);
NBA

Kyle Lowry brindó una clínica de liderazgo y juego y Toronto Raptors extendió su racha ganadora ante Los Angeles Lakers

Han pasado casi cinco meses entre el último partido oficial de Toronto Raptors antes de la suspensión y esta reanudación de la temporada 2019-2020. En el medio, las incertidumbres de la pandemia y las dudas sobre lo que podría suceder. Claro que el tiempo no parece haber pasado para el conjunto de Nick Nurse, que regresó en Walt Disney World dando la misma sensación que ofrecía antes de la pausa: la de ser un equipo tan candidato como los principales que se nombran. Ya no estará Kawhi Leonard, pero hay un bloque sólido que puede competir contra cualquiera. Sino, bastante con preguntarle a Los Angeles Lakers.

Más | TJ Warren tuvo la noche de su vida con Indiana Pacers y despachó a Philadelphia 76ers con ¡53 puntos!

El líder del Oeste sufrió horrores ante el #2 del Este (récord de 47-18), que llevó el partido con su defensa y tuvo más resto en el tramo final para concretar una ráfaga matadora que terminó destrozando a los de Frank Vogel. Todo bajo la conducción de un magistral Kyle Lowry, que fue la gran estrella del 107-92 del campeón defensor ante los de California, un primer paso a todo ritmo en Orlando.

A continuación, algunas observaciones del partido:

  • Kyle Lowry parece ser como todo buen vino: se pone mejor con el tiempo. Su papel en las Finales del 2019 parece haberle sacado una mochila de encima, y su gran 2019-2020 tuvo continuidad en este reinicio. Líder absoluto de los Raptors, con un enorme corazón y sacrificio, con inteligencia y picardía para conducir, con coraje para dejar la piel en defensa, con miles de recursos en su camino al aro y, esta noche, con la mira encendida: 5-9 triples en su camino a los 33 puntos, con 8-16 campo y 12-15 libres. Además, 14 rebotes, 6 asistencias y un robo en 35 minutos de acción. Una producción brutal del 6 veces All-Star, cada vez más jugador a los 34 años.
  • El tramo final de Toronto fue una locura. Con la misma fiereza defensiva de todo el partido, y con una marcha más en ataque, pasando por encima a los Lakers con más recursos y con su habitual poder en transición. Del 83 iguales a 6m30 del final, a un parcial de 24-9, dejando a los Lakers en 27,3% de campo y generando tres pérdidas. Cinco jugadores de los Raptors anotaron en este tramo, en una muestra del sentido colectivo del equipo.
  • Mencionamos a la defensa de Toronto como algo para destacar: dejó a los Lakers en un pobre 35,4% de campo (10-40 en triples), generó 18 pérdidas y, sobre todo, limitó a las estrellas. Anthony Davis apenas sumó 14 puntos, con 2-7 campo (9-9 libres) en 35 minutos. Y lo de LeBron (20 tantos, 10 rebotes y 5 asistencias) también fue por debajo de su línea habitual. Esta vez llegó´un aporte del banco (50 de los 92 puntos), pero sin los pilares todo es más difícil. Puro mérito de los canadienses.
  • Otros datos del impacto defensivo de los Raptors en los Lakers: generaron en LA su tercera peor anotación de la temporada, el peor porcentaje de campo en un partido y el peor rating ofensivo también en un encuentro (89,3 puntos cada 100 posesiones).
  • Descomunal trabajo de OG Anunoby: una referencia defensiva habitual, junto con una explosión en ataque que tuvo 23 puntos (5-6 dobles, 3-3 triples, 4-4 libres). Si el joven alero encuentra esta regularidad, Toronto será aún más peligroso.
  • Sólida producción de Marc Gasol, tomando de a poco más ritmo: 8 puntos (3-7 campo, 2-2 libres), 7 rebotes y 2 asistencias en 25 minutos. Serge Ibaka complementó con 4 unidades, 4 recobres y 2 tapones en 19 minutos.
  • Toronto está de racha frente a Los Angeles Lakers: la de esta noche fue su 11° victoria consecutiva ante los de California, que no ganan en este duelo desde el 30 de noviembre de 2014 en Staples Centers.

