Playoffs 2021

Tres números que explican la derrota de Denver Nuggets en el primer partido de los Playoffs 2021

Denver Nuggets comenzó los Playoffs de la NBA sufriendo un fuerte golpe en su estadio: perdió por 123-109 ante Portland Trail Blazers y ya dejó pasar algo del margen de error posible en el camino a la segunda ronda.

El equipo dirigido por Michael Malone perdió como también lo hicieron otros siete conjuntos en el primer fin de semana de los Playoffs, pero fue de los que peor imagen terminó dando y por lo tanto es de los que más cosas necesita corregir de cara al segundo partido de la serie, que también tendrá lugar en el Ball Arena este martes a las 4.00 horas de España.

Mediante tres estadísticas, revisamos tres aspectos del partido que serán claves si Denver logra mejorarlos.

Más | Con un Damian Lillard brillante, Portland Trail Blazers se adelantó ante Denver Nuggets

La defensa

Denver Nuggets fue el segundo equipo que más puntos recibió en las primeras dos jornadas de Playoffs: solamente Washington Wizards, que encajó 125 contra Philadelphia 76ers, recibió más. Y teniendo en cuenta el ritmo de juego (92 posesiones en el partido de los Nuggets contra 101,5 en el de Washington), la cuenta deja mucho peor a los de Colorado, que tuvieron el peor rating defensivo con ¡133.5!. Esa cifra es la peor que Denver haya presentado en toda la temporada 2020-2021 y ocurrió en un pésimo momento.

Portland les anotó un 47,5% de sus triples (los 19 triples fueron récord de franquicia de los Trail Blazers en Playoffs), tuvo 19 tiros libres de los que anotó 18 y prácticamente no perdió el balón (6 pérdidas) mientras que lo movió de gran manera (29 asistencias). Denver necesita bajar esa producción rival para poder tener tranquilidad: no se puede dar el lujo de recibir más de 120 puntos en un partido de Playoffs. En los Playoffs 2020, solamente cuatro partidos que no fueron a la prórroga tuvieron a un equipo como ganador a pesar de recibir 120 puntos.

Menos que menos puede Denver hacer esto sin contar con Jamal Murray ni Will Barton: su nueva identidad ganadora tiene que estar construida alrededor de Nikola Jokic y el trabajo defensivo, algo que había lucido bien en las últimas semanas de la Fase Regular.

Para eso es primordial evitar ser destruidos por Damian Lillard, que terminó con 34 puntos y 13 asistencias el domingo pasado generando 66 de los 123 puntos de los Blazers, un 53,6% en 40 minutos en cancha. Lillard estuvo cómodo para lanzar desde el bote tras de la línea de tres puntos: su rango de tiro extendido sobre la media de la liga hace que sea muy complicado defenderlo. A Facundo Campazzo lo castigó con triples (4-6), a Nikola Jokic atacando hacia dentro y moviendo el balón (11 puntos de Portland en poco más de un minuto de esas posesiones) y con Michael Porter Jr. hizo lo que quiso. ¿Cómo decidirá ajustar Malone ante este problema? Muchas piezas disponibles no tiene, pero puede tratar de sacar a Jokic y Porter Jr. de ese enredo defensivo

Más | Malone tras la derrota de Denver: "Tuvimos tres días para prepararnos y siguen habiendo fallas"

Portland también tuvo un empujón importante con lo generado por Carmelo Anthony y Anfernee Simons, autores de 32 puntos desde el banco entre los dos. Es cierto que sería raro que vuelvan a combinarse para un 8-13 en triples, pero si vuelven a tener tantos tiros cómodos... 4 de los 5 tiros de campo que anotó Simons fueron sin un defensor encima suyo, mientras que con Melo sucedió algo parecido: 5-9 sin un defensor apretándolo.

Portland retó más tiros que Denver (47-42) y recuperó más balones sueltos (6-3): la energía también estuvo principalmente de su lado a pesar de ir como visitante. Pero como dijo el entrenador Michael Malone, esto principalmente se trata sobre jugar con inteligencia.

