);
Golden State Warriors

Stephen Curry, MVP unánime de la NBA en 2016: los otros casos que pudieron serlo

Por primera vez en 61 años de competición, el 10 de mayo de 2016 se completó el primer MVP unánime de la historia de la NBA. Stephen Curry conseguía todos los votos de primer puesto de los 121 periodistas que participaban en la votación. La estrella de los Golden State Warriors había liderado a los suyos a romper el récord de victorias de los Bulls de Jordan: 73 victorias y 9 derrotas. Una locura.

Más | La posesión: Gary Payton, la sombra de Michael Jordan

Antes de conocerse los resultados no existía duda alguna de que Curry se llevaría el premio. Iba a repetir el MVP tras llevarse el de 2015 y todo apuntaba a que el de 2016 sería unánime, el único que ha visto la liga en toda su historia. Los méritos eran extraordinarios. Fue la estrella del mejor récord en temporada regular de la liga y lideró la competición en puntos y robos por noche. Eso para empezar.

En el plano individual, Curry promedió 30,1 puntos, 6,7 asistencias, 5,4 rebotes y 2,1 robos en 34,2 minutos. Su serie de lanzamiento fue espectacular: un 56,6% en tiros de dos, un 45,4% en triples (lanzando 11,2 por partido) y un 90,8% en tiros libres. Es decir, temporada valedora del club del 50-40-90.

Por si fuese poco, los 402 triples convertidos de 886 intentos representan el récord de la NBA para triples anotados en una sola temporada. Sin palabras lo de Curry en la 2015-2016. Solo faltó añadir el anillo en las Finales contra los Cavaliers para redondear un curso que rozó la perfección, pero que no alcanzó en el momento más importante.

Aunque Curry fue elegido MVP unánime por derecho propio, existen otros casos de jugadores a lo largo de las décadas que han completado campañas merecedoras de tal etiqueta. ¿Cuáles son? Las repasamos.

Más | La Guía definitiva de "The Last Dance"

Larry Bird, por partida doble: en 1984-1985 y 1985-1986

  • Promedios 1985: 28,7 puntos, 10,5 rebotes, 6,6 asistencias, 1,6 robos y 1,2 tapones
  • Promedios 1986: 25,8 puntos, 9,8 rebotes, 6,8 asistencias, 2 robos y 0,6 tapones

De 1984 a 1986, la NBA fue de los Boston Celtics y de Larry Bird, aunque Magic Johnson y los Lakers del Showtime se colaron para vencer en las Finales del 85 y cortar lo que podría haber sido un triplete. Sin embargo, el dominio colectivo de los verdes fue notorio, con Bird al frente como su mejor jugador y MVP de tres temporadas consecutivas.

Si bien la votación de 1884 fue algo más reñida, en 1985 y 1986 Larry Legend podría haber sido unánime. Los Celtics ganaron respectivamente 63 y 67 partidos, con Bird recibiendo también en ambas votaciones 73 de 78 votos para el primer puesto.

El caso para Bird que tuvo unas extraordinarias estadísticas en el 85, el mejor curso individual de su carrera, pero no acumularon tantas victorias como equipo. Ya en 1986 los verdes fueron uno de los mejores equipos de la historia, quedándose a solo dos triunfos del récord que entonces tenían los Lakers de 1972 con sus 69 partidos ganados. ¿Qué paso en 1986? Bird decayó estadísticamente.

En 1985 fueron Magic Johnson, Michael Jordan y Terry Cymmings -estos dos últimos por partida doble- quienes recibieron los cinco votos restantes. En 1986, los cinco para Dominique Wilkins.

Michael Jordan y el 72-10: 1995-1996

  • Promedios: 30,4 puntos, 6,6 rebotes, 4,3 asistencias, 2,2 robos y 0,5 tapones

Revisándolo en el presente, es complicado entender los motivos que dejaron a Jordan sin ser el primer MVP unánime de la historia en 1996. Era su primer curso completo de regreso y MJ se mostró fulminante. Además, sus Bulls ganaron 72 partidos y batieron la mejor marca de la historia. ¿Por qué no lo fue?

Jordan tenía acostumbrada a la liga al más absoluto dominio del juego siendo exterior, cuando pocos años antes se consideraba imposible hacer algo así sin ser pívot. De hecho, sus principales competidores por el galardón esos años eran figuras como David Robinson, Hakeem Olajuwon o un interior adelantado a su tiempo como Charles Barkley. No fue la mejor temporada estadística de Jordan, pero desde luego fue la más destacada de su segunda etapa.

