);
Boston Celtics

¿Quién es Carsen Edwards, el rookie de Boston Celtics que explotó en la pretemporada?

Carsen Edwards Boston Celtics
Getty Images

Boston Celtics presenta muchos nombres nuevos en su plantel: el equipo de Brad Stevens cuenta con nueve novatos en su plantel de 20 jugadores de la pretemporada, entre ellos el ya famoso pivot Tacko Fall. Pero si hay uno que se destacó en estos partidos amistosos como en la última NBA Summer League, ese es el escolta Carsen Edwards, dueño de un tiro de tres puntos prodigioso: anotó nueve triples frente a Cleveland Cavaliers, ocho de ellos en apenas cinco minutos. En un partido que no tuvo a los jugadores del equipo titular de Boston presentes, Edwards brilló con 30 puntos en 20 minutos (10-16 de campo) para quedarse con la victoria y, posiblemente, con la atención de Brad Stevens de cara a la pelea por un lugar en la rotación del equipo durante el inicio de la temporada 2019-2020.

El escolta surgido de la Universidad de Purdue, de 1,83 metro de altura y 21 años, ya había tenido un gran desempeño en la liga de verano: fue el goleador de Boston con 19,4 puntos por partido en 23,3 minutos por encuentro, convirtiendo más de cuatro triples por encuentro (efectividad del 47%). Ante la falta de especialistas en tiro externo de los Celtics, Edwards aparece como una opción para la segunda unidad del equipo de Stevens.

Deberá competir por un lugar con otros rookies como Romeo Langford (pick 14 del Draft) y Javonte Green (con experiencia en Europa y una fantástica capacidad atlética) y también con Brad Wanamaker, quién ya tuvo acción la temporada pasada, pero si mantiene su capacidad goleadora cada vez que ingrese a la cancha, Carsen Edwards puede ser la revelación de la temporada para los Celtics.

MÁS | Los Angeles Lakers pasan por encima de los Golden State Warriors

El punto débil de Edwards es su altura, lo que hizo que no termine de convencer a varias franquicias y caiga a la segunda ronda del Draft, pero Carsen compensa esto con un cuerpo preparado para el básquetbol profesional: muy rápido y potente. Uno de los motivos de esto es que desde los cuatro años jugó al fútbol americano: tiene el físico de un corredor de este deporte, preparado para los choques y para explotar gracias a su agilidad. Cuando Edwards tenía cuatro años ya enfrentaba a niños de seis años, compañeros de su hermano Jai, quién aún juega al fútbol americano en la Universidad de Tarleton State. Carsen jugó a ese deporte hasta su adolescencia, cuando se decidió por el básquetbol.

MÁS | Lo mejor de Willy Hernangómez contra los Detroit Pistons

"Es especial jugar en los Celtics", afirmó Edwards al comenzar los trabajos de pretemporada, "quiero competir contra todos estos jugadores que jugaron Playoffs, que fueron All-Stars, pero también quiero aprender de ellos y escucharlos".

Motivado por el rechazo
Carsen Edwards Boston Celtics

A los 15 años, en su segundo año de escuela secundaria, Carsen Edwards fue cortado del equipo principal de básquetbol por su entrenador. Carla, su madre, le recordó a MassLive como Carsen se lo tomó como algo personal con el director técnico. "Quería cambiarse de colegio o dejar de jugar al básquet, pero no lo dejamos" cuenta Carla. "No vas a tomar la salida fácil. Si dejás el básquet, vas a acostumbrarte a abandonar las cosas en el futuro, como tu trabajo o una relación. Las cosas no funcionan así" fue lo que le dijeron.

Finalmente, Edwards terminó ese año siendo titular en los Playoffs del torneo intercolegial. Ese episodio cambió su mentalidad: dejó de jugar al fútbol americano y todos los días a las seis de la mañana se lo podía ver entrenando en el gimnasio. El rookie dice que eso definitivamente lo potenció: "Me hizo querer demostrarle a todos que era mejor que ellos, a mis compañeros, a mi hermano, no me importa. Voy a aplastar a todos porque mi entrenador pensó que eran mejores que yo, quería hacerlo sentir estúpido por no dejarme jugar". En ese segundo año Edwards promedió cinco puntos por partido. Al año siguiente anotó 23,6 tantos y repartió 4,9 asistencias por encuentro, y en su última temporada tocó los 26,3 puntos por partido, ganándose una beca en la Universidad de Purdue, donde fue elegido como el mejor escolta del básquetbol universitario en 2018.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

brown, thomas
Thomas y su vuelta a Boston: récord y ovación
Sergio Rabinal
Fultz
Fultz triunfa ante su ex-equipo
Sergio Rabinal
Kemba, Smart, Pierce, Garnett, Celtics
Celtics y su mejor inicio desde Garnett y Pierce
Sergio Rabinal
LeBron James
LeBron brilla sin AD; 10ª derrota de Warriors
Sergio Rabinal
VanVleet
Siakam impone su calidad en Portland: 36 puntos
Sergio Rabinal
James Harden y Patrick Beverley
Harden sin rival: 47 puntos ante Kawhi
Sergio Rabinal
Más noticias