);
NBA Finals 2020

Finales NBA 2020: 10 observaciones de la enorme victoria de Miami Heat ante Los Angeles Lakers para acercarse en la serie

Jimmy Butler, Miami Heat
Getty Images

Hay cosas que la razón no puede explicar cuando en el medio se mete el corazón. Y hay corazones que son gigantes y pueden contra todo. Cuando todos parecían dar por perdido a Miami Heat, con una desventaja de 2-0 frente a un equipo con LeBron James y Anthony Davis y sin dos jugadores importantes como Bam Adebayo y Goran Dragic, el conjunto de Florida apareció con todos esos intangibles que necesitaban para darse vida. Y, sobre todo, con el corazón fuera de serie de un Jimmy Butler realmente monumental.

Más | Con un Jimmy Butler descomunal, Miami Heat venció a Los Angeles Lakers y descontó en las Finales

El escolta condujo el épico 115-104 ante Los Angeles Lakers, que deja estas Finales con 2-1 y mucho por jugarse todavía. Vamos con 10 observaciones del triunfo de Miami.

Jimmy Butler contra el mundo

¿Existe alguien en la NBA con un espíritu competitivo superior al de Jimmy Butler? Si lo hay, es fácil olvidarse todos los nombres después de la demostración de la estrella de Miami. Si lo del segundo partido ya había sido genial pese a la derrota, lo de esta noche fue realmente un espectáculo de esos que se van a recordar por mucho tiempo. Una función que ni siquiera los números sensacionales le hacen justicia para describir.

Jimmy fue un motor de energía, juego y personalidad constante. Activó un modo súper agresivo e inagotable que lideró en todo momento al Heat. Supo cuándo buscar sus puntos, cuándo encontrar opciones para sus compañeros... Hizo y más y, esta vez, tuvo premio.

Butler es el tercer jugador en toda la historia de la NBA en completar un triple-doble en Finales anotando 40 puntos. Esa fue su anotación, con una noche súper efectiva de 14-20 dobles y 12-14 libres. Quién necesita triples cuando se tiene esa capacidad para penetrar y definir cerca del canasto, para sacar faltas o para dominar la media distancia... Además, 11 rebotes, 13 asistencias, 2 robos y 2 tapones en 45 minutos de una entrega notable.

Cuando los Lakers borraron la ventaja de los Heat en el inicio del último cuarto, Jimmy igualó rápidamente, defendió a LeBron de gran forma un par de veces, encontró a Olynyk con pases precisos para cinco puntos y luego llegó su momento para definir con sus puntos. 10 tantos y 5 asistencias en el parcial final. ¿No está Adebayo? ¿Tampoco Dragic? No hay problema. Miami Heat tiene a una súper estrella por demás particular en Butler. Y habrá vida mientras Jimmy esté en cancha.

LeBron y su habitual producción

Por algo es el gran dominador de la última década, el hombre de las nueve Finales en sus últimas nueve apariciones en Playoffs, el que está buscando ser el primero en ganar no sólo su cuarto anillo, sino en ser el primero en sumar tres MVP de Finales como camisetas distintas. LeBron James siempre estará, por más que a veces no sea suficiente.

James hizo lo habitual y lideró a los Lakers con 25 puntos (9-16 campo, 1-5 triples, 6-9 libres), 10 rebotes, 8 asistencias y 2 tapones en 39 minutos, pero también 8 pérdidas de balón. Cuando encaró con decisión, fue incontenible. Pero hoy extrañó a su gran ladero.

Anthony Davis y los problemas de falta

AD había sido (junto a LeBron) el principal problema de Miami en los dos primeros partidos de la serie, ni hablar ante la ausencia de Bam Adebayo. Claro que la historia cambió por completo en este tercer partido. Es cierto que los de Florida hicieron un mejor trabajo defensivo desde el comienzo, negando recepciones cerca del canasto. Pero el interior de los Lakers hizo su parte metiéndose en problemas de faltas personales.

En el primer tiempo apenas jugó 11 minutos tras cometer tres. Y en menos de dos minutos del tercer parcial cometió su cuarta para quedar aún más condicionado. AD no fue el mismo y, sobre todo, no tuvo el mismo impacto, porque nunca pudo ganar ritmo: 15 puntos (6-9 campo, 1-2 triples, 2-2 libres), 5 rebotes, 3 asistencias, 2 robos y 5 pérdidas en 33 minutos. Uno de sus peores partidos en esta postemporada.

Miami y un sacrificio físico y defensivo notable

Por el contexto (el no tener a Adebayo), la defensa de Miami fue monumental. Tuvo momentos donde sufrió, pero la mayoría fueron notables, con el sacrificio, compromiso y agresividad necesarios para compensar la enorme ventaja física y atlética de los Lakers, que no se notó como se venía notando. Es más, Miami supo aguantar hasta el final cuando las piernas y la cabeza pedían descanso. Notable manera de darse vida en la serie.

