);
NBA

Sabermetrics 101: las deflections, la defensa que no refleja la estadística

patrick beverley lonzo ball matisse thybulle

Aunque el fenómeno Sabermetrics tiene su origen en el béisbol y en su estudio estadístico avanzado, durante la última década el crecimiento imparable de las advanced stats en el baloncesto, en concreto NBA, llevan a aplicar este término también en el deporte de la pelota naranja.

¿Qué es el Sabermetrics? En béisbol, cuando comienza esta práctica, era indagar y buscar otras formas de medir un partido, para saber qué formas eran las mejores de tener más opciones de conseguir la victoria.

MÁS Los 5 partidos League Pass de la semana

Daryl Morey, GM de los Houston Rockets, es la cara más reconocible de las estadísticas avanzadas en la NBA. Tanto que su sistema se conoce como el Moreyball: erradicar la media distancia y jugar a triples y cerca del aro, los tiros más efectivos. Morey organiza convenciones y charlas, y es un auténtico enfermo de estas advanced que cada día están más a mano de todos.

En NBA.com ya presentó Sergio Rabinal un diccionario de términos que podéis seguir consultando y guardar en favoritos. Muy útil para iniciarse en un mundo maravilloso que abre muchísimas oportunidades, sin dejar de lado el mejor medidor de partidos: el ojo propio.

Comenzamos una nueva sección, 'Sabermetrics 101', con el objetivo de tratar en concreto una estádistica avanzada cada semana, explicarla y clasificar a los mejores. ¿Qué toca hoy? Las deflections.

Las deflections

Forman parte de las hustle stats, una parte relativamente nueva de las avanzadas de la NBA. Reflejan numéricamente el número de veces que un jugador toca un balón, interfiere en él, cuando no se trata de un tiro. Véase, interceptar un pase sin que llegue a robarlo ese jugador, pero que termina en recuperación de un compañero. Sería una deflection del primero.

Estas acciones no las refleja la estadística básica, el box score de toda la vida. Se tratan de acciones importantes y que pueden cambiar el devenir de un encuentro. Tener jugadores con la habilidad de sumar varias de estas deflections es sin duda un elemento muy valioso.

Repasemos a los cinco jugadores que más deflections promedian por partido.

5 - Bam Adebayo (Miami Heat)

  • 4,3 deflections en 31,4 minutos (3 partidos)

El ya instalado como nuevo pívot titular de los Heat comienza la temporada mostrando esa potencia física y dominio defensivo que se esperaban de él. A sus excelentes 15,3 puntos, 11 rebotes, 5,3 asistencias, 1,3 tapones y 1 robo de promedio -auténticos numerazos- , hay que añadirle ser el segundo mejor interior de toda la NBA en deflections.

Un interior a medio camino de la modernización. Se empieza a atrever, aunque con algo de timidez, a lanzar desde el exterior y probar cosas nuevas en ataque. Es un falso interior moderno, ya que ni cumple las características del joven jugador de ataque que brilla hoy en día (John Collins), ni tiene por otra parte esas lagunas defensivas pese a contar solo con 22 años. Tampoco sufre como grandes más clásicos en los cambios con los jugadores de menor tamaño.

Adebayo es un producto de presente pero todavía en desarrollo. Su techo aún se desconoce, aunque dentro de la Heat Culture, su ética de trabajo y el puesto de pívot titular garantizado, Bam Bam apunta a candidato al Most Improved Player.

4 - Lonzo Ball (New Orleans Pelicans)

  • 4,5 deflections en 31,2 minutos (4 partidos)

El base ideal para defender. Eso siempre ha estado claro con Lonzo. Pocos jugadores en su posición combinan las herramientas físicas, la inteligencia y la compostura a su edad. Mejor dicho, ninguno lo hace. El potencial de Ball para ser un auténtico stopper de guards de élite en la NBA es inabarcable.

En New Orleans encuentra un equipo donde dar rienda suelta a todo y sin la lupa constante que es jugar en los Lakers. Sólidos números aunque a latigazos en los partidos. Promedios de 13,3 puntos, 7,3 asistencias, 4,8 rebotes y 1,8 robos con un 37% en triples. Y sobre todo, la sensación de estar donde tiene que estar para desarrollar todo lo que puede ser.

