);
Los Angeles Lakers

Rob Pelinka, el hombre tras las sombras del éxito de Los Angeles Lakers

Rob Pelinka inició su vida ligado al básquetbol: su padre era entrenador en escuelas y le enseñó bien la técnica del deporte. Apareció como una estrella adolescente a nivel local y consiguió lugar en la Universidad de Michigan, donde en su primer año fue parte (como suplente) del equipo campeón de la NCAA en 1989 liderado por Glen Rice.

Luego compartió equipo con varios jugadores más que llegaron a la NBA, siendo los más famosos los del "Fab Five" que marcó una era en el básquetbol universitario con Chris Webber, Jalen Rose, Juwan Howard, Ray Jackson y Jimmy King. En su última temporada era co-capitán de ese equipo: nunca llegó a ser un jugador demasiado importante, promediando 4,3 puntos y 2,1 rebotes en la campaña del "Fab Five", la única en la que tuvo minutos de forma consistente.

Donde se destacaba más era en las aulas: fue nombrado como el deportista masculino de la NCAA de mejor desempeño académico de 1993 y por eso, una vez graduado, eligió seguir estudiando derecho en lugar de probar suerte como basquetbolista profesional en Europa. En 1996 recibió su licencia para trabajar como abogado y rápidamente se conectó de nuevo al básquet mediante Arn Tellem, uno de los agentes más exitosos de la NBA.

MÁS | Todas las voces del campeonato de Los Angeles Lakers

Trabajando en la compañía de Tellem, Pelinka también empezó a desandar su historia como representante de jugadores y tuvo un crecimiento meteórico para alguien joven: fundó su propia compañía (Landmark Sports Agency) y manejó a una súperestrella como Kobe Bryant desde los inicios del siglo XXI. De hecho su relación con la estrella de Los Angeles Lakers se tornó tan íntima que fue el padrino de la fallecida Gianna Bryant.

Luego del retiro de Kobe los Lakers no solamente eran malos, sino que ni siquiera tenían a su ícono en cancha como para ofrecer algo. Necesitaban una vuelta de timón. Y fueron por hombres conocidos en los despachos de la casa: después del All-Star Weekend de 2017 anunciaron la llegada a los principales puestos directivos del ídolo Magic Johnson como vicepresidente ejecutivo de operaciones deportivas y de Rob Pelinka como general manager. Gente bien conocida en el ambiente de la liga para enderezar el barco.

Los primeros movimientos fueron draftear a Lonzo Ball, Josh Hart y Kyle Kuzma y traspasar a D'Angelo Russell y Timofey Mozgov por Brook Lopez. También se sumaron Kentavious Caldwell-Pope y Alex Caruso y se marcharon Jordan Clarkson y Larry Nance Jr. El plantel actual empezaba a tomar forma.

Igualmente, el golpe más grande fue la incorporación de LeBron James a mediados de 2018 como agente libre, junto a otros nombres como Rajon Rondo y JaVale McGee. Pelinka iba tomando cada vez más espacio y en cambio Magic Johnson era cuestionado por sus declaraciones y cargaba como chivo expiatorio de los malos resultados de los Lakers.

Magic se marchó en abril de 2019 y luego denunció que Pelinka lo había "acuchillado por la espalda" para tomar su lugar. Si, Rob tomó su puesto, los Lakers cambiaron al entrenador Luke Walton por Frank Vogel y finalmente pudieron en el mercado previo a la 2019-2020 cerrar el trato por el que peleaban desde varios meses antes: incorporar a Anthony Davis desde New Orleans Pelicans, intercambiándolo por varios jóvenes como Ball, Hart, Brandon Ingram y varias elecciones de primera ronda.

MÁS | El largo camino de Los Angeles Lakers desde 2010 hasta conseguir el anillo

Los Lakers habían logrado dar un giro rápido respecto a lo que eran en 2017: ahora eran contendientes al título con dos súperestrellas como LeBron y AD. Y el campeonato número 17 llegó tras el 4-2 ante Miami Heat. El primer título después de 10 años. Una reconstrucción rápida facilitada por todo el contexto que rodea a los Lakers y que ayudó a tentar a LeBron James como agente libre, pero un éxito de Pelinka al fin y al cabo.

En la rueda de prensa posterior a la obtención del campeonato, Pelinka habló de la clara importancia que tuvo la llegada de James para todo eso: "Creo que tener la chance de construir un equipo alrededor de uno de los mejores jugadores y líderes de la historia de este deporte no llega seguido. Así que cuando se comprometió con nosotros, fue un acIerto mutuo. Mostró confianza en Jeannie (Buss) y los directivos para armar un equipo de campeonato, y una vez que nos dio esa confianza, debíamos cumplirle. No había otra opción".

