);
NBA

Los 10 "one hit wonders" de la historia de la NBA: pasos efímeros para el recuerdo

En el ambiente musical se denomina one hit wonders a aquellos grupos que alcanzan un importante renombre gracias a una canción, pero que nunca logran repetir ese éxito por el resto de sus carreras.

Más | Cinco historias sobre la campaña de San Antonio Spurs campeón 2002-2003

En la NBA podríamos pensar en varios casos que encajan en esa denominación: jugadores que por uno u otro motivo tienen una jugada o un momento muy importante, pero que luego no son capaces de estar a la altura de esa explosión en escena.

El tiro ganador de Sundiata Gaines ante los Cavs de LeBron en el 2010, es simplemente uno de esos tantos ejemplos. Pero la realidad es que hay muchísmos y repasarlos resultaría interminable. Por eso, decidimos ir aún más a un extremo. Buscar pasos de jugadores por franquicias, en las que literalmente jugaron un solo partido. Debut, buen rendimiento y salida, ya sea por lesión, traspaso o retiro.

La única consigna es esa: haber jugado un solo partido en su carrera con ese equipo y en ese encuentro, haber tenido una actuación positiva. Vamos con ellos.

Rasheed Wallace

El repaso no puede empezar de otra manera. Se trata del one hit wonder por excelencia y el disparador de la idea de esta nota. El paso de Rasheed Wallace por Atlanta fue tan efímero como ilustre. Hagamos memoria.

El 9 de febrero del 2004, los Portland Trail Blazers deciden traspasar a Wallace, quien estaba disputando su octava temporada en la franquicia, a los Hawks, con la idea de empezar a desarmar un plantel con la misma cuota de talento que de problemas afuera del campo. Junto a Sheed, Portland envía a Wesley Person, mientras que a cambio recibe a Shareef Abdur-Rahim, Dan Dickau y Theo Ratliff.

Inmediatamente después del traspaso, llega el momento del parate por el All-Star: 9 días de descanso, en los que los seguidores de Atlanta empezaban a imaginar el impacto que podría tener Wallace en un equipo que merodeaba por el fondo de la tabla (marca de 18-35).

El regreso a la acción se dio el miércoles 18 de febrero, con los dirigidos por Terry Stotts (hoy DT de Portland... todo tiene que ver con todo) visitando a los New Jersey Nets de Jason Kidd, Kenyon Martin y Richard Jefferson.

La victoria quedó lógicamente en manos de los locales (98-92), pero el debut de Rasheed no decepcionó: salió como titular junto a Jason Terry, Joel Przybilla, Boris Diaw y Stephen Jackson, jugó 41 minutos y sumó 20 puntos, 6 rebotes y 5 tapones, tomando 24 lanzamientos (por lejos, la cifra más alta de la noche). Nada de tomarse un período de adaptación...

Desde New Jersey, los Hawks debían trasladarse a Miami, donde 48 horas más tarde se enfrentarían al Miami Heat. Sin embargo, el día de descanso traería novedades muy importantes, en forma de traspaso tripartito.

Wallace fue enviado a Detroit, en un movimiento que también involucró a los Boston Celtics y que dejó a Atlanta con Chris Mills, Zeljko Rebraca, Bob Sura y un pick de 1° Ronda en su poder. La era Rasheed había terminado para los Hawks, casi antes de comenzar.

El resto es historia conocida: Wallace sería la pieza clave para terminar de completar el rompecabezas de aquellos Pistons, ganando el título en ese 2004 y transformándose en animador de la competencia durante las próximas campañas.

Edy Tavares

Para el siguiente caso nos vamos al año 2017, teniendo como protagonista a Edy Tavares y los Cleveland Cavaliers. El gigante de Cabo Verde fue cortado por los Atlanta Hawks a principios de la 2016-2017 y luego de jugar la G-League con los Raptors 905, firmó un contrato no garantizado con los Cavs. ¿El detalle? Lo hizo un 12 de abril, en el último día de la Fase Regular.

El debut fue inmediato y curiosamente, se produjo ante Toronto, en un duelo en el que ambos conjuntos cuidaron a sus figuras. Tavares jugó 24 minutos y tuvo un interesante aporte: 6 puntos, 10 rebotes y 6 tapas, convirtiendo 3 de 4 lanzamientos al aro.

A pesar de su buen rendimiento, hasta el día de hoy, ese se mantiene como el último partido NBA de la carrera del pivot del Real Madrid.

