);
NBA

El desembarco de la NBA en Europa: Shaquille O'Neal, Dominique Wilkins y el mítico Wembley

La llegada de David Stern al frente de las oficinas de la NBA supuso una rápida pero progresiva renovación de la estructura y estrategia de la liga. No solo en lo deportivo donde se reforzó la igualdad competitiva a través de la creación de un límite salarial así como el fortalecimiento de la primera ronda de los Playoffs o la introducción de la lotería del Draft sino también en lo económico y empresarial donde la NBA pasó de ser un producto exclusivamente estadounidense o norteamericano en el mejor de los casos a ir convirtiéndose en el fenómeno global que conocemos hoy en día donde la interacción entre la competición y el resto del globo es constante y bidireccional.

Desde mediados de los años 80 la liga trató por diferentes medios de expandir su imagen y su producto en diferentes mercados, sirva como ejemplo el acercamiento con China en 1985 que culminó con un acuerdo de difusión del juego en 1988 o los torneos anuales entre conjuntos europeos y de la NBA denominado McDonald's Open que entre 1987 y 1999 sirvió como punto de encuentro para los dos baloncestos.

MÁS | Todos los partidos NBA jugados en Europa en la historia: Londres, París, Madrid, Barcelona...

En concreto en el continente europeo, la liga estadounidense siempre tuvo una fijación especial. Conscientes del impacto y la importancia que tenía el baloncesto en esta zona geográfica, la NBA invirtió sus esfuerzos en expandir su marca a través del lanzamiento de cintas VHS con las mejores jugadas, monográficos de estrellas y demás contenido. Aunque el verdadero punto de inflexión en ese sentido vendría de la mano de la emisión regular de partidos en las televisiones nacionales, que en el caso concreto de España sucedería en noviembre de 1987 de la mano de TVE y que gracias al programa Cerca de las estrellas con Ramón Trecet al frente la repercusión de la NBA en este país crecería considerablemente.

Gracias al mencionado McDonald's Open entre equipos FIBA y NBA los aficionados europeos podrían ver de cerca a las estrellas de la liga enfrentarse a caras más conocidas además de avivar el debate entre los dos baloncestos. Figuras como Larry Bird, Magic Johnson o Patrick Ewing fueron algunos de los nombres más destacados que sirvieron de comitiva y embajadores para una competición en expansión que en 1992 alcanzaría su punto más alto.

Lo haría a través del Dream Team, una vez derribada la barrera del amateurismo que impedía a los profesionales de la NBA competir en torneos con su selección nacional, y que elevaría a un estadio de popularidad y relevancia nunca antes conocido, dando inicio a un fenómeno global que se vería alimentado por el aura de los Chicago Bulls así como de otras estrellas de la competición.

Sin embargo y pese a que se habían dado diferentes interacciones en territorio europeo, nunca se había producido un partido de pretemporada bajo plena coordinación de la NBA. Sí se había producido, no obstante, un partido entre New Jersey Nets y Phoenix Suns en 1984 en Milán, pero sería dentro del marco del 1° Open Italiano di Basket que contó con la presencia de Varese, Bologna y Simac Olimpia Milano. Sucedería pues, el 30 de octubre de 1993 un evento al más puro estilo NBA en uno de los bastiones de Europa como es Gran Bretaña y, en concreto, en el mítico Wembley Arena con capacidad para más de 12.000 personas.

Los equipos protagonistas del evento serían los Orlando Magic y Atlanta Hawks los cuales disputarían dos partidos seguidos a modo de preparación antes de iniciar su temporada 1993-1994 con Shaquille O'Neal y Dominique Wilkins como perfectos reclamos para un público entregado.

Así, la NBA pudo realizar en el estadio londinense una puesta en escena lo más parecida a lo que podría vivirse dentro de un partido de fase regular en cualquiera de las 28 franquicias que componían el cosmos de la liga en aquel momento. Una experiencia única, pues era eso lo que se trató de replicar, trayendo los espectáculos previos, la música y recreando el ambiente que solo la NBA tenía en el mundo del baloncesto.

"Este es un primer paso, simplemente traer un partido aquí que puede destacar a dos grandes estrellas de la NBA: Shaquille O'Neal y Dominique Wilkins", dijo Terry Lyons de NBA International. "Queríamos abrir camino en Gran Bretaña".

Orlando se llevó el primero de los partidos por un contundente resultado de 120 a 95 y los Hawks vencieron en el segundo de la mano de un Dominique Wilkins estelar que anotó 33 puntos en el segundo encuentro además de imponer una defensa que dejó sin argumentos a los Magic, muy lastrados por los problemas de faltas que tuvo que afrontar Shaquille O'Neal, acabando 113 a 101 a favor de Atlanta.

Lo importante en realidad no fue el partido en sí, sino todo lo que pudo generarse alrededor, siendo más una experiencia inolvidable que un simple encuentro de baloncesto. La mística alrededor de Shaq, los vuelos sin motor de Wilkins y la propia atracción que generaba la NBA en 1993 fue suficiente para despertar en el aficionado europeo una pasión que a día de hoy sigue más viva que nunca.

El legado

Aquel simple encuentro de pretemporada abriría la veda para que más y más veces se diesen encuentros como este no ya solo en Europa sino en el resto del mundo, siendo México y Puerto Rico alguno de los destinos más comunes de la NBA fuera de sus fronteras. Al año siguiente la liga regresó a territorio europeo en un duelo entre Golden State Warriors y Charlotte Hornets donde la gran ausencia fue el lesionado Sarunas Marciulonis. Tuvieron que pasar dos años más para que dos equipos se volviesen a enfrentar, en este caso en una doble cita, primero en Alemania y luego en España entre Indiana Pacers y Seattle Supersonics.

Años más tarde, en pleno siglo XXI las visitas de la NBA a Europa sucederían en el marco del NBA Live Europe Tour que traerían a equipos como los Philadelphia 76ers, Toronto Raptors, Boston Celtics o New Jersey Nets a diferentes partes del Viejo Continente.

MÁS | Los apuntes del NBA Paris Game 2020: la NBA sigue creciendo por el mundo

El éxito de estos eventos derivó en un momento fundamental en marzo de 2011 cuando la NBA finalmente realizó su primer partido de fase regular en Europa, en concreto en el O2 de Londres, donde se enfrentaron Raptors y Nets y que salvo en 2012 por el lockout la fecha europea siempre ha sido fija en el calendario, incluyendo el partido de 2020 celebrado en París entre Hornets y Bucks.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Anthony Davis, Montrezl Harrell y DeMar DeRozan
El seguimiento de todos los agentes libres 2020
NBA.com Staff
Saric
Una pieza más para Phoenix: Dario Saric
Juan Estevez
Andrew Wiggins shot 6-25 on wide open 3s with the Warriors.
Un punto débil en los nuevos Warriors
Juan Estevez
Westbrook Holiday Paul
El mercado NBA 2020-2021, al día
NBA.com Staff
Brown
Una delegación de la NBPA se reunió con el Papa
Juan Estevez
#Oubre
Oubre y Warriors: "Es un gran encaje para mí"
Sergio Rabinal
Más noticias