);
NBA

Nikola Mirotic explica su marcha de la NBA: "Era el momento de volver y hacer algo más grande en Europa"

Nikola Mirotic revolucionó el mundo del baloncesto con su decisión de regresar a Europa el pasado verano. Más todavía cuando su destino era el FC Barcelona, eterno rival del Real Madrid, la casa que le vio crecer de un joven prometedor a estrella del baloncesto continental.

Más | Entrevista de NBA.com a Mirotic en octubre de 2018

Mucho se ha hablado y escrito sobre la decisión de Mirotic, pero ¿cuántas veces ha sido él el que ha puesto voz a la historia? En esta ocasión es el propio Niko el que explica los motivos que le llevaron a este viaje de vuelta que, en sus palabras, "es un paso adelante".

"Siempre me han criticado", cuenta el jugador. "Cuando me iba del Real Madrid a la NBA, que si no estaba preparado. Cuando vine al Barcelona, ya me criticaban todos. Estoy acostumbrado".

Sergio Vegas, periodista deportivo, concertó en su canal de YouTube una charla con la ahora estrella del Barcelona y varios compañeros de profesión. La NBA y todo lo relacionado a su alrededor fueron puntos clave de este episodio de "Confinados sin basket".

"Me draftearon en 2011 y entonces yo no me veía preparado, y ellos (Chicago Bulls) tampoco tenían prisa. Pasaron tres años (2014) y ahí sí que la directiva me quería si o si. Pensé que quizás era el tren que pasa una vez en la vida. Mucha gente hubiese preferido quedarse un año y jugar la Final Four que era en casa, en Madrid. Pero yo decidí irme. No me arrepiento de nada de eso".

Más | Entrevista Shane Larkin: el estereotipo de jugar en el extranjero

"Pau (Gasol) también firmó. Teníamos un equipazo con Derrick Rose, Joakim Noah, Taj Gibson, Tom Thibodeau de entrenador. Jugamos dos semifinales contra Cavaliers y LeBron, aunque al final las perdimos. Tuve minutos, 20 de media ese año. Enseñé, primero a mi mismo, que podía estar ahí. Me demostré que no tenía que tener dudas. Cada temporada en la NBA iba a mejor. En cinco años jugué cuatro Playoffs y en todas ellas con dobles dígitos (en puntos) y más de 20 minutos".

"Creo que lo dejé en el mejor momento. Sentí que quería algo diferente, aunque a mucha gente le sorprendiese" explica.

"Allí fue muy difícil adaptarse. Tuve que mejorar mi idioma, adaptarme a la vida americana. El juego también era diferente, con partidos cada dos días y un juego más individual. Lo que más me costó era que todo gira alrededor de las estrellas del equipo. Todo gira a su alrededor. Los entrenamientos, los partidos... Los últimos tiros siempre se sabe quien los toma. Eso no lo entendía al principio. Si yo me estoy rompiendo la cara ahí, porque no podía tener más, pensaba".

Mirotic contó con un gran apoyó en los Bulls y fue Pau Gasol. El pívot español justo se marchó ese verano de 2014 de los Lakers a Chicago, donde cuajaron ambos una fuerte amistad.

"También estaba Pau, que me estaba ayudando e hicimos una gran amistad. Después el segundo año fue mucho mejor. Tuve suerte de estar en Chicago, porque hay unas 300.000 personas de Serbia, es la mayor comunidad fuera de Belgrado. Escuchar serbio por las calles de Chicago, tener en las propias tiendas, la comida... Fue mucho más fácil para mi familia".

En la charla también estaba presente Héctor Fernández, periodista deportivo, Director General en BY&FOR y CEO en Hache Group, persona que guarda relación desde hace años con Mirotic. Muy interesante ver en la propia conversación cómo diferencian la parte del trabajo de periodista de la parte de amistad.

"Alguien que es tan competitivo como él (Mirotic) no puede tomar decisiones por cosas que nos mueven a nosotros. Le enviaba vídeos de la presentación de los Bulls y le decía, vas a estar ahí. Pero él tenía que tener su debate interno. Pensar sobre esa Final Four que habían perdido en Milán y si era el momento de irse. Yo he tenido la suerte de vivir dos procesos, ese y el del pasado verano, que fue una tormenta".

"Fue una pelea interior entre su competitividad y sus ganas de estar en un sitio que él ya controloba. Y ver si podía ser bueno, muy bueno. Un día le hice una pregunta en una entrevista, que qué estaría dispuesto a sacrificar para ser feliz. Me dijo que la NBA. No sabía como continuar aquella entrevista, fue muy emocionante. Nos dimos un abrazo y supe que se iba a marchar", cuenta Héctor.

"El día de Navidad estábamos en Nueva Orleans, puso la tele y había un partido de Euroliga. Fenerbahce contra no se quién. Me dijo que se estaban dando de lo lindo en la jornada 8 y que él quería estar ahí".

"Llegó el quinto año y soy muy ambicioso", explica Niko. "Me sentí en un momento que sabía lo que esperaba el equipo de mí. Yo sabía tirar, hacer algún pick&roll entre los grandes... Se esperaba de mí 10 puntos, un par de rebotes y ya está. El tiempo iba pasando y quizás no había jugado el mejor baloncesto de mi vida que pensaba que iba a jugar en la NBA, aunque fue muy bueno, cuando no sentí esa alegría, esa ilusión, pensé que era el momento de volver y hacer algo más grande en Europa".

