NBA

Los 18 premios alternativos de la Fase Regular 2020-2021

Terminó la Fase Regular y es tiempo de premios, distinciones y honores. Solo que en este caso no vamos a tomar la ya transitada ruta de debatir sobre el MVP, el ROY y los All-NBA, sino que nos desviaremos por otros caminos alternativos. Cosas realmente relevantes como quién fue el jugador más lento de la temporada, qué defensor quedó mejor (peor) en un póster o quién fue el de mejor rendimiento entre los jugadores de apellido compuesto. Ah, y Anderson Varejao. Claro que hablaremos de Anderson Varejao.

Aquí van, estos son: los 18 premios alternativos de la Fase Regular 2020-2021. Y si están preguntándose por qué 18 y no un número más redondo como 15 o 20... ¿por qué no, si la idea es salirse de la norma?

La temporada 2020-2021 está aquí, el NBA League Pass es tu lugar para mirar la acción, y ahora lo puedes hacer gratis por aquí. 7 días de prueba sin cargo. Partidos en vivo y on demand. La oportunidad de mirar todo en tu dispositivo favorito.

Premio al Promedio: Jalen McDaniels. Ya tenemos suficientes reconocimientos para los mejores jugadores de la liga y también podemos encontrar frecuentes debates sobre los más flojos. Pero ¿qué tal si empezamos a darle su merecido homenaje a los protagonistas promedio del certamen? Y en este caso, el elegido es el alero de Charlotte Hornets. ¿Por qué vamos con McDaniels? Por la simple razón de que entre los 540 jugadores que vieron al menos un segundo de cancha en esta 2020-2021, el hermano mayor del rookie de Minnesota terminó rankeado exactamente en la mitad en cuanto a su producción ofensiva: 7,4 puntos para quedar en el puesto 270°. Muy bien por él. ¿Al borde del premio? Jalen Harris de Toronto que finalizó 269° y Louis King de los Kings que acabó 271°.

Mejor 7° Hombre: Alec Burks. Todos esperamos que Jordan Clarkson se quede con el premio al Mejor Sexto Hombre de la temporada, pero ¿por qué parar de contar allí? En este caso vamos a extender la distinción hasta el Séptimo Hombre y el elegido no es otro que Alec Burks, de gran campaña en los Knicks. ¿Es el primer relevo de Thibodeau? No, ese honor le corresponde a Derrick Rose. Pero detrás del ex de los Pistons aparece una más que sólida tarea de Burks, que promedió 12,7 puntos con un 41,5% en triples en 25,6 minutos.

Premio Novato Old-School: Isaiah Stewart. Por más que nos acerquemos a un oxímoron, vale el reconocimiento para el rookie con un estilo de juego más vieja escuela, fuera de moda o cómo quieran llamarlo. El elegido es el pívot de los Detorit Pistons, quien parece salida de un partido de 1997 con su estilo de constante choque físico, gran capacidad rebotera y juego de poste bajo. Incluso, algunos fanáticos de Detroit ya se animan a compararlo con el reciente Salón de la Fama Ben Wallace.

Dicho sea de paso, de no ser porque apenas jugó 10 partidos, Gabriel Deck se podría haber quedado tranquilamente con este reconocimiento, con su dominio del juego de espaldas al aro, pases lujosos y falta de tiro de tres. Un modelo 100% ochentoso.

Premio Kareem Abdul-Jabbar: Robin Lopez. Hablando de juego de espaldas, no nos andamos con chiquitas en cuanto al nombre de este reconocimiento. El Premio Kareem Abdul-Jabbar va para el jugador más efectivo en el poste bajo y el ganador no es otro que el pívot de los Wizards. Lopez convirtió 1,22 Puntos Por Posesión (PPP) en ese tipo de acciones, liderando la liga por encima de Kawhi Leonard (1,12) entre los que usaron al menos dos de esas jugadas por partido.

Otro premio que pudo haber ido para Gabriel Deck: si ampliamos la búsqueda a una posesión de poste bajo por partido, el argentino fue el más eficiente de la liga con la barbaridad de 1,5 PPP.