Hubo tres jugadores que recibieron votos para la primera posición fuera del 23: Olajuwon, Karl Malone y dos para Anfernee Hardaway. Cuesta entender la inclusión del base de Orlando, que ya era All-Star y una joven figura de primer nivel, pero a mucha distancia de la más absoluta élite. Hakeem completó otra temporada salvaje de las suyas y en 1995 fue debate si debió ser él el ganador, quizás el voto fue venganza personal de algún staff. Mientras que Malone, pese a hacer muy buena campaña, no ganaría el MVP hasta el año siguiente, cuando sí superó a Jordan y a los Bulls en temporada regular.

Por merecimientos se puede decir que este año de Jordan debió de ser el primer MVP unánime de la historia, pero por razones más allá de su propia temporada y la de Chicago la votación no resultó así.

El Shaq más dominante: 1999-2000

  • Promedios: 29,7 puntos, 13,6 rebotes, 3,8 asistencias, 0,5 robos y 3 tapones

120 de 121 votos para el primer puesto. El otro fue para un Allen Iverson que no firmó su mejor temporada, hablando del mayor nivel de élite. O´Neal lideró la NBA en puntos por partido siendo pívot, sin el más mínimo tiro y con un porcentaje de tiros libres que apenas rebasaba el 50% (52,4). El Shaq de la 1999-2000 fue el más dominante que se haya visto jamás, el pívot más destructivo.

Estaba en su mejor momento a sus 28 años y los Lakers ganaron 67 partidos en la primera temporada con Phil Jackson en el banquillo. ¿Por qué no fue unánime? Buena pregunta. Esas cifras de más de 29 puntos, 13 rebotes, más de 3,5 asistencias y 3 tapones solo las han registrado el propio Shaq y Kareem Abdul-Jabbar en los 70. Casi nada.

El año de LeBron: 2012-2013

  • Promedios: 26,8 puntos, 8 rebotes, 7,3 asistencias, 1,7 robos y 0,9 tapones

MVP en 2012, campeón y MVP de las Finales en el mismo año, y meses después oro Olímpico. En 2013 repetiría MVP, anillo y MVP de las Finales. El tramo más todoterreno de LeBron James fue ese. Los meses posteriores a la decepción de las Finales contra Dallas 2011 y hasta el comienzo de los problemas de Miami en la 2013-2014, pese a que él mantenía un nivel sublime.

Miami ganó 66 partidos y los números de LeBron solo los han dejado Bird en el 87, Jordan en el 89 y Westbrook en su año de MVP. James se llevó todos los votos salvo uno. ¿Para quién fue? Carmelo Anthony, que terminó con 28,7 puntos (líder NBA), 6,9 rebotes y 2,6 asistencias con unos Knicks de 54 victorias.

Varias de estas temporadas podrían haber terminado como MVP unánime, con la de Jordan al frente y seguidas de Shaq en el 2000 y LeBron en 2013. Incluso otros años podrían entrar, como el de Kevin Garnett en 2004 con Minnesota. Sí que sorprende mucho la de MJ porque su equipo también batió el récord de victorias, pero quizás la principal diferencia con el 2016 de Curry es que nadie consideraba la opción de que no lo fuese.

Récord de victorias, récord de triples, líder de la liga en puntos y robos, y un juego tan diferente que cautivó a millares. Desde luego que O´Neal en el 2000 fue algo nunca visto y, tal y como es el baloncesto hoy en día, no se verá en los próximos años. Puede que nunca más. Pero salvo el año de Michael Jordan en 1996, ninguna temporada de la historia de la NBA tiene la etiqueta de MVP unánime tan clara y merecida como la de Curry en 2016.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

lebron james cavs
Los 5 rivales preferidos de LeBron en Playoffs
Sergio Rabinal
nba house barcelona
Comunicado NBA Café Barelona
NBA.com Staff
shot clock
La historia del reloj de posesión en la NBA
Sergio Rabinal
charles barkley
Cuando Barkley desafió a Jordan por ser el mejor
Nacho Losilla
NBA entrenamiento
La progresiva vuelta a los trabajos para los equipos
NBA.com Staff
leuer
Jon Leuer se retira del baloncesto
Sergio Rabinal
Más noticias