);
Phoenix Suns

Ricky Rubio contra LeBron James y los Lakers en su mejor inicio: 5 dobles-dobles en 8 partidos

La noche del martes al miércoles servirá como prueba de fuego para los Phoenix Suns de Monty Williams así como para Los Angeles Lakers de Frank Vogel. La entidad del encuentro, a priori, no reviste mayor importancia que el noveno partido de la temporada para cada conjunto, sin embargo, el desenlace del mismo puede tener un gran calado en el transcurso de las próximas semanas. Ambos equipos llegan en el mejor momento del último lustro, cada uno a su manera, y con la sensación de estar en la cresta de la ola. Los de Arizona vienen crecidos tras tumbar a los Brooklyn Nets por 138 a 112 y con una gran actuación colectiva, mientras que los de púrpura y morado adolecen la posible baja de Anthony Davis después de que los Raptors pusieran en evidencia su tan manida gran defensa, cayendo por 104 a 113. Hechas las presentaciones, es importante señalar el gran estado de forma del que disfruta Ricky Rubio que ha encontrado en Phoenix aquello que tanto ansiaba: un rol definido y un espacio donde crecer.

Asentado como el líder del vestuario en lo vocal y en la distribución del balón, Rubio ejerce como timón de un sistema a dos canchas que les convierte en el cuarto mejor equipo en net rating, el parámetro que determina los mejores o peores equipos en ambas partes del juego, con un +7,2 a razón de 110.9 puntos por 100 posesiones en ataque y 103.7 en defensa. El base nativo del Masnou sorprendió a propios y extraños al decidir emprender la marcha rumbo a Phoenix, uno de los peores equipos de la última década, abonado a las posiciones que cierran la tabla y con un proyecto que no terminaba de despegar. Bastaron 29 minutos en su debut ante los Sacramento Kings para comprobar que la decisión había sido la correcta y que poco nada guardaban estos Suns con los que cerraron la pasada campaña con un balance de 19-63.

MÁS | Ricky Rubio vs LA: las mejores actuaciones del base español contra Lakers y Clippers

Así, en un lavado de imagen que salta a la vista, los Suns se han renovado de cabo a rabo, ofreciendo un estilo propio de Monty Williams y con una predispoción a la defensa que ha activado el potencial latente de jugadores como Kelly Oubre Jr, Aron Baynes o el propio Ricky Rubio. De esta manera, aquel equipo que parecía abocado a ser el farolillo rojo año tras año se ha recompuesto y, lejos de resultar oportunistas, generan esperanza, que no es poco. Los Suns son Devin Booker, máximo anotador y guía ofensivo del equipo, pero también pertencen al base español cuya gravedad en el juego incide casi más cuando abandona el parqué que cuando permanece sobre él (-2,2 de net rating sin él en pista y +13,7 con él).

En la noche de hoy (3:00, Movistar Deportes), los Suns tienen la difícil tarea de frenar a un vendabal ofensivo como es LeBron James y sus acólitos con la incógnita de un Anthony Davis que está en disposición de inscribir su nombre en la historia de Los Ángeles. El inmejorable balance de 7-2 de los Lakers es su mejor carta de presentación para un equipo que ha sido capaz de dejar a cuatro de sus nueve rivales en menos de 100 puntos (Heat, Jazz, Grizzlies y Spurs) que no es baladí en una liga volcada al gran volumen ofensivo.

Quién nos iba a decir por estas fechas el pasado año que un Lakers contra Suns representaría un enfrentamiento entre dos conjuntos eminentemente defensivos. Y es que la mejora en la protección del aro en Phoenix ha venido de un incremento en la actividad, en la predisposición a tan básica tarea como perseguir a tu hombre y que les ha hecho comenzar a ser un equipo y alcanzar tan soñado estado mental.

De esta forma llegamos a la contienda que se presenta sumamente atractiva en una jornada de ocho encuentros en donde Ricky Rubio está firmando su mejor arranque en una temporada en la NBA, y con diferencia.

MÁS | Chris Boucher, de no tener hogar con 16 años, a ser MVP y Defensor del Año en la G League y sorprender con Toronto Raptors

Cinco dobles-dobles en ocho partidos

A excepción del partido donde guardó descanso ante Clippers por lesión, Rubio ha mostrado un inmaculado nivel global en todos sus encuentros. Extraño ha sido el día en el que no ha superado las dobles figuras en algún registro o que, simplemente, ha conseguido un doble-doble. El coqueteo del catalán con el gran volumen de pase y consecuente anotación con respecto a su rol ha sido siempre una constante en su carrera en la NBA, pero en este arranque de fase regular lo está realizando de manera mucho más eficiente y determinante en el devenir del equipo para el que juega.

En los ocho encuentros en los que ha tomado parte, Rubio ha conseguido irse a dobles figuras en dos apartados en cinco de ellos y en tres de esos ocho totales ha estado a las puertas de conseguir un triple-doble, esa hazaña que encumbra actualmente a cualquier jugador como adaliz del control total del juego. En sus once temporadas anteriores, el base catalán jamás había conseguido algo similar y, mucho menos, realizar tres dobles-dobles de manera consecutiva en los primeros 10 partidos, siendo lo más cercano aquellos dos partidos en octubre de 2013 con los Wolves en donde consiguió un 13+11 y un 14+10 ante Magic y Thunder.

MÁS | Stephen Curry espera regresar en algún punto de esta temporada

Ricky está a un nivel excepcional, de eso no hay duda, es su segundo mejor arranque anotador (109 puntos), su mejor registro reboteador que da buena cuenta de su actitud proactiva (54 capturas) y su segundo mejor registro de asistencia por pérdida conseguida (3,83).

El base de los Suns quiere seguir alargando la buena racha individual y colectiva y, de paso, continuar con esa racha de tres partidos seguidos con dobles dígitos y así empatar el registro de 2017 (4 partidos) o buscar igualar su mejor marca al respecto que data de 2015 (5 partidos).

No lo tendrá nada sencillo, pues enfrente tendrá a todo un "perro de presa" como Avery Bradley que irá tras él de manera sistemática para tratar de frenar en seco a unos Suns que todavía planean.

Las opiniones aquí expresadas no representan necesariamente a la NBA o sus asociaciones.

Más en NBA.com

new york knicks
Los Knicks afrontan su 3º partido sin Fizdale
Nacho Losilla
Kendrick Nunn
Nunn roza dos récords con sus 36 puntos
Agustín Aboy
Dwight Howard
Howard y Lakers visitan Orlando: de casa a pesadilla
Leandro Fernández
nba 2k league european invitational
NBA 2K League European Invitational: qué es y cuando se celebra
Nacho Losilla
Towns
La paradoja de Minnesota Timberwolves
Sergio Rabinal
Kawhi Leonard
Kawhi y un regreso muy especial a Toronto
Leandro Fernández
Más noticias