Top Stories

El recuerdo de Robert Horry y la necesidad de un espejo para Los Angeles Lakers en el presente

En la historia de la NBA hay pocos personajes más singulares que Robert Horry.

Si hablamos de Horry hablamos de un jugador que ganó ¡siete anillos de campeón entre 1994 y 2007!, que ¡nunca faltó a los Playoffs habiendo jugado 16 temporadas en la liga! (solamente Karl Malone y John Stockton lo superan en ese récord con 19 presencias en 19 temporadas), que anotó tres buzzer beaters ganadores a lo largo de su carrera, que es el cuarto jugador con más partidos de Playoffs disputados en toda la historia y que logró todo eso sin haber promediado más de 12 puntos en alguna temporada y siendo suplente en más de la mitad de su carrera.

Big Shot Bob, apodo que se ganó dentro de la cancha, es de los pocos jugadores "de rol" que se ganaron un lugar en la memoria colectiva de la NBA por fuera de lo que es el grupo de fanáticos de un equipo: fue campeón tanto en Houston Rockets como en Los Angeles Lakers y San Antonio Spurs, pero fue más que nada su protagonismo en los momentos definitivos de partidos de Playoffs, con audiencias enormes de todas partes del mundo, cuando se hizo notar. No necesitaba partidos de 25 puntos para ello: le alcanzaba con sus triples.

Este miércoles 25 de agosto Horry cumple 51 años y eso es un buen motivo para que los fanáticos de Lakers, el único equipo en el que ganó tres anillos, recuerden su contribución en aquellos años: Horry jugó en Los Angeles desde 1997 hasta 2003 y fue campeón en 2000, 2001 y 2002.

El equipo era claramente el equipo de Shaquille O'Neal y Kobe Bryant entonces, pero en cada postemporada exitosa siempre supo recurrir a la ayuda de Big Shot Bob, casi siempre desde el banco de suplentes.

En el 2000 el ala-pivote promedió 7,6 puntos desde el banco en Playoffs y tuvo momentos claves ante Phoenix Suns, Portland Trail Blazers e Indiana Pacers: en las Finales anotó 17 tantos en el cuarto partido, un triunfo de Lakers por 120-118 con Horry anotando dos tiros libres claves en el cierre del último cuarto y las dos primeras canastas del tiempo suplementario. Luego también se hizo notar en el definitorio Juego 6, con dos triples para pasar al frente en el último cuarto en una serie en la que hasta el momento estaba lanzando 1-13 desde afuera.

En 2001 Horry anotó 8 puntos en el último cuarto del triunfo definitivo de la serie ante Sacramento Kings y después brilló para ganar el tercer partido de las Finales contra Philadelphia 76ers: él solo anotó más puntos en el último cuarto (12) que Kobe Bryant y Shaquille O'Neal combinados y así sostuvo la victoria de Lakers, anotando en el último minuto los siete puntos finales de un 96-91 clave para recuperar la ventaja de localía.

2002, ya con Horry como titular en los Playoffs reemplazando a Samaki Walker luego de la primera derrota de Lakers en esa postemporada (en el Juego 2 de la serie de segunda ronda contra San Antonio Spurs), sería el escenario de su recuerdo principal en California: contra Sacramento Kings en las Finales del Oeste Horry promedió 11,4 puntos, 11,1 rebotes, 1,6 robos y 4,4 asistencias y no solo encestó dos triples súper importantes en el último cuarto del partido definitivo, sino que en el cuarto encuentro, cuando parecía que Sacramento se pondría en ventaja por 3-1 en la serie, Horry encestó un triple ganador a una décima de segundo del final (ya había encestado otro para recortar la diferencia a tres puntos con un minuto y medio restante).

Previamente Robert había hecho algo similar ante Portland Trail Blazers para el 3-0 definitivo de la primera ronda, con el triple del 92-91 a dos segundos del final.

