Memphis Grizzlies

El afianzamiento de Santi Aldama en la rotación de Memphis Grizzlies

Ser novato en la NBA no es algo fácil. Hay muchas cosas a las que atender, mucho que aprender en muy poco tiempo y demasiado que demostrar sobre una cancha de baloncesto. La excepción son aquellos que en sus primeros compases de carrera logran brillar con luz propia y superar esa compleja barrera que es el año rookie. Para la mayoría es un proceso de desarrollo, a veces más pronunciado, en otros más constante pero en la mayor parte de casos siendo irregular. Los altos y los bajos han de relativizarse, pero la mejor manera de crecer es tener continuidad y eso mismo es lo que está disfrutando ahora Santi Aldama en Memphis Grizzlies.

Que recalase en una organización que se preocupa tanto por el desarrollo de sus jóvenes era la mejor noticia posible para su futuro. Un lugar donde dar forma a su juego y formando parte de una plantilla con un potencial enorme. Sin embargo, eso tenía una cara B ya que de primeras tener oportunidades iba a estar caro o simplemente no iba a suceder. Pero en esta 2021-2022 no se puede predecir nada a futuro, y las circunstancias han hecho posibles que el canario vaya teniendo más y más opciones de saltar a cancha hasta asentarse en los últimos días en la rotación del equipo.

MÁS | Cuatro derrotas en cinco partidos: ¿qué pasa en los Brooklyn Nets?

Algo que parecía que iba a suceder a finales de noviembre, cuando logró encadenar siete partidos seguidos jugando un número considerable de minutos, incluyendo su brillante actuación contra Oklahoma City Thunder donde se fue a los 18 puntos y 10 rebotes. No obstante, una serie de dolencias en su pantorrilla derecha le apartaron de la rotación, forzándole a perderse 8 partidos consecutivos a finales de diciembre que frenaron en cierto modo sus posibilidades de seguir aprendiendo y aportando su granito de arena al objetivo de Memphis.

A su vuelta ha recuperado el puesto que prácticamente un mes atrás había dejado, encadenando cinco encuentros seguidos jugando, todos ellos por encima de los 12 minutos en pista y con sensaciones cada vez mejores. Con su reciente actuación en la victoria por 123 a 108 sobre los LA Clippers los de Taylor Jenkins (ahora baja por protocolo) lograron alcanzar su octava victoria consecutiva, la segunda mejor racha de la historia de la franquicia y la primera vez que lograban algo semejante desde 2015, cuando todavía estaban Marc Gasol y Mike Conley en el proyecto.

Pero poniendo el foco en Aldama, frente a los californianos volvió a probar que su rapidez de aprendizaje y asimilación hacen de él un jugador a tener en cuenta de cara al futuro. En los 20 minutos que estuvo sobre el parqué, segunda cifra más alta de carrera, el ala-pívot se fue hasta los 7 puntos en 3 de 5 tiros de campo y añadió un rebote y un tapón. Incluyendo un alley-opp sobre la bocina brillante:

Lo destacable es que si en su anterior duelo ante los Pistons sus errores vinieron desde el triple (0 de 2) en el viaje a Los Ángeles cambió su distribución de lanzamientos, buscando más atacar el aro y aprovechar así su combinación de tamaño y técnica. Pese a esto, no está renunciando a su condición de cuatro abierto, manteniéndose en los alrededores del arco para atacar de fuera adentro y así castigar a la defensa.

De tal modo que analizando cada una de sus actuaciones en los últimos cinco compromisos se puede apreciar que Aldama está sabiendo evitar realizar el mismo error de manera continuada, es decir, que hay una voluntad notable por aprender y ser mejor jugador.

Su presencia en la rotación hace que las opciones de que los Grizzlies sigan siendo un equipo peligroso se mantengan, quizá no tanto por su pericia en el tiro en suspensión, pero sí por lo que aporta en rebote ofensivo, cargándolo fantásticamente y ayudando mucho a que las segundas oportunidades crezcan. De hecho, con él sobre el parqué el porcentaje de rebote ofensivo de Memphis ha sido del 41,8% en los últimos cinco encuentros, solo superado por Steven Adams entre aquellos que han estado en la mayoría de esos duelos. Sin Aldama esto ha bajado al 36%, uno de los peores de los Grizzlies. Sin ir más lejos, de los 18 lanzamientos que ha realizado en los últimos cinco partidos 4 han sido en situaciones de rebote ofensivo, anotando 3 de ellos (75%), lo que refleja que su impacto bajo los aros está teniendo una transferencia real al equipo.

Este lapso de partidos ha servido para ver cómo poco a poco el canario ha ido creciendo y convirtiéndose en un mejor jugador. La parte negativa sigue siendo su desacierto desde la larga distancia con un 14,3% en estos últimos cinco compromisos, pero por debajo de la línea de tres los porcentajes son más que notables con un 63,6% en tiros de dos para una media de 4,2 puntos, 3,4 rebotes y 0,6 tapones en 16,2 minutos de media.

A punto de cumplir 21 años lo mejor para Santi Aldama está por venir, y probablemente suceda en la próxima campaña, igual que le sucedió a sus compañeros Desmond Bane o Jaren Jackson Jr, que en su temporada sophomore dieron un gran paso adelante. El canario cuenta con las aptitudes y la disposición para llevar a cabo un gran salto en el futuro, pero para ello no debe quemar ninguna etapa y esta es precisamente la más crucial.

Las opiniones aquí expresadas no representan necesariamente a la NBA o a sus organizaciones.

Más en NBA.com

LeVert
LeVert y un final de película en Los Angeles
Juan Estevez
Embiid
La noche más destructiva de Embiid
Juan Estevez
Facundo Campazzo
Campazzo: "Si consumís lo que viene desde afuera es dañino"
Leandro Fernández
simmons, sabonis, schroder
10 jugadores que podrían ser traspasados
Sergio Rabinal
juancho
Juancho a los Spurs, ¿qué supone?
Sergio Rabinal
embiid
¿Hasta dónde puede llegar este Embiid? Los datos
Sergio Rabinal
Más noticias