);
The Last Dance

"The Last Dance": 10 detalles detrás de escena

Scottie Pippen and Michael Jordan won their sixth NBA championship together in 1997-98.
Pippen y Jordan ganaron 6 anillos juntos.

En tiempos donde la pandemia del coronavirus COVID-19 genera un impacto absoluto en el día a día de los deportes en vivo a nivel mundial, un efecto que tiene -entre otras cosas- a la NBA suspendida de manera indefinida desde el 11 de marzo, la llegada de "The Last Dance" roza la perfección en todo sentido. Este esperado documental, producido por ESPN, NBA Entertainment, Mandalay Sports Media, Jump 23 y Netflix, se estrenará mundialmente este fin de semana (domingo 19 en Estados Unidos, lunes 20 en el resto del mundo) y entregará una sensación única para cubrir esa necesidad de deportes. Aunque claro, será mucho más que deportes. Será un viaje único a aquellos icónicos Chicago Bulls de Michael Jordan y su temporada 1997-1998, la del último título de Su Majestad.

La serie de 10 capítulos parece ir más allá de los aficionados de la NBA. Se presenta como una pieza histórica para todo amante de los deportes, con la figura de MJ como centro de escena absoluto. Si bien se magnifica por el momento, la expectativa ya era realmente enorme, con un par de trailers como prueba suficiente y clara para entender que se viene algo muy especial.

Más | Las fechas de "The Last Dance"

Ahora bien, ¿cómo se hizo The Last Dance? Nos metemos en un viaje al detrás de escena del documental, con grandes detalles que presenta The Athletic, en una extensa entrevista de Richard Deitsch con Jason Hehir, director de The Last Dance.

¿Cómo se gestó el proyecto "The Last Dance"?

Para la piedra madre que comenzó esta aventura hay que viajar a la mismísima temporada 1997-1998. Jordan y sus compañeros de los Bulls le dieron a NBA Entertainment (a partir de la idea Andy Thompson, ejecutivo) un acceso exclusivo con las cámaras al detrás de escena del equipo durante aquel curso, catalogado como "The Last Dance" (el último baile) por el propio entrenador Phil Jackson, quien sabía que era su última campaña en Chicago (y el final para varios de aquel plantel). Esas imágenes son prácticamente desconocidas.

En julio del 2016, Hehir se juntó para cenar con Mike Tollin, un respetado productor y director con experiencia en películas deportivas, quien lo buscó para ese encuentro. A comienzos de ese año, Tollin se acercó a los representantes de Jordan con la idea de hacer un documental sobre aquellas imágenes de 1997-1998. Tollin, quien tenía una gran impresión de Hehir por el "30 for 30" de ESPN sobre "The Fab Five", habló en aquella cena sobre la realización de un documental de ocho partes sobre aquellas imágenes de los Bulls, y le preguntó a Hehir sobre cómo se vería eso en la pantalla.

Durante la semana siguiente, Hehir se metió de lleno en el mundo de Jordan y le presentó a Tollin una carpeta de 14 páginas, lo que impresionó a Tollin y llevó a Hehir a una reunión con tres personas clave alrededor de Jordan: Estee Portnoy, manager de negocios de MJ, Curtis Polk, encargado de los temas financieros y de negocios de MJ (y ejecutivo de Charlotte Hornets), y Gregg Winik, dueño de su propia productora desde 2006 (Winik Media) y ex encargado de las divisiones de programación y producción de la NBA durante 16 años. Tollin ya le había presentado una idea de documental a ellos, antes de que Herir entrara en escena.

Más | Las 5 historias más interesantes para descubrir en "The Last Dance"

Se pensaron ideas, pero no se avanzó en ese momento. Hehir se metió en la dirección the otro documental que resultó exitoso ("Andre The Giant"), y después llegó el momento. En 2018 quedó disponible, y coincidió con el entorno de Jordan listo para avanzar con su proyecto. Tollin, representando a todas las partes de la producción, llamó a Hehir para preguntarle si quería dirigir el documental, y la respuesta positiva fue automática.

