);
Charlotte Hornets

NBA Paris 2020: Charlotte Hornets sorprende en su primera temporada sin Kemba Walker gracias a Devonte’ Graham

Cuando todo parecía más oscuro que nunca, aparece la luz. La elección de Kemba Walker de marcharse a Boston fue entendida por todos, por mucho que doliese en Charlotte. El asunto es lo que significaba: una reconstrucción larga y oscura, sin grandes nombres, y una carga salarial brutal en la plantilla.

MÁS | ¡Vota aquí a tus jugadores favoritos para el All-Star 2020!

Estos Hornets estaban proyectados en la mayoría de rankings a ser el peor equipo de la Conferencia Este y de la NBA. Su fichaje estrella fue sobrepagar a Terry Rozier, jugador que hasta la fecha no había sido titular de forma estable y venía a sustituir a uno de los mejores de la NBA en su puesto. Tarea sencilla.

James Borrego afrontaba su segunda temporada en el banquillo con una plantilla que mezcla jóvenes y veteranos, sin ninguno que destacase en ambos grupos. Más bien, jugadores con mucho que demostrar. Rozier, que podía ser titular; Miles Bridges, Malik Monk y el recién elegido PJ Washington, que merecen una buena oportunidad en la liga; y veteranos como Nico Batum o Marvin Williams, que todavía son útiles para equipos de Playoffs.

De entre todo esto, solo un factor se escapa. Predecir resultados es imposible. Con el contexto y antecedentes, puedes tirar una idea que se acerque mucho o incluso -en algunos casos- calque la realidad. Sin embargo, en los Hornets de la 2019-2020 estaba ese factor X: Devonte' Graham.

El combo de segundo año es una de las grandes historias de la temporada NBA, que ya os hemos contado en detalle en NBA.com en otras ocasiones. Un anotador de tres sobre bote que estira a las defensas y es capaz de clavar tiros punteados y lejanos como si de Damian Lillard se tratase. De hecho, según Synergy Sports y como recoge The Athletic, promedia 1,54 puntos por posesión en tiros punteados. Una barbaridad.

Graham era el punto impensable de Charlotte, el jugador que cambia la temporada por completo. Aunque lleva un tramo algo más fallón desde el triple (36,6% últimos 19 partidos), lo compensa aumentando su prestación como pasador (8,2 asistencias por 2,8 pérdidas). Graham combina una habilidad para anotar triples y encontrar compañeros que es básica para los Hornets. El punto de inicio para la estructura.

Un esquema que se asienta en la pareja que forma con Rozier. Las carencias y los puntos fuertes de ambos encajan muy bien en ataque. En la NBA de los aleros y la versatilidad, Rozier y Graham representan una pareja de combos interesantes. Ninguno es un base al uso, tampoco un escolta. Precisan del balón para producir, pero su tiro exterior les permite jugar sin él en las manos.

Rozier es un especialista a la hora de penetrar y anotar en situaciones de desventaja física. Es capaz de anotar canastas muy complicadas cerca del aro. Mientras, Graham lleva peor lo de buscar la canasta. ¿Qué se le da bien? Lo que Rozier lleva peor, ser un verdadero creador de juego para el resto y anotar triples sobre bote.

Desde esta pareja, titular indiscutible, la que más minutos y tiros acumula, arrancan los Hornets. Más allá de estos dos, tampoco tienen demasiado que ofrecer. Marchan 15-29 cuando se escriben estas líneas, 9º del Este. Eso sí, se sitúan entre los 10 peores ataques y las 10 peores defensas de la NBA. Tienen carencias, es evidente, pero pelean y tienen una identidad clara.

Madrugada del 5 de enero. Mavs y Hornets juegan en Dallas. Después de ir más de 20 arriba, la ventaja de Charlotte se evapora en el tercer cuarto y llegan al cierre del encuentro igualados. Doncic lidera la remontada y en el American Airlines Arena comienza a sonar el tema de Jouerney "Don´t Stop Believin". Todos los seguidores de Dallas cantan y el ambiente se pone en contra de los Hornets.

