Golden State Warriors

¿Stephen Curry y la mejor versión de su carrera? Números completos, récords de triples y la comparación con sus años de MVP

Stephen Curry. Un nombre, un imán para los ojos, una pieza de arte que noche a noche se mueve por una cancha de la NBA encargando de desparramar ese talento tan especial y único que ya lo tienen como uno de los mejores de todos los tiempos, incluso cuando su historia aún se está escribiendo. Después de una temporada explosiva desde lo individual pero compleja en lo colectivo, este espectacular inicio (al ritmo de Steph, claro) de unos Golden State Warriors líderes de la liga (marca de 13-2) no hace más que potenciar la figura del base y poner en el lugar indicado su impacto y rendimiento. Si no fuera por Kevin Durant, nadie dudaría que el hombre de los de San Francisco es el MVP de este comienzo de temporada. Pero incluso con KD brillando, el tres veces campeón parece tener una clara ventaja.

Curry venía de ganarle el duelo al de los Nets con una versión espectacular (37 tantos, 9-14 triples) para comandar la victoria. Dos noches después, un nuevo cuento, esta vez en forma de cierre demoledor: los Warriors entraron 13 abajo al último cuarto en Cleveland, pero remontaron gracias a un Steph que sumó más del doble que todos los Cavaliers en el parcial final (20-8) en el camino a sus 40 tantos y 9-16 triples. ¿Sorpresivo? No, lo de Curry es la rutina de lo extraordinario.

Más | Stephen Curry, su histórico inicio desde el triple y una actuación memorable contra Cleveland Cavaliers

Con semejante nivel y momento de Golden State, la pregunta es totalmente válida: ¿Estamos viendo la mejor versión histórica de Stephen Curry? El simple hecho de tener sentido el debate ya habla por sí mismo de lo que estamos viendo del jugador, porque es alguien que seis años atrás se quedó con el único MVP unánime de la historia. Y si bien es complejo responder la pregunta con menos de un cuarto del curso disputado, sí se puede empezar a trazar el paralelismo.

¿Qué se puede ver de este Steph con el de aquella 2015-2016? ¿Y con el año de su primer MVP? Allá vamos...

Comparación numérica

Curry en los primeros 15 PJ de sus años MVP y en la 2021-2022
Temporada Puntos Rebotes Asistencias %TC T3 %T3 TS% G-P
2014-2015 24,3 5,4 7,6 49,4% 50 42,0% 64,6% 13-2
2015-2016 32,7 5,2 5,7 51,4% 74 43,8% 68,2% 15-0
2021-2022 29,5 6,1 6,5 46,3% 85 41,9% 64,5% 13-2

Cuando ponemos sus números actuales con los de sus dos MVPs consecutivos, la sensación parece clara: su versión actual supera bastante a la del primer premio (2014-2015), y se pone cabeza a cabeza a la del unánime de la 2015-2016. Ese curso tiene una mayor explosión anotadora (490 vs. 442 en el total), con una mejor eficiencia general (51,4% vs. 46,3% de campo). Ahora bien, en el actual curso Curry está bajando más rebotes pero, sobre todo, ha anotado 11 triples más, con una eficiencia apenas inferior a la de hace 6 años (pero aún así excelente).

Es más, como bien explicó Sergio Rabinal, los 85 triples anotados por Steph en esta 2021-2022 son la mejor marca de todos los tiempos para los primeros 15 partidos de una temporada, superando los 80 que él mismo había metido en la 2018-2019, que a su vez habían superado los 74 de la 2015-2016. Cinco de los mejores nueve inicios históricos en este rubro llevan su nombre, según la base de datos de StatHead.

Ahora bien, ¿qué pasa si sumamos lo colectivo, algo siempre clave para medir a un MVP? El 13-2 de esta temporada iguala al de la 2014-2015, pero ambos quedan detrás del 15-0 de aquellos Warriors de la 2015-2016, marca que se estiraría hasta un 24-0 en lo que fue el inicio del histórico 73-9 final, el mejor récord de todos los tiempos. ¿Pequeña ventaja para ese curso? Puede ser. Aunque un buen augurio para los de San Francisco: en ambas años de MVP de Steph el equipo llegó hasta las Finales (campeón en 2015).