Tom Chambers

De un jugador que apenas jugó en la liga como Tavares, llegamos a un cuatro veces All-Star como Tom Chambers, protagonista de una historia bastante llamativa en el cierre de su carrera.

Con 38 años y luego de pasar por Utah y Charlotte, Chambers firmó como Agente Libre en los Phoenix Suns, franquicia en la que había jugado desde 1988 hasta 1993. El objetivo de ambos lados parecía ser claro: darle la oportunidad al nacido en Colorado de retirarse con uno de los equipos más representativos de su destacada carrera.

Sin embargo, nada de eso ocurrió. Chambers se perdió el inicio de la campaña por un problema de espalda y el 21 de noviembre de 1997, antes de jugar un solo partido en su regreso a Phoenix, fue traspasado a Philadelphia por el novato Marko Milic.

Tras algunos días de aclimatamiento, Chambers debutó con los Sixers el 26 de noviembre, en la caída ante Cleveland. Su rendimiento no estuvo nada mal: 6 puntos, 2 rebotes, 2 robos y un perfecto 2-2 de cancha en 10 minutos.

Pero a pesar de esa pequeña muestra de vigencia, el ala pivote ya no volvió a pisar una cancha NBA y el 11 de diciembre anunció su retiro. De su paso por Philadelphia ni siquiera quedó registro fotográfico...

DeAndre Liggins

Liggins es uno de los grandes trotamundos de la NBA: en su carrera, desde el 2011 al 2018, pasó por siete equipos diferentes, con la particularidad de que en ninguno jugó más de una temporada. Por eso, no sorprende verlo en la lista.

Su momento one hit wonder lo tuvo en la campaña 2016-2017, justamente en la única en la que formó parte estable de un mismo equipo (61 partidos con el Cleveland de LeBron, 19 de ellos como titular).

Sin embargo, el 9 de abril, a un par de días del final de la Fase Regular, fue dejado en libertad por la franquicia de Ohio. Sin perder tiempo, fichó en Dallas a las 48 horas, jugando el último partido del calendario de los Mavs.

Sumó 25 minutos en la victoria ante Memphis, aportando 8 puntos y 7 rebotes, aunque eso no le alcanzó para seguir con los texanos: el 28 de junio fue traspasado a Houston e inmediatamente movido desde los Rockets a los Clippers, en nada menos que el traspaso de Chris Paul.

Sí, DeAndre Liggins fue uno de los siete jugadores que Houston envió a Los Angeles para sumar al base, aunque para no perder la costumbre, fue luego traspasado a Atlanta antes del arranque de la 2017-2018.

El mismo día que fue canjeado (25 de septiembre del 2017), los Hawks lo cortaron y antes del inicio de la campaña, firmó en Miami. Donde ¡fue cortado a los 4 días! Un Heat, dicho sea de paso, donde ya había jugado en la 2013-2014... ¡también un solo partido!

Y así podríamos seguir durante horas, porque la carrera del surgido de Kentucky está repleta de ese tipo de transacciones.

Walt Bellamy

Los Hall of Famers no son ajenos a la lista y están bien representados por Walt Bellamy. El pivot llevaba cinco temporadas todavía con buen nivel en Atlanta (15,6 puntos y 12,2 rebotes de promedio), pero cambió de casa para la 1974-1975: el New Orleans Jazz, franquicia debutante, lo eligió en su Draft de Expansión.

Con Pete Maravich como gran atracción, el 17 de octubre de 1974, el Jazz jugó su primer partido NBA: derrota ante los Knicks por 89-74. Bellamy pasó 14 minutos en cancha y totalizó 6 puntos y 5 rebotes, convirtiendo sus únicos dos intentos al aro.

Al día siguiente, New Orleans anunció para sorpresa de todos que había cortado al jugador de 35 años y Bellamy ya no volvería a presentarse como profesional.

Raja Bell

Más acá en el tiempo encontramos el caso de Raja Bell. El 16 de noviembre del 2009, el escolta fue traspasado desde Charlotte a Golden State, a cambio de Stephen Jackson. Su presentación con los de Oakland no se hizo esperar y el 18 de ese mes, jugó en la caída ante Boston, cumpliendo una sólida tarea: 11 puntos, 3 asistencias y 2 rebotes.