"Cuando nos reunimos con Jason, sentimos que entendía nuestra visión y que tenía pasión por el proyecto. Para nuestro grupo era importante que el proyecto se viera como algo más que un documental de deportes, y sentimos que Jason entendió ese mensaje", contó Curtis Polk.

La construcción de los episodios

El mayor desafío del proyecto, según Hehir, fue la construcción cronológica de un proyecto de 10 episodios, ya que la preocupación pasaba por evitar la confusión del televidente ante la necesidad de viajar en el tiempo, sabiendo al mismo tiempo que la base cronológica era sobre la temporada 1997-1998 de los Bulls.

Entonces, el documental fue dividido en episodios por meses de aquella temporada, y en cada uno de ellos se puede ir hacia atrás en el tiempo de acuerdo a diferentes temas. Los capítulos, entonces, son de octubre, noviembre, diciembre, enero, febrero, marzo, abril, mayo y junio, con mayo (de 1998, claro) con dos capítulos por la cantidad de material de los Playoffs de aquel curso.

Esta idea para cubrir la cronología se vio como la más adecuada para la visión de la audiencia, y tiene la ayuda de diferentes gráficos para entender a qué momento del tiempo se refiere cada tramo.

Más | ¿Cómo se armó el plantel de Chicago Bulls en la temporada 1997-1998 que cubrirá The Last Dance?

El primer encuentro Jordan-Director

Por supuesto que el centro del documental es mucho más que un equipo. La figura de Michael Jordan se lleva absolutamente todas las miradas del documental. Y no hay nada mejor que saber que Su Majestad estuvo profundamente implicado en la historia para saber que estamos ante testimonios y documentos muy especiales.

Hehir contó que sus primer encuentro con Jordan, que duró menos de una hora, fue el 27 de septiembre de 2017, en un hotel de Manhattan, New York. El ida y vuelta que describió el director grafica parte del concepto del proyecto:

"Le pregunté por qué quería hacer esto, y me respondió que no quería. Le dije '¿por qué no?', y me dijo 'cuando la gente mire estas imágenes, no estoy seguro de que puedan entender por qué era tan intenso, por qué hice esas cosas, por qué actué como lo hice y por qué dije las cosas que dije'. Me dijo que había alguien llamado Scotty Burrell (NdeR: parte del plantel de los Bulls) con quien estuvo toda la temporada, y que 'cuando vean las imágenes, pensarán que soy una persona horrible. Pero tendrían que entender la razón por la cual lo traté así, porque necesitaba que fuera fuerte en los Playoffs, donde nos íbamos a enfrentar a Indiana, Miami y New York en la Conferencia Este. Él necesitaba ser duro y yo necesitaba saber que podía contar con él. Y esas son las cosas, como mi manera de ser en los entrenamientos, que la gente no entenderá al verlas'.

"Entonces le dije que era genial, porque el proyecto era la oportunidad. Teníamos 10 horas para describir todo y articularlo de la manera en que él lo había hecho conmigo", señaló Hehir, quien explicó que la conversación desde ese punto fluyó por completo, y graficó ese encuentro como conocer a Santa. Hehir, además, dijo que creía que Jordan y su equipo habían apreciado que haya estudiado la vida de Jordan durante años, y que tenía las mejores intenciones de contar una historia honesta y difícil de contar por momentos.

Las entrevistas con Jordan

Decíamos que Jordan fue un participante por demás activo del documental. Fueron tres las entrevistas que se le realizaron para esta historia. "Le dije que iba a haber algunas preguntas que podrían ser incómodas pero que las tenía que preguntar para que el relato sea lo más sincero posible, y desde el primer día me dijo que podía preguntar lo que yo quisiera. Creo que confió de manera suficiente en mí para contar una historia honesta y responsable" , explicó Hehir.

El director contó que su idea era usar la primera entrevista para lograr contenido de los primeros cuatro episodios, la siguiente se iba a enfocar en los próximos tres, y la última sería apuntada a los últimos tres capítulos. "Fue receptivo, carismático, respetuoso y estuvo completamente conectado", explicó Hehir, quien agregó: "el desafío para mí era mantenerlo estimulado y conectado durante toda la entrevista, y por eso le iba mostrando videos u otras entrevistas en un iPad. Por ejemplo, en lugar de decir algo que dijo Isiah Thomas en los '80, le mostraba el video con Isiah diciendo exactamente las palabras. Y así podíamos ver su respuesta más visceral sobre Isiah".

