NBA

El legado de Pau Gasol en la NBA

El fichaje de Pau Gasol por el FC Barcelona significa la vuelta a casa del extraterrestre, pero también el punto y final a su legendaria carrera en la NBA. Fernando Martín fue el pionero, aquel que abrió las puertas, mientras Pau es el artífice de lo que significa la liga hoy en día en nuestro país. La NBA nació en España con el nativo de Sant Boi de Llobregat, alcanzando un punto de interés que evoluciona hasta el presente en una de las competiciones más seguidas en el territorio.

Más | Pau Gasol regresará a las canchas en el FC Barcelona de la Liga Endesa

El jugador de 40 años merece todos los honores y aun así nos quedaríamos cortos. Los coetáneos conocen de primera mano su significado; los ya no tan jóvenes vivimos sus años más dorados, su etapa de veterano dominante; y los niños aficionados al baloncesto y la NBA, que no coincidieron en tiempo con él, deben buena parte de un presente tan rico en este deporte a su figura. Porque es imposible entender el baloncesto español sin la influencia de Pau Gasol.

Por eso, como homenaje a tan ilustre carrera, en NBA.com Global recopilamos el legado de Pau en la mejor liga del mundo a través de datos, estadísticas y alguna anécdota. Biografías y publicaciones suyas hay muchas (él mismo escribió recientemente una), por eso trataremos de reflejar su paso por Estados Unidos desde otro enfoque.

Sabemos que Pau fue el segundo español en jugar en la NBA y, además, consiguió el premio de Rookie del Año (2002), pero es que en su temporada de novato terminó cuarto en porcentaje de tiros de campo. Logro impresionante para llevar tan poco tiempo en la liga.

Cuando Gasol aterrizó en Estados Unidos la situación respecto a los extranjeros estaba cambiando. Si bien no recibían papeles complementarios como Toni Kukoc en los Bulls de Michael Jordan, o marginales como ocurrió con Fernando Martín, tampoco proliferaban como hacen hoy los Luka Doncic, Giannis Antetokounmpo o Nikola Jokic. Pau fue uno de los protagonistas de la generación de estrellas extranjeras formada por Dirk Nowitzki, Tony Parker, Manu Ginóbili, Yao Ming o él mismo.

Por supuesto, es el primer español en disputar el All-Star Game de la NBA (2006), cita en la que estuvo presente hasta en seis ocasiones durante una década. La última vez que acudió al Partido de las Estrellas fue en 2016, ya como todo un veterano representando a los Chicago Bulls. En 2006 fue All-Star con los Grizzlies; en 2009, 2010 y 2011, con los Lakers junto a Kobe Bryant; y en 2015 y 2016, con los Bulls. Tres franquicias diferentes. Solo cuatro jugadores en toda la historia lo han logrado con cuatro distintas.

Pau fue el primer español en disputar los Playoffs en Memphis, ciudad donde dejó una marca enorme. Fue su primera gran estrella y líder del primer equipo de los Grizzlies que alcanzó la postemporada. Es cierto que jamás ganó con ellos un solo encuentro de Playoffs, pero él era su guía cuando dieron ese paso. En los años 90, cuando nace la franquicia en Vancouver, eran el equipo menos atractivo de la NBA. Gasol puso en el mapa a los Grizzlies y los Grizzlies permitieron al español impulsar su carrera.

Siempre implicado en proyectos sociales, la huella de Pau en Memphis también caló en la comunidad. Como ejemplo, lanzó un programa para niños llamado "Pau's Amigos". Además, su figura era reconocida y querida en la ciudad. Al principio llegó como un joven imberbe, pero el paso del tiempo -y el dejarse de afeitar- le dieron una barba que forma parte de la historia del estado. En enero de 2005, los Grizzlies anunciaron la "Beard Pau-er Night". Los primeros 5000 fans que llegaron con barba (real o postiza) recibieron un vale de entrada gratis.