El armado de juego

Nikola Jokic es el pívot titular de Denver Nuggets, pero en realidad oficia como el creador de juego principal del equipo por más que Facundo Campazzo se haya afianzado en la posición de base en las últimas semanas. El serbio, una máquina de triple-dobles, fue limitado a apenas una asistencia en el partido del domingo, registrando así su número de asistencias más bajo en toda la 2020-2021 y el peor desde el 2 de enero de 2020. Nikola promedió 8,3 asistencias por partido en la Fase Regular, asistiendo el 40% de las canastas de sus compañeros mientras estaba en cancha. El segundo mejor registro del equipo en ese apartado lo tienen Jamal Murray y Facundo Campazzo, recién con un 20%.

Como a Portland parece no preocuparle la creación de Campazzo de forma exagerada (el argentino tuvo un uso de balón de apenas el 6,9% el sábado aunque repartió 5 asistencias al igual que Monte Morris) la atención se fija en Jokic: que el serbio busque anotar en el poste, algo que logró varias veces, pero que tenga que hacerse cargo de mirar al aro, que se desgaste y que no tenga compañeros cortando libres hacia la canasta.

Nikola sumó y sumó a menos de dos metros de distancia del aro, abusándose de su duelo con Enes Kanter, pero terminó lanzando 27 de los 93 tiros del equipo, algo que solamente había hecho ocho veces en la 2020-2021 y en tres veces con derrota para Denver. Esto parece una situación no ideal, pero si cómoda para Portland que así logra sacar de su juego habitual de ataque a Denver que además no tiene a un desatascador como Jamal Murray.

Solamente un 46,8% de los tiros convertidos por Denver llegaron tras asistencias contra un 67,4% de Portland cuando en la Fase Regular Denver fue el undécimo equipo de la liga en el ranking de ese aspecto con un 62,1% y Portland, mucho más dependiende de Lillard, último con 51,5%.

El tiro exterior

Además de defender más duro y con una mejor estrategia y de mover mejor el balón en ataque, Denver también tiene que corregir algo que a priori es más simple pero que se recuesta mucho en un hombre: el tiro de tres puntos.

Este apartado, en el que el punto anterior influye bastante, tuvo a los Nuggets lanzando 11-36 en la noche del sábado para un 30,6% de acierto. El récord de Denver en la 2020-2021 fue de ocho victorias y ocho derrotas cuando encestó menos del 31% de sus triples y de 39-17 cuando logró algo mejor que eso.

Michael Porter Jr. es el hombre clave en este aspecto: el alero de 22 años ha anotado un 46,4% de los triples que lanzó luego del receso del All-Star Game, con un promedio de 3,1 triples encestados por partido. En la derrota contra Portland firmó un 1-10 desde el perímetro, bien controlado por Norman Powell y Robert Covington principalmente. Por fuera de Porter, Denver no cuenta con especialistas: Austin Rivers (1-5 en tiros sin un defensor encima), Facundo Campazzo y Monte Morris son inconsistentes y para los hombres grandes del equipo el triple es apenas un recurso, aunque Jokic fue el único que encestó al menos tres triples.

Malone eligió poner en la rotación a Markus Howard por sobre Shaquille Harrison debido al que el rookie es mejor tirando desde afuera, pero tampoco es una maravilla (34,9% de acierto post All-Star mientras que Harrison prácticamente no tira). ¿Veremos una modificación este martes?

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

serge ibaka
Ibaka quiere las Finales con Clippers
Nacho Losilla
willy hernangomez
Willy regresa feliz a los Pelicans: "Es una familia"
Nacho Losilla
usman garuba
Garuba y la ilusión del novato en Houston
Nacho Losilla
john-wall-02262021-nbae-gettyimages
Wall y su situación: "La mejor decisión para ambos"
Juan Estevez
michael porter jr
Extensión por el máximo para MPJ en Denver
Juan Estevez
Facundo Campazzo
Campazzo y su objetivo para 2022
Agustín Aboy
Más noticias