);
NBA

Tres razones por las cuales la próxima temporada NBA puede ser una de las mejores de la historia

Anthony Davis LeBron James
El dúo de los Lakers, comentando por lo bajo. GettyImages

A falta de casi dos meses para que comience la temporada regular de la NBA, esta puede ser una buena forma de recordar por qué estamos ante uno de los campeonatos más esperados de los últimos años en la liga.

El panorama con respecto a la temporada pasada ha dado un giro importante y el título está muy abierto. Hay candidatos que tienen el bloque armado desde hace tiempo y otros que durante el verano se situaron de manera extraordinaria.

Por eso, cuando la pelota se lance al aire para el salto inicial entre Toronto Raptors, los campeones defensores, y New Orleans Pelicans, con Zion Williamson en sus filas, quizás no nos demos cuenta de inmediato, pero lo que vendrá puede ser épico. Por eso, a continuación tres razones por las cuales seguir la temporada 2019-2020 de la NBA será casi una obligación.

No hay un candidato sobresaliente

Las Vegas habló. Y cuando habla Las Vegas, el mundo de las apuestas calla, observa y empieza a decidir. Por eso, una vez finalizada la locura de la Agencia Libre y con los traspasos ya consumados, las probabilidades de cada franquicia volvieron a la baraja y los únicos que emergieron sobre el resto fueron Los Angeles Clippers, con apenas un 23%. En la última década de NBA, no tuvimos nunca una previa con un líder en las apuestas con menos del 25% (24% Cleveland Cavaliers en 2016).

En las últimas tres temporadas, Golden State Warriors comenzó con un promedio de casi 62%. Y casi no se equivocaron: dos salieron campeones y la última, el año pasado, sufrieron con las lesiones. Se demostró en apenas esos minutos donde Durant pudo jugar antes de romperse el tendón de Aquiles que el full-team de los Warriors era imparable.

Así que esto no es más una muestra desde el centro de apuestas más grande del mundo de que la NBA está wide open, señoras y señores. El campeón reinante, Toronto Raptors, perdió a su máxima estrella y quedó lejos de la conversación de candidatazo al título. Golden State Warriors, el primer equipo que se nos vino a la mente en los últimos cinco años ante la pregunta de amigos "¿Quién sale campeón este año?", perdió a Durant y tiene a Klay Thompson lesionados.

Parity is back baby. . . #nbadata #nba #basketball #nbastats #dataviz #dataisbeautiful #rstats

A post shared by Owen Phillips (@llewellyn_jean) on

Además, la Conferencia Oeste se ha vuelto una verdadera carnicería. Pero ese es el segundo ítem por el cual hay que consumir NBA casi 24/7 la próxima temporada.

Llegaron los súper dúos

Lo cierto es que en apenas unos días, menos, minutos (en el inicio de la Agencia Libre) el panorama de la NBA cambió de manera exponencial. Cualquier emparejamiento de los de a continuación puede ser el mejor con sus argumentos correctos: LeBron James con Anthony Davis, Lakers; Kawhi Leonard con Paul George, Clippers; James Harden con Russell Westbrook, Rockets y esperamos el Kevin Durant con Kyrie Irving en los Nets. Todos dúos nuevos de este verano, así que dejamos de lado los ya formados, como Ben Simmons con Joel Embiid en los Sixers o Stephen Curry con (Klay Thompson) D'Angelo Russell en los Warriors.

Que Los Angeles, uno de los mercados más importantes no solo de Estados Unidos sino que del mundo, tenga no uno sino dos candidatos al título con cuatro mega estrellas en sus plantillas no debe ser un dato a pasar por alto. Esperen el Staples Center lleno en sus 82 partidos (41 + 41) de la temporada. Y ni hablar lo que sería un cruce en Playoffs (¿por qué no en las Finales de Conferencia?) entre Clippers y Lakers. Soñar no cuesta nada.

La Conferencia Oeste está tan colmada de talento que hasta el octavo clasificado puede ser una verdadera pesadilla para el primero en los Playoffs. Y del otro lado, en el Este, las cosas no están tranquilas. Porque no sé si se acuerdan, pero en los Milwaukee Bucks juega un tal Giannis Antetokounmpo, MVP de la temporada pasada, griego él, que apenas tiene… 24 años. Sí. 24.

Pero si vamos a ponernos a hablar de jugadores jóvenes, hay que pasar a la tercera y última (última en esta lista, hay doscientas cuarenta y ocho razones más seguramente) razón, que probablemente ya todos la sepan.

Comienza el prospect más esperado de los últimos 15 años

Sí. Desde LeBron James en 2003 que no hay este hype por un jugador nuevo en la NBA. Zion Williamson debutará en el primer partido del campeonato (bien, NBA) frente a Toronto Raptors con 19 años (es de julio del 2000), los mismos con los que apareció LeBron con los Cavaliers.

Con LeBron y Anthony Davis, los prospects más esperados del Siglo XXI, los ojeadores no fallaron. La prensa no falló. Los analistas tampoco. Estados Unidos generalmente sabe y reconoce cuando algo grande se viene. Williamson tiene todo para ser el sucesor de LeBron y ser la cara de la NBA en los mid 2020s y por qué no principios de 2030.

Perderse la primera temporada de alguien que está llamado a ser un freak de la naturaleza (tiene el cuerpo, peso y altura para ser un destacado del fútbol americano pero por suerte para nosotros se decidió por el baloncesto) y probablemente el mejor jugador de toda una generación debería no solamente estar prohibido, sino hasta penado por el mismísmo Adam Silver.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Luka Doncic, Trae Young
Chat NBA: ¿A quién elegir entre Doncic y Young?
Leandro Fernández y Agustín Aboy
nba 2k league
La NBA 2K League acogerá su primer evento en Europa
Staff NBA.com
domantas sabonis rudy gobert nikola vucevic
Sabermetrics 101: el rey de los bloqueos
Nacho Losilla
brown, thomas
Thomas y su vuelta a Boston: récord y ovación
Sergio Rabinal
Fultz
Fultz triunfa ante su ex-equipo
Sergio Rabinal
Kemba, Smart, Pierce, Garnett, Celtics
Celtics y su mejor inicio desde Garnett y Pierce
Sergio Rabinal
Más noticias