);
San Antonio Spurs

San Antonio Spurs, con un DeMar DeRozan que bordeó el triple-doble, venció 107-102 a Miami Heat

Después del vibrante partido del pasado miércoles, en el que Miami Heat se impuso por 106-100, los de Florida y San Antonio Spurs se vieron las caras por segunda ¿y última? vez en la temporada 2019-2020.

El partido volvió a ser realmente muy parejo y volvió a triunfar el conjunto local: esta vez los de Gregg Popovich triunfaron por 107-102.

MÁS | ¡Votá acá a tus jugadores favoritos para el All-Star Game 2020!

DeMar DeRozan, que en los últimos partidos atraviesa quizá su mejor momento con la camiseta de la franquicia texana, fue el hombre del partido, estando una vez más cerca del triple-doble: 20 puntos, 9 asistencias y 9 rebotes. En el último cuarto pasó algo inadvertido en ataque, pero tomó un par de rebotes muy importantes en el costado defensivo.

Los dos goleadores del partido quedaron en 21 tantos y fueron jugadores interiores: se trata de Bam Adebayo y LaMarcus Aldridge. Juventud y experiencia, con distintos estilos pero misma eficacia.

El joven del Heat terminó con 21 puntos, 16 rebotes, 6 asistencias y 2 robos, tirando 8-13 de campo, mientras que LaMarcus aportó 21 tantos, 4 rebotes y 3 asistencias, con 8-15 de cancha y 2-4 desde el perímetro.

También fue destacable la producción de la segunda unidad de San Antonio, que pese a estar otra vez sin Rudy Gay, su jugador más confiable, fue fundamental. Patty Mills brilló en la primera parte, convirtiendo 14 unidades con tres triples además de una acción en la que recibió una falta al tirar y encestó los tres tiros libres. El australiano finalizó su tarea con 18 puntos y 3 asistencias en el día en el que los Spurs homenajearon a sus raíces indígenas.

Además de Mills, los otros perimetrales de San Antonio estuvieron activos: Marco Belinelli anotó 12 puntos y tomó 7 rebotes, Derrick White convirtió 11 tantos y repartió 6 asistencias y Lonnie Walker metió 7 puntos más. El Heat, en cambio, tuvo 19 puntos de Goran Dragic desde el banco pero poco más que eso, en un partido en el que Spoelstra hizo jugar al menos 29 minutos a cada uno de los integrantes del quinteto inicial.

Con este triunfo San Antonio mejoró su récord a 18-23 y recuperó el noveno puesto de la Conferencia Oeste, quedando a menos de dos partidos de Memphis Grizzlies. Miami sigue segundo en la Conferencia Este, con 29-13. El próximo partido de los Spurs será el lunes en Phoenix y el de Miami será también el lunes, pero recibiendo a Sacramento Kings.

Duncan Robinson, intratable en el primer cuarto

Kendrick Nunn, el goleador del duelo entre Miami y San Antonio del miércoles pasado, fue el autor de los primeros puntos del partido. Rápidamente apareció otro que anduvo bárbaro el miércoles: DeMar DeRozan, con una jugada de doble y falta. El ex Toronto Raptors luego asistió al canadiense Trey Lyles para un triple que, en parcial 8-0 de los Spurs, le dio ventaja de 8-5 a los locales. DeRozan y Bam Adebayo fueron de lo mejor en el comienzo del partido, ya que el interno del Heat apareció para emparejar las cosas.

El equipo visitante volvió a sacar ventaja tras dos triples de Duncan Robinson, que empezó el partido con un 4-4 impresionante desde el perímetro. Miami llegó a una ventaja máxima de 23-12 antes de que Erik Spoelstra decida el ingreso de algunos jugadores de la segunda unidad. Entonces San Antonio volvió a despertar, de la mano de varios puntos de Patty Mills (seis en el primer cuarto). San Antonio perdía varias pelotas y recibía una catarata de tantos desde el perímetro, pero se podía mantener en juego. El primer asalto finalizó con un 31-28 favorable para los del sur de Florida.

