);
Oklahoma City Thunder

Puro Russell Westbrook: 'peor' triple-doble en 33 años y pique y beso a Lance Stephenson

La victoria de los Thunder ante los Lakers (de nuevo sin un LeBron James que vio el partido vestido de calle) nos dejó varias imágenes y anécdotas curiosas. Para empezar, vimos cómo el público del Staples Center no olvidó la traición de Paul George. Después de haberse escrito ríos y ríos de tinta sobre el posible regreso del PG13 a Los Ángeles, su ciudad natal, para jugar en los Lakers, este optó por renovar el pasado verano con los Thunder.

MÁS | El abucheado Paul George aniquila a los Lakers

Una decisión que le costó el abucheo del que podía haber sido su público. Él mismo que le agasajó en sus anteriores visitas con el objetivo de convencerle para que optara el pasado verano por un regreso a casa que nunca se produjo. Se acabó el amor. Entre ambas partes. Sonido de viento y abucheos para un Paul George que no se vio afectado. Todo lo contrario. Siguió en esa línea que le ha metido de lleno en las quinielas por el MVP y se fue hasta los 37 puntos para ajusticiar a los angelinos.

Un triple-doble muy desacertado

Pero además del alero, el encuentro tuvo a otro gran protagonista. Un jugador excesivo en todos los sentidos. Alguien que es puro corazón. Nos referimos, efectivamente, a un Russell Westbrook que logró su undécimo triple-doble del curso (el 115 de su carrera, que se dice pronto). 14 puntos, 16 rebotes, 10 asistencias y un, atención, 3/20 en tiros de campo. Un paupérrimo 15% de acierto en el lanzamiento. No se lograba un triple-doble con un porcentaje peor desde Isiah Thomas en 1986. 33 años han pasado.

Según los datos de ESPN Stats&Info y Elias Sports, Westbrook completó anoche el que es el quinto peor triple-doble de la historia en lo que a efectividad en el tiro se refiere.

El mal de año de Westbrook en el lanzamiento

Es de alabar cómo Billy Donovan ha moldeado a estos Thunder y conseguido que Russ no finalice todas y cada una de las jugadas del equipo. Con 19,3 tiros por noche, está lanzando bastante menos que en los dos cursos anteriores (21,1 y 24, respectivamente). Una pérdida de responsabilidad que agradece OKC, franquicia que este año parece más hecha y madura para aspirar a todo en el Oeste.

Westbrook lanza menos, aunque, eso sí, el base presenta su peor porcentaje en tiros de campo (41,1%) desde la temporada 2008-09, su año rookie. Un acierto que en triples se desploma hasta un pobre 23,6%. El segundo peor registro de su carrera y un desplome de casi 11 puntos respecto a la histórica campaña 2016-17 en la que logró 42 triples-dobles con un 34,3% en el triple.

Celebración a 'lo Lance': tocando la guitarra

Llama mucho la atención su 20/66 a lo largo de sus tres últimos partidos. Un dato anecdótico, como anecdótico resultó su pique con Lance Stephenson.

El escolta de los Lakers no dudó en celebrar con un baile una buena canasta poco antes del descanso. Un hecho que Westbrook no olvidó, como pudimos comprobar tras el 2+1 logrado tras el intermedio por Paul George. Inmediatamente después, Russ se puso a celebrar la acción ante Stephenson tocando una guitarra imaginaria (celebración marca de la casa de Lance). Pero hay más, por lo que captaron las cámaras, el MVP de 2017 también le dedicó, acto seguido, un guiño y le mandó un beso.

Un pique divertido (aunque el propio Westbrook señalaría después que simplemente estaba celebrando el 2+1 de su compañero) y que tiene a las redes sociales revolucionadas. Tanto, que casi ha pasado inadvertida la tremenda caída de Terrance Ferguson. Desde esta altura impactó contra el suelo el jugador de OKC. Pudo seguir, aunque tuvo que acabar marchándose al vestuario tras una dura personal posterior que cometió Tyson Chandler.

Más en NBA.com

Giannis
Antetokounmpo y una noche para olvidar
Staff NBA.com
Marc Gasol
Marc Gasol, la clave de la victoria
Matias Baldo
#Kawhi
¡2 PRÓRROGAS! Kawhi realiza la épica ante los Bucks
Matias Baldo
bucks-lopez-ilyasova-ftr.jpg
¿Pueden los Raptors frenar al banco de Milwaukee?
Kyle Irving
Andre Iguodala
Iguodala no sufrió una lesión de gravedad
Matias Baldo
Draymond Green
La autocrítica de Draymond Green
Matias Baldo
Más noticias