Utah Jazz

Rudy Gobert dominó las pinturas ante Indiana Pacers y Utah Jazz sigue sumando: 15 victorias en 16 partidos

Rudy Gobert tenía por delante una tarea muy complicada este domingo en Indiana: batallar en el campo propio frente a otro All-Star como Domantas Sabonis y a la vez, en el otro costado ante otro de los candidatos a Defensor del Año como Myles Turner. El francés no solo salió victorioso en ambos casos, sino que demostró una superioridad muy marcada, guiando a los de Quin Snyder al triunfo por 103-95. 15 victorias en 16 partidos para Utah, que se mantiene como el mejor récord del torneo, con marca de 19-5.

Más | ¡Vota aquí a tus jugadores favoritos para el All-Star Game!

Los números no terminan de contar la historia del dominio de Gobert en la pintura. El francés terminó la tarde con 16 puntos, 16 rebotes, 3 tapones y un 7-9 de cancha en 31 minutos, pero su tarea fue mucho más allá. Especialmente en defensa, donde sacó del partido a Domantas Sabonis, quien si bien sumó 20 puntos y 9 rebotes, lo hizo lanzando un 5-15 en dobles y sufriendo cada vez que Gobert se puso delante suyo. El lituano desafió varias veces al pivot de Utah y con alguna excepción muy aislada, jamás pudo superarlo. A Turner no le fue mucho mejor: 11 puntos en 29 minutos. Y ni hablar a Goga Bitadze, quien lanzó un 2-7 de cancha.

Utah Jazz terminó la noche con ¡69 rebotes! 17 de los cuales llegaron en ataque. Y si bien hubo otros jugadores que colaboraron para ese logro, la exigencia que generó Gobert para ser contenido en los tableros le abrió los caminos a sus compañeros. No solo bajó 16 rebotes en sus 31 minutos, sino que ayudó a que por ejemplo, Joe Ingles y Donovan Mitchell sumen 9 cada uno.

El partido fue extremadamente errático y con ambos conjuntos lanzando alrededor del 40% de campo, fallando tiros abiertos con demasiada frecuencia (sobre todo Utah). Pero dentro de ese escenario, Utah Jazz siempre lució superior y con más recursos para terminar quebrándolo cuando apretara el acelerador. Algo que finalmente sucedió en la segunda mitad, de la mano no solo de Gobert (10 tantos y 11 rebotes en el segundo tiempo), sino también de Donovan Mitchell (11 puntos) y Bojan Bogdanovic (15 puntos).

Mitchell estuvo cerca del triple-doble con 27 puntos, 11 asistencias y 9 rebotes, impactando el juego no tanto con su anotación (lanzó un flojo 9-25 de cancha), sino sobre todo con su ataque a los tableros (5 en ofensiva) y generación de juego para sus compañeros. Rol que tuvo que cumplir debido a que Mike Conley se perdió el partido por una molestia en la pierna derecha. De hecho, si los tiradores hubieran estado algo más certeros (13-42), Spida hubiera registrado un mayor número de asistencias.

Aún así, las 11 asistencias del guardia de Utah empatan la máxima de su carrera.

Además, Bogdanovic terminó con 18 puntos y Jordan Clarkson con 17, aunque combinándose para un 12-33 de cancha. Que Utah haya podido ganar con varios hombres claves en una tarde de imprecisiones (Ingles lanzó 3-10 y 1-6 en triples) y sin una figura como Conley, habla del gran momento que atraviesan los de Snyder, consolidándose como el equipo más caliente de la presente Fase Regular.

En contraste, el saldo para los de Bjorkgren es negativo. No solo por la derrota, la quinta en los últimos seis partidos, sino por lo faltó de ideas y recursos que lució el equipo durante largos pasajes. Porque mientras que los Jazz fallaron tiros cómodos que normalmente van a entrar, a Indiana le costó muchísimo más encontrar lanzamientos factibles y sacando algunas buenas apariciones de Doug McDermott (18 puntos), el resto jamás estuvo cómodo en este duelo.

Sabonis no fue el único que tuvo una jornada complicada. Lo mismo ocurrió con la otra referencia principal del ataque local, Malcolm Brogdon, quien lanzó un 7-20 de cancha y 0-5 en triples. Sin ellos dos siendo capaces de empujar el ataque, las chances de victoria de los Pacers ante rivales de calidad son muy pequeñas. Especialmente porque desde la salida de Oladipo y la actual baja de Warren, el perímetro ha quedado ciertamente limitado a la hora de crear puntos.

Los Holiday, Lamb, McConnell, McDermott... todos sólidos jugadores de rol y cumplidores en sus respectivas funciones, pero ninguno capacitado para tomar la bola y resolver situaciones ante defensas establecidas. Algo que Indiana sí esperaba tener con Caris LeVert, pero que obviamente todavía no ha podido disfrutar debido a la conocida situación médica del ex Brooklyn. Momento complicado para un equipo que quedó con registro de 12-12 y empieza a perder terreno dentro de la lucha grande del Este.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

#EnnisIII
Ennis entrena con Lakers: potencial fichaje
Nacho Losilla
Bajas
Informe de bajas por equipo para la 2021-22
Juan Estevez
#Rui
Hachimura se pierde el inicio de la pretemporada
Juan Estevez
Spurs
El escenario de los siete jóvenes perimetrales Spurs
Juan Estevez
Michael Porter Jr.
Porter Jr. y el enfoque en mejorar con Denver
Leandro Fernández
Jordan
A 20 años del último retorno de MJ
Juan Estevez
Más noticias