El Jordan más íntimo y emocional

La apertura de Jordan con el proyecto parece más que clara, al punto de encontrar a un Michael completamente metido en cada momento de los relatos. Hehir contó algo muy particular en la entrevista con The Athletic, sobre una situación del final del episodio 7, donde le pregunta si la intensidad que mostraba para todo había sido a cambio de que fuera percibido como una persona agradable o buena.

¿La respuesta de MJ? "Ganar tiene un costo, el liderazgo tiene un costo. Entonces, presionaba a la gente cuando no quería ser presionada. Los desafiaba cuando no querían. Y me gané el derecho porque los compañeros que venían hacia mí no pasaron por todas las cosas que yo pasé. Una vez que te unías al equipo, vivías en un estandar en relación a lo que yo jugaba. Y no iba a aceptar menos. Si eso significa que tenía que ir y meterme un poco sobre vos, lo iba a hacer. Se lo pueden preguntar a todos mis compañeros. Algo claro sobre Michael Jordan es que él nunca me pidió hacer algo que él no hiciera. Cuando la gente vea esto, dirán 'realmente no era un buen muchacho. Fue un tirano'. Bueno, ese serías vos, porque nunca ganaste nada. Yo quería ganar, quería que ellos pudieran ganar, pudieran ser parte de eso. No necesito hacer esto, lo hago porque esto es lo que soy. Así es cómo jugaba. Esa era mi mentalidad. Si no querés jugar de esa manera, no juegues de esa manera".

Fuerte, ¿no? Bueno, lo que pasó automáticamente después de esa respuesta lo potencia: Jordan, completamente emocional y cerca de las lágrimas, pidió por una pausa en su relato. Toda una definición de cómo MJ sentía y vivía aquellos momentos.

Los entrevistados

Parte de lo que hace tan especial a "The Last Dance", además, es la cantidad y calidad de los testimonio conseguidos por la producción. Hehir contó que la lista inicial de nombres era de más de 200, y que el número final de entrevistados fue de ¡106! personas. Nadie rechazó la propuesto, ni siquiera Barack Obama, ex presidente de Estados Unidos.

"Eso es por Michael. Obama no es alguien que puedas tener su número de teléfono y enviarle un mensaje. Pero Michael tenía esa conexión", explicó Hehir, quien detalló: "Fui muy claro en que no quería a nadie que no tuviera una conexión orgánica con la historia. Como Michael era súper famoso, la tentación era sumar la mayor cantidad de gente famosa posible. Hubo muchas miradas al respecto entre todos los productores, pero como director y creador de películas, yo quería contar la historia de este equipo como si no fuera súper famoso. Quería contar quiénes eran los seres humanos que construyeron a este equipo, cómo se hicieron tan famosos y cómo manejaron la fama".

La lista de entrevistados, entre compañeros, entrenadores, rivales, personalidades y más, pasa por todos lados.

Las horas de producción e imágenes

El diretor de "The Last Dance" contó que su equipo, en un momento, tenía más de ¡10.000 horas! de imágenes, incluidas 500 horas de material exclusivo de NBA Entertainment sobre aquel curso, según The Washington Post. Por supuesto, el trabajo de edición fue exhaustivo.

Fueron seis los editor trabajando en la serie, liderados por Chad Beck, quien, según Hehir, editó varios capítulos por su cuenta y fue instrumental en el producto final. Nina Kristic, editora de archivo, fue responsable de las imágenes que eran raras u oscuras, mismo rol que tuvo en el documental de ESPN de "OJ: Made in America", sobre la vida, carrera e historia de OJ Simpson.

Las notas de Jordan

MJ ya pudo ver los capítulos, y Hehir contó que Jordan envió varias notas activamente a los creadores durante el proceso, notas que eran geniales y no por demás críticas, que incluso podían agregar un plus.

