manejan situaciones que yo nunca había visto"

Luigi Datome, ex NBA y jugador de Euroliga con el Fenerbahçe
Euroleague

Después de semanas de sequía, Madrid recibió este miércoles con lluvia al Fenerbahçe . El actual subcampeón de Europa y líder de la presente Euroliga llega con retraso a la capital de España, donde este jueves se enfrenta al Real Madrid. Pero apenas transcurridos unos minutos y enfundado en el chándal del, club Luigi Datome (Italia, 1981), Gigi , acude a su cita con NBA.com en el hotel de concentración del club turco, donde aterrizó en 2015 después de una aventura de dos años en la NBA (pasó por los Pistons y Celtics) . En su carisma, amabilidad y buen trato se nota que por algo es el presidente de la asociación de jugadores de la Euroliga. No elude ninguna pregunta y hasta en ocasiones lamenta extenderse demasiado en sus respuestas. Un lujo.

Su cuarta temporada en el Fenerbahçe. Debe estar muy a gusto en Turquía.

¿Hablamos de baloncesto o de la ciudad?

De ambas.

Estoy muy feliz por formar parte de este club, aunque nunca puedes relajarte. Cada día representa un desafío para nosotros. Cuando uno se encuentra a un nivel tan alto, lograr el objetivo es muy complicado. Requiere de una dedicación enorme. Es una vida dura, pero eso es lo que me hace estar muy contento de estar en el Fenerbahçe. Todo al mismo tiempo que soy un enamorado de Estambul.

Llegan a Madrid como líderes en solitario de la Euroliga . Una campaña casi perfecta.

Hasta el momento hemos hecho muy bien las cosas, pero sabemos que al final de la temporada regular no se decide nada. Luego llega el playoff de cuartos y después, esperemos, la Final Four. Dicho lo cual, insisto, estamos muy contentos por el camino trazado hasta ahora.

Hace unos meses surgieron ciertas dudas sobre la viabilidad del Fenerbahçe de cara a la siguiente temporada. ¿Se han resuelto ya?

Como ocurre con otros grandes clubes como el Real Madrid o el Barcelona, el fútbol es el tren principal que tira de nosotros. Es cierto que el presidente realizó unos comentarios que dieron la vuelta al mundo. Pero a nosotros siempre nos han dicho que quieren mantener al Fenerbahçe al más alto nivel europeo. Y para ello, claro está, necesitas ciertos estándares que te permitan pelear por metas tan importantes como por las que luchamos. Por ahora, estamos contentos con nuestra situación.

Hablemos de Zeljko Obradovic. ¿Cómo es trabajar con uno de los mejores, sino el mejor, entrenadores del Viejo Continente?

Algo muy bueno y al mismo tiempo muy duro. Pero al final, si juegas para él, lo haces para ganar. Eso es lo más importante. Zeljko te enseña muchas cosas, ya no sólo de baloncesto, sino de la vida. Tenemos una gran relación. Me siento orgulloso de haber sido jugador suyo durante ya cuatro temporadas. Lo que significa que debe estar algo contento conmigo.

¿Cuáles son las enseñanzas vitales que transmite?

El baloncesto no es lo más importante. También tienes que ser una buena persona y respetar las reglas. No puede haber ninguna súper estrella en ningún equipo. No digo que yo lo sea, pero lo que Obradovic dice es que el equipo está por encima de todo. Con dedicación, trabajo y confianza entre las personas puedes lograr algo bueno en el deporte. Y cuando observa ciertas malas actitudes, tanto si eres un veterano como uno de los de jóvenes, se acerca para comunicarte que esa no es la forma de comportarse.

Sé que es difícil, pero si tuviera que elegir una sola cualidad de Obradovic, ¿cuál sería?

(Piensa). Una cualidad... Lo que más me impresionó la primera vez que le vi fue su deseo por competir, su perfección para poder estar en una posición ganadora. Ha ganado todo en muchas ocasiones. Así que, si alguien como él muestra ese hambre, al menos debes estar a ese mismo nivel. Eso es ser un líder.

Cuando están en un partido y ven que, conforme su enfado aumenta su rostro va volviéndose rojo, ¿qué piensan sus jugadores? Imagino que mejor no decirle nada.

(Ríe) Eso por supuesto. Mucha gente le ve así por la tele y luego me escribe. Pero yo le veo así todos los días. Así que no me sorprende. Los que llevamos años jugando para él sabemos de inmediato cuando hemos hecho algo que no debería ser así o, al contrario, algo cuya ejecución le va a agradar.

En definitiva, cuando se va poniendo colorado es mejor dejarle tranquilo y esperar a que se tranquilice para ir a hablar con él.

Como jugador que ha pasado tanto por la NBA como por la Euroliga. ¿Cree que Obradovic está preparado si recibiera una oportunidad o decidera dar el salto a...