"Ser feliz, ser una pieza importante e intentar ganar los títulos. Si no estoy en ese ambiente, me da igual todo el dinero, me voy de allí. Necesito retos, necesito sentirme importante. Era difícil. No quise renovar otros tres o cuatro años y seguir siendo importante, pero ni siquiera estar entre los tres primeros del equipo. Aquí en Barcelona creo que mi adaptación ha sido buena, rápida. Como me dijo Pesic (su entrenador) estaba sorprendido. Jugar aquí no es fácil. Los compañeros me han ayudado para entender el juego más rápido".

"Está muy bien que quieras irte allí (a la NBA), hay gente que quiere estar incluso sin jugar. Cada vez la Euroliga es más competitiva. Yo muchas veces he dicho que para mí es un paso adelante en mi carrera, aunque haya vuelto a Europa. Porque tengo que demostrar otra vez algo. Ganar títulos, liderazgo... Hay varios jugadores que han vuelto y estoy seguro que en un año, o dos, tres, mucha más gente va a pensar diferente. No lo van a ver como un fracaso. Hay muchos jugadores de Europa que pueden ser muy buenos en Estados Unidos, pero ellos han tomado la decisión de quedarse aquí".

"Héctor, ¿cuánto la vamos a liar"?, cuenta entre risas Nikola cuando recuerdan el momento de la firma del contrato con el club catalán.

"Estuve en Grecia con mi familia de vacaciones. Iba a quedarme hasta el 3 de julio, quería pasar allí la agencia libre, aunque decidiese quedarme a Estados Unidos. Quería, desde Grecia, tomar la decisión con mi familia. Mi agente se puso en contacto con Utah, ya habían hecho reuniones en junio, y yo sabía que iba a tener una muy buena oferta. Me decían que querían reunirse conmigo el día 30 de junio, que querían firmarme como primer jugador de agencia libe. Me dijeron cuanto iba a recibir, tres años garantizados y mucho dinero. Y me dije, tal vez lo tengo que aceptar. Soy joven, me queda tiempo de volver. Lo hablé con mi mujer y me dijo que me iba a apoyar con lo que me hiciese feliz".

"Me pillan un billete para dos días (para Utah). Llego al aeropuerto y espero en la puerta de embarque. Espero, espero y espero. Pienso, ¿qué coñ* estoy aquí en el aeropuerto en vez de estar con mi familia? No vayas a la NBA, me dije. Entonces me fui del aeropuerto. Llamé al agente y le dije que no iba a coger el vuelo. Me dijo que como iba a hacer eso, que ya tenían la reunión. Le dije que le pidiesen perdón a la gente de Utah, pero que iba a ir en otra dirección".

Así se confirma la información que diferentes periodistas de Estados Unidos habían dado anteriormente: los Jazz ofrecieron contrato a Mirotic (se especula que tres años y alrededor de 45 millones de dólares) para ser el sustituto de Derrick Favors, el cuatro abierto tirador al lado de Rudy Gobert. Ante la negativa de Mirotic optaron por la opción de Bojan Bogdanovic, jugador que ha adquirido una impotancia capital en los planes de Quin Snyder con un rendimiento sobresaliente.

"Mi mujer se quedó sorprendida al verme. Antes, hablando ella y yo, pensábamos que en lo personal para la familia y en lo deportivo para mí lo mejor era Europa".

"Yo si mi familia no está bien en un sitio no puedo estar bien. Mi familia es prioridad. Primero familia y luego baloncesto. Sentí que la vida en Estados Unidos, esa vida americana, tan rápida, tantos viajes... Estar 10, 15 días fuera de casa, me alejaba de mi familia. La gente se piensa que ir a la NBA, con mucho dinero y ser famoso... Pero al final la familia lo sufre. No pude pasar tanto tiempo con mis hijos y es una de las razones por las que he vuelto, por estar cerca de mi familia. Criar a mis hijos aquí".

Mirotic tomó la decisión de regresar a Europa por varios motivos, como explica en la charla. El bienestar familiar por un lado y la motivación de ser primera espada en el Barcelona en vez de ser un complemento ofensivo, aunque importante, en la NBA. Una decisión que como él dice cree que otros seguirán, que su caso ayuda a hacer promoción de la Euroliga y el baloncesto del Viejo Continente en Estados Unidos.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Los Angeles Lakers, Dallas Mavericks
Todos los partidos de preparación antes del regreso
Leandro Fernández
Victor Oladipo
¿Cómo compensará Indiana la baja de Oladipo?
Leandro Fernández
wagner harrell lowry
Los maestros de las faltas en ataque
Nacho Losilla
deandre ayton
Ayton, sobre la sanción: "Me dio humildad"
Nacho Losilla
kevin durant
Marks y el peso de Durant en las decisiones
Nacho Losilla
Kristaps Porzingis
Porzingis advierte: “Podemos sorprender”
Carlos Herrera Luyando
Más noticias