NBA

Usman Garuba y Santi Aldama ante su año rookie, ¿cómo lo hicieron otros españoles en su temporada de debut?

rookies españoles
nba

El adiós de Marc Gasol de la NBA significa el final de una era para el baloncesto español en la mejor liga del mundo, pero también el inicio de una nueva etapa pues la temporada 2021-2022 supondrá el desembarco de dos grandes promesas nacionales como son Usman Garuba y Santi Aldama.

Dos figuras llamadas a liderar el relevo generacional español en la NBA y de las que se espera que tengan una larga y productiva carrera en la competición. Ambos llegan muy jóvenes, el castellano-manchego con tan solo 19 años mientras que el canario con 20, aunque con una experiencia relativamente amplia en el Real Madrid y Loyola (Md) respectivamente.

MÁS | Los 5 momentos más destacados de la carrera de Marc Gasol en la NBA

Los dos ala-pívots serán los 15º y 16º jugadores nacidos en España en jugar en la liga norteamericana, tomando el relevo de los hermanos Hernangómez y Álex Abrines como los últimos en debutar en 2016.

Mientras Garuba tendrá oportunidades de disputar minutajes amplios y un rol importante en los Rockets desde el inicio, Aldama deberá luchar por un puesto en la rotación de los Grizzlies, ya que estos estarán en plena pugna por los Playoffs.

¿Cómo lo hicieron todos sus predecesores en el pasado? ¿Quiénes tuvieron una temporada rookie más notable? Desde NBA.com España analizamos cómo les fue a otros debutantes españoles en la liga.

Fernando Martín

  • Estadísticas: 0,9 puntos, 1,2 rebotes y 29% en tiros de campo

El primer jugador español en la historia de la NBA apenas contó con oportunidades en los Portland Trail Blazers pese a haber conseguido todo en Europa. El madrileño solo disputaría 24 encuentros durante la temporada 1986-87 con una media de 6,1 minutos, volumen minúsculo de juego que le hizo reconsiderar la experiencia norteamericana y regresar al Real Madrid al término de la campaña.

Pau Gasol

  • Estadísticas: 17,6 puntos, 8,9 rebotes y 2,1 tapones

Contexto opuesto al de Pau Gasol que tan pronto como desembarcó en la NBA demostró estar más que preparado para el nivel de la competición, contando con el apoyo de la organización y del entrenador. El catalán se ganó en la cancha la confianza que pusieron los Grizzlies en él durante la noche del Draft, traspasando a su jugador franquicia por un español de apenas 21 años.

Tras un debut poco concluyente ante los Pistons, en su segundo encuentro Pau ya firmó una actuación notable, yéndose a los 14 puntos, 5 rebotes y 2 tapones contra los Wolves. A los 10 encuentros ya había alcanzado los 26 tantos y a los 18 ya había demostrado su carácter con un tremendo mate sobre Kevin Garnett y Gary Trent Sr.

Todo eso le valió para convertirse en el Rookie del Año, siendo el primer europeo en lograrlo, estableciendo además su pico de puntos en 32 frente a los Rockets así como firmando 7 tapones ante los Jazz. Gasol fue el mejor novato con diferencia, llevándose el galardón prácticamente de manera unánime (117 puntos sobre un máximo de 126).

Raül López

  • Estadísticas: 7,0 puntos, 3,7 asistencias y un 43% en tiros de campo

El base español con mayor talento de todos los tiempos irrumpió en la NBA como el perfecto sustituto de John Stockton en Utah Jazz. Poco le costó demostrar su valía pues al tercer partido ya fue capaz de anotar 15 puntos y repartir 8 asistencias frente a Minnesota, algo que volvería a repetir semanas más tarde ante los Rockets.

El catalán fue una auténtica sensación en Salt Lake City, llegando a partir como titular en 11 ocasiones y disputando todos los partidos de aquella temporada 2003-04, rivalizando con Carlos Arroyo en su posición.

Las lesiones acabaron por frenar lo que podría haber sido una larga y productiva carrera en la NBA, debiendo abandonar la liga al término de su año sophomore tras jugar tan solo 31 encuentros.

José Manuel Calderón

  • Estadísticas: 5,5 puntos, 4,5 asistencias y 42% en tiros de campo

Llegado como undrafted tras quedar subcampeón de la ACB con Baskonia, Calderón probó suerte en los Toronto Raptors donde acabaría convirtiéndose con el paso de los años en una de las figuras más importantes de su corta historia. Sin embargo, sus comienzos en Canadá no fueron tan sencillos puesto que la plantilla de la temporada 2005-2006 contó con la presencia de un base con mucha presencia en el juego como fue Mike James.

Pese a esto, Calderón fue ganándose su espacio en un momento complicado para los Raptors tras la salida de Vince Carter, asentándose como el sexto que más minutos jugó por encuentro y asumiendo roles de base suplente e incluso de escolta si las circunstancias lo requerían.

Aún así, el extremeño logró terminar la temporada como el tercer máximo asistente entre los rookies con un total de 288 pases de canasta, preludio de lo que sería una fantástica trayectoria en la liga.