La pareja que forma a nivel defensivo con Jrue Holiday es un escándalo. De hecho, Holiday se queda fuera de este top 5 porque solo ha participado en dos encuentros por lesión, ya que por promedio tiene más deflections que Adebayo. Sanos forman posiblemente el mejor backcourt en defensa de toda la liga.

3 - Karl-Anthony Towns (Minnesota Timberwolves)

  • 4,7 deflections en 33,7 minutos (3 partidos)

Inicio arrollador de Towns. Todo lo que ha enseñado y se ha podido intuir acerca de su dominio ofensivo lo está mostrando en la apertura de la temporada. Además, más sólido y dominante que nunca en defensa y los tableros. Esta pequeña degustación ojalá pueda mantenerse toda la temporada, porque es un jugador total.

Towns está en 32 puntos, 13,3 rebotes, 5 asistencias, 3 robos, 2 tapones y un 52% en triples. Con estos números y unos Wolves invictos era impensable que el premio a Jugador de la Semana en el Oeste no fuese para él.

Ese trabajo que está mostrando atrás, donde siempre ha recibido críticas por falta de carácter, se demuestra con las casi 5 deflections por noche. Escandaloso inicio del número 1 del Draft de 2015.

2 - Patrick Beverley (Los Angeles Clippers)

  • 4,8 deflections en 30,3 minutos (4 partidos)

El perro de presa por excelencia en la NBA. Uno que quizás ha comenzado demasiado enrrabietado la temporada y, aunque a nivel individual está más errático que nunca (37,5% eFG), está intratable desde la defensa y el juego colectivo. Justo lo que le piden estos Clippers.

Es su mejor comienzo en robos (2,3) y rebotes (6,5) y su tercero mejor en asistencias (3,5). En cuanto levante el pobre 16% en triples que acumula en cuatro partidos, Beverley estará de vuelta.

El jugador más veterano de este top 5. De hecho, el único cuya edad está por encima de los 23. Patrick es un defensor asfixiante, un problema y una salvación constante. Todo depende de si está contigo o le tienes enfrente. Parte fundamental del quinteto trituradora defensiva de los Clippers más candidatos de la historia.

1 - Matisse Thybulle (Philadelphia 76ers)

  • 5,3 deflections en 21,9 minutos (3 partidos)

Es curioso que en una NBA que penaliza enormemente los fallos defensivos de los jóvenes, sea esta una lista protagonizada por under-23 y cuyo número uno es un rookie. Uno que viene de cuatro años en NCAA y de ser el mejor defensor de la pasada temporada con números surrealistas (3,5 robos y 2,3 tapones).

Exterior cercano a los dos metros, de largos brazos y un coraje defensivo que recuerda a Marcus Smart. Ya es importante en la rotación de Philadelphia gracias a su trabajo atrás. No se arruga. Brett Brown le puso a defender a Kemba Walker y secó al base All-Star: 1 de 5 en tiros permitidos (20%), dos robos y dos tapones en menos de 7 minutos defendiendo.

Thybulle tiene encandilados a los aficionados de Philadelphia, que precisaban suplentes que aportasen desde el minuto uno, y aquí tienen un novato -con el bajo contrato que supone- listo para la guerra. Solo le falta afianzar su tiro de tres para contar con peso real en el momento de la verdad: acumula series de 1 de 3, 0 de 2 y 2 de 7 en los tres primeros partidos.

Rookie que en 22 minutos de promedio consigue ser el único jugador de toda la NBA con más de 5 deflections por encuentro. Puede comenzar aquí la era de un bastión defensivo.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

DeRozan, Spurs
Spurs y la peor racha de la Era Popovich
Sergio Rabinal
Clippers vs. Celtics
Beverley inutiliza a Boston en la prórroga
Carlos Herrera Luyando
Timberwolves vs. Jazz
Bogdanovic aniquila a los Wolves con 6 triples
Carlos Herrera Luyando
Giannis
El dúo Giannis-Bledsoe domina a los Hawks
Juan Estevez
Murray
La defensa de los Nuggets frena a Harden
Juan Estevez
Luka Doncic
Doncic barre a los Warriors: triple-doble y 3ª seguida
Carlos Herrera Luyando
Más noticias