Playoffs 2021

La resiliencia protagoniza los NBA Playoffs 2021: los equipos que sobreviven a las lesiones de sus estrellas

Capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado o situación adversos. Esa es la definición que le da la Real Academia Española a la palabra resiliencia. Las franquicias de la NBA no son seres vivos, pero lo que están atravesando en este momento los sobrevivientes de los Playoffs 2021 bien encaja en esa definición.

Phoenix Suns (y los ya eliminados LA Clippers que lograron resistir hasta el sexto partido) en la Conferencia Oeste y Atlanta Hawks y Milwaukee Bucks en la Conferencia Este han sabido lidiar con varios problemas en un camino hacia la definición de las Finales de Conferencia que lejos estuvo de ser de uno de rosas, algo que no es tan extraño que suceda ante equipos dominadores o no tanto. Pero en una temporada especial de un año que no quedará marcado en la historia como uno más, estas franquicias han llegado lejos por su talento pero también por la capacidad que tuvieron para ir adaptándose a distintos escenarios.

Chris Paul, Giannis Antetokounmpo y Trae Young en primera línea y otros nombres como Donte DiVincenzo, De'Andre Hunter, Cam Reddish, Bogdan Bogdanovic, Abdel Nader y hasta Devin Booker han sido afectados por las lesiones en la postemporada actual. Todos jugadores de rotación de estas tres franquicias aún en pie, yendo desde la estrella más reconocida de cada una hasta jóvenes que salen desde el banco.

Todos estos obstáculos han tenido que ser sorteados en una campaña en la que problemas parecidos han ayudado a que otros equipos queden en el camino, como un Denver Nuggets sin Jamal Murray, un Boston Celtics sin Jaylen Brown o un Brooklyn Nets sin Kyrie Irving por caso. ¿Suerte? Más parece ser mérito. El mérito de ser los corredores de mayor resistencia en una maratón larguísima con un único objetivo: llegar a levantar el trofeo Larry O'Brien a mediados de julio sin apoyar todo su peso en una figura.

"No hay asteriscos. Los desafíos de las últimas dos temporadas pueden haber sido distintos a los de campañas anteriores, pero los Lakers el año pasado y quién sea que gane este año habrán enfrentado a esos desafíos mejor que cualquier otro equipo. Son campeones sin asteriscos" , manifestó el entrenador y analista Stan Van Gundy en una opinión que realza la labor de estas franquicias.

Más | La Guía del NBA Draft 2021: formato, fechas, orden y jugadores disponibles

Cameron Payne, el salvavidas solar

La postemporada de Phoenix Suns tuvo una alerta encendida apenas comenzó: Chris Paul se lesionó el hombro derecho durante la mitad inicial del primer partido frente a Los Angeles Lakers. Volvió en ese mismo partido, al rato, pero se lo notaba claramente dolorido. A pesar de ello los de Arizona lograron ganar, en un partido de puntaje bajo y con un Devin Booker sensacional. Entonces todavía no se predecía lo que terminaría sucediendo: el gran crecimiento de nivel de Cameron Payne, el base suplente del equipo que un año y medio antes había pasado por China y la G League, simplemente intentando buscar un trabajo.

Paul no se perdió ni un partido contra los Lakers, pero su producción ejemplifica lo tocado que estaba físicamente este hombre de 36 años: 9,2 puntos, 7,7 asistencias y 3,5 rebotes con un 38,6% de acierto de campo, poco para un All-Star como él. Booker jugó muy bien y supo responder en su tarea con el balón en las manos, algo que ya había experimentado en la franquicia antes de la llegada de Paul, pero desde el segundo partido contra Lakers en el que anotó 19 puntos el salvavidas Payne se activó: terminó promediando 12,5 puntos para ganarle a los campeones defensores de la NBA.

CP3 lució al 100% contra Denver Nuggets y entre él y Devin Booker se encargaron de no darle respiro a Denver Nuggets, liderando a Phoenix a un triunfo por 4-0. Pero cuando todo resplandecía para los de Arizona llegó una noticia bomba: un resultado positivo de Chris Paul en un test de COVID-19 lo dejaba en el protocolo de salud y seguridad antes de comenzar las Finales de Conferencia. Ahí el botón de Payne volvió a ser pulsado y el ex Chicago Bulls, de buena tarea en el primer partido con 11 puntos y 9 asistencias para conseguir la victoria, brilló sobremanera en el segundo duelo: 29 tantos y 9 asistencias para vencer a los Clippers de nuevo y poner la serie 2-0.