Jorge Garbajosa

Estadísticas: 8,0 puntos, 4,7 rebotes y 41,3% en tiros de campo

Después de desempeñar una larga y fructífera carrera en España, Jorge Garbajosa llegó a la NBA tras coronarse campeón con el Unicaja y con la Selección española en el Mundial. Su impacto en la liga a su llegada fue positivo en unos Toronto Raptors donde ya estaba el mencionado Calderón. El madrileño se asentó en la rotación de Sam Mitchell como un fijo y a los 8 partidos ya era titular indiscutible con muy buenas sensaciones, llevándose el premio al Rookie del mes de diciembre.

Garbajosa sería el segundo español en competir en el Rookie Challenge del All-Star Weekend, pero pronto se vendría todo abajo por una grave lesión en uno de sus tobillos en marzo de 2007, un hecho que impactó gravemente en su trayectoria profesional en la NBA, disputando solamente 7 partidos más. Pese a este infortunio, el ala-pívot logró entrar en el Mejor quinteto de debutantes de aquel curso.

Sergio Rodríguez

  • Estadísticas: 3,7 puntos, 3,3 asistencias y 42,3% en tiros de campo

El Chacho desembarcó en la NBA siendo un auténtico torbellino, rebosante de talento, con la mala fortuna de recalar en una plantilla dirigida por uno de los técnicos más ortodoxos de toda la competición como Nate McMillan. Aunque el canario estaba más que preparado para cumplir un papel correcto como un base suplente e ir creciendo a partir de ahí, el contexto no le acompañó y no superó los 12,9 minutos por noche en su año rookie.

Su explosión anotadora en enero de 2007 contra los Nuggets con 23 puntos y 10 asistencias fue un halo de esperanza, pero semanas más tarde cayó lesionado y a su vuelta no consiguió volver a ese rendimiento ni tener el rol adecuado.

Juan Carlos Navarro

  • Estadísticas: 10,9 puntos, 2,2 asistencias y 36,1% en triples

El escolta catalán llegó siendo un anotador certero que aprovechó como pocos las diferencias existentes entre las dimensiones del terreno de juego FIBA y NBA para desplegar su infinito abanico de recursos.

La partida de Pau Gasol rumbo a los Lakers en febrero de 2008 dejó a Navarro completamente solo en la ciudad de Memphis. Inmerso en una dinámica insalvable y que el propio Marc Iavaroni no conseguiría llegar a cambiar pese a los movimientos, el escolta no bajaría un ápice su rendimiento en la segunda mitad de la temporada.

Sus 156 triples supusieron la segunda mejor marca para un novato en la historia de la NBA hasta ese momento, solo superado por Kerry Kittles en 1997, un registro que en adelante sería pulverizado por Rudy Fernández (159).

Rudy Fernández

  • Estadísticas: 10,4 puntos, 2,0 asistencias y 39,9% en triples

Por entonces, la gran esperanza de la segunda generación de estrellas surgida de España. Rudy Fernández era el exterior adecuado y perfecto para ese momento concreto del baloncesto: alguien rápido, vertical y con buena mano desde la larga distancia.

Aunque tuvo más suerte que el Chacho en los Blazers por las diferencias notables entre sus posiciones, el balear pronto se vio dentro de un rol estanco y que apenas le daba margen para mostrarse tal y cómo era a sus 23 años. Rudy se asentó como el sexto hombre de Portland, siendo el quinto en minutaje y compartiendo posición con Nicolas Batum y Brandon Roy.

En retrospectiva, su año rookie fue muy positivo, disputando Playoffs, teniendo importancia en la plantilla y acabando en el Segundo Mejor quinteto de debutantes, así como participando en el Rookie Challenge y el Concurso de mates.

Marc Gasol

  • Estadísticas: 11,9 puntos, 7,4 rebotes y 1,1 tapones

Pocos esperaban en Memphis que Marc Gasol acabase convirtiéndose en la institución que finalmente fue para la organización, y menos que resultase tan determinante tan rápidamente. Durante el training camp ya se ganó la confianza de Marc Iavaronni, que le otorgó la responsabilidad de ser titular, respondiendo este como mejor sabía: compitiendo al máximo nivel y ayudando al equipo en todo.

Al cuarto partido el catalán ya demostró estar preparado para la NBA anotando 27 puntos en 9 de 11 intentos y capturando 16 rebotes en la victoria sobre los Warriors. Aquello fue solo el principio. Marc conseguiría un total de 9 encuentros con más de 15 tantos y 10 rebotes lo que le sirvió para disputar el Rookie Challenge y entrar en el Segundo Mejor quinteto de rookies.

