);
NBA

El primer título de Manu Ginóbili y Tony Parker, el punto de inflexión hacia la evolución y explosión de las estrellas internacionales

Los 2000s parecen ser la era en donde se asentó -hasta el punto de hacerse cotidiano- algo que, hasta no hace mucho, parecía imposible de imaginar: la impronta e influencia del básquet internacional en el día a día de la NBA. No es una frase hecha, sin dudas: la liga es un juego global. Desde la manera en que se mueven y desarrollan varios equipos, hasta el enorme peso individual de muchas estrellas, el quiebre definitivo de las fronteras y la marcada globalización de la NBA ya son cuestiones que llegaron para quedarse.

Es normal que a día de hoy veamos a un jugador internacional, formado fuera del sistema "tradicional" de Estados Unidos (lease NCAA), brillando en la NBA. Sin ir más lejos, el último MVP, gran candidato a repetir en esta 2019-2020 y catalogado como la persona llamada a dominar la próxima década (Giannis Antetokounmpo) nació en Grecia y tiene raíces africanas. Pero claro, eso que es normal probablemente haya tenido un punto de inflexión que funcionó como nacimiento de esta normalidad.

Más | El ADN internacional de San Antonio Spurs y su conexión especial y única con Argentina y Australia

Viajemos hasta 2003. Hace exactamente 17 años, un 15 de junio, San Antonio Spurs lograba el segundo título de su historia venciendo 88-77 a New Jersey Nets y cerrando la serie definitiva por 4-2. Era la primera corona con dos personas trascendentales en esto de abrir puertas y generar un impacto para los internacionales: Manu Ginóbili y Tony Parker. Un argentino y un francés, flameando las banderas de sus países en el medio de una celebración de campeonato NBA. Una imagen que se empezó a hacer costumbre con el tiempo. Pero que merece valorizarse a partir de ellos.

De cierta manera, Manu y Tony empezaron a abrir cabezas con sus carreras, que tuvieron un punto en común: más allá de la excelencia en la cancha, cada uno se movió con los mejores valores posibles para transformarse en espejos a seguir, en ejemplos de lo que las próximas generaciones querían para sí mismo. El base fue mucho más que los 14,0 puntos, 3,2 rebotes y 4,2 asistencias de promedio en aquellas Finales, siendo el segundo máximo anotador de un equipo campeón en su segunda temporada. El escolta fue mucho más que sus 8,7 tantos, 4,5 recobres y 2,0 asistencias de media en la definición, siendo un Sexto Hombre de lujo en su año rookie, empezando a abrirse paso en un rol que, más tarde, terminaría redefiniendo.

Ese fue el punto de partida de dos caminos maravillosos. De un lado, seis All-Stars, cuatro All-NBA (tres de ellos en el segundo quinteto) y un MVP de Finales. Del otro, dos All-Stars, dos All-NBA (ambos en el tercer mejor quinteto) y un premio de Mejor Sexto Hombre. Juntos, cuatro anillos de campeón. Y en el medio, un legado fantástico que, curiosamente, tuvo en otro 15 de junio (pero de 2014) la página más gloriosa de este fenómeno.

Porque en aquella consagración frente a Miami Heat, con una de las demostraciones de juego más espectaculares y lujosas que se recuerden, no sólo hubo banderas de Argentina y Francia dando vueltas en medio del champagne y los papelitos de festejo. La de Francia se multiplicó por Boris Diaw, llegó la de Australia con Patty Mills y Aron Baynes, la de Brasil con Tiago Splitter y la de Italia con Marco Belinelli. Y por más que Canadá es más cercano a Estados Unidos a la hora de la formación, hay que sumar también a Cory Joseph en el medio. Las naciones unidas, teniendo todas un punto de importancia fuerte a la hora de armar un campeón NBA. Lo imposible era una realidad y cerraba un círculo que había comenzado 11 años atrás, que tuvo muchos más adeptos en el medio, y que hoy seguimos viendo con un potencial como nunca antes.