Pero la mala noticia llegó desde lo físico: lesión ligamentaria en la muñeca izquierda, operación y afuera por el resto de la temporada 2009-2010. Bell era Agente Libre al finalizar ese torneo y optó por firmar en Utah, donde jugaría dos campañas más. Su paso por los Warriors dejó apenas 24 minutos de acción.

Omri Casspi

Luego de pasar dos temporadas con el equipo y de disputar los primeros 22 partidos de la 2016-2017, los Sacramento Kings incluyeron a Omri Casspi en el recordado traspaso de DeMarcus Cousins a los Pelicans. Pero si bien Cousins se mantuvo en NOLA, lo del israelí sería mucho más corto.

El 23 de febrero jugó 24 minutos en la caída de los Pelicans ante los Rockets por 30 unidades, terminando con 12 puntos y un efectivo 5-9 de campo. ¿Qué sucedió a las 48 horas? Cortado, para eventualmente terminar la campaña con los Timberwolves.

El detalle es que técnicamente, los 12 puntos que promedió en New Orleans fueron los más altos de su carrera NBA.

Drew Gooden

Gooden es otro de esos jugadores que recorrió buena parte de la liga, pasando por 10 equipos diferentes a lo largo de 15 años. Pero esta vez, vamos a hacer foco en febrero del 2009, cuando fue traspasado desde Chicago a Sacramento, junto con Andrés Nocioni, y a cambio de John Salmons y Brad Miller.

Una semana después del canje, tuvo su debut con los Kings y no le fue nada mal: 12 puntos, 13 rebotes y 5-9 de campo ante Charlotte. Pero no solo no volvió a ver la cancha para los californianos, sino que fue rápidamente cortado, para luego terminar el año en San Antonio.

De esa manera, en un mes compartió tres equipos con tres argentinos diferentes: Chicago y Sacramento con Nocioni y San Antonio junto a Manu y Oberto.

Carl Thomas

La historia de Carl Thomas también tiene a los Kings como protagonistas, en este caso en 1991. El escolta no vio acción en el primer encuentro de la temporada, pero sí ingresó en el segundo, ante Golden State, con buenos números en lo que era su debut NBA: 12 puntos en 31 minutos.

Claro que a su equipo no le fue para nada bien... perdieron ante los Warriors por ¡62 puntos! Y quizá impulsado por ese golpe, Sacramento decidió cortar a Thomas dos días más tarde.

Durante cinco años, esos 12 puntos eran la única presencia NBA del nacido en Dayton. Hasta que finalmente tuvo una nueva oportunidad en la liga de la mano de Cleveland, para luego pasar por Orlando y el propio Golden State, sin demasiado éxito.

Maurice King

El último nombre de nuestra lista es el de Maurice King. Compañero de Wilt Chamberlain en la NCAA y primer jugador negro en ser titular en la prestigiosa Universidad de Kansas, el base tuvo un interesante debut NBA, el 11 de noviembre de 1959: anotó 10 puntos en 19 minutos, durante la victoria de los Boston Celtics ante los Cincinnati Royals.

Unos Celtics, que claro, tenían a Bill Russell como principal figura, transformando a King en uno de los pocos jugadores que se han dado el gusto de compartir equipo con dos de los pivotes más legendarios de todos los tiempos, como Russell y Chamberlain. Además de Bob Cousy, Bill Sharman, Tom Heinsohn, KC Jones, Frank Ramsey y Sam Jones, entre otros.

Pero a pesar de esa buena presentación, el armador ya no volvió a jugar ni un solo partido con Boston, pasando las siguientes campañas en la ABL y luego teniendo una experiencia NBA más prolongada, en la 1962-1963 con los Chicago Zephyrs... donde un joven de 23 años promediaba 27,9 puntos y 16,4 rebotes. ¿Su nombre? Walt Bellamy.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Julius Randle en el Madison Square Garden
Panorama de los Knicks para la 2020-2021
Carlos Herrera Luyando
duplas
Las 10 parejas que más se asisten en la 2019-20
Juan Estevez
Graham Hornets Rozier
Test de compatibilidad: Graham y Rozier
Juan Estevez
Draft
La Guía del NBA Draft 2020: sistema y jugadores
Juan Estevez
NBA entrenamiento
La progresiva vuelta a los trabajos para los equipos
NBA.com Staff
LeBron
LeBron vs. LeBron: ¿cómo ha evolucionado su juego?
Juan Estevez
Más noticias