Triples anotados y proyección

Curry en los primeros 15 PJ de sus temporadas
Temporada Triples %T3 Triples totales en la temporada %T3 final
2009-2010 16 39% 166 43,7%
2010-2011 23 40,4% 151 44,2%
2011-2012 (**) 36 43,4% 55 45,5%
2012-2013 37 39,8% 272 (*) 45,3%
2013-2014 51 44,3% 261 (*) 42,4%
2014-2015 50 42,0% 286 (*) 44,3%
2015-2016 74 43,8% 402 (*) 45,4%
2016-2017 63 42,3% 324 (*) 41,1%
2017-2018 53 38,1% 212 42,3%
2018-2019 80 50,3% 354 43,7%
2019-2020 (***) 12 24,5% 12 24,5%
2020-2021 62 37,1% 337 (*) 42,1%
2021-2022 85 41,9% ¿? ¿?

(*) Lideró a la NBA en la temporada | (**) Jugó 26 partidos por lesiones | (***) Jugó 5 partidos por lesiones

  • Si tomamos el ritmo de estos primeros 15 partidos de la 2021-2022, entendemos que Curry va camino a romper su propio récord de 402 triples anotados en una temporada (la de su MVP unánime). Si proyectamos sus números, Steph va camino a anotar unos 465 triples al final del curso contando los 82 partidos.
  • ¿Hacemos una mirada más realista? Sin contar sus dos temporadas de menos partidos por lesiones largas, el base ha jugado un promedio de 73 partidos en sus otras 10 temporadas. Si proyectamos el ritmo actual a ese número de 73 partidos, Steph estaría anotando unos 413 triples, que también alcanzarían para romper su propio récord.

Los promedios finales de sus temporadas de MVP

  • 2014-2015: 23,8 puntos (48,7% TC, 44,3% T3), 4,3 rebotes, 7,0 asistencias y 2,0 robos en 32,7 minutos en 80 PJ (récord final de 67-5, 81,7%)
  • 2015-2016: 30,1 puntos (50,4% TC, 45,4% T3), 5,4 rebotes, 6,7 asistencias y 2,1 robos en 34,2 minutos en 79 PJ (récord final de 73-9, 89,0%)
  • 2021-2022: 29,5 puntos (46,3% TC, 41,9% T3), 6,1 rebotes, 6,5 asistencias y 1,7 robos en 33,7 minutos en 15 PJ (récord parcial de 13-2, 86,7%)

Datos, registros y récords

  • En esta 2021-2022, Steph está siguiendo un camino similar al del año de MVP: un partido de al menos 50 puntos (53 en 2015 vs. New Orleans, 50 en 2021 vs. Atlanta) y cuatro en total con al menos 40 tantos. Ambos temporadas igualan el 10° mejor inicio de todos los tiempos en cuanto a partidos de +40 en los primeros 15 de un curso. Por delante, sólo nombres top (Wilt Chamberlain, Michael Jordan, Rick Barry, James Harden y Elgin Baylor).
  • Con los 4 partidos de +9 triples en esta temporada, Steph ya acumula 38 en toda su carrera, por lejos la mejor marca de todos los tiempos. ¿Cuán lejos? Los siguientes (Harden y Lillard) tienen apenas 9. Es más, Steph tiene más que los siguientes seis en la lista combinados (37). Además, logró +9 triples en partidos consecutivos por quinta vez en su carrera.
  • Steph se encamina a romper un récord de peso: tras 15 partidos se encuentra a sólo 57 triples de superar los 2.973 de Ray Allen para convertirse en el líder histórico de triples en Fase Regular (ya lo es sumando Playoffs).
  • Otra marca que puede superar: acumula 140 partidos seguidos con al menos un triple, segunda mejor marca de todos los tiempos detrás de su anterior mejor registro, los 157 con los que superó a Kyle Korver (127) como la mejor racha de la historia. Curry es el único jugador con dos rachas de más de 100 partidos. Hay que irse hasta el ¡8 de noviembre de 2018! para encontrar el último día en que no metió un triple en un partido.
  • No sólo de anotación se trata la cosa: en la 2021-2022, Curry ya registra cuatro encuentros con 10 asistencias. En su año de MVP unánime tuvo apenas uno en ese tramo del inicio, aunque en el de su primer MVP también registró cuatro.
  • ¿Y rebotes también? En la 2021-2022 tiene dos partidos en doble dígito de recobres, uno de ellos dando lugar a un triple-doble (en el estreno de la temporada). En sus otros dos años de MVP apenas tuvo un partido por encima de los 10 recobres dentro de los primeros 15 jugados.
  • El incremento de su volumen de triples es también claro: 119 intentos en la 2014-2015, 169 en la 2015-2015, 203 en la 2021-2022. Que la eficiencia se mantenga siempre por encima del 40% habla, al mismo tiempo, de la locura de tirador que tenemos delante nuestro.
  • Apenas un detalle dentro de todo, pero vale marcarlo: Steph apenas falló tres libres en esta 2021-2022 (sobre 72 intentos). En la 2014-2015 fueron cinco en la misma cantidad, mientras que en la 2015-2016 subió su frecuencia en la línea y mantuvo la excelencia (90-96).