Manu-Tony
Infogram

Dirk Nowitzki y Pau Gasol, los símbolos que conectan

Cuando Manu Ginóbili y Tony Parker sumaron su primer campeonato, recién estaban haciendo sus primeros pasos en la NBA. El argentino era rookie (aunque venía de domar Europa como estrella absoluta) y el francés estaba en su segundo año. Aún no eran las estrellas que terminaron siendo, está claro. Pero en aquella 2002-2003, un jugador internacional empezaba a establecerse como la principal referencia no nacida ni formada en Estados Unidos: Dirk Nowitzki.

Elegido en el 9° lugar del Draft 1998, el de Wurzburg tuvo un flojo año rookie, pero para la 1999-2000 dio un salto que, un año más tarde, se tradujo en su llegada definitiva para revolucionar la realidad como un interno tirador. Para aquella 2002-2003, Dirk alcanzaba su segundo All-Star consecutivo, en una racha que llegaría hasta 11 (totalizó 14, incluida la invitación en su último curso en 2019). Si contamos temporadas promediando al menos 20 puntos, la seguidilla al hilo se alarga a 12, que no por casualidad coincide con las 12 apariciones en fila como All-NBA (cuatro en el primer equipo).

El europeo fue sinónimo de consistencia y excelencia, cualidades que lo ubican como el 6° máximo anotador de todos los tiempos, con la bestialidad de 31.560 puntos a lo largo de sus 21 temporadas en la NBA (1.522 partidos). En 2007 se llevó el MVP, tocando un techo y dándole continuidad internacional al premio (Steve Nash había ganado los dos anteriores). Pero claro, nada será más gratificante (y justo) que la consagración del 2011, cuando llevó a sus Dallas Mavericks al primer y único anillo de su historia. Una producción fantástica para liderar el 4-2 ante el Miami Heat del Big 3 (LeBron-Wade-Bosh) y llevarse el MVP de la definición. Su legado no sería el mismo sin haber levanto el Larry O'Brien.

A este trío internacional hay que sumarle un nombre más que sirve como pilar del fenómeno: Pau Gasol. Llegó a la liga desde el mismo Draft de Parker (2001), aunque con un cartel diferente, ya que fue elegido en el 3° lugar. Se coronó como el Rookie del Año y en 2006 tuvo su primer All-Star, en su quinta temporada con los Grizzlies. Pero su cartel no fue el mismo a partir de un movimiento que lo llevó al estrellato: la llegada a Los Angeles Lakers a mediados de la 2007-2008.

La historia dirá que su arribo fue determinante para que Kobe Bryant pudiera tener el compañero que tanto le faltó desde la partida de Shaquille O'Neal. Sus tres primeras temporadas completas en California lo vieron en el All-Star (terminó con 6), y en las dos primeras de ellas terminó levantando el trofeo Larry O'Brien. El legado internacional no puede contarse sin el aporte del catalán.

Más | NBA All-Star Game: Año por año, ¿cuántos jugadores internacionales participaron en cada edición?

El futuro, ¿en manos de los internacionales?

Manu y Parker dieron los primeros pasos, pero quizás no se podía imaginar en ese entonces lo que vemos en actualidad: el talento internacional de aquellos que se formaron fueron de Estados Unidos no sólo brilla, sino que domina y se ubica en la cima de la competencia a nivel individual.

El nombre más fuerte, sin dudas, es el de Giannis Antetokounmpo. El griego se quedó con el MVP de la 2018-2019, es firme candidato a repetir en la 2019-2020, y tiene a Milwaukee Bucks como gran candidato a la corona (el dueño del mejor récord de la NBA al momento de la suspensión). Tomando como referencia los últimos tres años, es el tercer jugador con más puntos y rebotes de toda la NBA. Y lo más fuerte es que tiene apenas 25 años y su juego parece tener varias cuestiones más por desbloquear. ¿Hasta dónde fuede llegar The Greek Freak en el máximo de su potencial, si ya domina de esta manera? Esa pregunta, para sus rivales, sin dudas que genera miedo.

