Milwaukee Bucks

Error o acierto: ¿por qué Milwaukee Bucks dejó escapar a PJ Tucker?

PJ Tucker fue parte esencial del alma de Milwaukee Bucks en los Playoffs. El mantra en el vestuario era "We Dogs", compartiendo la referencia entre ser perros de presa que luchasen cada posesión como si fuese una batalla y el hecho de considerarse "underdogs" (competidor al que se le dan pocas opciones de ganar) entre los candidatos.

La sorpresa saltó tras el título. Después de la celebración, después de que el champán recorriese la boca de Tucker, uno de los más exaltados en la fiesta, como si continuara sobre el parqué, su continuidad en los Bucks se daba por hecha. Es cierto que terminaba contrato, pero él había expresado su deseo de continuar y la franquicia tenía sus derechos bird. Es decir, podían renovarle por encima del límite salarial y con el contrato que ellos quisieran. Esto para un equipo asfixiado en los salarios es fundamental. Y sin embargo, conociendo la oferta que había recibido de Miami Heat, decidieron no contrarrestar y permitieron así su marcha al rival.

Más | El panorama de Milwaukee Bucks para la temporada NBA 2021-2022 tras sus movimientos en el mercado

Jon Horst, General Manager de los Bucks, habló con la prensa poco antes del inicio de la Agencia Libre. En su intervención recibió preguntas sobre Tucker y el propio Horst destacó la importancia de los derechos bird. "El hecho de que tengamos sus derechos es algo que tiene mucho valor. Es algo que entró en nuestros cálculos cuando hicimos el traspaso por él".

Un par de días después Tucker firmó dos años y 15 millones de dólares con Miami. En el mensaje de despedida del alero en Instagram podía extraerse de forma sencilla que le había pillado por sorpresa. "Wow. Todavía estoy algo sin palabras si soy honesto. Sigo en shock, pero así es como funciona. Como decía mi abuela, lo único que puedes controlar es lo que puedes controlar". Y añadía palabras de emoción hacia la ciudad de Milwaukee, los aficionados y el equipo.

En este artículo vamos a revisar el rendimiento de Tucker en Playoffs y los motivos de los Bucks para preferir la opción de evitar el gasto de su renovación.

¿Cómo rindió PJ Tucker con Milwaukee Bucks en los Playoffs 2021?

Los años de Tucker en Houston fueron su pico de rendimiento. Pocos jugadores encajan tan bien en la definición de 3&D como él. Es cierto que enseguida corremos a ponerle la etiqueta a cualquier complemento capaz de meter dos triples y ayudar atrás, pero el suyo es uno de los casos más claros. Defensor de élite para estrellas, gran reboteador para su tamaño y 39,9% en triples en su carrera en Playoffs. Además, el tiro exterior absorbe el 66,4% de sus tiros en las cinco aventuras de postemporada que ha tenido con Raptors, Rockets y Bucks.

Sin embargo, tan cierto es que era uno de los mejores 3&D como que la edad no perdona. Tiene 36 años y esta pasada temporada tuvo un claro bajón de rendimiento ofensivo. Por otro lado, los Bucks precisaban de él menos que en Houston. El rol inicial era de jugador de banquillo siempre preparado para dar defensa y tener algún triple en la esquina. Su promedio de tiempo debería haber rondado los 20 minutos, pero la lesión de Donte DiVincenzo hizo que Mike Budenholzer optara por Tucker como alero titular. Terminó promediando 29,6 en Playoffs.

Más | Los fichajes del campeón: Milwaukee Bucks perdió a PJ Tucker y fortaleció su segunda unidad

Con los Rockets en Disney estuvo menos fino de lo habitual (37,3%), aunque todavía positivo, e hizo menos daño sin balón. Con los Bucks, tras lanzar poco y muy bien en temporada regular (39,4% con 1,7 intentos), en la postemporada se desplomó hasta el 32,2%. De nuevo, resaltando que apenas tiraba: en las Finales hizo 4 de 8 en triples (50%) promediando 31,3 minutos. De hecho, en el definitivo Game 6 solo lanzó una vez a canasta (0 de 1 en triples). Ni siquiera la esquina, su zona predilecta, le ha dado resultados en la postemporada de 2021: 31,4% de acierto representando el 86,4% de sus intentos desde el triple.

Entonces, si en ataque su aportación ha sido prácticamente nula, ¿dónde ha llegado el beneficio con Tucker? Por dos vías, además conectadas, su labor en defensa y la presencia en el vestuario. De lo segundo hemos comentado ya que fue la chispa para el "We Dogs". Todos en el cuartel general han querido la influencia del soldado y han disfrutado con un veterano como él. Este tipo de figuras son en ocasiones poco consideradas, pero son tan necesarias para hacer equipo como el contar con estrellas.

Y por supuesto, en defensa fue uno de los jugadores que más acierto bajó al rival (11,4 tiros defendidos de media por partido):

  • General: -5,8%
  • Triple: -6,7%
  • Tiros de dos: -5,1%

Si filtramos aquellos jugadores que defendían una media de 10 tiros por noche en Playoffs, por detrás de los Julius Randle, Deandre Ayton o Bruce Brown, encontramos a Tucker en octava posición. Excelente registro. Además, de la rotación de los Bucks en Playoffs solo Lopez, Holiday y Antetokounmpo defendían más tiros por partido, y ninguno de ellos alcanzó la diferencia del veterano. Y todo esto considerando que defendió a estrellas rivales en cada serie.

El impacto reboteador disminuyó por contexto propio. Al tener a Lopez, Giannis o Portis al lado hacía poca falta ahí, y menos todavía en el cristal ofensivo. Por lo tanto, la aportación de Tucker hacía referencia a la defensa. Era un fichaje cuyo papel en ataque iba a ser muy secundario, pero en defensa suponía un puntal más a una estructura que ya era la más poderosa de la competición.