Pero además, esto es especial para toda la organización de los Lakers luego de la tragedia que se llevó a Kobe Bryant y a su hija Gianna, algo que a Pelinka lo tocó realmente muy de cerca como a pocos. Ellos dos siempre estarán presentes: "Creo que Kobe y Gianna guiaron al equipo todo este año. La voz de Kobe está siempre en nuestra cabeza, cada minuto, cada día. Y creo que haber podido ganar este título no saca el dolor de esa pérdida, pero nos ayuda a contribuir con su legado. El legado de Kobe y Gianna durará para siempre. Impactará en vidas alrededor del mundo de varias formas positivas".

"Hubieron momentos a la mitad de la noche donde escuchaba la voz de Kobe: 'seguí por este camino, terminá el trabajo'. No hay regalo más grande que tener un amigo que cambió mi vida y me ayudó a entender de que se trata la grandeza y el sacrificio. Poder compartir este momento ahora, sabiendo que él y Gianna están mirando desde el cielo y que él es un amigo orgulloso. Cuando tomé este trabajo me dijo 'Yo sé lo que hiciste por mi por 20 años. Te daré dos o tres años y arreglarás esto. Pondrás a los Lakers de nuevo en la cima'. Creo que tenías razón Kobe, me diste la energía para hacerlo", continuó Pelinka.

Para construir el equipo alrededor de LeBron James, las llegadas de AD y del entrenador Vogel fueron fundamentales. Pelinka elogió al director técnico ("somos muy afortunados de poder trabajar con él. Creo que es un colaborador espectacular, y en esta era del básquetbol hay que poder colaborar. El entrenador, los directivos y los jugadores estrella tienen que ser un triángulo perfecto") y remarcó la importancia de la defensa: "Sabíamos que el ADN de sus equipos lleva a la defensa primero. Así que cuando construimos a este plantel, realmente queríamos jugadores que complementen a AD y LeBron no en cuanto al ataque y el tiro, sino jugadores que sepan defender".

MÁS | LeBron James, una leyenda y campeón con todas las letras que certifica su lugar entre los mejores de la historia NBA

Respecto a lo de Davis, Pelinka contó lo difícil que fue poder llevarlo a Los Angeles y como valió la pena: "Es interesante. Mucha gente cree que los canjes son fáciles en la NBA, pero cualquiera, especialmente por una súperestrella, es increíblemente difícil, lleno de lleno de complejidades y problemas que el público en general nunca comprenderá realmente. Llevan muchas semanas de trabajo duro. Estábamos agradecidos cuando incorporamos a Anthony, pero sabíamos que no alcanzaba con él y LeBron. Teníamos espacio salarial para ir por una estrella más, pero preparamos un plan B, como me enseñaba siempre Kobe (...) Todo funcionó bien y ahora podemos disfrutar del campeonato".

El ejecutivo de los Lakers también se refirió a la relación con Magic Johnson, que ayer por la noche le agradeció a Pelinka en su cuenta de Twitter, limando las asperezas que habían quedado. "Rob Pelinka me hizo sentir realmente bien esta noche contactándose luego de que los Lakers ganen el campeonato de la NBA. Significa el mundo para mí, porque sé que está en el medio de los festejos con los jugadores, los entrenadores y Jeannie Buss, no tenía por que hacerlo!", escribió Magic.

"Todavía tengo mucha gratitud por las dos temporadas que trabajé con Magic y definitivamente es parte de esto por su visión y trabajo. Es una persona increíble y tenemos una relación realmente fuerte. Fue uno de los primeros a los que llamé esta noche, tuve una gran charla con él", manifestó Pelinka, que luego también le agradeció a la propietaria Jeannie Buss por la confianza puesta en él.

Ahora Pelinka se sumó a Mitch Kupchak, Jerry West, Bill Sharman y Fred Schaus en la corta lista de ejecutivos que se consagraron con los Lakers, una franquicia a la que puede parecer más fácil llevar al éxito, pero que también conlleva muchísima exigencia y presión. Pero al igual que en su carrera como basquetbolista universitario y como agente deportivo, Rob pudo llegar rápido a la cima.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Anthony Davis, Montrezl Harrell y DeMar DeRozan
El seguimiento de todos los agentes libres 2020
NBA.com Staff
Saric
Una pieza más para Phoenix: Dario Saric
Juan Estevez
Andrew Wiggins shot 6-25 on wide open 3s with the Warriors.
Un punto débil en los nuevos Warriors
Juan Estevez
Westbrook Holiday Paul
El mercado NBA 2020-2021, al día
NBA.com Staff
Brown
Una delegación de la NBPA se reunió con el Papa
Juan Estevez
#Oubre
Oubre y Warriors: "Es un gran encaje para mí"
Sergio Rabinal
Más noticias