);
NBA Draft 2020

Cinco hombres en pugna y un juego de eliminación: ¿Quién merece ser el primer pick del NBA Draft 2020?

A diferencia de otros años donde estaba claro quién era el mejor proyecto de cara al Draft, el 2020 no solo presenta incertidumbre en ese sentido, sino que además tiene en la pelea por ese honor a un grupo que tranquilamente puede estar compuesto por cinco jugadores. Si bien LaMelo Ball y Anthony Edwards son considerados mayormente como los candidatos principales para ser elegidos con la primera selección, prospectos como Killian Hayes, Deni Avdija y James Wiseman tampoco sorprenderían demasiado si terminan quedándose con ese honor.

El primer detalle importante es que de esos cinco, apenas Edwards ha tenido rodaje en la NCAA, haciendo más fáciles las comparaciones con otros proyectos del pasado. Luego tenemos a dos jugadores internacionales como Hayes y Avdija, un estadounidense que jugó en Australia como Ball y un Wiseman que apenas disputó tres partidos universitarios (contra rivales muy débiles), debido a un problema de elegibilidad. El año pasado, por ejemplo, teníamos al menos una temporada entera de Zion Williamson, RJ Barrett, De'Andre Hunter y Ja Morant desempeñándose en la misma competencia. Esta vez, la historia es muy diferente.

Más | La Guía del NBA Draft 2020: cómo funciona, jugadores disponibles, mejores proyectos y más

Con ese panorama, les proponemos analizar a cada uno de estos contendientes, buscando algunas respuestas dentro de un escenario repleto de preguntas. ¿Quién debe ser elegido con el primer pick, hoy en poder de los Minnesota Timberwolves? Bueno, quizá la mejor manera de saberlo es conociendo quiénes NO deben ser elegidos con el primer pick. Vamos con un simple juego de eliminación.

Generación ofensiva

Empecemos por lo básico. Cuando alguien piensa en un primer pick del Draft, lo hace imaginando a un jugador que rápidamente se va a transformar en el foco ofensivo del equipo que lo elija. No como una pieza complementaria, sino como alguien capaz de recibir la bola y crear puntos para él o para sus compañeros por cuenta propia. Sin esa habilidad, es difícil que un jugador termine justificando su elección al tope del orden, sin importar cuán efectivo sea dentro de un rol secundario.

En ese sentido, hay tres nombres que sobresalen: Ball, Hayes y Edwards, todos con enormes dotes de generación con el balón. Avdija se proyecta más como un creador complementario, mientras que nos encontramos con el primer descarte: James Wiseman.

Más | ¿Cómo juega James Wiseman? Perfil y scouting de un posible pick número uno

De los cinco, el pivote es claramente el menos talentoso técnicamente y ofrece poco con el balón en sus manos: no se proyecta como un especialista jugando de espaldas, no es un buen pasador, no suele poner la bola en el suelo y aunque aparentemente está trabajando en ello, hay todavía poca evidencia de que vaya a ser un tirador seguro. Aún si termina siendo un muy buen jugador NBA, probablemente en ataque nunca pase de ser una segunda o tercera opción, al menos en un equipo de calidad. Wiseman es nuestro primer eliminado de la contienda.

En carrera: LaMelo Ball, Killian Hayes, Anthony Edwards y Deni Avijda.

Potencial defensivo

Sin importar cuán bueno seas en ataque, para ser el primer pick es fundamental que puedas al menos alcanzar un nivel medio en el costado defensivo. ¿Quién es el peor defensor entre los cuatro nombres que nos quedan? Aquí no hay que tener en cuenta solo el presente, sino también el futuro y en ese sentido, Deni Avdija parece ser el apuntado.

Más | ¿Cómo juega Deni Avdija? Perfil y scouting de un súper talento internacional

Hayes es un buen defensor, Edwards tiene todo el potencial físico para serlo, mientras que si bien Ball sufre en ese campo por su falta de juego físico y potencia, al menos tiene un techo más alto gracias a su combinación de altura y velocidad. Avdija puede ser más sólido hoy, pero realmente cuesta proyectarlo como un jugador positivo en ese costado del campo en la NBA.

El israelí carece de agilidad lateral y de explosión atlética, mientras que si bien tiene buena estatura (2,06 metros) su alcance de brazos le juega en contra (también 2,06 metros). En 34 partidos de Euroliga, Avdija promedió apenas 6,8 rebotes, 0,9 robos y 0,5 tapas por cada 36 minutos en el campo, números flojos teniendo en cuenta que probablemente vaya a jugar como cuatro en la NBA.

En carrera: LaMelo Ball, Killian Hayes y Anthony Edwards.

Amenaza triplera

Generar con el balón en las manos, defender... y tirar, claro. Poco más importante en el básquet de hoy. Los jugadores sin la habilidad para castigar a las defensas desde el perímetro se encuentran en problemas tarde o temprano, sin importar la posición que ocupen. Lo bueno es que a diferencia de los primeros dos rubros, aquí tenemos estadísticas bastante más confiables a la hora de la comparación. Vayamos con ellas, de acuerdo a lo hecho en la 2019-2020, proyectando a 36 minutos para nivelar los números.

