);
Sacramento Kings

Esto realmente pasó: Peja Stojakovic y una 2003-2004 histórica, al borde del MVP

La temporada 2003-2004 de Peja Stojakovic tiene un lugar de privilegio dentro de las grandes campañas olvidadas por el paso del tiempo. Y es que la transformación del serbio como jugador de rol y especialista, sobre todo a partir de su llegada a New Orleans, hizo perder de vista que durante su paso por Sacramento Kings era uno de los jugadores ofensivos más determinantes de la competencia. A punto tal, que en esa temporada mencionada, tuvo el mejor aporte estadístico de todo el torneo en ese costado del campo.

En el día en el que Stojakovic está cumpliendo 43 años, honramos esa maravillosa temporada 2003-2004 con los Kings, en la que finalizó como el segundo máximo anotador de la liga (24,2), cuarto en la votación por el MVP y primero en offensive win shares (11,4).

Lo primero que uno también tiende a olvidar con respecto a Stojakovic era su altura. El serbio medía nada menos que 2,08 metros, lo cual combinado a su prodigiosa mano de tres puntos, lo transformaba en una de las mayores amenazas perimetrales de las que se haya tenido registro en la liga. De hecho, el alero fue el primer jugador de su estatura en anotar al menos 200 triples en una campaña.

Fue en esa 2003-2004, en la que anotó 240 triples (máxima de la liga), con un fenomenal 43% de eficacia. ¿Qué otros jugadores de 2,08 para arriba lo han conseguido? Rashard Lewis en dos ocasiones y Davis Bertans en la actual 2019-2020. De todas maneras, el total de Peja (240) sigue estando al frente de esa lista (también tiene la segunda marca, con 231). Para tomar dimensión: ni Dirk Nowitzki ni Kristaps Porzingis anotaron jamás más de 151.

De todas maneras, Peja no se limitaba a ser simplemente un gran triplero y en ese año en particular también anotó 5,2 tiros por partido, con excelentes porcentajes tanto dentro del área restringida (67%) como desde la media distancia (43%). Si a esto le agregamos su 93% en tiros libres, cifra que también estuvo al tope de esa temporada, nos encontramos con una verdadera máquina anotadora.

Un dato que impacta: entre todos los jugadores NBA que tuvieron una temporada con al menos 24 puntos, el 62% que registró Peja de True Shooting Percentage (combina dobles, triples y libres) es el 14° más alto, solo superado por Amar'e Stoudemire, Kevin McHale, Giannis Antetokounmpo, Kevin Durant, Karl-Anthony Towns, Kareem Abdul-Jabbar y Wilt Chamberlain. Buena compañía, ¿no?

El esquema de Rick Adelman en los Kings le caía como anillo al dedo al europeo, que se beneficiaba de jugar con excelentes internos pasadores como Chris Webber, Vlade Divac y Brad Miller, además de otros buenos asistidores como Mike Bibby y Doug Christie. Ellos cinco tuvieron un promedio superior a las cuatro asistencias en aquel curso, en un equipo que hacía un culto del movimiento de balón y que lógicamente terminó como el conjunto con más asistencias de ese año (26,2 por partido).

Cuando esa fluidez de la bola llegaba a manos de Peja, normalmente la jugada terminaba en puntos para Sacramento. Stojakovic no creaba su propia ofensiva, al menos de manera tradicional, sino que era principalmente un terminador de jugadas: el 71% de los dobles y el 89% de los triples que anotó en esa campaña fueron producto de una asistencia.

Todo esta combinación de volumen de lanzamientos (17,1 por partido) y sensacional eficacia, combinado con un bajísimo número de pérdidas, llevó a que Stojakovic consiga aportarle el equivalente a 11,4 victorias a su equipo, solamente con su producción en el costado ofensivo. Eso es exactamente lo que marcan las offensive win shares, dejando atrás a leyendas como Kevin Garnett (10,4), Dirk Nowitzki (9) y Steve Nash (8,9). ¿Kobe? Sumó 7,8 ese año, mientras que Tracy McGrady, máximo anotador de la temporada, se quedó en 8,1.

La gran labor de Stojakovic fue clave para que los Kings ganasen 55 partidos en la 2003-2004 y terminasen con la cuarta mejor marca del Oeste.

Y si bien no pudo mantener sus números en unos Playoffs (bajó a 17,5 puntos y un 38% de campo) en los que Sacramento cayó en las en las Semis de Conferencia ante Minnesota por 4-3, su Fase Regular quedó marcada para siempre como una de las mejores que haya registrado un jugador que no pertenece al Salón de la Fama. De hecho, a la hora de buscar producciones de offensive win shares semejantes desde el 2000 en adelante, los únicos que no pertenecen a ese club o que lo harán sin dudas cuando sean elegibles, son Chauncey Billups (12,7 OWS en la 2005-2006) y el propio Peja. No hay que olvidarlo.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Westbrook Holiday Paul
El mercado NBA 2020-2021, al día
NBA.com Staff
Anthony Davis, Montrezl Harrell y DeMar DeRozan
El seguimiento de todos los agentes libres 2020
NBA.com Staff
Brandon Ingram
Ingram se queda en New Orleans
Agustín Aboy
Bam Adebayo
Adebayo renueva con Miami hasta 2026
Agustín Aboy
zion-williamson-102720-ftr-getty.jpg
¿Cuál es la mejor formación para explotar a Zion?
Juan Estevez
marc-gasol-072420-ftr-getty.jpg
Marc Gasol, oficialmente en los Lakers
Sergio Rabinal
Más noticias