¿Por qué los Bucks no renovaron a Tucker?

Con Giannis, Middleton, Holiday, Lopez, Connaughton y DiVincenzo bajo importantes contratos que restringen la flexibilidad, y los mínimos de Elijah Bryant, Mamadi Diakite y Jordan Nwora los Bucks tienen cerrado su núclero y su economía. Tenían agentes libres relevantes en Tucker y Bobby Portis, ya que el otro nombre, Bryn Forbes, perdió peso según avanzaban los Playoffs.

La directiva no perdió a Tucker, renunció a él. Podían haber hecho todos los movimientos que realizaron después y añadir al final la renovación del alero. Es decir, Portis ha renovado por dos años considerándose una extensión del mínimo de veterano con la mejora salarial correspondiente. De nuevo, los algo más de 4 kilos que cobre ($4,347,600) supondrán una de las gangas de la liga. Grayson Allen, mejora ofensiva, llegó vía traspaso y cobra algo más de 4 millones ($4,054,695); Rodney Hood y Semi Ojeleye, dos recursos más, firman por el mínimo; Thanasis Antetokounmpo renueva por el mínimo; y George Hill, viejo conocido y veterano de confianza, se inscribe con parte de la excepción de nivel medio. El griego drafteado, Georgios Kalaitzakis, lo hace con un contrato muy bajo ($925,258), también extraído del nivel medio. Y detrás de todos estos movimientos podrían haber añadido la renovación de Tucker por exactamente el mismo dinero que ha firmado en Miami (2 x 15).

Más | El panorama de Miami Heat para la temporada NBA 2021-2022 tras sus movimientos en el mercado

Entonces ¿por qué no lo han hecho? Mientras tienen 16 contratos y deciden a quién cortarán (los no garantizados son Ojeleye, Bryant, Diakite y Kalaitzakis) podrían haber dejado el hueco de Ojelye para renovar a Tucker, porque el ex jugador de Boston viene justo para rellenar el puesto. Se debe simple y llanamente a una decisión salarial.

En 2019 Horst optó por no renovar a Malcolm Brogdon. Le enviaron en sign&trade a Indiana porque consideraron que no era el jugador por el que meterse en el impuesto de lujo. Entonces Horst dijo que los Bucks llegarían a ese momento y que no había miedo en meterse en el impuesto, pero que cuando lo harían sería en condiciones. Y ese momento, con las extensiones de Giannis, Holiday y Middleton, ya ha llegado. Añadir a Tucker en los libros salariales con el 2x15 que ha firmado en Miami habría supuesto a los Bucks en +28 millones sobre el impuesto de lujo, lo que hubiese conllevado un pago de más de 60 millones.

Al final la directiva ha optado por evitar ese importante extra de impuesto de lujo y compensarlo con dos contratos mínimos. A día de hoy la franquicia pagará más de 50 millones en impuestos, por lo que tiene sentido restar más de 10 kilos por la salida de Tucker. Al menos desde un punto de vista económico, pero ¿y el deportivo?

Partimos de un punto clave: Tucker no iba a repetir como titular. Es DiVincenzo el que volverá a la formación inicial como escolta y Middleton pasará al alero. Además, la segunda unidad tiene más recursos que antes. Hill, Allen, Connaughton y Hood darán relevos en el perímetro con mayor poder ofensivo, además del joven Nwora, de excelente rendimiento con Nigeria en los Juegos Olímpicos. Portis será de nuevo el jugador que rote con Giannis y Lopez en el interior, además del energético Thanasis y Ojeleye.

Más | El panorama de Los Angeles Lakers para la temporada NBA 2021-2022 tras sus movimientos en el mercado

Si todos están sanos, los Bucks apenas notarán la salida de Tucker. De hecho, donde más se podrá notar será en el mercado de traspasos. ¿Por qué? Si la directiva no ha querido invertir ese dinero en un jugador secundario de 36 años, en parte podía ser por una posible regresión cerca de cumplir los 37. Lógico y normal, pero es que sus 7 kilos también sirven como ficha salarial. El salto en la plantilla en cuanto a salarios es enorme (Giannis, Holiday y Middleton por encima de 30, Lopez en 13 y el resto por debajo de 5), por lo que contar con Tucker hubiese permitido un asset para mejorar el equipo vía traspaso. Esta opción aparece ahora muy limitada.

Los Bucks trajeron a Tucker por su defensa y como jugador secundario. La lesión de DiVincenzo le puso en el primer plano, en especial con su defensa sobre Kevin Durant en las Semifinales del Este, pero si bien ha sido uno de los mejores atrás, su aportación en ataque ha sido nula. También cuenta aquí el meter a un veterano especialista en uno de los mejores entramados defensivos de la competición. Los Bucks no dependen de PJ para su funcionamiento, pero sí puede que ciertas carencias del jugador por edad se hayan tapado al lado de Giannis y compañía. La no renovación se debe al impuesto de lujo, aunque puede salirle mal la jugada a la directiva si buscan mejoras en el mercado de traspasos y descubren que Tucker hubiese sido la llave para realizar el movimiento deseado.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Jaylen Brown
Jaylen Brown, listo para volver con Celtics
Sergio Rabinal
Monte Morris
Morris y su trabajo para ser titular en Denver
Leandro Fernández
JJ Redick
Redick y su lugar histórico para el triple
Leandro Fernández
Korver
¿Qué jugadores anunciaron su retirada?
Juan Estevez
rj Hampton
RJ Hampton, la llave de la rotación de Orlando
Nacho Losilla
Julius raedle
Randle y el objetivo del título con Knicks
Nacho Losilla
Más noticias