Más | La impresionante temporada 2005-2006 de Kobe Bryant: un hombre en una misión

Tener a un tirador clutch no es un requisito indispensable para ser campeón de la NBA, de hecho Los Angeles Lakers careció de una figura así en los cercanos Playoffs de 2020 (el buzzer beater ganador ante Denver Nuggets llegó de parte de Anthony Davis, un buen tirador pero no un especialista además de ser una de las estrellas del equipo), pero si es algo que simplifica las cosas. Más que nada cuanto las figuras de tu equipo son el Kobe Bryant de inicios de siglo (29,4% de acierto en triples entre las temporadas 1999-2000 y 2001-2002) y Shaquille O'Neal o son LeBron James, Anthony Davis y Russell Westbrook, es decir, cuando ninguno de esos jugadores es una garantía desde el triple pero si capaces de hacer que las defensas pongan el ojo en cerrarles el camino hacia el aro, donde son anotadores casi infalibles.

Un jugador del estilo de Horry da confianza para pasarle el balón y también pone tensión en la defensa rival que sabe que no puede soltarlo, generando así algo más de espacio para el que ataca. ¿Tiene esta nueva versión de los Lakers a un jugador así?

Los angelinos incorporaron muchos jugadores además de Westbrook y casi todos ellos son capaces de anotar desde afuera: tanto Carmelo Anthony como Wayne Ellington, Kent Bazemore y Malik Monk tuvieron al menos un 40% de acierto en triples en la última campaña y Kendrick Nunn y Trevor Ariza no se quedan muy atrás, con un 36,4% a lo largo de su corta carrera para Nunn y un 35,2% en casi 1.100 partidos para Ariza. Esto es una mejora importante para un equipo que en los Playoffs 2021 lanzó un 59-197 (29,9% de acierto) en triples ante los Suns con LeBron James como el único jugador que encestó al menos nueve triples en una serie de seis encuentros.

Pero una cosa es tirar bien y otra hacerlo en tres contextos importantes para este papel: bajo presión, desde las esquinas y a pie firme.

El factor de la experiencia indica que mientras que Monk nunca disputó un partido de Playoffs, los porcentajes de Nunn cayeron muchísimo en postemporada (27,9% de acierto entre 2020 y 2021) y lo mismo sucede con Bazemore, que entre 2014-2015 y 2016-2017 encestó un 35,4% de sus triples en Atlanta Hawks y luego en los Playoffs de esos tres años vio su acierto caer al 25,7%. Anthony, Ariza y Ellington, los de mayor edad (tendrán 37, 34 y 36 años en los Playoffs 2022), mantienen sus números más estables y tanto Ariza (campeón con Lakers en 2009) como Melo disputaron ya más de 80 partidos de postemporada.

¿A pie firme como les va? Ellington encestó un 38,1% de sus triples en ese tipo de jugadas en la campaña pasada, Nunn un 42,1%, Ariza un 37,2%, Carmelo un 39,6%, Monk un 41,6% y Bazemore un 42,2%. En este caso son los tres jugadores más jóvenes los de mejores registros, aunque los de los seis son en realidad bastante cercanos.

Desde las esquinas, el porcentaje de acierto promedio de la liga fue de un 39,7% desde la izquierda y un 38,9% desde la derecha. Anthony encestó un 40,0% y un 41,7% en la 2020-2021, Nunn un 33,3% y 30,8%, Monk un 57,9% y 53,3%, Bazemore un 42,1% y un 35,6%, Ellington un 28,6% y un 30,3% y Ariza un 44% y 30,8%.

En líneas generales, Anthony termina siendo el que sale mejor parado en estos tres puntos y, siendo que se trata de uno de los 10 máximos anotadores de la historia de la liga, será seguramente una opción a utilizar por los Lakers como tirador en situaciones clave, mismo escenario que ya ocupaba en Portland donde el que manejaba el balón en el cierre era Damian Lillard. A su vez, los números también indican a Malik Monk como una apuesta interesante de los Lakers: el ex jugador de Charlotte Hornets tiene facilidad para anotar, es joven y seguramente tendrá bastante rodaje desde el inicio como opción desde el banco.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Carmelo Anthony
Carmelo: "Será divertido jugar en Lakers"
Nacho Losilla
Aleros
Los aleros que pelean por entrar al Top 75
Juan Estevez
nba 2k22
Códigos NBA 2K22
NBA.com Staff
ingram-williamson
¿Qué equipo será la revelación de la 2021-2022?
NBA.com Staff
international
Los internacionales a considerar en el TOP 75
Sergio Rabinal
cavs
Los Cavs y la acumulación de bases
Sergio Rabinal
Más noticias