);
LeBron James

El porqué LeBron James es el nuevo Wilt Chamberlain

LeBron James and Wilt Chamberlain share striking similarities
LeBron James and Wilt Chamberlain share striking similarities (Getty Images)

Una maravilla atlética desde bien temprana edad que podría haber dominado la liga en una gran cantidad de áras que, en última instancia, resistieron la prueba del tiempo mientras vivíamos regularmente en una estratosfera estadística con la que otros solo pueden soñar.

Un rival con el que se veía las caras año tras año en la post-temporada le hacía caer una y otra vez hasta que se convirtió finalmente en su némesis.

Un 4 veces MVP que fue más grande que la vida misma y siempre estuvo compitiendo, dándolo todo en Los Angeles jugando para unos Lakers a los que entregar un título y dominar la liga.

MÁS | LeBron supera a Chamberlain en la mejor anotación de un 'laker' desde los 60 de Kobe en su adiós

Uno de los mejores jugadores de baloncesto de todos los tiempos con intereses significativos y un fuego por la competición que emana fuera de la cancha, con intereses varios entre los que se incluye la producción, actuación, participación política y un extenso trabajo por la caridad.

Por supuesto, estoy hablando de Wilt Chamberlain...

...pero también LeBron James.

¡Manténgase al día con las últimas noticias de :tag:!
Por supuesto Ahora no

LeBron James y Michael Jordan: la comparación errónea

LeBron James ha sobrepasado a Wilt Chamberlain en el quinto lugar en la lista de anotadores de todos los tiempos de la NBA, es casi difícil comprender que un jugador al que se le tildó de ser "más Magic que Michael" ahora tendrá más puntos como jugador de la NBA que aquella leyenda que una vez promedió 50 puntos por partido durante una temporada completa.

Y sin embargo, aquí estamos.

Cuando se trata de comparaciones con LeBron James el baremo siempre ha sido Michael Jordan. El mismo James admite haber perseguido al fantasma de Michael Jordan dentro del interminable debate sobre quién es el GOAT (Greatest of all time), se convierte en la conversación favorita de todos los seguidores de la NBA.

Hasta cierto punto, tiene sentido.

MÁS | ¿Quiénes son los máximos anotadores de la historia de la NBA?

Jordan fue el mejor indiscutiblemente de todos los tiempos hasta que James, el prospect más exagerado de la NBA en toda su historia, superó su inmenso hype de una forma sin precedentes. No fue hasta que sus heroicidades en los últimos años, realizadas contra un equipo considerado el mejor desde los Bulls de Jordan, James realmente entrase en la conversación junto a la leyenda a la que le hemos enfrentado tontamente todos estos años sin llegar nunca a una conclusión clara.

Pero James realmente no es Jordan. Y eso tampoco se trata de elegir un lado porque, de la misma manera, Jordan realmente no es LeBron.

Jordan evolucionó a lo largo de los años, cambiando su juego de un atletismo dinámico por encima del aro a uno impregnado de un juego de pies impecable y tiros de media distancia. Unidos por un impulso competitivo y un implacable deseo de defender que no era nada menos que incomparable, la carrera dominante de Jordan se caracterizó por la habilidad y la intensidad a partes iguales.

Eso no quiere decir que James no sea habilidoso o intenso. LeBron es ambos.

Pero si se tuviera que describir la esencia de su dominio absoluto en el universo de la NBA a alguien que nunca había visto un solo minuto de este deporte, probablemente se conformaría con una combinación de poder y cabeza, físicamente capaz de hacer lo que quiera mientras sea astutamente consciente de cada movimiento en pista.

Y en ese sentido, él es mucho más Wilt que Michael.

Atletismo monstruoso

Nunca ha habido una fuerza físicamente más dominante en una cancha de baloncesto que Wilt Chamberlain.

Obviamente, jugó en una era en la que muchos pívots no superaban los 2.06 metros de altura.

Pero también jugó en una época con jugadores como Bill Russell, Kareem Abdul-Jabbar, Walt Bellamy, Bob Lanier y Nate Thurmond. Dada la falta de equipos, también significaba enfrentarse a esos Hall of Famers con mucha más frecuencia. Considerando la temporada 1960-61, en la que Chamberlain y Russell jugaron entre sí la friolera de 12 veces, muy lejos de las dos o cuatro veces al año en que las estrellas se ven las caras anualmente.

Las estadísticas de Chamberlain hablan por sí mismas.

Los cuentos y anécdotas que pululan sobre él hacen girar una historia mucho más completa.

En el libro Wilt, 1962 de Gary Pomerantz, hay detalles sobre la capacidad de levantar pesas de Chamberlain, incluida la afirmación de que podría elevar el peso de 283 kilos. Para hacernos una idea, cuando Arnold Schwarzenegger ganó los campeonatos internacionales de levantamiento de pesas de 1966, ganó con un peso de 250 kilos. (Irónicamente, Schwarzenegger estuvo presente cuando LeBron superó a Wilt).