(Corta la pregunta). ¡Sí! Completamente, completamente. Es un baloncesto diferente, vale, pero no se trata solo de su talento como entrenador. Es un estudiante del juego. No deja de ver baloncesto. Si quisiera ir a la NBA, no podría emplear los mismos recursos que aquí por esa distinción a la que aludía. Se trata de una decisión exclusivamente suya, pero su conocimiento e inteligencia son brillantes. Tuve algunos entrenadores allí que, de largo, eran peores que Obradovic.

Brad Stevens fue uno de sus entrenadores en la NBA. ¿Podría realizar algún tipo de comparación entre él y Zeljko?

Ambos son brillantes. Cuentan con una mente privilegiada para el baloncesto. Manejan algunas situaciones tras tiempo muerto que yo, personalmente, jamás había visto. Pero si las ejecutas de la forma correcta, con el timing y el espacio adecuados, realmente funcionan.

Al mismo tiempo son diferentes, aunque buenas personas. Con Obradovic llevo ya cuatro años y con Stevens sólo pude estar unos meses. Él es más tranquilo, más elegante. Aunque también tiene esa especie de fuego dentro que le ha permitido ganarse el respeto y la atención de sus jugadores. Y también hay ocasiones en las que grita.

Fue corta, pero ¿qué recuerda de su etapa en los Celtics? ¿Es una organización tan especial como dicen?

Sí, sin duda. Claro que cuando yo estuve allí no eran los Celtics que ahora son y están compitiendo por el anillo. Era un momento de reconstrucción, pero pude sentir la historia y esa relación con la ciudad. No era uno de los principales jugadores, pero la gente por la calle me reconocía. Vivir en Boston y ser jugador de los Celtics es una gran experiencia. Y qué decir de llevar su camiseta en ese pabellón. Algo muy especial.

¿Ve partidos de la NBA?

No mucho. Cuando tengo la oportunidad acostumbro a ver encuentros de aquí porque quiero fijarme en mis rivales. A veces, si hay uno de la NBA lo pongo. Pero si no es interesante, lo cambio al momento.

¿Qué jugador le impresionó más?

LeBron James. Es el jugador total. Curry impresionaba y puede que Durant fuera mejor anotador que LeBron, pero me quedo con él tanto como jugador y líder.

Aún en Europa, pero otro al que se ha enfrentado es Luka Doncic. ¿Esperaba que tuviera un impacto semejante ya en la NBA?

Sinceramente, no. Creo que incluso él no imaginaba algo así. Está haciendo números comparables a los de LeBron y Michael Jordan en su primer año. Estoy muy feliz por Luka. Creo que fue positivo para él irse tan pronto para así tener tiempo y adaptarse. Aunque no lo ha necesitado. Ahora es todavía más claro que va a tener una carrera brillante.

El esloveno de los Mavericks estuvo en la final de Belgrado del año pasado de la Euroliga. ¿Ha olvidado ya ese partido o sigue acordándose de Belgrado?

No lo he olvidado. Sigue dentro de mí, es una sensación muy mala. Ese tipo de encuentros, el equipo que presenta una mayor intensidad y maneja mejor las emociones parte con ventaja. Ellos cogieron varios rebotes ofensivos y se llevaron los balones sueltos. Estuvieron ahí y creo que merecieron el triunfo. Eso es todo. Hace dos años nosotros estuvimos en esa misma situación y es un sentimiento maravilloso. Pero si eres lo suficientemente inteligente, tienes que aprender la lección y manejar ese fuego que tienes dentro para trabajar aún más porque sabes que no eres el mejor equipo. Que hay que mejorar. Eso es lo que ha dejado en mí esa final.

Para terminar, dos preguntas más distendidas. Si James Harden es la barba de la NBA, podríamos decir que usted es la de la Euroliga.

¡Oh! No quiero que Rodríguez se lo tome de forma personal (ríe). Aquí él es el pionero de la barba, así que respeto al Chacho.

¿Ha tenido ya la oportunidad de conocer en persona a J.K. Rowling, la escritora de la saga Harry Potter?

No, no. Simplemente nos hemos escrito alguna vez en Twitter. Fue una situación única por la forma en la que nos conocimos el uno al otro a través de esa red social ( todo fue a raíz de una cicatriz en la frente que recordaba mucho a la del célebre mago ). Algo bueno para mí, pero con eso es suficiente.

Más en NBA.com

Terry-Stotts-051519-usnews-getty-ftr
Portland extiende el contrato de Stotts
Pablo Schatzky
Luka Doncic, Trae Young
Doncic y Young lideran el mejor quinteto de novatos
Leandro Fernández
Kawhi Leonard guarded Giannis Antetokounmpo more than any other Raptors player in Game 3.
Claves y predicciones del 4° Raptors-Bucks
Micah Adams
Golden State Warriors
Golden State y la fuerza de sus suplentes
Leandro Fernández
Ralph Sampson Hakeem Olajuwon
Hoy en los Playoffs: el segundo de Sampson
Matias Baldo
Draymond Green
Green: "Nunca nos rendimos”
Sergio Rabinal
Más noticias