Playoffs 2021

NBA Playoffs 2021: Los problemas de Philadelphia 76ers sin Joel Embiid y la necesidad de un mejor Ben Simmons

Primero fueron los dolores en la baja espalda después de una mala caída y más tarde sobrevinieron los problemas en la rodilla derecha. No hubo un tercer aviso. Joel Embiid no pudo completar el Game 4 ante Washington Wizards instantes posteriores a un mal giro en una posesión de ataque contra Robin Lopez, dejando a sus compañeros con un marcador de 29-27 y a tan solo un triunfo de las Semifinales de Conferencia. Philadelphia 76ers fue incapaz no solo de cerrar el choque, sino de sobreponerse a la baja del camerunés y tomar control del encuentro, permitiendo a los de Scott Brooks jugar a su ritmo, sirviéndoles en bandeja la victoria por 122 a 144.

Según se reveló al término del choque el pívot de los Sixers será sometido a una resonancia magnética a lo largo del martes 1 de junio para conocer más sobre su estado físico y determinar el tiempo que necesitará para recuperarse en caso de que haya una lesión.

MÁS | Preocupación para Philadelphia 76ers: Joel Embiid, fuera del Partido 4 con un dolor de rodilla

Washington supo aprovecharse del desconcierto de su oponente para incrementar el ritmo, controlar el rebote defensivo y castigar a Philadelphia en transición. El diferencial de 21-7 en puntos al contraataque es un buen reflejo de las diferencias entre los dos conjuntos, uno con un plan de partido muy claro y otro en medio de un mar de dudas. Los Sixers no fueron capaces de ajustar el plan de partido ante la ausencia de su figura como sucedió en el Game 1, haciendo que sus oponentes tomasen ventaja de esto para presionar, correr y anotar rápido.

"Una vez que Joel salió del partido creo que no movimos la bola tan bien", relató Ben Simmons. "No jugamos como equipo durante un minuto y al mismo tiempo no conseguimos buena defensa, lo cual es una gran parte de nuestra ofensiva. Hubo tramos en los que estuvimos bien, pero no conseguimos canastas sencillas".

La baja de Embiid volvió a poner de manifiesto los problemas de Philly en ataque para conseguir fluir y tener opciones de anotar. La llegada de Doc Rivers ha supuesto una reestructuración del equipo y el estilo de juego de manera más que evidente, estableciendo unos roles muy marcados, con una estructura más bien cerrada y donde el camerunés tiene un peso considerable. Esto, que podría expandirse al resto de la liga en términos abstractos, es un tanto diferente con los Sixers debido a la posición que ocupa el camerunés, lo cual condiciona toda la organización de ataque.

MÁS | Washington Wizards aprovechó la baja de Joel Embiid y venció a Philadelphia 76ers

Eliminado de la ecuación el africano los sistemas de los Sixers a media pista se vuelven pobres, la capacidad de playmaking de Tobias Harris y Seth Curry queda expuesta y un deficiente uso del bloqueo directo les coloca entre la espada y la pared.

Un contexto en el que lo normal es mirar a Ben Simmons como la respuesta a las necesidades del equipo, una solución que en este Game 4 no surtió efecto en absoluto, más bien dio alas a los Wizards para conseguir el triunfo. Los de Scott Brooks realizaron un Hack-a-Ben, es decir, forzarle a que acudiese a la línea de tiros libres con la intención de que los errase. El australiano sufrió desde la línea con un deficiente 5 de 11 intentos en una noche en la que apenas aportó 13 puntos, 12 rebotes y 3 asistencias en 4 de 5 tiros de campo.

"No estoy molesto, es baloncesto", aseguró el base. "No me preocupa que la gente me haga faltas. No me voy a desanimar por ir a la línea. Es lo que hay. Así que tengo que llegar allí y anotarlos".

En ausencia de Embiid, los Sixers no lograron de ningún modo encontrarse cómodos en ataque, firmando un 38% de acierto en tiros de campo, un 34% en triples y tan solo 15 asistencias en 36 minutos de juego. Estancos, dependientes de un ineficiente bloqueo directo y sin posibilidades de generar tiros abiertos Philadelphia claudicó.