Ricky Rubio

  • Estadísticas: 10,6 puntos, 8,2 asistencias y 35% en tiros de campo

El hype con el que llegó Ricky Rubio a la NBA quedó justificado en el primer momento que saltó a la cancha de los Minnesota Timberwolves. El nativo del Masnou tardó dos temporadas en dar el salto, pero la espera mereció la pena pues rápidamente se convirtió en la gran esperanza de una plantilla liderada por Kevin Love. Al tercer partido el base ya había conseguido un doble-doble con 12 puntos y 12 asistencias, algo que repetiría 11 veces más en aquel curso, siendo el más notable el firmado contra los Hawks con 18 tantos y 12 asistencias.

Aquel Ricky era más rápido, más natural y explosivo que la versión que vendría de él en años venideros. Y la razón principal de este cambio fue por la grave lesión que sufrió en el ligamento anterior cruzado de su rodilla izquierda el 9 de marzo de 2012 ante Lakers. Aquello cambió todo, reduciendo su velocidad y explosividad, lo que no frenó su talento. Pese a esto, Rubio estuvo cerca de llevarse el premio al Rookie del Año, quedando segundo tras Kyrie Irving y terminando en el Primer quinteto de novatos. Fue tan notable su temporada de debut que el catalán logró la 11ª mejor marca de asistencias para un rookie de toda la historia.

Víctor Claver

  • Estadísticas: 3,8 puntos, 2,4 rebotes y 39,5% en tiros de campo

El primer curso del alero valenciano invitó al optimismo, yendo de menos a más y alternando su presencia en los Portland Trail Blazers con el equipo afiliado de la D-League, siendo el primer español en competir en la liga de desarrollo. La inconsistencia en sus minutajes fue la norma durante aquel curso, combinando días de más de 20 con otros en los que se quedaba sin jugar o bien solo salía cuando todo estaba decidido.

Álex Abrines

  • Estadísticas: 6,0 puntos y 38,1% en triples

A priori el encaje del escolta balear en aquellos Oklahoma City Thunder parecía el ideal. Un especialista desde el triple que podía cumplir en otras facetas del juego para ayudar a un conjunto que aspiraba a conseguir una buena posición en la Conferencia Oeste. Abrines se asentó en la rotación de Billy Donovan como un buen jugador de rol, partiendo desde el banquillo y siendo la referencia exterior, algo que llevó a cabo con relativo acierto.

Su mejor noche sucedería ante los Lakers donde Abrines se iría hasta los 19 puntos en 5 de 11 triples a lo largo de 29 minutos para lograr el triunfo, siendo el máximo anotador de OKC. En la parte final del curso acabó viendo cómo se aumentaban sus minutos, incluyendo los Playoffs donde terminó con 11 tantos en el quinto encuentro ante los Rockets.

Juancho Hernangómez

  • Estadísticas: 4,9 puntos, 3,0 rebotes y 40,7% en triples

El joven alero madrileño llegó a la NBA como un proyecto a desarrollar por parte de unos Denver Nuggets que parecían el ecosistema adecuado para ello. Un equipo joven, sin presión competitiva y en el que Juancho podría crecer poco a poco.

No obstante, sus inicios en la liga no fueron sencillos. El mediano de los Hernangómez tuvo que luchar por tener minutos con Michael Malone como técnico, sin apenas tener opciones de saltar a cancha en momentos de competición real hasta bien entrada la temporada.

No fue hasta enero cuando tuvo sus primeras oportunidades y en marzo vivió su particular explosión con 27 puntos, 10 rebotes y 6 de 10 en triples ante los Warriors, aunque al siguiente encuentro no pasó de los 3 tantos. Sin embargo, aquel cierre de temporada invitó al optimismo de que podía acabar haciendo carrera en la liga.

Willy Hernangómez

  • Estadísticas: 8,2 puntos, 7,0 rebotes y 0,5 tapones

Bien distinta fue la experiencia de Willy en su primer año, pues el hecho de ser un pívot y jugar en la Conferencia Este favoreció su adaptación a la competición. Igual que otros antes que él, a su cuarto partido ya dejó detalles de estar listo, sumando 14 puntos y 6 rebotes en el triunfo ante los Nets en apenas 15 minutos de juego, algo que se convertiría en algo habitual en su trayectoria.

Conforme los Knicks fueron empezando a perder fuelle el madrileño fue teniendo más y más oportunidades y este respondió del mejor modo posible, cumpliendo con creces las expectativas para formar una dupla prometedora con Kristaps Porzingis. Su cierre de temporada fue inmejorable, completando un mes de abril donde fue nombrado el novato del mes con 12,5 tantos, 8,5 rebotes y un 49% de efectividad.

Todo eso le valió a Willy para acabar siendo nombrado el mejor pívot debutante de aquel curso, entrando en el First All-Rookie.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Zach LaVine
Los Bulls y una pretemporada perfecta
Leandro Fernández
jalen green
¿Quién ganará el Rookie del Año?
NBA.com Staff
jalen brunson
Brunson y los minutos sin Luka
Nacho Losilla
Stephen Curry
Curry, en forma y listo para una temporada récord
Leandro Fernández
jaren jackson jr
Jackson Jr y el impulso para Morant
Nacho Losilla
Wendell Carter
Carter Jr. renovó con Orlando por cuatro años
Agustín Aboy
Más noticias