Ahí Phoenix pareció en su punto más álgido con aquella volcada de Deandre Ayton en el último segundo y cuando el camino parecía volver a aclararse por el regreso de Paul tras varios días lejos del equipo el panorama se puso un poco más incómodo, incluso con Devin Booker teniendo que jugar con la nariz lastimada y una máscara protectora, hasta que finalmente Chris Paul volvió a lucir al 100% contra los Clippers en el sexto partido con una actuación histórica que confirmó el boleto a las Finales. Pero estos Suns ya demostraron que están aquí con Paul y no solamente por Paul.

Más | Phoenix Suns y las terceras Finales de su historia con un punto en común: un traspaso de impacto

Atlanta y su carácter

Atlanta Hawks tenía solamente un camino para seguir peleando contra Milwaukee Bucks en las Finales del Este: uno que encontró. Tras el balde de agua fría de horas previas por la confirmación de que Trae Young no sería de la partida en el cuarto encuentro por un hematoma óseo en el pie derecho, los Hawks no podían bajar los brazos en su casa ante un rival que ya los había maniatado días antes de la mano de Khris Middleton. Tenían que mostrar que siguen creyendo en ellos mismo a pesar de todo. Y ver si podían aprovechar algún tipo de relajación de parte de los Bucks, que en el tercer encuentro habían sido dominantes en los minutos sin Young en cancha.

Lo hicieron y de que forma, con el veterano Lou Williams sacando a relucir todo su talento y experiencia. Atlanta ganó por 110-88 en casa y empató la serie, agarrando atónito a un Milwaukee que a los 6 minutos de juego perdía por 10 puntos de diferencia y que más tarde encima sufriría, por Giannis Antetokounmpo, su propio sofocón mayor, el mismo que habían tenido los Hawks al ver a Young marcharse al vestuario en el partido anterior. Williams terminó con 21 puntos, 8 asistencias y 7-9 de cancha (77% de acierto), números que a su edad (34 años) o mayores solamente habían conseguido Oscar Robertson, John Stockton, LeBron James y Elgin Baylor, cuatro enormes leyendas de la liga. Lo hizo en el primer partido de toda su carrera como titular en Playoffs, a pesar de que ya es la décima vez que juega en la postemporada.

También fue importante la reaparición de Clint Capela tras un flojo tercer partido, pero por sobre todo lo fue la labor de Bogdan Bogdanovic (20 puntos), un jugador que había estado pasando bastante lejos de su mejor mientras lidia con una importante dolor en la rodilla derecha desde la serie con Brooklyn Nets, la misma rodilla en la que a inicios de enero sufrió una pequeña fractura por avulsión. "Bogey es un ejemplo de lo que es este equipo, que siempre sigue luchando. Hay varios jugadores con dolores o lesiones. Su lanzamiento no estaba entrando en los últimos partidos, pero se mantuvo por el camino correcto. Y nosotros creemos siempre que el próximo tiro entrará" , declaró el entrenador Nate McMillan después de ese partido.

Aunque también extraña a De'Andre Hunter, baluarte defensivo al que después de vencer a New York Knicks (10,8 puntos y 4 rebotes de media con 37,5% en triples en 30,3 minutos por partido) perdió por una lesión en los meniscos de la rodilla derecha que lo llevó a operación y a terminar con su temporada, Atlanta ha encontrado siempre a distintos nombres que compensen. Kevin Huerter, titular por la baja de Hunter, es el caso: fue el héroe del séptimo partido ante Philadelphia 76ers anotando 27 puntos. En el cuarto encuentro ante los Bucks tuvo impacto desde el banco Cam Reddish (12 puntos y 5 rebotes), un jugador que solamente había actuado en el segundo partido contra Milwaukee después de regresar de una ausencia de más de cuatro meses.