¿Un ejemplo? En un momento del episodio 8, enfocado en el regreso de Jordan a los Bulls en marzo de 1995. Ese duelo fue frente a Indiana y la idea era saltar de ese partido del 19 de marzo a los 55 de Jordan contra los Knicks ("The Double Nickel") del 28 de marzo. Pero Jordan le dijo a Hehir, después de ver una parte del producto, que entre esos partidos anotó un tiro ganador contra Atlanta, en su cuarto encuentro desde el regreso, que MJ consideró clave para sentirse como su versión previa. Después de ese comentario, esa parte fue agregada.

"Una cosa es que esa nota me la entregue alguien de la NBA o de búsqueda, que sería una gran nota de parte de cualquiera. Pero cuando esa apreciación te la da alguien en primera persona, es un nivel completamente diferente" , describió Hehir.

Una conexión emocional con Kobe Bryant

La leyenda de Los Angeles Lakers está entre los 106 nombres de entrevistados para el documental, algo completamente lógico por ese vínculo especial que lo unía a Jordan. Los creadores finalizaron una escena con Kobe a mediados de enero, cerca de una semana antes de su trágica muerte.

"Escuchar a Kobe en esa escena decir que Michael era como su hermano mayor, y después escuchar a Michael en el memorial de Kobe, con su ya famoso discurso de 'descansa en paz, hermano pequeño', muestra lo genuina que fue su relación. La escena, sin dudas, ahora tiene muchísimo más significado" , explicó Hehir.

Los efectos del Coronavirus en la producción

¿La pandemia impactó en algo al documental? Hehir respondió: "La colaboración es un factor enorme en un poyecto así. Los momentos más importantes en el proceso creativo generalmente vienen de ideas espontáneas que se generan cuando todos estamos sentados juntos en una sala, mirando algún corte o discutiendo el proyecto durante un almuerzo o cena en la oficina. La eliminación de esos momentos fue dura. Si bien hacemos lo mejor en reuniones de Zoom o cadenas de mensajes, no es lo mismo" .

La edición final de algunas partes se estuvo haciendo en diferentes secciones en lugar del proceso previo estando todos juntos. Pero, según Hehir, el equipo de post-producción tiene herramientas del más alto nivel profesional en sus hogares para cumplir con la tarea. "Tenemos un equipo increíble, por lo que no hay una caída en la calidad del producto final" , señaló Hehir.

Los cambios de fechas

Originalmente, "The Last Dance" estaba pautado para estrenarse en junio, pero se terminó adelantando para este fin de semana del domingo 19 de abril. ¿Influyó la 'presión' pública en pleno aislamiento social por el Coronavirus?

"No lo llamaría de esa manera. Teníamos un calendario y un plan para presentar el documental en las noches libres de junio, durante las Finales NBA. Con los cambios del calendario y la suspensión, no tenía mucho sentido ese plan. En el momento que lo pensamos sí lo tenía, porque íbamos a contar con una plataforma increíble de promoción como las Finales. Este es un producto de una altísima calidad como nunca antes tuvimos, así que buscamos adelantarlo. No estaba del todo seguro sobre si podía ser posible desde el punto de vista de la producción, pero cuando Jason (Hehir) and Mike (Tollin) nos mostraron lo que era posible en cuanto al proceso, lo pudimos definir. Pero sí puedo decir que vimos un sentimiento orgánico e increíble para adelantar el estreno" , explicó Connor Schell, Vicepresidente de ESPN.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Julius Randle en el Madison Square Garden
Panorama de los Knicks para la 2020-2021
Carlos Herrera Luyando
duplas
Las 10 parejas que más se asisten en la 2019-20
Juan Estevez
Graham Hornets Rozier
Test de compatibilidad: Graham y Rozier
Juan Estevez
Draft
La Guía del NBA Draft 2020: sistema y jugadores
Juan Estevez
NBA entrenamiento
La progresiva vuelta a los trabajos para los equipos
NBA.com Staff
LeBron
LeBron vs. LeBron: ¿cómo ha evolucionado su juego?
Juan Estevez
Más noticias