Giannis es probablemente la cara más impactante de un fenómeno claro: el talento joven internacional llegó para marcar una era. Tomando como referencia las últimas tres temporadas de los jugadores de menos de 25 años, tenemos a varios nacidos fuera de Estados Unidos entre los máximos anotadores de la NBA: Antetokounmpo es el 1°, Nikola Jokic (Serbia) es el 5°, Joel Embiid (Camerún) es el 6°, Andrew Wiggins (Canadá) es el 9° y Jamal Murray (Canadá) es el 10°. Sí, la mitad de ellos son internacionales.

Repitamos el ejercicio, pero ahora tomando menores de 25 años en las últimas dos temporadas: Giannis es 1°, Luka Doncic (Eslovenia) es 5°, Jokic es 7° y Embiid es 10°. En el Top 20 también están Siakam (Camerún, 14°), Wiggins (15°), Murray (16°) y Ben Simmons (Australia, 19°).

Con sólo decir que Giannis y Doncic, con 25 y 21 años (respectivamente) están para repartirse los MVP de la próxima década (y más), dejamos en claro el poder de los jugadores extranjeros. Comenzó con Manu y Parker. ¿El techo? Parece muy pero muy alto.

NBA Internacional
Infogram

El cambio de mentalidad en el Draft

Confiar en talento fuera de Estados Unidos era una cuestión prácticamente inaceptable para el grueso de los equipos hace un par de décadas. ¿Cuántas cabezas cambiaron Ginóbili y Parker? Imposible de medir con exactitud, pero imposible -al mismo tiempo- negar que muchos de los cambios que se vieron también en esta situación fueron porque ellos supieron hacerse un lugar como muy pocos lo hicieron. El francés fue lo que fue saliendo en el fondo de la Primera Ronda (28°). Y el bahiense lo hizo en una situación aún más llamativa: anteúltimo pick (57°) del Draft 1999.

Está claro que nada es una garantía en la selección de novatos, y algunos de los ejemplos han fallado. Pero los picks de Lotería se llenaron de jugadores internacionales desde aquella consagración de los Spurs en 2003 (a excepción de 2012). Hasta incluso tuvieron #1 internacionales.

  • 2004: Ben Gordon (#3, Inglaterra), Luol Deng (#7, Sudán), Rafael Araujo (#8, Brasil), Andris Biedrins (#11, Letonia)
  • 2005: Andrew Bogut (#1, Australia), Fran Vázquez (#11, España), Yaroslav Korolev (#12, Rusia)
  • 2006: Andrea Bargnani (#1, Italia), Mouhamed Sene (#10, Senegal), Thabo Sefolosha (#13, Suiza)
  • 2007: Al Horford (#3, Dominicana), Yi Jianlian (#6, China), Joakim Noah (#9, Francia)
  • 2008: Danilo Gallinari (#6, Italia), Joe Alexander (#8, Taiwán)
  • 2009: Hasheem Thabeet (#2, Tanzania), Ricky Rubio (#5, España)
  • 2010: Al-Farouq Aminu (#8, Nigeria), Xavier Henry (#12, Bélgica)
  • 2011: Enes Kanter (#3, Turquía), Tristan Thompson (#4, Canadá), Jonas Valanciunas (#5, Lituania), Jan Vesely (#6, República Checa), Bismack Biyombo (#7, Congo)
  • 2013: Anthony Bennett (#1, Canadá), Alex Len (#5, Ucrania), Steven Adams (#12, Nueva Zelanda), Kelly Olynyk (#13, Canadá).
  • 2014: Andrew Wiggins (#1, Canadá), Joel Embiid (#3, Camerún), Dante Exum (#5, Australia), Nik Stauskas (#8, Canadá), Dario Saric (#12, Croacia)
  • 2015: Kristaps Porzingis (#4, Letonia), Mario Hezonja (#5, Croacia), Emmanuel Mudiay (#7, Congo), Trey Lyles (#12, Canadá).
  • 2016: Ben Simmons (#1, Australia), Dragan Bender (#4, Bosnia), Buddy Hield (#6, Bahamas), Jamal Murray (#7, Canadá), Jakob Poeltl (#9, Austria), Thon Maker (#10, Sudán), Domantas Sabonis (#11, Lituania), Georgios Papagiannis (#13, Grecia)
  • 2017: Lauri Markkanen (#7, Finlandia), Frank Ntilikina (#8, Francia)
  • 2018: Deandre Ayton (#1, Bahamas), Luka Doncic (#3, Eslovenia), Shai Gilgeous-Alexander (#11, Canadá)
  • 2019: RJ Barrett (#3, Canadá), Rui Hachimura (#9, Japón)