¿La otra clave de Atlanta para sostenerse esa noche? La fortaleza defensiva empujando a Milwaukee fuera de la zona pintada, su territorio más confortable. Los entrenadores también juegan un papel grande en esto de reacomodarse y vaya que McMillan ha reacomodado a estos Hawks, con récord de 15-20 cuando estaban llegando a la mitad de la Fase Regular y ahora apenas a dos victorias de distancia de las Finales de la NBA. Igualmente seguro que Nate debe preferir regresar a la normalidad de contar con Young, cuya presencia fue reportada como "cuestionable" de cara al quinto partido de la serie (lo mismo sucede con Capela por una inflamación en el ojo derecho).

Más | La Posesión: la defensa clave de Atlanta Hawks para cerrar la pintura de Milwaukee Bucks y permitir sus triples

¿Podrá sostenerse Milwaukee?

Milwaukee Bucks parecía el afortunado en este baile. Tuvo rápidamente la baja de Donte DiVincenzo para todos los Playoffs, sucedida en la primera mitad del tercer partido contra Miami Heat, pero a pesar de que perdieron a un titular de esta versión 2021 del equipo (10,4 puntos, 5,8 rebotes y 3,4 asistencias de media ), importante por sus triples y dinámica, con una rotación bien corta (PJ Tucker pasó a la titularidad y Pat Connaughton quedó como sexto hombre y Bryn Forbes y Bobby Portis suman unos 15 minutos por partido de media) los Bucks lograron eliminar a Brooklyn Nets que quizá sin haber sufrido la lesión de Kyrie Irving en el cuarto partido habrían conseguido otro resultado, o lo mismo de no haber perdido a James Harden en el principio.

Con Giannis Antetokounmpo, Khris Middleton y Jrue Holiday al 100%, Milwaukee se afirmaba como el candidato más fuerte del Este. El 2-1 ante Atlanta y la lesión de Young parecían terminar de confirmar esto, pero al gran comienzo de los Hawks en el cuarto partido se sumó un golpe fuerte para los de Wisconsin. Giannis Antetokounmpo se lesionó la rodilla izquierda y todas las imágenes llevaban a pensar en algo de mucha gravedad. Sin el griego Milwaukee perdió el tren de aquel partido, pero al menos logró tomar algo de aire al día siguiente con la novedad de que Antetokoumnpo no sufrió algún tipo de daño estructural en la rodilla sino apenas una híperextensión, lo que lo deja en duda para el resto de la serie.

¿Aguantará Milwaukee en las Semifinales del Este en caso de no tener a Giannis? El escenario es incomparable al de la baja de DiVincenzo: Milwaukee pierde a su jugador más relevante tanto en ataque como en defensa, a la pieza a través de la cuál armó su estructura. Igualmente cuenta con talento suficiente para plantar cara ante los Hawks: Middleton ya lo dejó en claro con exhibiciones como la de sus 38 puntos contra Atlanta o las de 35 y 38 tantos frente a Brooklyn y Holiday es un jugador de dos vías de primer nivel. No pueden ser dados por descontados (como tampoco la presencia de Antetokounmpo en el quinto encuentro de la serie). "Sería genial si él juega, pero si no, igualmente tendremos un equipo capaz de salir a la cancha y ganar", expresó Khris Middleton.

Su gran prueba de resiliencia llega ahora: el Larry O'Brien este año se irá solamente con un equipo que lo haya dado todo para conseguirlo. Podrán caerse algunas figuras, pero el corazón de campeón nunca puede ser subestimado.

Más | Respira Milwaukee Bucks: Giannis Antetokounmpo no tiene daño estructural en su rodilla izquierda

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

marc gasol
Los mejores momentos de la carrera de Marc Gasol
Sergio Rabinal
Jordan Magic
¿Qué jugadores están asegurados en el Top 75?
Juan Estevez
rookies españoles
El año rookie de los españoles en la NBA
Sergio Rabinal
Pelicans Grizzlies Spurs
5 equipos a seguir pensando en el futuro
Agustín Aboy
carmelo anthony
Melo y su objetivo del anillo en Lakers
Sergio Rabinal
Lisa Byington
Lisa Byington, nueva narradora de Bucks
Sergio Rabinal
Más noticias