New York Knicks

RJ Barrett y su mejor tramo de la temporada con New York Knicks: líder ofensivo y más minutos de balón

Algunas noches desespera con su falta de acierto y capacidad para desaparecer en ataque. En otras, como en la madrugada de este martes, ilusiona a toda la Gran Manzana. El talento del canadiense es tan innegable como su inconsistencia, aunque hay una clave para su participación más presente.

Más | Momento All-Star Game: Joel Embiid volvió a superar los 30 puntos

Apenas han pasado cinco noches desde que RJ Barrett hizo enloquecer al Madison Square Garden con su tiro imposible para ganar a los Boston Celtics. Fue curioso. Estaba siendo su peor actuación en el tiro desde que regresó de los protocolos contra Atlanta. Ante los Hawks hizo 4 de 15 en tiro para 9 puntos, pero era su regreso. Ante los Celtics hizo 4 de 15 también, pero metió el tiro para ganar.

Y en esta ocasión, con Julius Randle mostrándose errático como estrella (1 de 7 en tiro, 2 puntos en 33:45 minutos), fue Barrett el líder de los Knicks ante los jóvenes y guerreros San Antonio Spurs. La tercera elección del Draft de 2019 terminó con 31 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias, 1 robo y 12 de 20 en tiro (60%) incluyendo un 3 de 4 en triples (75%). Terminó recibiendo cántico de "MVP, MVP, MVP..." desde las gradas.

"Ha sido algo muy grande, sin duda, pero también siento que mi trabajo está empezando a mostrarse", dijo Barrett tras el 111-96. "Y siento que mis compañeros de equipo y yo estamos dando todo lo que tenemos en la cancha. Entonces, ni siquiera es solo por mí, se trata de demostrar que nuestro equipo está jugando bien".

Sí hay una dinámica clara e interesante a seguir con Barrett. Siempre ha mostrado características innatas para anotar y crear, pero en medio aparece la inconsistencia. Noches demasiados largas para el canadiense y para la afición de los Knicks. En ocasiones aporta grandes razones para creer en él. En otras, motivos de desesperanza.

Sin embargo, en los últimos encuentros muestra una forma fantástica. Es cierto que ante los Celtics estuvo poco fino, pero podemos echar la vista a los últimos siete partidos y creer: 22,1 puntos, 5,4 rebotes, 3,1 asistencias, 45,9% en tiros de campo y 38,5% en triples con 5,6 intentos por noche.

Randle atraviesa un momento horrible de su complicada temporada. Además, tiene cierto enfrentamiento con la grada de los Knicks. Alec Burks e Immanuel Quickley también aportan en positivo, siendo dos referencias en la anotación exterior y la generación de juego fluido para los de Tom Thibodeau. Pero en el caso Barrett encontramos un aspecto fundamental: la cantidad de balón.

Si analizamos los datos y la primera parte de temporada, hasta el 28 de diciembre, con unos Knicks en los que Randle, Kemba Walker y Derrick Rose amasan la mayoría de posesión, Barrett queda desplazado a un papel de ejecutor y generador secundario. ¿Es esto de los intereses de los Knicks?

Hasta esa fecha, Barrett firmó 14,6 puntos con un pobre 39,4% en tiros de campo. Todo ello siendo el 6º jugador de los Knicks en posesión de balón (2 minutos por partido). Sin embargo, desde el 31 de diciembre aumentó su presencia por las bajas y la forma de Randle. ¿Resultado? 4º jugador en posesión (notable salto a 3,6 minutos por partido) y 23,3 puntos de media con un 46,4% en tiros de campo.

Kemba y Rose siguen fuera, ambos, lesionados. Walker está más cerca de regresar que Rose, según dijo el propio Thibodeau tras el partido (al igual que Nerlens Noel, 10º partido fuera por protocolos de salud y seguridad). El desarrollo de Barrett está marcado por la falta de acierto en unos Knicks de dudosa construcción. La pasada temporada mejoraron, pero faltaba talento. En esta, quizás sobra. ¿O necesitan un nuevo enfoque? Quizás darle mayor protagonismo al jugador en el que invirtieron un pick 3 del Draft sea una buena decisión.

La temporada del equipo da para replantearse varias cuestiones. Alcanzamos la mitad del curso y son 11º de la Conferencia Este sin lograr el 50% de victorias (balance de 19-21). La defensa se ha desplomado en comparación con la pasada temporada (18º) y el ataque simplemente no encaja (23º). Invertir en Barrett serviría para un doble propósito: buscar el necesario cambio de dinámica y descubrir el verdadero techo de uno de los proyectos de más talento del pasado lustro.

Las opiniones aquí expresadas no representan necesariamente a la NBA o a sus organizaciones.

Más en NBA.com

LeVert
LeVert y un final de película en Los Angeles
Juan Estevez
Embiid
La noche más destructiva de Embiid
Juan Estevez
Facundo Campazzo
Campazzo: "Si consumís lo que viene desde afuera es dañino"
Leandro Fernández
simmons, sabonis, schroder
10 jugadores que podrían ser traspasados
Sergio Rabinal
juancho
Juancho a los Spurs, ¿qué supone?
Sergio Rabinal
embiid
¿Hasta dónde puede llegar este Embiid? Los datos
Sergio Rabinal
Más noticias