Premio Redes Sociales: LaMelo Ball y Miles Bridges. El premio no va para el mejor uso de redes sociales, sino para el jugador que más emoción despierta en las mismas con sus jugadas. Y por único caso, tenemos un empate entre Ball y Bridges, compañeros en los Hornets e integrantes de una conexión que promete no solo darle muchas alegrías al equipo en el futuro, sino sobre todas las cosas interacciones entre los fanáticos de la liga. Además, siempre es una buena excusa para repasar algunos de sus mejores momentos.

Premio Póster: Yuta Watanabe. Sería injusto reconocer los mates de Miles Bridges y no las de Anthony Edwards. Pero a la vez, aquí hablamos de premios alternativos y por eso no destacaremos al novato de Minnesota, sino a su principal víctima. Porque todo gran mate necesita de un defensor humillado y Watanabe cumplió con esa función a la perfección. Clap, clap.

Premio Lonzo Ball: Lonzo Ball. El reconocimiento va para el jugador más irregular de la liga. Solo hace falta repasar este tramo de la campaña del base de New Orleans para entender de lo que hablamos. Con tantos altibajos, no será fácil para New Orleans saber exactamente cuál es el valor de Ball en la próxima Agencia Libre.

El Progreso del Año: Jrue Holiday vs. Eric Bledsoe. Nuestro Progreso del Año alternativo no pasa por destacar la evolución de un jugador, sino de un puesto específico de un equipo. En este caso, el base de los Bucks, que pasó de tener a un frustrante Bledsoe que jamás logró complementar a las figuras del equipo, a un Holiday que ha entrado a la perfección en Milwaukee y que promete ser diferencial en la postemporada. Hay otros casos que podrían haber peleado por esta distinción, pero Holiday y Bledsoe los aventajan por el hecho de haber sido traspasados el uno por el otro (junto a otro centenar de jugadores en ese intercambio).

All-Defense: Matisse Thybulle. Aquí vamos con el sentido más literal del premio. All-Defense... todo defensa. Reconocimiento para el jugador cuyo aporte llega únicamente en el campo propio. Y el ganador no es otro que el perimetral de los Philadelphia 76ers, pieza clave del puntero del Este por su rendimiento en la marca, pero con apenas 3,9 puntos, 1 asistencia y un 30% en triples por encuentro. Thybulle recibirá su medalla con el rostro de Andre Roberson en ella.

Premio Tres Minutos: Udonis Haslem. El veterano de Miami merece su reconocimiento por su gloriosa participación en un Heat-76ers reciente, en lo que tranquilamente pudo ser su último partido NBA. Haslem no había jugado ni un solo segundo en la temporada, pero ingresó en ese duelo ante Philadelphia, anotó rápidamente dos lanzamientos, bajó un rebote defensivo, sacó una falta en ataque e inmediatamente se fue expulsado tras una discusión con Dwight Howard (ya tendrá su premio). Todo en apenas tres minutos.

El único otro jugador que disputó tres minutos en la 2020-2021 fue Will Magnay de los New Orleans Pelicans, por lo que realmente Haslem es el ganador unánime de este apartado.

Premio Talento Verde: Aleksej Pokusevski. No hubo jugador más descontroladamente interesante que el rookie serbio del Thunder. Un alero de 2,13 metros, capaz de manejar la pelota como un guardia, dar pases lujosos y anotar triples desde el drible para definir partidos. Un verdadero unicornio. Pero al mismo tiempo, dueño del peor porcentaje de cancha de la liga (mínimo 200 intentos) y un enigma absoluto en cuanto a toma de decisiones. Si de cracks faltos de madurez y consolidación hablamos, no hay que buscar más lejos que Poku.

Premio LaMarcus Aldridge: Daniel Gafford. ¿Se acuerdan cuando los Chicago Bulls eligieron en el Draft a LaMarcus Aldridge, para luego traspasarlo a Portland por Tyrus Thomas? Bueno, si no lo recuerdan, eso realmente sucedió y le da pie a nuestro siguiente premio: el mejor interior descartado por los Bulls en esta temporada. ¿Los candidatos? Wendell Carter Jr, Daniel Gafford y Luke Kornet. Y si bien lo de Carter en Orlando fue muy bueno, el ganador es Gafford, de gran explosión en los Wizards: 10,1 puntos, 5,6 rebotes, 1,8 tapones y un fenomenal 68% de campo en 17,7 minutos. Mientras tanto, Chicago sigue con Cristiano Felicio en su grupo de pívots.

