);
Memphis Grizzlies

Las tres preguntas a responder por Memphis Grizzlies en la reanudación de la 2019-2020

Nos acercamos a la reanudación de la temporada 2019-2020 y es tiempo de enfocar en las diferentes preguntas con las que cada equipo llegará a Orlando. Dudas tanto desde lo individual como desde lo colectivo, que las 22 franquicias irán respondiendo en su regreso a la acción.

Más | La reanudación de la temporada NBA 2019-2020, al día: noticias, actualizaciones, fichajes, bajas y más

A la hora de elegir a la mayor revelación de la temporada actual no hay dudas de que el apuntado es Memphis Grizzlies, más allá de lo que suceda en la reanudación en Orlando. Los del debutante Taylor Jenkins entraban a la campaña proyectados a ser uno de los peores equipos de la Conferencia Oeste y no solo demostraron rápidamente que estarían lejos del fondo, sino que incluso han sido dueños de un puesto de Playoffs durante la mayor parte de la Fase Regular. Ahora el desafío es doble: mantener ese octavo lugar, frente a rivales reforzados y en crecimiento como Blazers, Pelicans y Kings. ¿Qué preguntas tienen que responder en ese camino? Repasemos.

MÁS | Bucks | Raptors | Clippers | Lakers | Miami | Boston | Spurs | Rockets | Nuggets | Jazz | Mavs | Pelicans | Blazers | Kings | Thunder

Memphis
Infogram

¿Mantendrán la misma química que traían en la temporada?

Los Grizzlies no tienen el ataque más poderoso, ni la mejor defensa. Tienen poca experiencia, tanto entre sus jugadores como en el banco. Y no solo no tienen ningún All-Star, sino que ninguno de sus hombres promedia por encima de los 18 puntos. Tampoco lo compensan con grandes porcentajes de tiro: ¿Triples? 21° en porcentaje. ¿Libres? 19°.

Lo que Memphis tiene es un funcionamiento tan bueno o mejor que el de cualquier otro equipo de la competición, en términos de la relación talento vs. producción. Los Grizzlies funcionan. Su rotación funciona. Su sistema funciona. Todas sus piezas cumplen con un rol específico y rinden dentro de esa función; no hay problemas de ego, jugadores que tiren al equipo para abajo ni déficits enormes que afecten sus opciones. Son sólidos en todas las áreas y en algunos contados aspectos, excelentes.

Uno de ellos es en el movimiento de balón. Los de Jenkins son el segundo equipo que más asistencias acumula por partido (27), a pesar de estar comandados por un base novato y de no tener a ningún jugador por encima de las 6 asistencias por encuentro (justamente Morant es el único que pasa de 4). Pero como en el resto de las facetas, todos aportan su granito de arena.

Y si creen que el promedio de asistencias puede ser engañoso, a la hora de juzgar el movimiento de pelota de un equipo, tengan en cuenta que Memphis también se ubica en el Top 5 en cuanto a pases dados por partido, con 305,5. En ese sentido, Ja Morant los lidera con 51,3 por encuentro, pero el segundo es un pivote clásico como Jonas Valanciunas con 40,2, demostrando que la identidad colectiva va del 1 al 5.

Los Grizzlies juegan rápido, con un baloncesto dinámico que le saca provecho a la juventud y explosión de varias de sus figuras principales. Y aunque carecen de ese 2-3 capaz de anotar 20 puntos con frecuencia (Dillon Brooks es lo más parecido a eso), poseen una excelente rotación de bases (Morant y Jones) e internos (Jackson, Valanciunas, Clarke y Dieng). De hecho, los 41,4 tantos que producen sus suplentes cada noche, son la 6° cifra más elevada de la competición, mientras que aparecen 7° en rebotes con 18,4 y 1° en asistencias con 12,1. Su segunda unidad probablemente sea la más subvalorada de toda la liga.

Memphis nunca va a perder solo un partido. Cuando lo hace, es normalmente porque el rival tiene más talento. Pero aunque su techo es bastante más bajo que el de los otros equipos de Playoffs, también es importante marcar que lo alcanzan con una frecuencia poco común para otros conjuntos. ¿Podrán mantener toda esa química, después de casi cinco meses de inactividad? Esa es la pregunta más importante que deberán responder en Orlando y que por ahora, es imposible de responder.

