);
The Last Dance

"The Last Dance": Michael Jordan, la apariencia de "hombre horrible" por su trato a Scott Burrell y la defensa de su ex compañero

La expectativa por el estreno de "The Last Dance" (este domingo 19 en Estados Unidos por ESPN, al día siguiente en el resto del mundo a través de Netflix) es enorme, y las historias alrededor del documental de 10 episodios sobre Michael Jordan y aquellos legendarios Chicago Bulls de la temporada 1997-1998 no paran de salir a escena. Se espera que la creación de Jason Hehir revele imágenes inéditas de la intimidad de uno de los equipos más icónicos de la historia del deporte, centradas en la figura de Su Majestad.

Más | "The Last Dance": 10 datos detrás de escena

En una entrevista con The Athletic, Hehir (director) contó muchísimos detalles del detrás de escena, y entres ellos hay una parte de su primera conversación con Jordan que rebotó muchísimo. MJ le habló al director sobre Scott Burrell, ex compañero en aquellos Bulls, y le dijo que "cuando vean las imágenes, pensarán que soy una persona horrible. Pero tendrían que entender la razón por la cual lo traté así, porque necesitaba que fuera fuerte en los Playoffs. Él necesitaba ser duro y yo necesitaba saber que podía contar con él. Y esas son las cosas, como mi manera de ser en los entrenamientos, que la gente no entenderá al verlas".

La mentalidad competitiva de Su Majestad es por demás conocida, y en el camino -como el reconoce- ha tenido un precio de quizás ser tratado como un mal compañero. Pero es probable que lejos esté de ser una realidad, y así lo cree el propio Burrell. "Espero que la gente no crea que él era un acosador. Simplemente era amor duro (thoug love, en inglés)", señaló en una entrevista con el Daily News.

Más | ¿Cómo se armó el plantel de Chicago Bulls en la temporada 1997-1998 que cubrirá The Last Dance?

Burrell, hoy entrenador de la Universidad Southern Connecticut State, disputó ocho temporadas como jugador NBA, y en su quinta llegó a los Bulls para su único año ahí, justo el de la 1997-1998. El alero era una pieza de rotación para Phil Jackson, y promedió 5,2 puntos y 2,5 rebotes en 13,7 minutos en fase regular (80 partidos), y 3,8 tantos y 2,0 recobres en 12,4 minutos durante los Playoffs (21 encuentros).

"Esa era la forma en que Michael competía. En realidad, era la forma en que se competía en ese entonces. Si no te gustaba, podías pedir un traspaso o firmar en otro lado. Yo esperaba ansiosamente los entrenamientos día a día, sin importar cuán duro fuera conmigo", describió Burrell sobre Jordan. Además, señaló que probablemente con él fuera diferente por ser el único nuevo en aquel plantel. "Era duro con todos. Si parece que fue un poco más duro conmigo probablemente es porque lo fue, pero yo era el único nuevo. Le gritaba a todos, pero ellos ya habían aprendido lo que tenían que hacer", explicó.

Más | ¿Cómo funciona el triángulo ofensivo? Así era el sistema de juego de los Chicago Bulls de Phil Jackson y Michael Jordan

Burrell, quien reconoce que "hoy te meterías en problemas si intentas entrenar o liderar de aquella manera", cerró con una broma: "Le envié un mensaje de texto y le agradecí por haberme dado como 1.000 entrevistas ahora". Sin rencores para con Jordan, un líder único.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Julius Randle en el Madison Square Garden
Panorama de los Knicks para la 2020-2021
Carlos Herrera Luyando
duplas
Las 10 parejas que más se asisten en la 2019-20
Juan Estevez
Graham Hornets Rozier
Test de compatibilidad: Graham y Rozier
Juan Estevez
Draft
La Guía del NBA Draft 2020: sistema y jugadores
Juan Estevez
NBA entrenamiento
La progresiva vuelta a los trabajos para los equipos
NBA.com Staff
LeBron
LeBron vs. LeBron: ¿cómo ha evolucionado su juego?
Juan Estevez
Más noticias