Premio Tortuga: Doug McDermott. Vamos con una rápida para premiar al jugador más lento de la liga. Y el mismo no es otro que el alero de los Pacers, que jugó a un promedio de 4,70 millas por hora. La cifra más baja del certamen. Y atención porque Yuta Watanabe se quedó en la puerta de un segundo premio, terminando segundo en este apartado al jugar a una velocidad de 4,68 millas por hora.

Premio Pesadilla Arbitral: Dwight Howard. Felicitaciones a Dwight, líder de la tabla de faltas técnicas sancionadas en la temporada con 17. Cerca del reconocimiento se quedaron Luka Doncic con 16 y tanto Russell Westbrook como Draymond Green con 14. Claro que Howard tiene además el doble mérito de haberlo conseguido jugando solo 17,3 minutos por partido.

Premio Triple-Decena: Cameron Reynolds. No, con triple-decena no nos referimos a los logros de Russell Westbrook. Usar a 30 jugadores distintos en una misma temporada merece su reconocimiento especial. Y eso fue exactamente lo que hicieron los Houston Rockets en esta campaña. En representación del equipo recibe el premio Cam Reynolds, justamente el 30° en ver minutos con los texanos en la 2020-2021. Reynolds consiguió dicho hito en la antepenúltima jornada de la Fase Regular y lo hizo con todos los honores: 4 puntos y un perfecto 2-2 de cancha en 3 minutos, ayudando a que los Rockets superen a unos Clippers Clase B.

Premio a la Sigla: SGA. La competencia aquí es entre todos los jugadores cuyo apellido compuesto nos lleva a referninos a ellos por una sigla. Kentavious Caldwell-Pope, Talen Horton-Tucker, Nickeil Alexander-Walker, Juan Toscano-Anderson... y claro, Shai Gilgeous-Alexander. Tan buena fue la campaña de SGA mientras estuvo disponible, que OKC tuvo que recuperar terreno a toda velocidad en el cierre para no perder lugar de cara al Draft. Y es que cuando tuvo al guardia en el campo, no solo encontró un aporte de 23,7 puntos, 5,9 asistencias, un 51% de campo y un 42% en triples, sino también varias victorias más de las esparadas.

Premio Familiar: Curry & Rivers & Lee. Tenemos varias parejas de hermanos que podrían haber recibido la distinción en otro contexto, pero imposibe pelear contra el árbol genealógico mencionado mencionado. Hablamos de un candidato a MVP como Stephen Curry, cuyo hermano Seth fue pieza clave del mejor récord del Este... jugando para Doc Rivers, su suegro (está casado con la hija de Doc). A su vez, el hijo de Rivers, Austin, vio minutos en dos equipos de Playoffs como New York y Denver, mientras que Damion Lee, casado con Sydel Curry, hermana de Steph y Seth, también formó parte de la rotación de los ascendentes Warriors. Incluso podríamos incluir en este esquema interminable a Dell Curry, protagonista de los comentarios de los partidos de Charlotte Hornets, en la transmisión partidaria favorita de una buena parte de los usuarios del League Pass.

El Regreso del Año: Anderson Varejao. La vuelta del brasilero a la NBA fue absolutamente intrascendente y negativa. Jugó solo 5 partidos con unos Cleveland Cavaliers ya eliminados, con un promedio de 2,6 puntos en 7,2 minutos, lanzando un 25% de cancha. Pero seamos sinceros, ¿quién esperaba ver a Varejao nuevamente en un campo NBA, cuatro años después de su último encuentro en la liga? Solo con eso le alcanza para llevarse este honor y sumarlo a sus vitrinas.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Ja Morant
¿Qué joven estrella dará el mayor salto en 2021-22?
NBA.com Staff
bagley, knox, bamba
3 jóvenes en el punto de mira en 2022
Sergio Rabinal
joe johnson
¿Joe Johnson de vuelta? 3 destinos
Sergio Rabinal
spurs-game-7-hornets-2008
Balance de triunfos y derrotas de los 30 equipos
Juan Estevez
Wilt Chamberlain
Philadephia 76ers y un caso sin precedentes
Juan Estevez
Bases
Los bases que pelean por entrar al Top 75
Juan Estevez
Más noticias