);
NBA

¿Cuánto han mutado las posiciones en el baloncesto actual y cómo podríamos reagruparlas?

El baloncesto es uno de los deportes que más transformaciones ha tenido a lo largo de los años, no solamente con constantes modificaciones de reglas, sino también con diferentes estrategias centrales, muchas veces relacionadas a esos cambios reglamentarios.

Uno puede observar un partido de fútbol de hace 45 años y más allá de las diferencias lógicas, va a estar viendo algo relativamente similar a un encuentro actual, con un mismo sistema de anotación y marcadores muy parecidos. Si, por ejemplo, tomamos como parámetro los Mundiales de dicha disciplina, vamos a encontrar que los promedios de tiros por partido son prácticamente idénticos, desde la década del '60 hasta la fecha. Tanto en el Mundial de 1974, como en el del 2018, se anotaron 2,6 tiros por partido.

El mismo paralelo se podría trazar con muchísimos otros deportes... Pero no con el baloncesto, claro está.

Más | NBA Draft: ¿qué molde de jugador es el que suele triunfar en la NBA y en cuáles aparecen los 'bust'?

Para empezar, dependiendo de cuánto retrocedamos, tranquilamente nos podríamos encontrar con un partido sin línea de tres puntos. O con ella, pero prácticamente sin utilizar. Hasta hace unos 20 años, podríamos encontrarnos con resultados con ambos equipos en los 70 puntos, cuando en muchas otras eras (incluyendo la actual) esas tranquilamente pueden ser las cifras en un entretiempo.

Que el baloncesto actual, sobre todo en la NBA, es completamente diferente al que se jugaba hace 45 años no puede ponerlo nadie en duda. Y teniendo esa certeza, ¿tiene sentido que mantengamos las mismas cinco posiciones que en ese momento?, ¿siguen los planteles rigiéndose por el ordenamiento clásico de base, escolta, alero, ala pivot y pivot?

Cualquier ojeada rápida a uno de los quintetos de la liga nos da una clara respuesta: mientras algunos pocos puestos se mantienen, buena parte de ellos han desaparecido. O cambiado. O mutado con otras posiciones.

Con eso en mente y admitiendo que no existe una respuesta 100% correcta y que hay matices ligados a la identidad de cada equipo, nos preguntamos: si tuviéramos que reagrupar los puestos, ¿cuál sería la manera más adecuada de hacerlo? Veamos.

Playmaker

Lo primero que parece haber quedado mayormente en desuso es el concepto del base u organizador de juego. Hoy lo que encontramos en la mayor parte de los equipos es un playmaker. Un generador con el balón en las manos. No importa si es para anotar por su cuenta (la mayoría de los casos) o para asistir a sus compañeros. Tampoco importa la altura, pasando de jugadores que varían entre el 1,83 de Kemba Walker a los 2,08 de Ben Simmons.

Con ese concepto, podríamos eliminar las dudas sobre qué posición jugó LeBron durante toda su carrera. ¿Base, alero, point-forward? Playmaker. Más sencillo. Es básicamente el jugador que tiene el balón en sus manos y puede crear vía pick and roll o aclarados. No contar con al menos uno de ellos en cancha, suele ser fatal.

Tirador

La siguiente posición a mencionar se parece bastante a la original, especialmente en su denominación en inglés como shooting guard (guardia de tiro). Es el tirador. Solo que en este caso, no lo vamos a limitar a los externos, sino que incluimos básicamente a cualquier jugador cuyo rol principal pase por jugar sin la bola y generar spacing para la ofensiva. Puede ser JJ Redick, pero también Mike Scott. Patty Mills o Meyers Leonard.

La transformación de la liga en los últimos años ha tenido mucho que ver con el mayor protagonismo del tiro de tres, por lo que es muy difícil encontrar un equipo que no tenga al menos a uno de estos hombres en cancha. Dicho sea de paso, no importa cuán efectivos sean en esa función, sino que su rol esté vinculado a ella.