Pau fue el décimo jugador que menos partidos necesitó para alcanzar la marca de 5.000 puntos y 500 tapones, registro muy claro sobre su capacidad anotadora y para bloquear tiros cerca del aro. Partió de Memphis con muchísimos récords, incluidos el de partidos jugados, minutos jugados, tiros de campo anotados e intentados, tiros libres anotados e intentados, rebotes (ofensivos, defensivos y totales), tiros taponados, pérdidas de balón y puntos.

Hasta la explosión del dúo Mike Conley y Marc Gasol, Pau era considerado el mejor jugador de la historia de la franquicia. De hecho, Marc lidera a los Grizzlies en Win Shares totales, Conley es segundo y Pau, tercero. Aunque Conley, Marc, Zach Randolph o Mike Miller se reparten la mayoría de récords históricos de los Grizzlies, Pau todavía es el líder en promedio de tapones por partido (1,8) y Offensive Box Plus/Minus (2,7).

Más | 13 años del traspaso de Pau a los Lakers

Su traspaso a los Lakers supuso un terremoto mediático en España como pocos ha habido en el territorio deportivo. Un motivo de orgullo y punto de atención que transformó para siempre la percepción de la NBA en nuestro país. Siempre vista como una liga de seres superiores, alejada de lo mundano, la presencia de Pau en Hollywood junto a Kobe acercó la imagen de la liga a las grandes masas.

Como curiosidad, en la 2008-2009, su primera temporada completa en Los Ángeles, Pau nunca fue expulsado. También fue nombrado de nuevo Jugador de la Semana (8 de febrero de 2009), galardón que no conseguía desde sus años en Memphis (en tres ocasiones: 2 de enero de 2005, 5 de marzo de 2005 y 26 de marzo de 2006). Lo ganaría en tres ocasiones más (22 de febrero de 2009, 21 de marzo de 2010 y 31 de octubre de 2010) para un total de siete premios de Jugador de la Semana.

Incluso fue nombrado Jugador del Mes de la Conferencia Oeste en febrero de 2009 con excelentes promedios de 20,8 puntos, 10,9 rebotes, 4,8 asistencias y 1,1 tapones con 58,6% en tiros de campo. Esa temporada y la siguiente (2009-2010) fueron su pico de rendimiento, éxito individual y colectivo e impacto mediático. Como merecida recompensa, en las Navidades de 2009 firmó la renovación con los Lakers: 3 temporadas y 57 millones de dólares, el contrato deportivo más importante de su carrera.

Precisamente en la 2009-2010, ya con un anillo de campeón (el primer español en lograrlo), Pau registró tres partidos de 20 rebotes en un tramo de cuatro encuentros:

  • 17 puntos y 20 rebotes contra Timberwolves
  • 16 puntos y 10 rebotes contra Jazz
  • 10 puntos y 16 rebotes contra Bulls*
  • 26 puntos y 22 rebotes contra Bucks

Terminó la temporada siendo la 14º camiseta más vendida, todo un hito compitiendo con Kobe (1º), LeBron James (2º), Kevin Garnett (3º), Derrick Rose (4º), el mejor Dwight Howard (5º), Carmelo Anthony en su etapa en Denver (10º) o Brandon Roy antes de las lesiones (13º). Vendió más que Rajon Rondo (15º).

Los Playoffs de 2010 son los mejores de toda su carrera. En Primera Ronda, enfrentándose a los jóvenes y prometedores Oklahoma City Thunder (llegarían a las Finales en 2012), Pau anotó la canasta ganadora en el sexto partido que evitó el potencial Game 7. En aquella velada capturó 18 rebotes, incluido el último en ataque tras el fallo de Kobe.

Promedió 19,6 puntos (su 3º marca más alta en postemporada, 1º en Lakers), 11,1 rebotes, 2,1 tapones, 3,5 asistencias, 53,9% en tiro durante 23 encuentros para terminar ganando el título ante Boston, con una fantástica actuación que sirvió de venganza tras ser superado por Garnett y la dureza del juego interior de los Celtics en las Finales perdidas de 2008. Consiguió así convertirse en campeón de la NBA de forma consecutiva, siendo la segunda espada del 11º proyecto de la liga en conseguirlo (13 en la actualidad, después fueron los Heat del Big Three y los Warriors de la era Stephen Curry).

