Phoenix Suns

Phoenix Suns y el retorno ideal a los Playoffs tras 11 años por el desierto

La metáfora sale sola, pero es completamente acertada. Phoenix Suns, equipo del estado de Arizona, región conocida por sus característicos paisajes, atravesó el desierto durante once años. Fue en la primavera de 2010 cuando disfrutaron de su última postemporada. Tuvieron que pasar seis entrenadores jefe y los peores años de la franquicia. Eso sí, ahora son la sensación de los Playoffs 2021.

Más | Deandre Ayton y su excelente rendimiento para superar al MVP Nikola Jokic

Retrono triunfal hasta la fecha para el equipo entrenado por Monty Williams, uno de los grandes artífices de la irrupción de Phoenix en el panorama del Oeste en las dos últimas temporadas. El otro gran nombre, fuera de los focos que atraen los jugadores, es James Jones. Ejecutivo principal de la organización, Jones tuvo una larga y respetada carrera como jugador, destacando su tiro exterior, la amistad con LeBron James y los tres títulos que lograron juntos.

Jones desde las oficinas y Williams en el parqué son las caras reconocibles de la nueva era de los Suns. Por supuesto, los jóvenes de los últimos años, Devin Booker, Deandre Ayton y Mikal Bridges, y el macho alfa, Chris Paul, son las figuras, pero en este caso de salir del pozo para alcanzar las Finales de Conferencia intervienen diferentes factores, siendo el principal el cambio en la jerarquía. Phoenix arregló su tejado y tapó agujeros. Hubo un reset interno, mantuvieron lo mejor y lo reforzaron. Y así, en este 2021, regresan por la puerta grande a los Playoffs.

La fórmula de la identidad en los Playoffs

De sus años de sequía Phoenix consiguió varias elecciones altas del Draft. Sin embargo, una organización disfuncional tendrá enormes problemas en desarrollar jóvenes talentos si carece de buenos hábitos. Ese era este caso, que unido elecciones cuestionables provocó varios de los conocidos como pufos del Draft. Y la pregunta es pertinente: quién tiene mayor responsabilidad, ¿equipo o jugador?

Los Suns eran un equipo sin alma. Predecible y de problemas de calidad, en especial en el puesto de base. Booker acaparaba toda la atención y el balón. Faltaban veteranos comprometidos y quizás sobraban tantos jóvenes esperando su oportunidad en el banquillo. Así era imposible construir y la intención de Jones y Williams era cambiar esto de inmediato.

Ya con los cambios internos realizados, y con el dúo Jones-Williams al frente, dotaron a la franquicia entera de filosofía. El cambio en el estilo de juego no era como tal una modificación de lo anterior, sino una reconstrucción de verdad poniendo sólidos cimientos. Una de las prioridades del primer mercado era clara, había que incorporar un base. La elección fue Ricky Rubio.

El impacto del español fue muy positivo. Booker y Bridges se beneficiaron; Ayton, en el juego de bloqueo directo, también; tiradores como Cameron Johnson pudieron destacar y sorprender; y los Suns al completo fueron mejor equipo. No solo por Ricky, cuyo papel fue vital, sino por ese trabajo de dotar de identidad a la organización. Y esos rasgos se ven en Playoffs, porque son los mismos que exhibieron en temporada regular para terminar con el segundo mejor récord. Defensa agresiva en las rotaciones y muy trabajada; ataque basado en la creación del binomio Paul-Booker y la idea de pasar, tirar y cortar del entrenador.

El inicio del camino para Phoenix Suns

Sin embargo, la mala fortuna se choca con Phoenix. Este pasado miércoles se conoció que Paul ha entrado en el protocolo de salud y seguridad de la liga. A falta de saber cuánto estará fuera, o tener más información desde Estados Unidos, la posibilidad de iniciar las Finales de Conferencia sin el futuro Salón de la Fama parece muy real.

Clippers o Jazz. De entre estos dos saldrá el rival de Phoenix para disputar el pase a Finales. Pese a que los de Arizona no tengan ningún título, sí cuentan con dos viajes a Finales: en 1976, derrota ante Boston; y en 1993, con Charles Barkley de estrella, ante los Bulls de Michael Jordan. Y hasta el tramo anterior a la interminable sequía de once años, también figuraban entre los equipos con mejor porcentaje de victorias de la historia de la liga.

Pase lo que pase con CP3, Williams y su staff prepararán la serie con la máxima rigurosidad. Lo cierto es que el técnico, finalista al premio de Entrenador del Año, ha sabido dar con la tecla en las series anteriores. Contra Lakers sacó de la rotación a Dario Saric y metió a Torrey Craig, quien sirvió como defensor ante los campeones por su poder atlético. Luego, en Semifinales contra Denver, alimentó más el juego exterior y buscaron el juego sin balón, con un Bridges de mayor relevancia. Phoenix ha sabido encontrar los puntos débiles del rival y explotarlos.

A pesar de la potencial baja de Paul, brillante contra los Nuggets, la diferencia para los Suns reside en el conjunto. Son la segunda defensa más eficiente de los Playoffs por varios motivos, entre ellos, la consistencia de Ayton, y disponen de ese estilo tan marcado y vistoso. Juegan rápido y en equipo. Son un incordio en defensa y aparentan no tener agujeros. Quién sabe lo que harán en el resto de la postemporada, pero lo importante es el camino. Phoenix está de vuelta en la élite del Oeste y la NBA agradece el retorno triunfal de un equipo marcado históricamente por un estilo muy divertido.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Alex Antetokounmpo
🔍️ ¿Merece Alex Antetokounmpo ser drafteado?
Juan Estevez
Pau Gasol, Luis Scola
Estadísticas y números de España vs. Argentina
Leandro Fernández
ricky rubio
Ricky y su mejor anotación con España
Nacho Losilla
Guía Draft
La Guía del NBA Draft 2021
Juan Estevez
garuba
Draft: Garuba, una apuesta segura en defensa
Sergio Rabinal
santi aldama
3 equipos para Aldama en el Draft
Sergio Rabinal
Más noticias