);
WNBA

Maite Cazorla, la nueva temporada de WNBA y Sabrina Ionescu: "Lo va a hacer muy bien, tiene una confianza tremenda"

A 99,1 millas de distancia, algo más de hora y media de trayecto en coche. Esas son las distancias y el tiempo que hay entre el campus de la NBA, el conocido complejo en Walt Disney World, y las instalaciones de la IMG Academy de Brandenton, Florida, donde desde el pasado fin de semana se disputa la temporada 2020 de la WNBA.

Más | La WNBA abre la temporada con el Black Lives Matter

"He preguntado a mis compañeras, pero están las pobres supercansadas de entrenar y tampoco han tenido mucho tiempo para contarme qué tal todo y como es la vida allí", nos cuenta Maite Cazorla por teléfono. La joven jugadora de Perfumerías Avenida está en Gran Canaria, entrenando y pasando tiempo con los suyos. Mientras, tiene un ojo al otro lado del charco.

Cazorla hizo historia el 6 de abril de 2019, cuando se clasificó para la Final Four de la NCAA junto a sus compañeras de la Universidad de Oregón, una de las grandes minas de talento deportivo. Así se convertía en la primera española en jugar la fase final, aunque sus Ducks cayeron ante Baylor en semifinales. En pocas semanas pasó de la élite universitaria a ser elegida en el Draft y debutar en la WNBA.

Sin embargo, la temporada 2020 de la competición no tiene a Maite entre sus filas. Regresó a España para jugar en Salamanca, equipo con el que ganó la Copa de la Reina, y entre sus planes estaba volver en verano con sus Atlanta Dreams. Hasta que llegó el coronavirus.

"Sí, eso es", cuenta Maite sobre la decisión de renunciar a la WNBA este verano a causa de la pandemia. "El roster tenía que salir, no se sabía cuando iba a ser el training camp, si yo iba a poder ir... Hablando con los entrenadores, todos pensamos que lo mejor era que no fuese este año y el próximo ya se verá".

Muñeca privilegiada e inteligencia al servicio del equipo, Cazorla ve desde su isla cómo evolucionan las competiciones norteamericanas ante el asqueroso virus. Al menos, eso sí, trata de buscar siempre el lado bueno de las cosas.

"Lo positivo entre comillas de esta cuarentena es que he estado mucho tiempo en casa", dice la jugadora de 23 años. "He tenido tiempo de descansar, pero sobre todo de estar con mi familia, casi siempre estaba con la Selección o estaba en Estados Unidos. Al final era un no parar y no tenía tiempo para estar con ellos".

En Brandenton, la WNBA lleva unos cuantos días en marcha. Mitos como Sue Bird y Diana Taurasi continúan dando clínicas de baloncesto. Breanna Stewart, que hasta su grave lesión en el tendón de Aquiles del pasado 14 de abril de 2019 podía ser considerada como la mejor jugadora joven del baloncesto moderno, regresa a las pistas. En 2018 arrasó con el MVP, el MVP de las Finales y el título de la WNBA, ahora busca con Bird repetir título.

"Hay varias que pueden ganar el MVP, pero creo que, si están todas bien, Breanna es la mejor".

Phoenix Mercury con la propia Taurasi y Brittney Griner. Los Angeles Sparks, con Candace Parker o Nneka Ogwumike, y Derek Fisher a los mandos del equipo. La WNBA presenta un gran escenario para seguir la mejor liga de baloncesto femenino del planeta.

"Si me tengo que quedar con un equipo, sin duda Seattle", dice Maite, que ante el regreso de Stewart ve a las Storms como grandes favoritas. "Si tuviera que elegir a otro... Ver a Taurasi jugar, ya el hecho de jugar contra ella es increíble. Te diría que Phoenix Mercury".

Más | Entrevista con Diana Taurasi

"Empecé a entrenar con otra chica en un pabellón más o menos a finales de junio", nos cuenta Maite. "Ahora ya estoy entrenando, lo que era gimnasio me daba más cosa, porque al principio no estaba todo y había un aforo mucho más reducido. Esta semana ya he empezado a ir al gimnasio y genial, contenta de poder hacer algo".

Además de estar con su familia, empezar a entrenar y consumir series, como Las Chicas del Cable o La Casa de Papel, Cazorla ha quemado la videoconsola con el NBA 2K20. Y en la NBA también tiene equipo y favorito.

"Este año he visto menos, pero siempre he sido una fanática de los Warriors", dice sobre la NBA. "Los Lakers tienen un gran equipo este año. Si tengo que decirte un campeón te diría Lakers. Me alegraría ver a los Lakers ganando el anillo".

"También me gusta ver a Chicago, por Courtney Vandersloot", sigue Maite. "Mi entrenador de la universidad la había entrenado y ya sabía de ella. Es un espectáculo". Por supuesto está muy pendiente de lo que hace su equipo, Atlanta, que terminó con el peor récord de la liga (8-26) y la recompensa fue la elección de Chennedy Carter con el pick 4.

Pero no todo es emoción por la nueva temporada. Mientras Stewart regresa a su nivel habitual y Sylvia Fowles bate el récord de rebotes, la MVP reinante y campeona de la pasada temporada, Elena Delle Done, queda fuera de la campaña.