Aunque no está entre los jugadores con más Win Shares o registra récords con los Lakers, algo complicado en una franquicia con tantísima y brillante historia, Pau es considerado uno de sus mejores y más queridos jugadores. Amado en Los Ángeles, la mayor parte de la afición espera ver su #16 colgado del cielo del Staples Center. Es imposible comprender el éxito de Kobe sin Pau, porque los títulos de 2009 y 2010 jamás hubiesen sucedido, y por lo tanto la historia de la franquicia y de Bryant serían distintas.

Más | Kobe y Pau, Ébano y Marfil

Se uniría así a la ilustre lista formada por Kobe #8 (10 temporadas, 3 títulos), Wilt Chamberlain #13 (5 temporadas, 1 título), Elgin Baylor #22 (13 temporadas), Kobe #24 (10 temporadas, 2 títulos), Gail Goodrich #25 (9 temporadas, 1 título), Magic Johnson #32 (13 temporadas, 5 títulos), Kareem Abdul-Jabbar #33 (14 temporadas, 5 títulos), Shaquille O'Neal #34 (8 temporadas, 3 títulos), James Worthy #42 (12 temporadas, 3 títulos), Jerry West #44 (14 temporadas,1 título) y Jamaal Wilkes #52 (8 temporadas, 3 títulos). Todo leyendas.

Ya en su última mejor etapa, la de Chicago, Pau vivió una segunda juventud impulsada por el deseo de competir de los Bulls. En la 2014-2015 tuvo el mejor promedio reboteador de su carrera con 11,8 capturas por noche, acompañado de 18,5 puntos, que le devolvieron al All-Star tras tres años de ausencia durante la etapa final de Lakers. Incluso pudo batir su marca anotadora más elevada en una victoria sobre los Bucks de un joven Giannis Antetokounmpo el 10 de enero de 2015. Su estadística:

  • 46 puntos, 18 rebotes, 3 asistencias, 1 robo, 3 pérdidas; 17 de 30 en tiro (56,7%) y 12 de 13 en tiros libres (92,3%)

Gasol fue All-Star por partida doble en 2015 y 2016, sus dos temporadas en Chicago. Pau fue nombrado All-NBA con los Lakers en tres ocasiones (2009 y 2010 3º mejor quinteto, y 2011 2º mejor quinteto), pues bien, para comprender su nivel durante esos dos cursos, el español recibió su cuarta y última consideración All-NBA con los Bulls (2º mejor quinteto) en 2015. Aunque la imagen más recordada de aquel año -aparte de la semifinal contra Francia del Eurobasket- fue el salto inicial del All-Star protagonizado con su hermano.

Apurando ya su tiempo, Gasol se reconvirtió en San Antonio como especialista tirador: en 141 partidos entre las temporadas 2016-2017 y 2017-2018 anotó 99 de 224 triples (44,2%) contra los 74 de 249 (29,7%) que acumulaba en 15 temporadas entre 2001 y 2016.

En prácticamente dos décadas en la liga, Pau Gasol firmó una carrera extraordinaria. Se convirtió en uno de los interiores más inteligentes que jamás ha visto el juego, dejó como movimiento personal el mate de la Estatua de la Libertad, puso a los Grizzlies en el mapa, transformó la NBA en España y formó junto con Kobe Bryant uno de los mejores dúos de la historia. Jamás podremos devolverle todo lo que ha significado para el baloncesto español.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

LaMarcus Aldridge
LaMarcus Aldridge se retira por un problema de corazón
Leandro Fernández
Horarios y TV NBA
Todos los partidos en TV en España
Sergio Rabinal
russell, ricky
D-Lo y Ricky, la pareja del futuro en Wolves
Sergio Rabinal
Damian lillard luka doncic kawhi leonard
Los mejores quintetos de la temporada
Nacho Losilla
Stoudemire, George, Rose
Murray, su lesión y los antecedentes de impacto
Agustín Aboy
Porter jr
La aparición de Porter Jr. tras la lesión de Murray
Sergio Rabinal
Más noticias