);
Atlanta Hawks

Trae Young y un cierre estelar para vencer a Dallas Mavericks sin Luka Doncic ni Kristaps Porzingis

Hasta los últimos 4 minutos del partido, Trae Young parecía estar siendo contenido a la perfección por la defensa de Dallas. El base, fresco de anotarle 50 puntos a Miami Heat, tenía 14 puntos y un llamativo 0-4 en triples. Los de Carlisle se imponían por 100-96. Y entonces se abrió el telón y empezó el show.

Young anotaría tres triples de manera consecutiva, sumándole luego una bandeja, para adelantar a su equipo por 109-107, restando 57 segundos. Una ráfaga electrizante, de las que pocos jugadores en la liga son capaces de tener. Pero para el texano, ya se están volviendo costumbre.

Los Mavs no volvieron a mover su marcador y una canasta de John Collins, con revisión y cierta polémica incluida, terminó definiendo la historia en favor de los Hawks, por 111-107.

Young anotó 13 puntos en el último cuarto, incluyendo 11 en los 4 minutos finales. Sus números globales fueron muy buenos, 25 puntos, 10 asistencias y 6 rebotes, pero su impacto real acabó siendo muy superior al que indican las estadísticas.

Los Mavericks, sin Luka Doncic ni Kristaps Porzingis, controlaron buena parte del duelo y parecían llegar mejor parados a la definición... hasta que Trae decidió hacerse dueño de la noche, haciendo que su público deje el State Farm Arena con una sonrisa.

Collins aprovechó los espacios

Más allá del cierre memorable de Young, en Atlanta brilló la figura de John Collins, autor de 35 puntos, 17 rebotes y un espectacular 13-17 de campo. Atlanta ganó el último cuarto por 34-21 y la remontada no hubiera sido posible sin las 9 unidades del interno, quien convirtió sus tres lanzamientos del parcial.

Sin restarle mérito a su producción, hay que marcar que ala pivote no solo se destacó por cuenta propia, sino que también se benefició de la estrategia defensiva de Dallas, que optó por atrapar a Young en la mayor parte de las cortinas directas. En ese contexto, Collins fue inteligente y muy resolutivo para atacar los espacios, demostrando por qué es uno de los mejores jugadores de pick and roll del certamen.

Hardaway, en su salsa

Con las bajas de Doncic y Porzingis, Tim Hardaway Jr. fue la principal referencia del ataque de Dallas. Una función para nada desconocida para el escolta, quien ante su ex equipo terminó con 33 puntos, 5 asistencias, 11-22 de cancha y 6-14 en triples. Luz verde para un anotador natural, quien además apareció cuando el resto de sus compañeros bajaron el ritmo: consiguió 10 de los 21 tantos de su equipo en los 12 minutos finales.

El otro tirador que terminó destacándose en Dallas fue Seth Curry, autor de 22 puntos, 6 rebotes y 5 asistencias, durante sus 38 minutos en cancha. Todo en una noche en la que Jalen Brunson abandonó el partido a los pocos segundos de comenzado, debido a una lesión en su hombro derecho. Más complicaciones para Carlisle.

Sigue toda la NBA en DIRECTO con el NBA League Pass

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Popovich
Pop y el campus NBA: "Un ejemplo para el país"
Juan Estevez
Lakers-Thunder
OKC, una prueba al punto débil de los Lakers
Juan Estevez
ricky rubio
Ricky y el tiro de Booker: "Un movimiento que recuerda a Kobe"
Sergio Rabinal
nba-virtual-fans-2
Sin positivos entre los 343 jugadores testeados
NBA.com Staff
Oeste
Dos nuevas "finales" en la carrera del Oeste
Juan Estevez
Carmelo Anthony
Melo: renacer clutch y el valor de su rol en Portland
Leandro Fernández
Más noticias