La evolución internacional a través de premios y menciones

Vale seguir con una cuestión que, de buena manera, grafica el impacto de las estrellas: los All-Star, tradicional encuentro de mitad de temporada que engloba a los mejores jugadores de la temporada. Hasta la 2001-2002, nunca hubo más de cuatro jugadores nacidos fuera de Estados Unidos entre los que participaron del evento. Hasta ese momento, la mayor expresión "internacional" siendo All-Star llegaba de parte de Hakeem Olajuwon, dos veces campeón de la NBA en los '90, pero con un detalle: el nacido en Nigeria se formó en la NCAA y hasta representó al Team USA por su doble nacionalidad. Una diferencia en el concepto "Manu-Parker".

Pero bueno, volviendo a ese punto de comienzo en la 2002-2003. En esa edición del All-Star la cifra subió a 5 por primera vez (Zydrunas Ilgauskas de Lituania, Steve Nash de Canadá, Dirk Nowitzki de Alemania, Yao Ming de China y Peja Stojakovic de Croacia). Y desde ahí, nueve de las siguientes ediciones tuvieron siempre ese piso de internacionales en el evento, con el fenómeno llegando a un tope en los últimos años: 6 en Charlotte 2019, y el récord de 8 en Chicago 2020, representando a tres continentes (Europa, África y Oceanía). De la misma manera, los All-NBA fueron creciendo en presencia extranjera, y los Premios a los mejores del año también.

Vayamos a la línea del tiempo internacional... (click en cada año para los detalles).

2003-2004 | 2004-2005 | 2005-2006 | 2006-2007 | 2007-2008 | 2008-2009 | 2009-2010 | 2010-2011

2011-2012 | 2012-2013 | 2013-2014 | 2014-2015 | 2015-2016 | 2016-2017 | 2017-2018 | 2018-2019 | 2019-2020

Temporada 2003-2004

Si bien el campeón, Detroit Pistons, no tenía "fuerza" internacional (el turco Mehmet Okur era el único estable de la rotación nacido fuera de EE.UU., promediando 11,5 minutos en los Playoffs; y el serbio Darko Milicic, por más que haya sido el 2° del Draft, fue un fallido que no funcionó para nada), el fenómeno empezaba a tomar fuerza...

El alemán Dirk Nowitzki potenciaba su lugar en la elite (9° máximo anotador, con 21,8 puntos de promedio), Peja Stojakovic (Croacia) sorprendía con la mejor temporada de su vida (24,2 tantos de media, 2° mejor registro de toda la NBA) y Yao Ming (China) daba el salto en su segundo año con los Rockets, sumando la primera de sus cinco menciones para los quintetos All-NBA. Compartió mención con Dirk, mientras que Peja fue parte del segundo. Los tres llegarían al All-Star junto al ruso Andrei Kirilenko, quien tendría su mejor año NBA con Utah (también fue All-Defensive, en el segundo equipo), y el canadiense Jamaal Magloire.

Temporada 2004-2005

Los Spurs recuperaron la corona, con Parker ya asentado como titular y pilar del equipo, y Manu transformándose en estrella, literalmente. Participó de su primer All-Star y estuvo en la pelea por ser el MVP de las Finales, en las que los texanos terminaron venciendo a Detroit Pistons en siete encuentros. Esta vez, dos nuevas caras internacionales asomaron y aportaron su cuota en el campeón, los eslovenos Beno Udrih y Rasho Nesterovic.

Dirk Nowitzki establecía su récord anotador para un curso (26,1 puntos por encuentro, 4° mejor de toda la NBA) y lideraba al grupo de internacionales en el All-Star junto al canadiense Steve Nash, quien daría un paso más en la globalización al quedarse con el MVP de la temporada regular gracias a sus promedios de 15,5 puntos, 3,3 rebotes y 11,5 asistencias, marca top de la liga, liderando al mejor equipo de la etapa inicial, Phoenix Suns. Junto a ellos estuvieron el mencionado Manu, Yao Ming y el lituano Zydrunas Ilgauskas.