La temporada 2020-2021 está aquí, el NBA League Pass es tu lugar para mirar la acción, y ahora lo puedes hacer gratis por aquí .7 días de prueba sin cargoPartidos en vivo y on demandLa oportunidad de mirar todo en tu dispositivo favorito.

La posibilidad de que el africano esté ausente en el Game 5 hace pensar que buena parte del peso ofensivo recaerá en las manos de Ben Simmons, quien en la noche de hoy ejerció más como facilitador y bloqueador en acciones de balón que como manejador, lo cual teniendo en cuenta el 8 de 24 en tiros de campo de Tobias Harris hizo imposible que Sixers ganase. "Fui un poco pasivo en algunos momentos", reconoció el australiano. "Pero al mismo tiempo estuve intentando conseguir canastas fáciles para mis compañeros".

La cuestión con el base de los 76ers es que el rol que ha tenido en este curso ha sido de distribuidor, organizador y ejecutor en acciones sencillas sin balón, una forma de camuflar sus carencias ofensivas a media pista y de amplificar las posibilidades que Embiid ofrecía como anotador. Un cambio en la estructuración del sistema de Rivers a estas alturas de curso parece algo muy complejo de llevar a cabo y que puede jugar en contra de Philadelphia.

"¿Queréis que quite a Ben Simmons de la cancha? Es un tipo realmente bueno, no creo que vaya a aceptar esa idea", ironizó Rivers en el postpartido. "Podría haber anotado más tiros libres pero no lo consiguió. Solo tiene que seguir trabajando en ello. Sé que lo hará. Aún así él hace otro tipo de cosas. No creo que estuviese asustado por el momento, simplemente no anotó los lanzamientos. Vamos a seguir poniéndole en cancha aunque haya gente que quiera verle en el banquillo".

En los 4 partidos que llevamos de Playoffs Philadelphia ha jugado 121 minutos con el base australiano en pista, consiguiendo un ratio neto de +25,4, mientras que cuando ha estado fuera (71) el impacto de su salida ha sido tremendamente negativo con -11,2, ligeramente inferior que la diferencia entre jugar con y sin Embiid (+34,7 y -7,7).

Rivers ha logrado hacer de Simmons alguien valioso en el sistema sin necesidad de que asuma un gran protagonismo con balón, siendo esto de un gran mérito. No obstante, ahora deberá romper sus esquemas y encontrar el modo de hacerle partícipe de la acción ofensiva sin que la defensa de los Wizards le penalice por su carencia de tiro. Esto significa que deberán tratar de generar opciones ventajosas al poste bajo, situaciones de estampida y que pueda crecer desde la transición y el juego en llegada.

"Ben no es un tipo de 40 puntos, él hace otras cosas para tu equipo. Todo el mundo en este equipo no tiene que ser un anotador para ayudar. Ben anota, pero crea puntos para nosotros, eso es lo que hace. Es demasiado bueno y hace muchas cosas buenas por este grupo. Hay que celebrar todas las cosas que hace bien. No hacemos eso lo suficiente", relató Rivers.

Siguiendo la línea de lo expuesto por Rivers, el jugador de los 76ers está liderando la NBA en estos Playoffs en puntos generados a través de asistencias con 28,7 por encuentro, colocándose por delante de Mike Conley, Russell Westbrook y James Harden. Algo a lo que añadir que ha producido 15,7 asistencias potenciales (6º), 1,0 asistencias secundarias (5º) y 1,5 screen assists (pantallas que acaban en canasta). De nuevo, Simmons ha sido un perfecto facilitador, pero es el momento de que sea un generador primario si Philadelphia no quiere adentrarse en terreno farragoso con 3-1 de ventaja en la serie.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

bagley, knox, bamba
3 jóvenes en el punto de mira en 2022
Sergio Rabinal
joe johnson
¿Joe Johnson de vuelta? 3 destinos
Sergio Rabinal
spurs-game-7-hornets-2008
Balance de triunfos y derrotas de los 30 equipos
Juan Estevez
Wilt Chamberlain
Philadephia 76ers y un caso sin precedentes
Juan Estevez
Bases
Los bases que pelean por entrar al Top 75
Juan Estevez
Zion
¿El año de Zion Williamson?
Juan Estevez
Más noticias