Contextos colectivos

Aquí es donde, probablemente, esta versión actual de Curry saca un poco de ventaja, ya que desde lo visual y lo numérico parece haber estado mejor rodeado en el pasado. Por algo, de hecho, la temporada de su MVP unánime lo mostró liderando al equipo que terminaría con el mejor récord de todos los tiempos. En estos tres cursos hay un par de denominadores comunes: Steve Kerr como entrenador, Draymond Green como pilar defensivo y Andre Iguodala como bastión de experiencia. Ahora bien, entre los principales hay dos diferencias sustanciales: Iggy brillaba en aquellos primeros años (de hecho fue MVP de las Finales en 2015), mientras que ahora está en un rol más secundario y de líder. ¿La otra? Klay Thompson estaba sano y sumaba en ese entonces sus dos primeros selecciones para el All-Star, mientras que ahora se aguarda por su vuelta tras más de dos años inactivo.

Detrás de los principales, hay ciertas similitudes. En 2015 y 2016, Harrison Barnes era la cara como la "cuarta pata" de la estructura detrás del Big 3 (al menos desde lo numérico, ya que el peso de Iguodala era superior). En 2021 es Andrew Wiggins quien personifica esa figura. Su rol crece y, junto a la irrupción de Jordan Poole, ayuda para tapar la ausencia de Klay. ¿Y detrás? Siempre varios nombres de jugadores de rol que entienden su lugar en el equipo y cumplen en todo momento. En aquel entonces, Bogut, Livingston, Speights, Ezeli, Leandro Barbosa y un pequeño tramo de David Lee como las caras más reconocidas. ¿En la actualidad? Looney, Damion Lee, Otto Porter Jr., Bjelica, Toscano-Anderson y Payton II.

Y en ambos casos siempre parece haber una sólida mezcla de experiencia y juventud. En su momento, el núcleo el Big 3 entraba en sus 25-27 años y los veteranos eran los complementos. Seis años después, el Big 3 creció en edad pero no bajó el rendimiento, mientras que la mayoría de los complementos están debajo de los 30 y asoma sangre joven para darle recambio y energía (Poole 22 años, Kuminga y Moody 19).

¿Qué dicen las apuestas?

Una habitual mirada y parámetro. Tomamos como referencia las principales casas de Estados Unidos, como Fanduel, recordando que -por ejemplo- un registro de +200 significa que hay que apostar 100 dólares para ganar 200.

  • A comienzo de la 2021-2022: +800. Curry compartía el tercer lugar junto con Kevin Durant y Giannis Antetokounmpo, y detrás de Joel Embiid (+700) y Luka Doncic, el favorito con +200.
  • En la actualidad: +200. Sí, Steph saltó a lo más alto de la lista de las apuestas, con Durant en el segundo lugar (+500), y Giannis y Jokic detrás de él (+800).
  • A comienzo de la 2014-2015: +4000. Sí, las probabilidades no estaban con él antes del inicio, pero vaya si hicieron negocio los que apostaron.
  • A comienzo de la 2015-2016: +650. Apuesta segura, ¿no?

Las opiniones aquí expresadas no representan necesariamente a la NBA o a sus organizaciones.

Más en NBA.com

durant, chris paul
Nets y Suns, duelo en la cumbre de 2 candidatos
Sergio Rabinal
santi aldama
El diario de Aldama: 6 puntos vs. Hawks
Sergio Rabinal y Nacho Losilla
lebron, ad
Lakers con balance negativo: "Es un año largo"
Sergio Rabinal
Morant
Todo lo que se sabe de la lesión de Morant
Sergio Rabinal
tv es
Todos los partidos en TV en España
Sergio Rabinal
garuba
Garuba se retiró lesionado vs. Birmingham
Sergio Rabinal
Más noticias