Tanto Nash como Dirk integraron el primer quinteto All-NBA, Kirilenko repitió en el segundo All-Defensive, mientras que Ben Gordon (nacido en Londres) no sólo integró el primer equipo All-Rookie, sino que fue el Mejor Sexto Hombre del año. Entre los novatos también estuvieron Luol Deng (Sudán, 1° equipo) y el Nenad Krstic (Serbia, 2° equipo).

Temporada 2005-2006

Si bien Miami Heat se quedó con el título sin jugadores nacidos fuera de Estados Unidos, Dallas Mavericks golpeó la puerta llegando a la Final de la mano del que tomó por completo la posta de Manu y Parker para, eventualmente, convertirse en el mejor extranjero de la historia de la liga: Dirk Nowitzki: All-Star, All-NBA (1°), mejor temporada anotadora (26,6 por encuentro, 7° mejor de la NBA) y líder de un conjunto que, con el paso del tiempo, iría tomando como pocos el sentido global.

Nash repitió el MVP tras liderar a los Suns, mientras que otro internacional se quedó con el Premio al Jugador de Mayor Progreso: el francés Boris Diaw, compañero de Nash en Phoenix. Tony Parker tendría su primera selección All-Star, sumando su nombre a Nash, Dirk, Ming (los tres también fueron All-NBA) y otro debutante que también es pilar de la globalización: el español Pau Gasol, quien empezaba a brillar en Memphis Grizzlies (tuvo una de sus dos temporadas por encima de los 20 tantos de media).

Además, Kirilenko saltó al primero equipo All-Defensive, mientras que el australiano Andrew Bogut integró el mejor quinteto de rookies tras ser elegido en el #1 del Draft por Milwaukee.

Temporada 2006-2007

Llegó la tercera corona de Manu y Parker, con Tony tomando por completo el timón y siendo el MVP de las Finales, comandando la barrida ante los Cleveland Cavaliers de LeBron James. Para tener en cuenta el peso internacional de aquella definición: a ellos se sumaron otro argentino (Fabricio Oberto), un esloveno (Udrih), un holandés (Francisco Elson), un brasileño (Varejao), un lituano (Ilgauskas) y un montenegrino (Sasha Pavlovic).

El MVP, por tercer año consecutivo, quedó en poder internacional, esta vez para el alemán Nowitzki, quien promedió 24,6 puntos (11° en la NBA), 8,9 rebotes y 3,4 asistencias, liderando a Dallas al mejor récord de la liga, un espectacular 67-15. Por supuesto que fue All-Star y All-NBA (1°) junto a Steve Nash, mientras que Yao Ming también fue se sumó a ambas menciones (All-NBA 2°). Parker repitió como estrella, y al grupo se sumó el turco Mehmet Okur.

¿Más menciones? El brasileño Leandro Barbosa fue el Mejor Sexto Hombre del año, mientras que los equipos All-Rookie tuvieron a Andrea Bargnani (Italia), Jorge Garbajosa (España) y el argentino Walter Herrmann (2°).

Temporada 2007-2008

Pau Gasol empieza a convertirse en un verdadero símbolo internacional a partir de su llegada a los Lakers a mitad de la temporada, transformándose rápidamente en el ladero perfecto de Kobe Bryant y siendo clave para llegar a las Finales, donde terminarían cayendo frente a Boston Celtics. No necesitó menciones para empezar a escribir una historia especial.

De todas maneras, los destacados internacionales siguieron llegando en forma de premios: Manu Ginóbili fue elegido como el Mejor Sexto Hombre del año, con una bestial tarea con los Spurs (19,5 puntos, 4,8 rebotes y 4,5 asistencias) que también le sirvió para ser seleccionado en el tercer mejor quinteto All-NBA junto con Yao Ming, de nuevo All-NBA junto a Dirk y Nash (éstos dos, en el 2°). Los tres, además, fueron los representantes internacionales en el All-Star. El turco Hedo Turkoglu se quedó con el premio al Jugador de Mayor Progreso, mientras que el mejor quinteto rookie tuvo tono latino gracias a Luis Scola (Argentina) y Al Horford (Dominicana). Juan Carlos Navarro (España) fue parte del segundo equipo de novatos.