Así fueron las actualizaciones del encuentro en vivo.

ESTADÍSTICAS | JUGADAS

Buen inicio de Toronto; reacción del banco Laker

Tremendo comienzo de Toronto, marcando el ritmo desde el inicio con su agresiva e intensa defensa y clavando un parcial de 13-0 de salida en apenas 3 minutos, con dos triples de Siakam y Lowry y siete unidades de Anunoby (con una conversión a distancia), exhibiendo además su habitual buena circulación de balón.

El banco de los Lakers trajo la reacción. Caruso empezó a molestar en defensa y, sobre todo, Kuzma trajo puntos automáticos cuando la ofensiva estaba estancada (7 tantos). Hasta Markieff Morris encontró un par de veces dormida a la defensa canadiense e hizo la suyo para que la diferencia inicial bajara a apenas dos: 23-21. Enorme negocio para los de Vogel considerando que LeBron y Davis casi no impactaron: 3 unidades y 1-5 de campo combinados.

Ventaja para los de LeBron

Por algo ambos equipos están en la elite de la liga en defensa. Caminos cerrados, intensa lucha, opciones reducidas... El aro estuvo cerrado para ambos y los porcentajes de campo fueron un buen indicativo: 38,1% para los de Vogel, 34,9% para los de Nurse. En esa dinámica, los de California sacaron una ventaja a partir de algo que sigue siendo una grandísima noticia para sus aspiraciones: la producción de sus suplentes, una de sus grandes dudas.

18 de los 23 puntos de los Lakers en el segundo cuarto fueron desde el banco con cinco manos diferentes: 5 de Waiters y Caruso, 4 de Howard y 2 de Morris y Kuzma. Espectacular rendimiento para tomar una ventaja de 44-41 al entretiempo.

Un ida y vuelta a toda marcha

Las defensas siguieron imponiendo condiciones en un partido por demás parejo. Lowry demostró porqué es el líder de los canadiense y jugó en tercer cuarto fantástico, agresivo y encontrando varios caminos al aro para sumar 12 puntos y 7 rebotes, siendo clave para tocar una máxima de 13 (63-50) después de un golazo de reversa.

Pero claro, los Lakers no se quedaron atrás. El empuje de un Davis que luchó más de lo que fluyó (10 tantos en el 3°, con 8-8 libres), un triple de Kuzma y una guapeada de LeBron bajaron la diferencia casi al mínimo (72-70).

La estocada canadiense

El comienzo del último cuarto parecía romper con la dinámica anterior, con ambos intercambiando triples cuando no los venían encontrando en toda la noche. Dos de LeBron, uno de Kuzma y uno de Davis del lado oro y púrpura. Dos de Anunoby y uno de Lowry en el costado canadiense. El palo y palo parecía durar, pero Toronto tomó una luz. Hilvanó un par de buenas defensas, aprovechó dos pérdidas y clavó un parcial de 10-0 con una buena definición de zurda de VanVleet, un genial 2+1 de Siakam, un vuelo de Anunoby en soledad y un triple de VanVleet para ponerse 93-83 a 5 minutos del cierre.

Después llegaría otro parcial de 10-0, iniciado por 6 puntos de Lowry (un triple y tres libres tras sacar falta en un intento lejano) y culminado por un alley-oop de VanVleet para Anunoby, y la historia pasó a 104-88 a poco menos de 2 minutos del final. En un abrir y cerrar de ojos, Toronto despachó sin piedad a los de LeBron James.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Clippers
Previa de Clippers rumbo a la 2020-2021
Sergio Rabinal
Zion and Ja
Pelicans: "Si está sano, veremos al verdadero Zion"
Sergio Rabinal
Warriors
Previa de Warriors rumbo a la 2020-2021
Juan Estevez
Dinwiddie LeVert
¿Cómo encajan las piezas de los nuevos Nets?
Juan Estevez
Campazzo
¡Campazzo, oficialmente en los Nuggets!
Juan Estevez
Evan Turner
Turner, de regreso en Boston como asistente
Agustín Aboy
Más noticias