Boston Celtics

Salón de la Fama 2021: un recordatorio de la excelencia de Paul Pierce en los escenarios más competitivos

No hay que dejar que las percepciones de Paul Pierce luego de su carrera como jugador te arruinen la memoria de quién era en la cancha. Pierce era "The Truth" (La Verdad) por una razón...

Mientras uno de los mejores aleros de todos los tiempos se prepara para su inducción al Salón de la Fama Naismith Memorial (el 11 de septiembre), que esto sirva como un recordatorio de que Pierce fue sin lugar a dudas uno de los jugadores más decisivos en el clutch que se haya visto.

Más | La Clase 2021 del Salón de la Fama

Nunca fue el más rápido o más hábil en la cancha, pero de alguna manera siempre llegaba a su lugar. Evaluaría a su defensor lentamente, esperando pacientemente a que el reloj se consuma para hacer su movimiento. Sabía a dónde quería llegar, el defensor sabía a dónde quería llegar, todos los jugadores de la cancha y los entrenadores de ambos equipos sabían a dónde quería llegar, al igual que todas las personas del estadio.

Incluso él mismo podría decirte exactamente lo que iba a hacer, seguir adelante y hacerlo de todos modos, y aún así conseguir que el tiro entre.

Eso ni siquiera fue un tiro ganador o uno en el clutch, sino solo uno de los momentos más difíciles de la carrera de Pierce, culminando un tercer cuarto de 21 puntos en el Juego 3 de la Primera Ronda de los Playoffs de la NBA de 2003. Es un excelente ejemplo, y uno de los primeros de las etapas iniciales de su carrera, del tipo de zona en la que Pierce podía meterse cuando su equipo necesitaba puntos.

Y veríamos mucho más de eso mientras se desarrollaba su carrera de 19 años.

Pierce no tardó en convertirse en un anotador prolífico en la NBA. A los 25 años ya había promediado más de 25 puntos por partido en tres temporadas diferentes, un hito que alcanzó un total de cinco veces en su carrera. Promedió más de 20 puntos por encuentro en ocho temporadas y nunca promedió menos de 15 hasta los últimos cuatro años de su carrera, cuando tenía más de 35 años.

Aunque nunca ganó un título anotador, lideró la liga en puntos totales en 2001-2002, y con sus 26,1 de media que quedaron solo detrás de Allen Iverson (31,4) y Shaquille O'Neal (27,2). Rara vez aparece en la conversación de los grandes anotadores de todos los tiempos, pero acumuló 26.397 tantos en total, para terminar entre los 15 primeros en la historia de la liga cuando se retiró (ahora ocupa el puesto 16°, con Carmelo Anthony superándolo recientemente) .

Es comprensible dejarlo pasar por alto cuando se habla de los mejores anotadores de la historia, pero no se puede decir lo mismo de la conversación de "si necesitas un tiro para ganar el partido, ¿a quién estarías eligiendo?". Esa lista no debería durar mucho antes de llegar a PP.

Según Stathead, entre 1996 y 2017 (desde el año en que los datos de clutch estuvieron disponibles hasta el año del último partido de Pierce) solo hubo tres jugadores que anotaron más tiros en el clutch que Pierce. ¿Sus nombres? Dirk Nowitzki, LeBron James y Kobe Bryant.

Cuando cambiamos el filtro para aumentar un poco la dificultad, contando los tiros de campo anotados para tomar la ventaja con cinco segundos o menos por jugar, Pierce ocupa el cuarto lugar, esta vez detrás de Nowitzki, Carmelo Anthony y Bryant.

Si hablamos estrictamente de buzzer-beaters, Pierce y Bryant están uno al lado del otro en la parte superior de la lista, con 10 conversiones ganadoras cuando el reloj marcó cero. Esa es una compañía bastante decente en todos los ámbitos, ¿no?.

Pierce necesita poca o ninguna separación para disparar, prosperando en situaciones de alta presión sin importar cómo luciera la defensiva a su alrededor. Imposible de olvidar el Juego 5 de la Primera Ronda de los Playoffs 2009. Fue una serie agotadora entre Boston Celtics y Chicago Bulls, con dos de los primeras cuatro encuentros habiendo necesitado tiempo extra para decidir un ganador, estampando el 2-2.

Pierce anotó el tiro del empate sobre la bocina en el final del tiempo regular, y luego sumó el game-winner en suplementario para ayudar a los Celtics a tomar una ventaja de 3-2 en la serie.

Los Celtics ganarían la serie en siete partidos antes de caer contra Orlando Magic en las Semifinales de Conferencia. En la temporada siguiente, The Truth anotó otro tiro ganador en los Playoffs, esta vez contra Miami Heat en la Primera Ronda del 2010.

Ese tiro le dio a Boston una ventaja de 3-0 en la serie, que terminaría en barrida.

Hay otro golpe decisivo de Pierce con el uniforme de los Celtics para mencionar, aunque no fue un tiro ganador. En el quinto partido de las Finales de la Conferencia Este 2012 se enfrentó una vez más al Heat, esta vez con el MVP LeBron James y su Big 3.

Se podía sentir que esta era la última oportunidad de Pierce de ganar otro anillo con Boston, y los Celtics tuvieron la oportunidad de ponerse a una victoria de regresar a las Finales de la NBA. Uno arriba cuando quedaba menos de un minuto, el alero estaba en una isla con James. Con el reloj de posesión a punto de agotarse y la mano de James justo en su rostro, Pierce se levantó para el triple y anotó, silenciando a la multitud del American Airlines Arena, para darle a Boston una ventaja de cuatro puntos que no perdería, poniendo la serie 3-2.

Sabemos que LeBron, luego, completaría una de sus producciones legendarias en el sexto partido en Boston, clave para que Miami termine ganando en el séptimo para avanzar a las Finales. Pero, en ese momento, parecía que iba a ser el tiro más importante de la carrera de Pierce.

Siguió anotando grandes lanzamientos incluso después de su paso por Boston, con el famoso "I called game" en el Juego 3 contra Atlanta Hawks en los Playoffs 2015, cuando jugaba para Washington Wizards, como destacado.

Pocas personas recuerdan que Pierce también conectó un increíble disparo en el Juego 6 de esa misma serie para tratar de mantener vivas las esperanzas de Playoffs de los Wizards, pero fue después de tiempo y no contó.

En su casa era más que tener una habilidad especial para hacer tiros oportunos cuando la pelota estaba en sus manos al final de los juegos cerrados. Pierce buscó estos momentos, queriendo hacer el último tiro con la mayor frecuencia posible con el resultado en juego. Era uno de esos jugadores que te hacía sentir que la capacidad en el clutch era un atributo tangible, dejándote apenas sorprendido cada vez que tenía la oportunidad de anotar en un gran momento para decidir el resultado de un juego.

Si hay algo para recordar la carrera de Salón de la Fama de Paul Pierce serán las innumerables veces en las que se esforzó en el clutch por ganar el partidos para su equipo.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Jaylen Brown
Jaylen Brown, listo para volver con Celtics
Sergio Rabinal
Monte Morris
Morris y su trabajo para ser titular en Denver
Leandro Fernández
JJ Redick
Redick y su lugar histórico para el triple
Leandro Fernández
Korver
¿Qué jugadores anunciaron su retirada?
Juan Estevez
rj Hampton
RJ Hampton, la llave de la rotación de Orlando
Nacho Losilla
Julius raedle
Randle y el objetivo del título con Knicks
Nacho Losilla
Más noticias