San Antonio Spurs

Tim Duncan, el símbolo de un camino al éxito en la NBA

Como sucede muchas veces, a mediados de 1997 era claro que jugador sería escogido con el primer pick del Draft de la NBA. Se trataba de un joven de 21 años y 2,11 metros de estatura oriundo de Saint Croix, la isla más grande de las Islas Vírgenes Estadounidenses, un territorio del país norteamericano que se ubica al sudeste de Puerto Rico y que queda más cerca de Venezuela que del territorio continental de Estados Unidos.

Allí ese chico llamado Tim Duncan soñaba con ser nadador como sus hermanas Tricia y Cheryl y se entrenaba en ese deporte aspirando a poder llegar a unos Juegos Olímpicos, como lo hizo Tricia en la edición de Seúl 1988. El destino sin embargo tendría otros planes en 1989: el devastador Huracán Hugo, que lamentablemente generó 67 muertes en su paso por el Caribe y el sur de Estados Unidos, pasó por Saint Croix con ráfagas de viento de 270 kilómetros por hora: fallecieron unas tres personas y se dañaron gran parte de los edificios. Entre tantos daños, la única pileta olímpica de la isla no se salvó.

Los entrenamientos pasaron a realizarse en el mar, algo que Tim contó que no le gustaba. Su padre ha agregado que esto se debía al miedo que le tenía un Timmy de 13 años a la presencia de los tiburones. Era momento de que Duncan encuentre una nueva pasión a la que dedicarle todo el empeño que ponía en la natación y, con su tamaño, el básquetbol parecía una opción obvia, empujada por un aro de básquetbol que había enviado una de sus hermanas desde Estados Unidos. Una elección totalmente exitosa.

El destino también parecía escrito para San Antonio Spurs, una franquicia que desde el debut de David Robinson en la temporada 1989-1990 era protagonista en la Conferencia Oeste pero que no podía acercarse a las Finales de la NBA: no faltaban nunca a los Playoffs pero solamente en 1995 habían llegado a la definición de la Conferencia Oeste. Tenían un equipo muy competitivo pero solamente con Robinson estaba claro que no les alcanzaba en la era de Michael Jordan, Charles Barkley, Hakeem Olajuwon, Karl Malone, Shaquille O'Neal, Patrick Ewing y más cracks.

Los Spurs no eran lo suficientemente buenos para ser campeones pero tampoco eran tan malos como para volver a tener el pick 1 del Draft, forma de la que les había caído Robinson. Y sin el camino del Draft, la otra forma de potenciarse es la Agencia Libre pero un mercado como San Antonio nunca será la opción más tentadora para una súperestrella.

Un suceso desafortunado como la fractura de David Robinson en uno de sus pies terminó dejando a San Antonio sin opciones en la campaña 1996-1997 y los texanos, ya bajo el comando de Gregg Popovich, terminaron con el segundo peor récord de victorias-derrotas de la NBA. Finalmente estaban bien posicionados para un Draft, pero la lotería indicaba que la mayor cantidad de oportunidades (27,5% contra un 21% de los Spurs) de hacerse con el pick 1 las poseía Boston Celtics, que había ganado cinco partidos menos que San Antonio. Duncan, el premio gordo de 1997, parecía de camino a Massachussetts. Pero en la lotería la suerte estuvo del lado de los de Texas, que en ese momento vivían un día clave de su historia aún sin saberlo (aunque quizá pudiendo avisorarlo).

La verdad es que la suerte de San Antonio fue mayor aún si tenemos en cuenta que Duncan pasó cuatro años en la Universidad de Wake Forest y que se esperaba que salte antes a la NBA: a inicios de 1996 ya era un jugador dominante en el básquetbol universitario con contratos multimillonarios esperándolo, como ya había sucedido con Kevin Garnett o Kobe Bryant. Pero Tim eligió seguir un poco más en las gateras: "¿Por qué debería hacer ahora algo para lo que estaré mejor preparado en el futuro?", comentaba para ratificar su decisión de seguir en Wake Forest por un año más, cumpliendo así también con el deseo de su difunta madre de que él se gradue en la universidad (donde estudió psicología).

Duncan habría entrado al Draft de 1996, el mítico Draft de Allen Iverson, Kobe Bryant, Ray Allen, Steve Nash y varios futuros All-Stars más (ninguno con más titulos ganados que Duncan) y seguramente hubiera sido una de las primeras cinco elecciones, yendo a los 76ers, Grizzlies, Raptors, Bucks o Timberwolves. San Antonio ni siquiera tenía su eleccion de primera ronda aquel año: se la había traspasado a Detroit Pistons tres años antes.

En 1997 en cambio habría quedado una camada más floja, con Keith Van Horn, Chauncey Billups, Ron Mercer y Antonio Daniels como protagonistas principales (Tracy McGrady, de 18 años recién cumplidos, no era pensado como un posible pick top 3). Con todo el respeto a un MVP de las Finales (2004) como Billups, es difícil pensar que él habría cambiado la historia de los Spurs. De hecho él terminó siendo la elección de Boston con el pick 3 y los Celtics no le tuvieron paciencia al base novato, traspasándolo a Toronto Raptors a la mitad de su primera temporada.