Patty Mills, amo y señor del segundo cuarto

San Antonio empató el partido en la primera posesión del segundo cuarto con un triple de Patty Mills y se terminó llevando el segundo parcial gracias a toda la potencia anotadora del australiano. Patty convirtió 8 tantos en el segundo capítulo, con 2-4 en triples y un doble bastante cercano al perímetro. Pero no sólo de Mills vivió Popovich. El entrenador de San Antonio apostó por una formación rara, compuesta por Patty, White, Walker, Belinelli y Poeltl, que abrió con un parcial de 9-3. La tendencia se mantuvo tras unos cambios y los Spurs llegaron a tener una ventaja de 58-46, parcial de 46-23 tras lo que había sido la máxima del Heat en el primer asalto.

Unos dobles de Butler y Adebayo sirvieron para que Miami reaccione , achique distancias y el resultado al final del segundo cuarto sea un más decoroso 60-54. Los texanos machacaron mucho desde el perímetro, con un 7-12, mientras que los visitantes apenas acertaron tres disparos desde larga distancia.

Tercer cuarto de igual a igual

Meyers Leonard fue el primer gran protagonista de la segunda parte, con una secuencia en la que anotó un triple y luego consiguió encestar dos tiros libres tras sacarle la segunda falta a Trey Lyles. Con eso Miami se puso a un punto: 64-63. Tras eso el Heat volvió a estar por delante en el marcador, con cuatro tantos de Bam Adebayo que sirvieron para el 67-64. Miami dominaba en la pintura (26-18 allí hasta entonces) y su quinteto titular daba la cara, aguantando el embate de DeRozan y Aldridge.

Los veteranos de los Spurs contestaron con cinco puntos propios de forma rápida. El ataque del equipo local quedó recostado en ellos, que aguantaban ante un Miami que buscaba darle más vértigo al partido. DeMar estuvo fantástico durante el tercer cuarto, anotando nueve puntos con 4-7 de campo. Patty Mills volvió a aparecer en el cierre, encestando un triple para el 86-82, pero una corrección de Bam Adebayo tras una bandeja errada por Derrick Jones Jr. dejó el marcador en 86-84 al terminar el tercer capítulo.

Marco Belinelli, el factor X del último cuarto

Marco Belinelli fue un verdadero factor X en el partido. Por su jugada de cuatro puntos durante el primer tiempo y por haber sido el goleador del último asalto. El escolta italiano anotó ocho tantos en el capítulo final, cuando en el choque del miércoles pasado apenas disputó cuatro minutos y no metió ni un punto.

El de San Giovani lastimó primero con una jugada de tres tiros libres que puso a los Spurs 93-90 arriba. Tras eso, promediando la mitad del último cuarto, Miami dio vuelta las cosas y pasó a ganar 98-95 con un gran pasaje de Nunn y Dragic. Belinelli entonces fue reemplazado por Mills. Pero unos momentos más adelante volvería y anotaría el triple definitivo del juego: un bombazo que significó el 105-98, la ventaja más grande del final.

Miami se acercó con un doble de Adebayo y unos simples de Butler y llegó a tener un par de intentos para empatar pero falló. Belinelli se quedó con un rebote largo y convirtió dos tiros libres que significaron el 107-102 definitivo.

Sigue toda la NBA en VIVO con el NBA League Pass

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Ricky Rubio y Donovan Mitchell.
Mitchell sobre Ricky: "Me enseñó muchísimo"
Juan Estevez
Karl-Anthony Towns
Towns, baja indefinida
Sergio Rabinal
Clint Capela
El debut de Capela tendrá que esperar
Sergio Rabinal
Horarios y TV NBA
Todos los partidos en TV en España
Sergio Rabinal
Al Horford
Horford acepta su nuevo rol en los Sixers
Agustín Aboy
Semana League Pass
La semana del NBA League Pass
Carlos Herrera Luyando
Más noticias