Temporada 2008-2009

En su primera temporada completa con los Lakers, el español Pau Gasol toca el cielo con las manos, sumando el primero de dos anillos consecutivos junto a Kobe Bryant, en un equipo que no tuvo problemas ante Orlando (4-1) que tenía otra pieza internacional: el esloveno Sasha Vujacic. El catalán tendría su primera mención All-NBA, compartiendo el tercer mejor quinteto junto a Parker, mientras que Nowitzki estuvo en el 1° y Yao en el 2°. Los cuatro serían también All-Stars.

Los españoles también dejarían dos nombres en el segundo mejore equipo de Rookies: Marc Gasol y Rudy Fernández.

Temporada 2009-2010

Llega el segundo anillo para Pau con los Lakers, esta vez tomándose revancha de los Celtics en una serie que se definió en el 7° partido y que lo vio promediar 18,6 puntos, 11,6 rebotes, 3,7 asistencias y 2,6 tapones. Sensacional producción para alguien volvería a ser All-NBA (3°) y All-Star. En cuanto a los All-NBA, el australiano Andrew Bogut logaría su única aparición allí (3° equipo), mientras que Nash y Nowitzki repitieron costumbre (2°).

Tanto Pau como Nash y Dirk llegaron al All-Star, que tuvo el estreno latino de Al Horford. El 2° equipo All-Defensive tendría al suizo Thabo Sefolosha y al brasileño Anderson Varejao; mientras que el sueco Jonas Jerebko iría al 2° equipo All-Rookie.

Temporada 2010-2011

Cinco años después, Dirk Nowitzki se tomó revancha del Heat, liderando la temporada mágica de los Mavericks, que se quedaron con el primer y (por ahora) único título de su historia, venciendo por 4-2 a los de Florida. No hace falta decir que el alemán se quedó con el MVP de las Finales, ¿no? Promedió 26,0 puntos, 9,7 rebotes y 2,0 asistencias, dentro de un plantel que tenía bastante selló internacional: JJ Barea (Puerto Rico) le daría otro título a Latinoamérica, mientras que también festejaron Peja Stojakovic e Ian Mahinmi (Francia).

Dirk sería parte del 2° equipo All-NBA junto a Pau Gasol, mientras que el tercero tendría sabor latino gracias a Ginóbili y Horford. Los cuatro fueron seleccionados para el All-Star junto a Yao Ming, mientras que el francés Joakim Noah metió su nombre en el 2° equipo All-Defensive.

Temporada 2011-2012

LeBron James terminó con su sequía y logró su primer anillo junto a Miami Heat, que tenía presencia internacional de la mano de Joel Anthony (Canadá) y Ronny Turiaf (Francia). En la final despacharon a un Oklahoma City con Serge Ibaka (congoleño nacionalizado español) y Thabo Sefolosha (Suiza).

El All-Star vería a tres viejos conocidos (Nash, Nowitzki y Parker) y dos debutantes como Marc Gasol y Luol Deng (Sudán); mientras que Parker (2°) y Dirk (3°) también serían All-NBA. Ibaka y Deng estuvieron como All-Defensive (1° y 2°, respectivamente); mientras que los All-Rookie sumarían dos nombres internacionales más: Ricky Rubio (España) y Tristan Thompson (Canadá).

Temporada 2012-2013

Miami y el Big 3 de LeBron, Wade y Bosh repiten campeonato con un internacional en el equipo (Joel Anthony), venciendo a unos Spurs que llegarían con toda la fuerza internacional un año más tarde (veremos más al respecto).

