);
Houston Rockets

Un día como hoy en la NBA: James Harden iguala su récord anotador con 61 puntos ante San Antonio Spurs

james harden

Su estilo divide entre aquellos que lo disfrutan y quienes no pueden con él. Con James Harden no existe el término medio. La estrella de los Houston Rockets es uno de los jugadores más diferenciales de la liga, pero también uno de los más polémicos por las formas.

Más | Cinco historias de la temporada de Phoenix

Dónde ni debe -ni puede- existir debate es en su producción. Harden promedia en un ritmo progresivo 29,6 puntos, 7,7 asistencias y 6 rebotes en sus 8 temporadas en Houston, cifras a la altura de muy pocos elegidos. Si reducimos la muestra a las tres últimas temporadas, impresiona más si cabe: 33,7 puntos, 7,9 asistencias y 6,1 rebotes con un 36.3% en triples y un 54% en tiros de campo.

Tres cursos en los que la Barba ha sido y es candidato a MVP, y por supuesto ha ganado el galardón de mayor honor. Un abuso sin precedentes del bote y del triple. Destrozo sistemático en el uno contra uno. Es como ver un número reducido de acciones una detrás de otra, de forma continua.

El protagonista de hoy es Harden porque, justo hace un año, iguala su récord anotador contra San Antonio Spurs. Dos meses atrás, en enero de 2019, rompió su mejor registro con 61 puntos y bajos porcentajes de acierto contra New York Knicks, en un partido que se trabó bastante para Houston en plena racha de lesiones de la 2018-2019.

Esa actuación fue en el Garden, lejos de los suyos. Para brindar al Toyota Center el mismo gozo, James destrozó a los Spurs con una de las mayores exhibiciones anotadoras vistas en la NBA reciente. Sometió a los Spurs con 61 puntos, 7 rebotes, 1 asistencia y 3 robos, con una serie de 19 de 34 en tiro, un 9 de 13 en triples, y con 14 de 17 puntos desde la línea de libres.

"No sé cómo puedes mejorar desde esto", decía su entrenador Mike D'Antoni tras el encuentro. "Quienquiera que estuvo en el pabellón esta noche probablemente vio algo que nunca había visto antes. No hay forma. Es una de las mejores actuaciones, por la magnitud del juego, la necesitábamos".

27 puntos en el primer cuarto, 36 al descanso, 46 al término del tercer acto y 61 al cierre. Era una nueva cita con la historia en las reuniones con el Olimpo que practicaba Harden día sí y día también el curso pasado. Venía de anotar 57 a Memphis en el partido anterior (20 marzo) y acumulaba un promedio de 36,5 puntos en los anteriores 14 encuentros.

El 13 batía marcas anotadoras como quien pasea por su casa. Esas últimas semanas de temporada estuvieron motivadas por la reñida competición entre Giannis Antetokounmpo y Harden por el MVP de la NBA. Los dos lo merecían y ser justo con uno significa ser injusto con el otro. Finalmente, el griego ganó la batalla.

El final del partido de la Barba es sensacional. Cuando los Spurs toman la delantera ante unos debilitados Rockets, Harden cose tres triples consecutivos. Aparición clutch y destructiva de uno de los mayores talentos ofensivos que jamás ha dado este deporte. Más allá de las formas, es un horror defender a una potencia de esta talla. Uno de los grandes.

También en este día

  • En este día nacieron Brian Shaw (1966), Shawn Bradley (1972), Marcus Camby (1974), Taurean Prince (1994), John Konchar (1996) o Chimezie Metu (1997)
  • 1960: los Philadelphia Warriors vencen a Boston 128-107 en el Game 5 de las Finales de la División Este, con un global de 169 rebotes, récord para un partido de Playoffs
  • 1994: Moses Malone, de Philadelphia, supera a Elvin Hayes como tercer máximo anotador de todos los tiempos con 27.314 puntos
  • 1995: el entrenador de Atlanta Hawks, Lenny Wilkens, participa en su 2.737 partido de la liga en una derrota en casa contra Miami. Entra en el top 3 de participaciones para entrenadores superando a Don Nelson

Para cerrar el #OnThisDay de hoy, una buena historia. A mediados de marzo del año 2000, los Suns rondaban los puestos medios del Oeste con un interesante equipo formado por Jason Kidd, Anfernee Hardaway, Rex Chapman, Clifford Robinson o Rodney Rogers y en el que estaba un novato llamado Shawn Marion.

Ante las lesiones de Hardaway, Kidd era el líder el backcourt. Su dominio del juego era fundamental para un equipo lleno de anotadores en el que se necesitaba su presencia como organizador. Justo el 22 de marzo del 200, Kidd se lanzó a por el balón en un partido y sufrió una lesión en su tobillo izquierdo. A falta de pruebas, la sensación era muy negativa.

Kidd sería baja para al menos la segunda ronda de los Playoffs, si es que los Suns aguantaban su posición y se clasificaban. Desesperados, necesitaban algún refuerzo para el juego exterior. Así los Suns realizaron una llamada a toda una leyenda de la franquicia: Kevin Johnson.

Más | Perfiles Draft: Anthony Edwards, potencial número 1

El base llevaba retirado esa y la anterior temporada, tras poner fin a su gran carrera en la 1997-1998. Kevin no dudó y acudió al grito de Phoenix. Se tomó un par de días para entrenar y entró en la rotación cuando marchaban 3-2 sin Kidd.

A sus 10 temporadas y media anteriores en Phoenix, con promedios de 18,7 puntos, 9,5 asistencias y 3,4 rebotes junto a 3x All-Star y 5x All-NBA, KJ añadía el servicio público que hizo en aquella primera ronda contra San Antonio. Aportó desde el banco y sumó experiencia en la ausencia de Kidd, que pudo regresar en segunda ronda para pelear contra los Lakers a la postre campeones.

"Es como si tu país te llamara", decía Johnson en su día. "Tienes que aceptar el desafío".

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones

Más en NBA.com

hawks
Los Hawks y su rearme para volver a Playoffs
Sergio Rabinal
vit krejci
Vít Krejčí, el camino empieza ahora
Sergio Rabinal
gasol
Gasol: "Decidir Lakers fue muy sencillo"
Sergio Rabinal
tristan-thompson-ftr.jpg
Tristan Thompson: la pieza que le faltaba a Boston
Kyle Irving
LeBron James Kawhi Leonard
Ganadores y perdedores de la Agencia Libre
Agustín Aboy
Bogdan Bogdanovic
Los Hawks se quedan con Bogdanovic
Agustín Aboy
Más noticias