Jugador Equipo 3P 3L 3%
LaMelo Ball Hawks (Australia) 1,93 7,70 25,0%
Killian Hayes Ulm (Alemania) 1,32 4,49 29,4%
Anthony Edwards Georgia (NCAA) 2,45 8,34 29,4%

Ninguno de los tres es un gran tirador, al menos en este momento de sus carreras. De hecho, los tres lanzaron por debajo del 30% en la 2019-2020. Si tuviéramos que elegir al de mejor rendimiento nos tendríamos que quedar con Edwards, empatado con Hayes con porcentaje más alto y siendo el que más probó desde la larga distancia, con 8,34 intentos por cada 36 minutos. Queda entonces decidir si descartamos a Ball o Hayes.

La elección es complicada. Los antecedentes no ayudan a Hayes: lanzó un 18,2% en la 2018-2019, sumado a un 25% en los siete partidos que disputó del Mundial U17. Sus bajos porcentajes no son nada nuevo, en contraste con un Ball del que apenas se tienen registros oficiales de los 12 encuentros que disputó este año con los Hawks y que tiene la ventaja de su ya famoso alcance kilométrico.

Igualmente, no hay que apurarse a calificar a Hayes como un no tirador. Su casi 90% en tiros libres es una excelente señal en ese sentido, mientras que en 10 partidos de la última EuroCup lanzó un muy buen 39% de tres. Sus números en la liga doméstica fueron muy bajos (21,8%) pero tiene el potencial para dar mucho más de lo que ha mostrado por el momento. Su selección de lanzamientos es además superior a la de Ball por un buen margen, como también lo es su juego a media distancia.

Más | ¿Cómo juega LaMelo Ball? Perfil y scouting del súper talentoso hermano menor de Lonzo

¿Podemos eliminar a Ball, quien se hizo conocido originalmente por sus triples desde mitad de cancha? No es fácil, pero sí. Como en otras partes de su juego, LaMelo tiene destellos de enorme calidad, pero su toma de decisiones e inconsistencia hace que se aleje de su posible pico. De nuevo, el techo de Ball puede ser más alto, pero si hay que elegir quién tiene más probabilidades de maximizar sus condiciones y transformarse en un triplero certero, Hayes tiene la ventaja.

En carrera: Killian Hayes y Anthony Edwards.

Intangibles

La última categoría, con Hayes y Edwards en disputa es la más amplia y complicada de evaluar, debido a la cantidad de factores que abarca. Sin embargo, las diferencias en este sentido parecen ser considerables en favor del francés, desde varios puntos de vista. ¿Más experiencia compitiendo en un alto nivel? Hayes. ¿Mejor toma de decisiones y selección de tiro? Hayes. ¿Más energía y concentración en defensa? Hayes. ¿Mejor juego para sus compañeros? Hayes.

Más | ¿Cómo juega Anthony Edwards? Perfil y scouting de un potencial N°1 entre los rookies

Incluso también podríamos hablar del éxito de sus equipos: los Bulldogs de Edwards terminaron con una decepcionante marca de 16-16 en la pasada temporada de la NCAA, siendo rankeados en el puesto 96 a nivel nacional por el sitio especializado Kenpom. Hayes, por su parte, fue parte de un Ulm que alcanzó las semis de la liga y la copa alemana en la pasada temporada, mientras que un año atrás lideró a Francia hasta la final del Mundial U17 disputado en Argentina, además de haber sido elegido como MVP del Europeo U16 del 2017, donde su selección se quedó con la medalla dorada.

Hayes parece ser de los cinco jugadores en pugna, el más completo en cada uno de los rubros analizados. El problema es que su encaje en Minnesota está lejos de ser el ideal, ya que como D'Angelo Russell, precisa el balón en sus manos para ser efectivo. Sin embargo, con la posibilidad de que haya un traspaso y ese pick cambie de manos, la elección del francés podría pasar a tener mucho más sentido.

Más | ¿Cómo juega Killian Hayes? Perfil y scouting del crack francés

El pasado reciente también parece estar en favor de Hayes. Este Draft 2020 es comparado con el del año 2013, debido al bajo nivel de proyectos NCAA de élite. Aquella vez el número uno se lo quedó Anthony Bennett, pero las verdaderas estrellas vinieron de Europa: Giannis Antetokounmpo en el puesto 15 y Rudy Gobert en el 27. ¿Se repetirá la historia este año?

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Bogdan Bogdanovic
Los Hawks se quedan con Bogdanovic
Agustín Aboy
Camisetas 2020-2021
Las nuevas camisetas para la 2020-21
NBA.com Staff
Westbrook Holiday Paul
El mercado NBA 2020-2021, al día
NBA.com Staff
Anthony Davis, Montrezl Harrell y DeMar DeRozan
El seguimiento de todos los agentes libres 2020
NBA.com Staff
Brandon Ingram
Ingram se queda en New Orleans
Agustín Aboy
Bam Adebayo
Adebayo renueva con Miami hasta 2026
Agustín Aboy
Más noticias