Quizás el máximo exponente internacional fue Marc Gasol, quien confirmó su lugar de élite con aquellos duros Grizzlies, siendo elegido como Mejor Jugador Defensivo de la temporada e integrando el 2° equipo All-NBA junto a Tony Parker, uno de los dos All-Stars fuera de Estados Unidos en el curso, junto a Deng. Un dato curioso: Marc estuvo en los All-Defensive, pero en el 2° pese a ser DPOY. En el primero, de todas maneras, hubo toque global con Ibaka y Noah. Además, el 2° equipo All-Rookie contó con el lituano Jonas Valanciunas.

Temporada 2013-2014

La gran revancha de San Antonio ante Miami, con un 4-1 que fue la mejor expresión que se recuerde en cuanto a juego puro y sentido colectivo con todo el sello internacional posible. Aquel maravilloso equipo de Popovich selló la serie ante el Heat hace 6 años, y tenía representación argentina (Ginóbili), francesa (Parker y Diaw), australiana (Mills y Baynes), brasileña (Splitter), italiana (Belinelli) y canadiense (Joseph). Los festejos, como pocas veces, se llenaron de banderas.

Cada quinteto All-NBA tendría un representante internacional: Noah en el 1°, Parker en el 2° y el esloveno Goran Dragic en el 3°. Éste último, además, sería el Jugador de Mayor Progreso de la temporada, mientras que Noah sería el Mejor Jugador Defensivo (también All-Defensive junto a Ibaka). Además, Dirk Nowitzki no pudo meterse entre los All-NBA, pero fue uno de los dos All-Star internacionales (junto a Parker) y volvió a golpear la puerta del Top 10 de anotadores (13° con 21,7 de media).

Un detalle no menor: cuatro de los cinco integrantes del segundo mejor quinteto de Rookies serían internacionales: Steven Adams (Nueva Zelanda), Gorgui Dieng (Senegal), Kelly Olynyk (Canadá) y un tal Giannis Antetokounmpo. ¿Les suena?

Temporada 2014-2015

El comienzo de la dinastía de Golden State Warriors de la mano de Steve Kerr. Un equipo que si bien tenía su Big 3 en jugadores locales (Curry, Thompson y Green), también recibía apoyo internacional de la mano de Bogut (Australia), Barbosa (Brasil) y Ezeli (Nigeria). Aquellos Cavaliers a los que vencieron en las Finales también tenían sus piezas extranjeras: Mozgov (Rusia), Dellavedova (Australia) y Thompson (Canadá).

Quizás uno de los puntos más representativas para el poder internacional se vería en el All-Star Game de New York, con un salto inicial que tuvo sabor español: Marc y Pau Gasol fueron los protagonistas gracias a sus geniales temporadas, tan buenas que integraron el primer y segundo equipo All-NBA, respectivamente. El evento de las estrellas también tuvo a Horford y Nowitzki.

¿Más menciones? Andrew Wiggins (Canadá) fue el Mejor Rookie del Año, Andrew Bogut estuvo en el All-Defensive (2°), y los All-Rookie mostraron más talento internacional: Nikola Mirotic (montenegrino nacionalizado español), Bojan Bogdanovic (Croacia) y Jusuf Nurkic (Bosnia).

Temporada 2015-2016

Con la misma base del año anterior, los Cavs se tomaron revancha con aquella histórica remontada (estuvieron 1-3) ante los Warriors del mejor récord de la historia de la Regular Regular (73-9). Sería una temporada que, de cierta manera, fue una transición en cuanto al impacto fuerte a nivel internacional. Apenas Pau Gasol y Al Horford fueron al All-Star, y no hubo All-NBA internacionales después de mucho tiempo.

Pero claro, en el primer equipo de rookies asomaron un par de nombres que hoy son pilares: Nikola Jokic (Serbia) y Kristaps Porzingis (Letonia). Además, Emmanuel Mudiay (nacido en Congo) estuvo en el 2° equipo de novatos, mientras que Karl-Anthony Towns fue Rookie del Año. Mención de honor por sus raíces latinas (República Dominicana).

Temporada 2016-2017

En la parte de arriba, Golden State recuperó la corona ante los Cavaliers de LeBron James, concretando el primer anillo de un Kevin Durant imperial. Pero en cuanto a nivel internacional, lo más fuerte llega de la mano de Giannis Antetokounmpo: llegó a su primer All-Star (acompañado de Marc Gasol), ganó el premio al Jugador de Mayor Progreso, logró su primera mención All-NBA (segundo equipo) y también estuvo en el segundo conjunto All-Defensive. Empezaba a escribir una historia.