Si bien los Lakers ganaron la batalla en los rebotes, la diferencia no fue tan grande como en los partidos anteriores (43-37). Pero Miami logró bajar el impacto ofensivo angelino, llevándolo hasta un 43% de campo (14-42 triples), generando 19 pérdidas (que le dieron 21 puntos) y dominando la batalla de puntos en la pintura (52-34).

Kelly Olynyk, el factor X

Lo del canadiense ya había sido bueno en el Game 2, y esta vez repitió y con premio. No será una presencia física importante, pero su toque y cualidades ofensivas son como agua en el desierto para Miami por el contexto: 17 puntos, con 2-4 dobles, 3-5 triples y 4-4 libres, más 7 rebotes, una asistencia y dos robos en 31 minutos. 7 de sus 17 tantos fueron en el último cuarto, con cinco de ellos en un momento clave cuando los Lakers habían tomado la delantera. Ya no sólo es valioso ante la ausencia de Adebayo, sino que se anota para ser importante si llega a regresar el pívot titular.

Tyler Herro, oportuno

No venía siendo un partido efectivo, pero el rookie volvió a hacer lo habitual en estos Playoffs: demostrando una personalidad enorme para sus 20 años. Cerró con 17 tantos, 3 rebotes, 2 asistencias y un robo en 36 minutos. No estuvo fino para el tiro (6-18 campo, 2-7 triples), pero tuvo una ráfaga puntual para encaminar la victoria en el último cuarto, donde anotó 8 tantos (3-5 campo). La frescura que Miami necesitaba para acompañar a Butler.

Duncan Robinson, con señales de vida

Después de dos primeros partidos muy pobres (9 puntos y 2-10 triples combinados), el tirador de Miami tuvo su primer partido generando un impacto. Lejos de su mejor versión, pero siendo valioso: 13 puntos, con 3-10 en triples, más 5 rebotes, 3 asistencias, 2 robos y un tapón en 39 minutos.

El banco crece, los titulares se caen

Dos muy buenas noticias para los Lakers: Kyle Kuzma tuvo un partido con la imagen que necesitan los Lakers de él, la de un anotador peligroso para complementar a las estrellas. El joven cerró con 19 puntos (4-8 triples) y 3 rebotes. Junto a él, Markieff Morris jugó uno de los mejores partidos de su vida por el contexto, con 19 tantos (5-11 triples) y 6 rebotes.

Claro que ellos sólo compensan lo pobre que están haciendo dos titulares como Danny Green y Kentavious Caldwell-Pope, que se combinaron para 7 tantos y 1-11 campo (1-7 triples). Es más, todos los Lakers no llamados Kuzma o Morris se combinaron para 5-23 triples.

Las pérdidas de los Lakers, a ritmo histórico en el inicio

El inicio defensivo de Miami fue espectacular. Desde su determinación, agresividad y espíritu competitivo, desplegó una defensa realmente genial, intensa, que cerró caminos, que presionó y anticipó... Los 10 primeros minutos de ese primer cuarto fueron espectaculares, a tal punto que generaron ¡10 pérdidas! que les dieron 11 puntos.

No sólo fue la cifra más alto para un cuarto de los Lakers en toda la temporada, sino que igualó la mayor cantidad de errores de balón para un cuarto de Finales desde que se tiene registro del jugada a jugada (1996-1997), según @ESPNStatsInfo. Lo único malo para Miami es que, con todo lo bueno que realizó, apenas terminó el parcial con una ventaja de 26-23.

Los Lakers cerraron el partido con 19 pérdidas, igualando su segunda peor marca de esta postemporada (la peor fue de 23 frente a Denver, aunque en un partido que terminó en victoria).

Los inesperados factores para sostenerse al comienzo

Si hubiera que marcar dos factores, por lo menos, irregulares en los Lakers a lo largo de la temporada, sin dudas que habría que apuntar al aporte de su banco de suplentes y, sobre todo, a su tiro de tres puntos. Por eso resulto curioso que justo eso fuera lo que evitó que Miami se escapara en la primera mitad después de ser superior desde lo colectivo. Más allá de un LeBron James en modo líder (16 puntos, 6 rebotes y 6 asistencias), Los Angeles quedó apenas cuatro abajo (58-54) por...

  • 8-21 en triples (38,1%)
  • 29 puntos desde sus suplentes: 10 de Markieff Morris, 9 de Kyle Kuzma, 7 de Alex Caruso y 3 de JR Smith.
  • Para nada casual tampoco que 6 de los 8 triples hayan sido de sus suplentes (Kuzma y Morris 2, Caruso y JR uno).

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Westbrook Holiday Paul
El mercado NBA 2020-2021, al día
NBA.com Staff
Anthony Davis, Montrezl Harrell y DeMar DeRozan
El seguimiento de todos los agentes libres 2020
NBA.com Staff
Brown
Una delegación de la NBPA se reunió con el Papa
Juan Estevez
#Oubre
Oubre y Warriors: "Es un gran encaje para mí"
Sergio Rabinal
hernangomez
Hernangómez y sus opciones de sumar en Pelicans
Sergio Rabinal
gasol
Gasol y su encaje en Lakers
Sergio Rabinal
Más noticias