¿Hasta dónde puede liderarlos Morant?

Si bien es el colectivo el que ha terminado de darle forma a Memphis, nada de eso hubiera sido posible sin la aparición en escena de Ja Morant. El base es el principal candidato a quedarse con el Rookie del Año y bien ganado se lo tiene. No solo por los 17,6 puntos y 6,9 asistencias que promedia, sino porque básicamente ha sido el motor del equipo, del primer al último juego disputado hasta hoy.

Todo lo que ha estado a su alcance, Morant lo ha cumplido con creces: ha aparecido en cierres apretados, ha hecho mejores a sus compañeros, se ha transformado en uno de los jugadores predilectos de los neutrales gracias a su juego deslumbrante, le ha plantado cara a súperestrellas y casi no ha mostrado los errores frecuentes de los rookies, a pesar de tener una enorme carga ofensiva en sus hombros.

¿Es un jugador lujoso y que suele apostar por la jugada espectacular? Sí, pero a diferencia de otros casos, eso no lo transforma en un base egoísta, que viva tomando malas decisiones o se centre en lo individual, descartando a sus compañeros. Por el contrario.

De hecho, claramente tiene talento suficiente como para promediar más de 17,6 tantos y prueba de ello es lo que hace en los últimos cuartos, cuando la situación normalmente lo llama a tomar la ofensiva por su cuenta: es el sexto mejor anotador en esos períodos (7,3 puntos), solo superado por James Harden (8,7), Trae Young (8,7), Bradley Beal (7,9), Giannis Antetokounmpo (7,8) y LeBron James (7,6). Ah, y encima lo hace lanzando un 56% de campo, mejor marca entre cualquiera que anote al menos 6 unidades en ese tramo. Números realmente impactantes.

El interrogante es hasta qué punto logrará sostener esa producción si su equipo se clasifica a Playoffs o incluso si será capaz de superarla. En los últimos 10 años, solamente tres novatos promediaron por encima de 17 puntos en una postemporada: Donovan Mitchell (24,4), Jayson Tatum (18,5) y Brandon Jennings (18,7). ¿Será Morant el cuarto? La evidencia parece estar en su favor.

¿Cuán efectiva será su rotación de perimetrales?

Si hay una debilidad aparente que presentan estos Memphis Grizzlies eso tiene que ver con su rotación en las posiciones de escoltas y aleros. Mientras que tienen un grupo de bases e interiores de élite, las dudas en el perímetro podrían terminar determinando el éxito del equipo en lo que resta de la 2019-2020.

En ese sentido, en las últimas horas recibieron un golpe duro con la confirmación de la lesión de cadera de Justise Winslow, quien se esperaba llegase a debutar en Orlando para reforzar esa área del campo. Sin Winslow, Memphis deberá volver a confiar en Dillon Brooks, Kyle Anderson, Josh Jackson y De'Anthony Melton como sus nombres más importantes. No precisamente estrellas de la liga, más allá de las buenas campañas de varios de ellos.

En ese grupo de cuatro, la mayor atención estará puesta en Brooks, quien necesita transformarse en una opción de goleo confiable, para quitarle algo de peso ofensivo a las estrellas del equipo. El canadiense es el tercer máximo anotador de Memphis en la 2019-2020, con 15,7 tantos de media, aunque sin los mejores porcentajes: 40% de campo y un irregular true shooting percentage de 50,8%.

Eso sí: Brooks estaba teniendo un gran cierre de Fase Regular, promediando 19 puntos en los últimos ocho juegos antes del parate, ayudado por las bajas que afectaban al plantel por entonces. ¿Podrá mantener cifras semajantes en Orlando? Los Grizzlies van a precisar de ellas.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Clippers
Previa de Clippers rumbo a la 2020-2021
Sergio Rabinal
Zion and Ja
Pelicans: "Si está sano, veremos al verdadero Zion"
Sergio Rabinal
Warriors
Previa de Warriors rumbo a la 2020-2021
Juan Estevez
Dinwiddie LeVert
¿Cómo encajan las piezas de los nuevos Nets?
Juan Estevez
Campazzo
¡Campazzo, oficialmente en los Nuggets!
Juan Estevez
Evan Turner
Turner, de regreso en Boston como asistente
Agustín Aboy
Más noticias