En el segundo equipo All-NBA también apareció otro nombre de la renovación: el francés Rudy Gobert, quien también fue All-Defensive. Y los All-Rookies también siguieron sumando talento de renombre: Joel Embiid (Camerún, 1°), Willy Hernangómez (España, 1°), Buddy Hield (Bahamas, 1°), Dario Saric (Croacia, 1°) y Jamal Murray (Canadá, 2°).

Temporada 2017-2018

La nueva camada de jóvenes internacionales empieza a tomar la liga poco a poco, más allá de que los Warriors potenciaron su dominio con otro anillo ante LeBron James y sus Cavs.

Giannis repitió en el 2° All-NBA, esta vez junto a Joel Embiid, quien lo acompañó en el All-Star junto a Porzingis; más Dragic y Horford como "veteranos". El francés Rudy Gobert fue el Mejor Jugador Defensivo del año (y 1° All-Defensive), Embiid y Horford estuvieron en el segundo quinteto defensivo, y los jóvenes sumaron más nombres: Ben Simmons fue Rookie del Año y parte del primer equipo de novatos junto a Lauri Markkanen (Finlandia), mientras que Bogdan Bogdanovic (Serbia) estuvo en el segundo conjunto.

Fue, a su vez, el año del retiro de Ginóbili.

Temporada 2018-2019

¿Internacional? Qué decir al ver que el campeón llegó desde Canadá gracias a Toronto Raptors, que rompió la dinastía de los Warriors en las Finales (4-2), con un Kawhi Leonard imperial pero con un plantel con varios representantes internacionales clave, como Marc Gasol, Serge Ibaka y el camerunés Pascal Siakam.

El All-Star toca un nuevo techo de internacionales con 6: Giannis, Embiid, tres debutantes como Jokic, Simmons y Vucevic (Montenegro), y un Nowitzki invitado en su última temporada. Los premios casi fueron una exclusividad global: Antetokounmpo como MVP, Gobert repitiendo como Mejor Defensivo, Siakam como Mayor Progreso y un tal Luka Doncic como Rookie del Año, brillando desde el día 1 en su fantástica llegada a la liga. Giannis y Embiid, además, fueron 3° y 4° en la tabla de máximos anotadores.

Los All-NBA volvieron a tener presencia extranjera: Giannis (1°), Jokic (1°), Embiid (2°) y Gobert (3°); y todos ellos (salvo Jokic) también fueron All-Defensive. Y además de Luka, el All-Rookie tuvo a Deandre Ayton (Bahamas, 1°) y Shai Gilgeous-Alexander (Canadá, 2°).

Fue el último curso de Parker.

Temporada 2019-2020

Pese a no haber llegado a su fin por la pandemia del coronavirus COVID-19, esta temporada venía siendo histórica en cuanto al toque internacional, con la renovación de estrellas tocando un techo más que claro.

Por ejemplo, el All-Star de Chicago tuvo récord de internacionales con 8: repitieron Giannis, Embiid, Simmons y Jokic, y debutaron Siakam (Camerún), Doncic (Eslovenia), Gobert (Francia) y Domantas Sabonis (Lituania). Además, en varios de esos nombres están algunos de los candidatos a los principales premios, principalmente el de MVP, donde Antetokounmpo pica en punta para repetir.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Ben Simmons and James Harden
Derribando mitos: Harden no es un mal defensor
Sergio Rabinal
devin booker
Booker: "Queremos ser un equipo duro"
Nacho Losilla
Thunder Big 3
El final de la dinastía que nunca existió
Juan Estevez
durant, westbrook, harden
Los mejores y peores picks del Draft de OKC
Sergio Rabinal
james harden
Harden ya está en Orlando
Nacho Losilla
shai-gilgeous-alexander-nbae-gettyimages
Las tres preguntas a responder por Oklahoma City
Juan Estevez
Más noticias