Aleros

El tercer puesto a repasar mantiene el nombre de siempre, pero con una variante. Estamos hablando de los aleros, solo que ya va quedando sin sentido separar en alero y ala pivot, porque la mayoría de los jugadores que hoy juegan de tres, pueden hacerlo de cuatro según las circunstancias. Y de hecho, normalmente lo hacen.

¿Hay diferencia entre Pascal Siakam y OG Anunoby?, ¿o entre Gordon Hayward y Jayson Tatum?, ¿o entre Danuel House y Robert Covington? Sí en cuanto a las características, virtudes y defectos, pero la realidad es que se trata de piezas intercambiables.

Grandes

Al cuarto y último grupo lo llamaremos hombres grandes o grandes, si prefieren acortar. De hecho, en la cobertura de la competencia en inglés ya es normal que se hable de los bigs, en lugar de los clásicos power forward y center.

En este grupo incluimos a jugadores de buena presencia física y con al menos una cierta capacidad interior. El concepto de pivot está muy asociado al juego de espaldas al aro, algo que ya rara vez vemos en el baloncesto actual, pero en el grupo de los grandes, aparecen jugadores que pueden proteger el aro, rebotear, cortinar y definir. Aún si a eso le agregan un buen tiro externo, como los casos de Karl-Anthony Towns o Kristaps Porzingis, no dejan de pertenecer a esta categoría, ya que también aportan en otros rubros (a diferencia, por ejemplo, del ya mencionado Mike Scott, que es solo un especialista).

Conclusión

Como verán solo utilizamos cuatro posiciones, por lo que al menos una estará repetida en cada quinteto, abriendo la puerta a diferentes tipos de esquemas y ofreciendo un nuevo punto de análisis, como volviendo a la comparación, sucede en el fútbol. O incluso en NFL con sus defensas 4-3 vs. 3-4.

Hagamos la comprobación de la teoría, tomando a los cinco equipos de mejor récord de la 2019-2020 y sus quintetos titulares habituales. Observaremos diferentes configuraciones, pero siempre respetando esas cuatro funciones.

  • Milwaukee Bucks: dos playmakers (Giannis y Bledsoe), un tirador (Matthews), un alero (Middleton) y un grande (Lopez).
  • Los Angeles Lakers: un playmaker (LeBron), dos tiradores (Bradley y Green) y dos grandes (Davis y McGee).
  • Toronto Raptors: un playmaker (Lowry), un tirador (Powell), dos aleros (Anunoby y Siakam) y un grande (Ibaka/Gasol).
  • LA Clippers: dos playmakers (Kawhi y George), un tirador (Beverley), un alero (Morris) y un grande (Zubac).
  • Boston Celtics: un playmaker (Kemba), un tirador (Brown), dos aleros (Hayward y Tatum) y un grande (Theis).

Cómo habrán notado, algunas funciones pueden ser similares. Podría haber argumentos para decir que Middleton, Siakam y Tatum califican como playmakers. O en el caso del jugador de Milwaukee, incluso como tirador. Pero eso será tan inevitable como tener bases que puedan jugar de escoltas. O aleros que pueden hacerlo como ala pivots. Va a suceder siempre.

Claro que también encontramos algunos casos curiosos. ¿En dónde podríamos colocar a Will Barton?, ¿y al PJ Tucker versión Rockets?

Por supuesto que no es una ciencia perfecta y menos en esta era de versatilidad y justamente, baloncesto sin posiciones. Pero si la idea es achicar el margen de error y sacar una foto que explique mejor el presente, no sería descabellado aplicarla.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Los Angeles Lakers, Dallas Mavericks
Todos los partidos de preparación antes del regreso
Leandro Fernández
Victor Oladipo
¿Cómo compensará Indiana la baja de Oladipo?
Leandro Fernández
wagner harrell lowry
Los maestros de las faltas en ataque
Nacho Losilla
deandre ayton
Ayton, sobre la sanción: "Me dio humildad"
Nacho Losilla
kevin durant
Marks y el peso de Durant en las decisiones
Nacho Losilla
Kristaps Porzingis
Porzingis advierte: “Podemos sorprender”
Carlos Herrera Luyando
Más noticias