"Creo que el artículo lo dice todo, si tenéis la oportunidad de leerlo merece la pena", haciendo mención a la publicación de la veterana en The Player´s Tribune.

Ante las favoritas al título y los premios, un nombre aparece como nuevo elemento mediático. Una posible nueva fuerza de la naturaleza en el baloncesto femenino que en apenas dos partdos ha despertado interés en miles de aficionados. Si Maite tiene que quedarse con un equipo revelación lo tiene claro: "New York por Sabrina".

Sabrina Ionescu es la sensación. No hay otra palabra. En Oregón era la máquina de triples-dobles, solo se resistió una despedida a la altura con -quién sabe- el título de campeona de la NCAA. Número uno del pasado Draft, la protegida de Kobe Bryant.

I miss you guys more than I could ever put into words 💔 Kobe, thank you for being a source of light in the midst of darkness.You were and always will be my sanctuary. You brought me the peace and guidance that I had been searching, and praying so long for. You were my mentor, idol, inspiration, and close friend. A part of me was lost Sunday, a void that can never be filled, because you are one of one. You took me under your wing and believed in me more than I believed in myself. I only have one choice. To live out your legacy. 🐍 You will forever live through me, and be watching over me every step of the way, because you have the best seat in the house. I can still hear you telling me, "Sab, real sharpness comes without effort," and that's a voice I will never forget. Love you boss. Always. Gigi, Alyssa and Pay Pay- Never stop shining your light! I was blessed to have been apart of your lives and to inspire you, but now you inspire me. Keep working on those fade away jumpers up in heaven. RIP little mambas❤️🐍 I pray for everyone who lost a loved one on Sunday, may God heal your broken hearts🙏🏼 Legends never die! #mambamentality🐍

Una publicación compartida de Sabrina Ionescu (@sabrina_i) el

Maite ha visto a Sabrina con el pick 1, pero también a Satou Sabally con el 2 (Dallas Wings) y a Ruthy Hebard en el 8 (Chicao Sky). Tres Ducks en primera ronda, tres jugadoras de muchísimo futuro.

"Me siento superorgullosa de que salgan compañeras e incluso amigas", cuenta en un alegre tono. "Se lo merecen y han trabajado muchísimo estos cuatro años. Creo que el Rookie del Año lo va a ganar Sabrina".

Tras un debut calmado, Ionescu ya muestra en el mundo profesional de lo que es capaz. En apenas su segundo partido firma 33 puntos, 7 rebotes, 7 asistencias y un 11 de 20 en tiro (6 de 10 en triples) en 34 minutos. No pudo evitar la derrota de las suyas, las Liberty, ante las Wings de su amiga Sabally, que terminó con 12 puntos y 4 rebotes.

Precisamente compañera de Sabally, en Dallas juega Astou Ndour, pívot española que fue traspasada desde Chicago el pasado mes de febrero. Tuvo una primera temporada complicada en 2014, después renunció a la 2015 y en 2016 superó los dobles dígitos en minutos. Tras quedarse fuera de nuevo en 2017, Ndour suma las campañas 2018, 2019 y 2020 de forma consecutiva y siendo importante en la WNBA. Está en pleno camino de la cuarta y en su tercer equipo.

"Sabrina lo va a hacer muy bien", sigue Maite sobre su excompañera. "Tiene una confianza tremenda en sí misma y así ha llegado hasta donde está ahora. Sobre todo lo competitiva que es. Es muy buena compañera y se preocupa por las demás. A ella le encanta ganar y es supercompetitiva. Siempre va a dar el 200% en cada jugada. En defensa y en rebote, no son solo puntos".

Ionescu es la gran novedad del mundo del baloncesto femenino. Una jugadora especial, de esas que aparecen en contadas ocasiones. Líder, con carácter y de una inteligencia indudable.

"Ella es más vocal, comparada conmigo ella es mucho más vocal", ríe Cazorla. "Hay cosas que a veces no comenta tanto, pero solo por sus expresiones lo dice todo".

Más | La Guía de la reanudación de la NBA 2019-2020

La NBA arranca este 30 de julio y se extenderá hasta octubre. El carrusel de partidos está garantizado, pero siempre hay más. En este caso, la WNBA presenta una alternativa compatible con un juego diferente.

"Es baloncesto. Es verdad que no hay mates, no está el físico, pero sí la calidad, igual que los chicos. No hay físico, mates, alley-oops y ese espectáculo, pero es lo bonito del baloncesto. El jugar. Darle la oportunidad y luego a algunos os gustará y a algunos no". Porque mientras esperamos emocionados el regreso de la NBA, la WNBA lleva varios días en marcha a menos de dos horas de Disney. Y este año ofrece más alicientes que nunca para seguirla.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Zach LaVine
LaVine, feliz con la contratación de Donovan
Carlos Herrera Luyando
Trae Young
Trae Young y la necesidad de ganar
Carlos Herrera Luyando
Jamal Murray, LeBron James
¿Qué esperar del Game 5 entre Lakers y Nuggets?
Leandro Fernández
black lives matter
La NBA y la búsqueda de la justicia social
Nacho Losilla
Anthony Davis
El estado de AD tras su esguince de tobillo
Leandro Fernández
jayson tatum
Tatum sigue batiendo registros
Nacho Losilla
Más noticias