Todo eso es atribuible al destino o a lo que elijan. San Antonio Spurs estaba en el lugar indicado en el momento indicado para hacerse con la figura indicada. Y desde el día 1 disfrutó todo lo que Duncan tenía para darle: estamos hablando de un jugador que como novato promedió 21,1 puntos, 11,9 rebotes, 2,7 asistencias y 2,5 tapones con un 54,9% de acierto en tiros de campo y que encajaba perfecto al lado de Robinson en la NBA de aquella época, con tanto énfasis en el juego interior. Eran dominantes en ataque e impenetrables en defensa: de hecho Duncan es el último novato en haber integrado uno de los quintetos ideales de defensores, algo que solamente lograron otros cuatro jugadores en la historia (Kareem Abdul-Jabbar, Manute Bol, Hakeem Olajuwon y el mismo Robinson).

Más | Los grandes números de la legendaria carrera de Tim Duncan en la NBA

En fin, todo eso llevó a los Spurs a poder aprovechar la oportunidad una vez que la dinastía de los Chicago Bulls de Michael Jordan se terminó. Con una actuación espectacular de Duncan en las Finales (27,4 puntos y 14 rebotes de promedio para ser elegido MVP), San Antonio conquistó en 1999 su primer título de la NBA en su primera presencia en las Finales.

Hasta entonces solamente dos jugadores elegidos con el primer pick del Draft habían logrado ser campeones de la NBA en su primer o segundo año en la liga: Kareem Abdul-Jabbar y Magic Johnson. Pero los Lakers ya eran una franquicia ganadora y de primeros planos antes de la llegada de Magic, mientras que los Bucks apenas disfrutaron a Kareem durante seis años consiguiendo un titulo y un subcampeonato. Duncan es el pick 1 que mayor simboliza lo que significa cambiar una franquicia de principio a fin.

Tim arribó a San Antonio para jugar en unos Spurs que en 20 años en la NBA nunca habían disputado unas Finales y se fue del básquetbol en 2016 luego de haber conquistado cinco títulos en seis Finales y de haber llegado a las finales de Conferencia en tres ocasiones más. Nunca los dejó faltar a los Playoffs: hasta en el año de su retiro compitió hasta el final siendo protagonista. San Antonio no fue una de las tres mejores defensas de la NBA en apenas ¡tres temporadas! de las 19 que jugó Duncan.

Tener a un gran entrenador como Gregg Popovich y a compañeros de élite como Manu Ginóbili, Tony Parker y Kawhi Leonard ayudó, pero San Antonio Spurs no se explica sin la elección de Duncan en el Draft, sin el hecho de que el hombre del dorsal 21 eligió pasar toda su carrera allí aunque haya tenido que resignar dinero para mantener al equipo siendo lo más competitivo posible.

Hoy San Antonio es una de las cinco franquicias que mayor cantidad de títulos posee, junto a Los Angeles Lakers, Boston Celtics, Golden State Warriors y Chicago Bulls. Cuatro franquicias de mercados grandes y los Spurs, ocupando ellos un lugar en el que la dinámica del mercado indica que no deberían estar. Un lugar al que los llevó un muchacho que soñaba con ser nadador y que terminó siendo el símbolo de uno de los tantos caminos al éxito de la NBA, una competencia que mediante el Draft permite que todos los equipos sueñen de forma realista con llegar a la gloria.

"Obviamente esperamos mucho de él", dijo Gregg Popovich la primera vez que lo cruzaron con Duncan en televisión, en aquella noche del Draft. "Nos ayudará a estar donde estuvimos en el pasado" dijo Pop, y ahí es donde se equivocó. Duncan los llevó muchísimo más lejos.

San Antonio ganó el 71% de sus partidos de Fase Regular en la NBA en la "Era Duncan", siendo esta la mejor marca en la historia de la liga en un pasaje de 19 años como fue la trayectoria de Tim (de 1997 a 2016). Tim y Gregg Popovich lograron 1.001 triunfos juntos, la mayor cantidad para cualquier dupla de jugador y entrenador.

El éxito fue una constante bajo una fórmula de trabajo que nunca cambió: lo único que se modificó con el tiempo fue el estilo de juego del equipo, aunque siempre con una mentalidad de poner al trabajo en conjunto por encima de todo, sin que Duncan se queje por tener más o menos protagonismo. Si él no lo hacía, ¿cómo podían atreverse los demás?. El hecho de que los Spurs siempre tengan un 61% o un porcentaje mayor de victorias con él en el equipo hablaba por él (y exceptuando la temporada 2009-2010, el resto estuvieron por encima del 64,5%).

Tim ganó muchísimo dinero, pero podría haber ganado más en publicidades y en contratos yéndose a otras franquicias más atractivas desde el punto de vista del marketing o con mayor espacio salarial para tentarlo. Eligió dejarlo a un lado, pudo darse ese privilegio. Lo que logró fue más importante para toda una comunidad: puso a San Antonio, Texas, en el mapa mundial y de hecho se puede argumentar que su llegada a la franquicia en 1997 con el rápido éxito en 1999 impidió que se piense en algún momento en mudar a los Spurs a otra ciudad. Duncan no construyó una franquicia, pero si la definió.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

jordan, olajuwon, malone
Ranking NBA: los mejores de los 90s
Sergio Rabinal
Ja Morant
¿Qué joven estrella dará el mayor salto en 2021-22?
NBA.com Staff
bagley, knox, bamba
3 jóvenes en el punto de mira en 2022
Sergio Rabinal
joe johnson
¿Joe Johnson de vuelta? 3 destinos
Sergio Rabinal
spurs-game-7-hornets-2008
Balance de triunfos y derrotas de los 30 equipos
Juan Estevez
Wilt Chamberlain
Philadephia 76ers y un caso sin precedentes
Juan Estevez
Más noticias