Tiempo muerto de Borrego, pierden y quedan dos minutos. Se deja caer en la silla del banquilllo y canta, a capela, su versión de la canción. Los jugadores alucinan. No entienden nada. Unos se ríen, otros se miran confundidos.

MÁS | Los 5 momentos de Westbrook en OKC

"Simplemente llegó al corrillo y comenzó a preguntarnos a todos si conocíamos esta canción y empezó a cantarla", dice PJ Washington. "Pensamos: "vamos perdiendo como seis abajo y quedan dos minutos para el final". Así que fue divertido. Pero definitivamente aliviamos el estado de ánimo y entramos mejor al parqué para seguir luchando".

Pareciese como pareciese, la tontería de Borrego alivió a sus jugadores. Quitó tensión de los hombros a un equipo joven y falto de líderes, que salió, marcó un parcial en positivo y se llevó una trabajada y valiosa victoria en Dallas. Borrego es clave para la temporada de Charllote, aunque también le queda mucho por demostrar, dota de identidad y de alegría a un equipo con lagunas en varias posiciones y de calidad.

Sigue la NBA con el NBA League Pass, suscríbete aquí.

Graham, Rozier y Borrego. Esa es la base. Después, en las alas, se encuentra un pequeño vacío. La temporada de Malik Monk es decepcionante y, pese a haber mejorado recientemente, se podría dar su traspaso; Miles Bridges todavía tiene que romper el cascarón, ser más regular; y Nico Batum sigue tan lejos de las prestaciones que demanda su contrato como lo estaba el curso pasado.

En el cinco, Cody Zeller y Biyombo se han alternado el puesto de cinco titular y parece que Borrego se siente más cómodo con el jugador de origen africano. Les da más defensa e intimidación, además de que Zeller está funcionando con la segunda unidad. Willy Hernangómez tiene muy complicado jugar en lo que resta de temporada, salvo que haya traspasos o lesiones.

Marvin Williams es el veterano más aprovechable del equipo. Un cuatro fuerte, con experiencia y un sólido tiro exterior que sin duda provocará que más de un equipo de Playoffs llame a las oficinas de Mitch Kupchak. La otra gran pieza es PJ Washington, que en sus primeros 35 partidos como profesional promedia 12,5 puntos, 5,5 rebotes, 2 asistencias y un 40% en triples. Apunta a muy útil al medio plazo.

Lo importante de estos Hornets es que compiten. Lo normal es que terminen fuera de Playoffs y que, en determinado momento, caigan en la tabla por una mala racha de resultados. Sin embargo, tienen identidad y juegan divertido, sin miedo. No tienen complejos sobre el parqué.

De cara a los próximos años, la columna vertebral del equipo debe formarse alrededor de Graham, Rozier, Bridges y Washington. Después de ellos, todo puede moverse para mejorar una plantilla que necesita desesperadamente ayuda con un cinco titular de garantías y un alero que pueda abrir el campo y crear espacios para los generadores.

Los Hornets tienen una excelente oportunidad de lucirse en París, ante unos Milwaukee Bucks que saldrán a competir al 100%, al nivel que acostumbra. Charlotte es un equipo divertido y pueden cautivar al aficionado francés con sus jóvenes y su estilo. ¿Aprovecharán la oportunidad para dejar un buen sabor de boca en los seguidores del país vecino?

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

boston celtics
Previa de Celtics rumbo a la 2020-2021
Sergio Rabinal
Anthony Davis, Montrezl Harrell y DeMar DeRozan
El seguimiento de todos los agentes libres 2020
NBA.com Staff
Heat
Previa de Miami rumbo a la 2020-2021
Juan Estevez
Holiday
¿Cuánto resolvió Milwaukee de su gran punto débil?
Juan Estevez
Lakers
Previa de Lakers rumbo a la 2020-2021
Agustín Aboy
deandre ayton
Ayton, el gran ganador del arribo de Paul a Phoenix
Juan Estevez
Más noticias