En ese mismo libro, Pomerantz continúa diciendo que podría correr la pista de atletismo de 1500 metros en 49 segundos. El primer dato del que se tiene constancia fue solo un segundo más lento que el récord mundial en 1912, mientras que el último habría sido un récord mundial en la década de 1930.

Todo eso, además de duplicarse como un saltador de altura galardonado.

La combinación de fuerza, velocidad y explosividad de Chamberlain era incomprensible en su época, de la misma manera que James lo es hoy.

Si buscas en Google "LeBron James" y descubrirás historias de casi todas las publicaciones importantes preguntándose si es el mejor atleta de todos los tiempos. Realmente no hay mucho que no se haya dicho sobre el tema.

MÁS | Historia NBA: Los 72 récords de Wilt Chamberlain

Cuando se le pidió por primera vez que nombrara al jugador más atlético de la liga como parte de la encuesta anual de NBA.com en 2008-09, los GM ungieron a James. Procedieron a hacerlo cada temporada hasta que finalmente cedieron el honor a Russell Westbrook en 2015-16, poniendo fin a una racha de siete años de dominio que se extendió hasta sus 30 años.

El castigador tamaño de Karl Malone y la cegadora velocidad de Russell Westbrook, James, es un espécimen atlético que se encuentra solo en una época de nutricionistas, entrenadores personales y médicos acvanzados, donde casi todos son más conscientes sobre la mejor forma de cuidar sus cuerpos.

Derrotando al padre tiempo

"De alguna manera, estaba mejorando como jugador". Eso es lo que Wilt Chamberlain le dijo a People Magazine en un perfil de 1984 cuando hablaba del final de su carrera, después de que acabase su último contrato a la edad de 36 años después de la temporada 1972-73.

En su 14ª temporada, Chamberlain no solo se convirtió en el jugador más viejo en la historia de la liga en liderar la NBA en el rebotes, sino que también estableció un récord en la NBA al promediar un 72.7 por ciento en sus tiros.

Ambos récords siguen en pie hoy.

Aunque obviamente ya no es el mismo calibre de anotador, Chamberlain siguió siendo una fuerza de récord hasta el final de su carrera, más allá del punto donde incluso los mejores jugadores sucumben a la mortalidad estadística. Terminó cuarto esa temporada en la votación al MVP, 10 años más mayor que cada uno de los tres jugadores con los que rivalizó.

Es un marco similar a lo que estamos viendo ahora de LeBron James.

"Esto es lo mejor que he sentido en mi carrera". Decía James después de anotar 57 puntos en la victoria sobre los Wizards en noviembre de 2017.

"Mi juego probablemente esté en su punto más alto". Comentaba después de hacer cuatro tiros en los últimos dos minutos en una apretada victoria sobre los Nuggets en marzo.

En su decimoquinta temporada y pasando punto en el que cualquier mortal hubiera comenzado a caer, James no solo estaba simplemente siendo presa de una hipérbole como así lo demostró en los Playoffs.

Contra los Pacers en la Primera ronda, anotó o asistió en 54.4 puntos por encuentro y llevó a los Cavaliers a vencer una serie en siete partidos en la que ningún compañero anotó 20 puntos en ningún juego. Contra los Raptors en las Semifinales de la Conferencia, James, una vez más, barrió Toronto, con un momento para la historia en el Game 3 cuando anotó un tiro en carrera sobre la bocina.

Contra los Celtics en las Finales de Conferencia y los Cavs cayendo por 3-2, James promedió 40.5 puntos, 13.0 rebotes y 9.0 asistencias en los últimos dos encuentros para llegar a la octava Final consecutiva.

Contra los Warriors en las Finales de la NBA, James entró en erupción con 51-8-8 en la derrota del Game 1, posiblemente la mejor actuación en un esfuerzo perdido en la historia de las Finales.

En pocas palabras, James no parecía ser un jugador al final de su 15ª temporada y con más kilometraje en esa etapa de su carrera que cualquier otro jugador en la historia de la liga.

Cuando se trata del dominio absoluto de su carrera, James está robando una página de un capítulo una vez escrito por el hombre al que acaba de superar.

Larga vida al Rey.

No te pierdas ni un partido de Los Angeles Lakers con el NBA League Pass

Más en NBA.com

The Lakers fell short of expectations in Year 1 of the LeBron James era.
¿Qué salió mal en los Lakers de LeBron?
Staff NBA.com
Can Luka Doncic reach lofty heights?
Diario NBA de Doncic: superando a LeBron
Micah Adams
blazers-pistons-032319-ftr-getty.jpg
Lillard gana la batalla a Griffin en un final trepidante
Staff NBA.com
#Gobert
Los Jazz de Ricky se dan una fiesta ante los Bulls
Sergio Rabinal
Hawks vs. 76ers
Trae Young triunfa sobre la bocina
Carlos Herrera Luyando
Pau Gasol
Pau Gasol cae lesionado y quedarse sin Playoffs
Carlos Herrera Luyando
Más noticias